Crecimiento inteligente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El vecindario Ballston de Arlington, Virginia es una zona de desarrollo orientada al transporte público, un ejemplo del concepto de crecimiento inteligente.

El crecimiento inteligente es una teoría de planificación urbana y de transporte desarrollada desde los años 1990, que propone concentrar el crecimiento en centros compactos y caminables para evitar la dispersión. Así mismo incentiva usos de suelo de alta densidad, con transporte público y vías adecuadas para los ciclistas, incluyendo escuelas vecinales, calles completas y desarrollo de usos mixtos con variedad de oportunidades de vivienda. Se encuentra íntimamente ligado a los conceptos de Compact City e intensificación urbana.

El crecimiento inteligente valora aspectos de sostenibilidad regionales y de largo plazo, por encima de los enfoques cortoplacistas. Dentro de sus metas está el lograr en el nuevo ámbito urbano un sentido de comunidad y de lugar en sus habitantes, y la expansión del rango de oportunidades de transporte, trabajo y vivienda, distribuyendo equitativamente el costo de los beneficios del desarrollo, preservando y procurando los recursos naturales y culturales, mientras que se promueve la salud pública.

Concepto[editar]

El concepto de «crecimiento inteligente» ha surgido en los últimos 10-20 años, impulsado por los nuevos «guardianes» (new guard): planificadores urbanos, arquitectos, desarrolladores, visionarios innovadores, activistas comunitarios y conservacionistas de lo histórico. El crecimiento inteligente es un término que ya ha sido codificado en las regulaciones federales y estatales en Estados Unidos. Cuenta con varias vertientes, pero los principios básicos son generalmente similares; siendo las variaciones de un mismo concepto con distinto énfasis, incluyendo:


Los diez principios[editar]

En EE. UU. existe un decálogo recomendado para el crecimiento inteligente[1]

Referencias[editar]