Crímenes de guerra alemanes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El gueto de Varsovia – Foto del informe de Jürgen Stroop a Heinrich Himmler a partir de mayo de 1943. El título original en alemán dice: "Por la fuerza se retiraron de refugios subterráneos". La única persona identificada con certeza en la fotografía es Josef Blösche el soldado de la SS con el arma.[1]

Los crímenes de guerra alemanes se refieren a los innumerables crímenes de guerra ordenados, organizados o tolerados por distintos gobiernos de Alemania, tanto en la Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial.

Entre los crímenes de guerra Alemanes, el más notable de ellos es el Holocausto, en el que millones de personas fueron asesinadas o murieron a causa de abusos y malos tratos. El 60% de ellos (aproximadamente 6 millones)[cita requerida] eran judíos. Además, millones de otras personas no judías también murieron como resultado de acciones alemanas en los dos conflictos. El verdadero número de víctimas nunca se sabrá, ya que gran parte de la evidencia fue destruida por los perpetradores, por la quema de los cuerpos, el asesinato de los testigos y la destrucción de la documentación, en un intento de ocultar los crímenes.

Antes de la Primera Guerra Mundial[editar]

El genocidio herero y namaqua es considerado el primer genocidio del siglo XX.[2][3][4][5][6]​ Tuvo lugar entre 1904 y 1907 en África del Sudoeste Alemana (hoy Namibia), durante la llamada carrera por África.

El 12 de enero de 1904, los herero, dirigidos por Samuel Maharero, se rebelaron contra el dominio colonial alemán. En agosto, el general alemán Lothar von Trotha derrotó a los herero en la batalla de Waterberg y los llevaron al desierto de Omaheke, donde la mayoría de ellos murieron de sed. En octubre, los nama también se rebelaron contra los alemanes sólo para sufrir un destino similar.

En total, murieron de 24 000 a 100 000 hereros y 10 000 namas.[7][8][9][10][11]​ El genocidio se caracteriza por la muerte generalizada por el hambre y la sed, porque los herero que huyeron de la violencia se les impidió regresar del desierto del Namib. Algunas fuentes también afirman que el ejército colonial alemán envenenó sistemáticamente los pozos.[12][13]

Primera Guerra Mundial[editar]

Las armas químicas en la guerra[editar]

El gas venenoso fue introducido por la Alemania imperial, y utilizado posteriormente por todos los beligerantes en la guerra contra soldados enemigos, en violación de lo acodrado en las Conferencias de la Haya de 1899 y 1907, que prohibían explícitamente el uso de "armas de envenenamiento o envenenadas" en guerra.[14][15]

Bélgica[editar]

En agosto de 1914, como parte de la Plan Schlieffen, el ejército alemán invadió y ocupó la nación neutral de Bélgica sin advertencia explícita, violando así el Tratado de Londres de 1839 que el alemán canciller descartó como "pedazo de papel" y la Convención de La Haya de 1907.[16]​ Durante los dos primeros meses de la guerra, los invasores alemanas aterrorizaron a los belgas, matando a miles de civiles y saqueando y arrasando a decenas de ciudades, incluyendo a Lovaina, que albergaba la universidad más importante del país, principalmente por temor a una resistencia belga o los francs-tireurs (francotiradores). Estos actos llevados a cabo por el ejército alemán violaban lo acordado por la Convención de 1907 y que prohibía el castigo colectivo de civiles y el saqueo o destrucción de propiedad particular en territorio ocupado.[17]

El bombardeo de ciudades costeras inglesas[editar]

El ataque de la Marina Imperial alemana contra las ciudades portuarias inglesas de Scarborough, Hartlepool y Whitby tuvo lugar el 16 de diciembre de 1914. El ataque resultó en 137 muertos y 592 heridos. Fue en violación de la sección novena de la Convención de La Haya de 1907 que prohibía bombardeos navales de ciudades indefensas sin previo aviso.[18]​ porque solamente Hartlepool se encontraba defendida por artillería costera.[19]​ Alemania era un firmante de la Convención.[20]​ Otro ataque tuvo lugar el 26 de abril de 1916 sobre Yarmouth y Lowestoft, pero en estos casos se trataban de bases navales importantes defendidas por artillería costera.[cita requerida]

La guerra submarina sin restricciones[editar]

Debido al bloqueo sobre las costas alemanas, las autoridades alemanas emprendieron en 1915 una guerra submarina sin restricciones en el mar del Norte. Así, se hizo caso omiso de las prize rules, que habían sido reglamentadas por la Convención de La Haya de 1907 y requerían a aquellos que atacaban al transporte naval a advertirles para darles tiempo de abandonar sus buques, y la armada alemana hundía a buques mercantes sin importar su nacionalidad, cargamaneto o destino. Tras el hundimiento del RMS Lusitania, el 7 de mayo de 1915, y la consiguiente reacción pública en varios países neutrales, incluyendo en los Estados Unidos, los alemanes desistieron. Sin embargo, el 1 de febrero de 1917 reaunudaron la estrategia y declararon que hundirían, sin previo aviso, a todo buque mercante, sin importar su nacionalidad. Tal fue la reacción de la opinión pública en los Estados Unidos, que el gobierno rompío relaciones diplomáticas con Alemania dos días después. Este hecho, junto con la llamada telegrama Zimmermann, llevó a los Estados Unidos a declarar la guerra a Alemania a los dos meses.

Los intentos de destruir la evidencia de los crímenes alemanes[editar]

Durante la Segunda Guerra Mundial, y tras ocupar Francia, los nazis incautaron la documentación de los Aliados sobre los crímenes de guerra alemanes perpetrados durante la Primera Guerra Mundial y también destruyeron monumentos que los conmemoraban.[21]

Segunda Guerra Mundial[editar]

El Holocausto: guetos, campos de concentración y de exterminio durante de la Segunda Guerra Mundial.
Un hombre con el cadáver de un niño muerto por inanición en el gueto de Varsovia, 1941.
Rehenes polacos antes de su ejecución en masa, 1940.
Destrucción del monumento a Adam Mickiewicz en Cracovia, Polonia por las tropas alemanas el 17 de agosto de 1940.
Ejecuciones de judíos en Kiev por las Einsatzgruppen (unidades móviles de exterminio), cerca de Ivangorod, Ucrania, 1942. La foto fue interceptada por Jerzy Tomaszewski, un miembro de la resistencia polaca, en el correo enviado desde el frente Oriental a Alemania. En el anverso de la foto figura el texto, en alemán; «Ucrania 1942, operación Acción judía, Ivangorod.»
Agricultores polacos asesinados por tropas alemanas, en la Polonia ocupada por Alemania, 1943.
Profesores polacos de Bydgoszcz vigilados por miembros de la Volksdeutscher Selbstschutz antes de ser ejecutados.

... debe trenerse en cuenta que, respecto las acciones contra ciudadanos de la fuerzas enemigas en tiempo de guerra, la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio (1948) prácticamente no añadió nada a lo que ya estaba cubierto por las leyes sobre guerras terrestres aceptadas a nivel internacional (desde la Convención de La Haya de 1899), las cuales requieren a una fuerza de ocupación a respetar «los honores y derechos de familia, las vidas individuales y la propiedad privada, además de las creencias religiosas y la libertad» de los ciudadanos enemigos. Sin embargo, las leyes no cubren, ni en tiempos de guerra ni de paz, las acciones de un gobierno en contra de sus propios ciudadanos (como en el caso de la persecución por parte de la Alemania nazi de los judíos alemanes). Y en los juicios de Núremberg, los tribunales desestimaron varios intentos de la fiscalía de elevar casos de atrocidades "domésticas" para poder juzgarlas como «crímenes contra la humanidad» según el derecho internacional.

Telford Taylor[22]

Criminales de guerra[editar]

Masacres y crímenes de guerra en la Segunda Guerra Mundial por localización[editar]

Alemania[editar]

Centro de eutanasia de Hartheim, donde más de 18 000 personas fueron asesinadas en la Aktion T4.

1945[editar]

Austria[editar]

Bielorrusia[editar]

1941[editar]

1942[editar]

1943[editar]

1944[editar]

Estonia[editar]

1941[editar]

1942[editar]

Francia[editar]

Restos de edificios y automóviles quemados en el pueblo original de Oradour-sur-Glane, por la División SS Das Reich.

1944[editar]

Grecia[editar]

1941[editar]

1943[editar]

1944[editar]

Italia[editar]

Un cadáver yace en la "vía Rasella" durante la detención de civiles por soldados colaboracionistas italianos y tropas alemanas después del atentado con bomba partisano del 13 de marzo de 1944.

1944[editar]

Letonia[editar]

1941[editar]

Lituania[editar]

1941[editar]

Noruega[editar]

Países Bajos[editar]

1944[editar]

Polonia[editar]

1942[editar]

1943[editar]

1944[editar]

Película filmada por la resistencia polaca, que muestra los cadáveres de mujeres y niños asesinados en Varsovia por tropas de la SS-Sturmbrigade Dirlewanger en Varsovia, agosto de 1944.
Una columna de civiles polacos siendo conducida por soldados alemanes a lo largo de la calle Wolska, a principios de agosto de 1944.

Rusia[editar]

Serbia[editar]

1941[editar]

Ucrania[editar]

1941[editar]

1943[editar]

1944[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Maltz, Judy (Mar. 3, 2011). «A picture worth six million names». Haaretz. Archivado desde el original el 21 de julio de 2013. Consultado el 20 de julio de 2013. 
  2. Olusoga, David and Erichsen, Casper W (2010). The Kaiser's Holocaust. Germany's Forgotten Genocide and the Colonial Roots of Nazism. Faber and Faber. ISBN 978-0-571-23141-6
  3. Levi, Neil; Rothberg, Michael (2003). The Holocaust: Theoretical Readings. Rutgers University Press. p. 465. ISBN 0-8135-3353-8. 
  4. Mahmood Mamdani, When Victims Become Killers: Colonialism, Nativism, and the Genocide in Rwanda, Princeton University Press, Princeton, 2001, p. 12.
  5. Allan D. Cooper (31 de agosto de 2006). «Reparations for the Herero Genocide: Defining the limits of international litigation». Oxford Journals African Affairs. 
  6. «Remembering the Herero Rebellion». Deutsche Welle. 1 de noviembre de 2004. Archivado desde el original el 29 de enero de 2012. 
  7. Sarkin-Hughes, Jeremy. Colonial Genocide and Reparations Claims in the 21st Century: The Socio-Legal Context of Claims under International Law by the Herero against Germany for Genocide in Namibia, 1904-1908 (PSI Reports).
  8. Moses, A. Dirk. «Empire, Colony, Genocide: Conquest, Occupation and Subaltern Resistance in World History (War and Genocide)», pág. 296. en Schaller, Dominik J. From Conquest to Genocide: Colonial Rule in German Southwest Africa and German East Africa. 296, (29).
  9. Friedrichsmeyer, Sara L.; Sara Lennox, and Susanne M. Zantop The Imperialist Imagination: German Colonialism and Its Legacy (Social History, Popular Culture, and Politics in Germany, pág. 87. University of Michigan Press, 1999.
  10. Walter Nuhn: Sturm über Südwest. Der Hereroaufstand von 1904. Bernhard & Graefe-Verlag, Koblenz 1989. ISBN 3-7637-5852-6.
  11. Baronian, Marie-Aude; Stephan Besser y Yolande Jansen, Diaspora and memory: figures of displacement in contemporary literature, arts and politics, pg. 33. Rodopi, 2007.
  12. Samuel Totten, William S. Parsons, Israel W. Charny, "Century of genocide: critical essays and eyewitness accounts" pg. 51, Routledge, 2004,
  13. Kroll, Dan. Securing our water supply: protecting a vulnerable resource, PennWell Corp/University of Michigan Press, pág. 22.
  14. Telford Taylor (1 de noviembre de 1993). The Anatomy of the Nuremberg Trials: A Personal Memoir. Little, Brown and Company. ISBN 0-3168-3400-9. Consultado el 20 de junio de 2013. 
  15. Thomas Graham, Damien J. Lavera (May 2003). Cornerstones of Security: Arms Control Treaties in the Nuclear Era. University of Washington Press. pp. 7-9. ISBN 0-2959-8296-9. Consultado el 5 de julio de 2013. 
  16. Robinson, James J., ABA Journal 46(9), pág. 978.
  17. Spencer C. Tucker, Priscilla Mary Roberts (25 de octubre de 2005). World War I: A Student Encyclopedia. Santa Barbara, California: ABC-CLIO. p. 1074. ISBN 1-8510-9879-8.  |coautores= requiere |autor= (ayuda);
  18. Logan Marshall (1915). Horrors and atrocities of the great war: Including the tragic destruction of the Lusitania: A new kind of warfare: Comprising the desolation of Belgium: The sacking of Louvain: The shelling of defenseless cities: The wanton destruction of cathedrals and works of art: The horrors of bomb dropping: Vividly portraying the grim awfulness of this greatest of all wars fought on land and sea: In the air and under the waves: Leaving in its wake a dreadful trail of famine and pestilence. Consultado el 5 de julio de 2013. 
  19. Chuter, David (2003). War Crimes: Confronting Atrocity in the Modern World. London: Lynne Rienner Pub. p. 300. ISBN 1-58826-209-X. 
  20. Willmore, John (1918). The great crime and its moral. New York: Doran. p. 340. 
  21. Jackson, Julian. France: the dark years, 1940-1944, pág. 273. Oxford University Press, 2003.
  22. Telford Taylor. «When people kill a people.» The New York Times, March 28, 1982 The New York Times.
  23. «Home - Veterans Affairs Canada». Vac-acc.gc.ca. 29 de marzo de 2012. Consultado el 9 de julio de 2012. 
  24. «Complete tabulation of executions carried out in the Einsatzkommando 3 zone up to 1 December 1941». Holocaust-history.org. Consultado el 4 de mayo de 2012. 
  25. «Gesamtaufstellung der im Bereich des EK. 3 bis zum 1. Dez. 1941 durchgeführten Exekutionen». Holocaust-history.org. 28 de septiembre de 2002. Consultado el 4 de mayo de 2012. 
  26. Muzeum Powstania otwarte, BBC Polish edition, 2 October 2004, Children accessed on 13 April 2007
  27. O Powstaniu Warszawskim opowiada prof. Jerzy Kłoczowski, Gazeta Wyborcza – local Warsaw edition, 1998-08-01. Children accessed on 13 April 2007

Fuentes[editar]

Notas[editar]

Este artículo incorpora textos del United States Holocaust Memorial Museum, publicado de acuerdo con GFDL.

Enlaces externos[editar]