Cromoplasto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Fotografía con microscopio óptico de cromoplastos con licopeno en célula de tomate

Los cromoplastos son un tipo de plastos, orgánulos propios de la célula vegetal, que almacenan los pigmentos a los que se deben los colores, anaranjados o rojos, de flores, raíces o frutos. Cuando son rojos se denominan rodoplastos. Los cromoplastos que sintetizan la clorofila reciben el nombre de cloroplastos.

Las plantas terrestres no angiospérmicas son básicamente verdes; en las angiospermas aparece un cambio evolutivo llamativo, la aparición de los cromoplastos, con la propiedad de almacenar grandes cantidades de pigmentos carotenoides.

Ocurre normalmente con la maduración de frutos como el tomate y la naranja. La diferenciación de un cromoplasto no es un fenómeno irreversible, en la parte superior de las raíces de zanahoria, expuestas a la luz, los cromoplastos pueden diferenciarse en cloroplastos perdiendo los pigmentos y desarrollando tilacoides.

Sus funciones son las siguientes:

  • Participación en diferentes procesos biosintéticos[1]
  • Generar color verde que tan propia de los tejidos vegetales es que ayuda a que los insectos polinizadores sean atraídos por ese color y polinizen. [2]

Hay cuatro categorías de cromoplastos según su estructura:

Comparación[editar]

Tipos de plastos.

Proplastidios

Referencias[editar]

  1. «Cromoplasto». Ecured. Consultado el 8 de noviembre de 2020. 
  2. Rodriguez, Daniela (21 de agosto de 2017). «¿Qué son los cromoplastos?». Lifeder. Consultado el 8 de noviembre de 2020. 

Véase también[editar]