Crisa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Crisa (en griego, ΚρῖσάνKrissa o Krisa) fue una antigua ciudad de la Fócida que durante mucho tiempo se pensaba que podría ser la misma que Cirra o Kirra. Pausanias dice que Cirra era el nombre de la antigua Crisa, pero Estrabón dice que eran dos ciudades distintas. Las investigaciones de Ulrichs han establecido que se trata de dos ciudades:

Crisa es mencionada por Homero en el catálogo de las naves de la Ilíada,[1] estaba situada tierra adentro al sudoeste de Delfos, en la parte sur del Parnaso. Sus ruinas se pueden ver a poca distancia de la ciudad de Chrysó, con la iglesia de los 40 santos al lado; quedan restos de las murallas. La ciudad dio nombre a la bahía situada no demasiado lejos, y a veces a todo el golfo de Corinto. Estrabón dice que la ciudad fundó una colonia en Italia llamada Metaponto.

Cirra fue construida más tarde en la bahía de Crisa, en la boca del río Pleitos y al pie del monte Cirfis,[2] [3] y de hecho fue el puerto de Crisa. Las ruinas aún se pueden ver en Magula, especialmente las murallas y algunos edificios.

Entre las dos ciudades había una gran llanura que tenía al norte el Parnaso, al este el río Cifis, y al oeste las montañas de los locrios ozolios y llegaba hasta Anfisa.

Con el tiempo el puerto se convirtió en una gran ciudad, igual que Delfos, mientras que Crisa, sin el santuario de Pytho o Pito (que pertenecía a Delfos) decayó. Los habitantes de Delfos podían ir al templo por tierra o por mar, pero por esta vía, Cirra dominaba el paso; esta ciudad comenzó a cobrar unos derechos de paso muy grandes y algunos peregrinos que no querían pagar se quejaban de que sus mujeres habían sido maltratadas. La anfictionía declaró la guerra a Cirra hacia el 595 a. C. y hacia el 585 a. C. ocupó la ciudad que fue arrasada. No se sabe qué pasó con Crisa, pero es probable que ya fuera una ciudad insignificante y acabase decayendo con la pérdida de su puerto (sus habitantes se habrían marchado a Cirra o a Delfos). El producto del expolio de la ciudad se utilizó por la anfictionía en fundar los Juegos Píticos. La ciudad de Cirra y la llanura fueron declarados lugares sagrados que no se podían cultivar y así fue hasta que la orden se incumplió en tiempos de Filipo de Macedonia, cuando la ciudad de Anfisa puso en cultivo las tierras e intentó reconstruir la ciudad, originando la segunda guerra sagrada, en la cual Anfisa fue ocupada por Filipo (338 a. C.), nombrado estratego por la anfictionía.

Referencias[editar]

  1. Homero, Ilíada II,520.
  2. Estrabón IX,3,3.
  3. Pausanias X,8,8.