Coronación del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Coronación de Carlomagno por el papa León III

La coronación del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico era la ceremonia en la que el gobernante de la entonces entidad política más grande de Europa, el Sacro Imperio Romano Germánico, recibía la Regalia Imperial —joyas del imperio— de manos del papa, lo que simbolizaba tanto el supuesto derecho del papa a coronar a los soberanos cristianos como el papel del emperador como protector de la Iglesia católica. Las emperatrices consortes también eran coronadas.

La coronación imperial fue establecida en siglo IX cuando Carlomagno, rey de los francos, fue coronado el día de Navidad del año 800 por el papa León III. Los emperadores posteriores también fueron coronados por el papa o por otros obispos católicos, hasta que Carlos V se convirtió en el último emperador del Sacro Imperio Romano en ser coronado por un papa, por Clemente VII en Bolonia, en 1530. A partir de entonces, y hasta la abolición del imperio en 1806, no hubo más coronaciones por papas.[N 1]​ Los gobernantes posteriores simplemente se proclamaban a sí mismos como Imperator Electus Romanorum (Emperador Electo de los Romanos) después de su elección y coronación como rey alemán, sin la formalidad de una coronación imperial por el papa en Roma.

Las ceremonias[editar]

Localizaciones de las ceremonias[editar]

Los sucesores de Carlomagno, en su mayoría, fueron coronados en Roma, en una ceremonia que se celebrara en la basílica de San Pedro.

La Corona de Hierro de Lombardía (con el título rey de Italia o rey de los lombardos) se confería en la iglesia de San Ambrosio en Milán o en la catedral de Monza;[N 2]​ la del reino de Arlés (Borgoña) en Arlés, y la corona alemana (oficialmente rey de romanos), se otorgaba generalmente en Aquisgrán,[2]​ hasta 1562 cuando los emperadores electos eran coronados en otras localidades alemanas, como Ratisbona, Augsburgo o en la catedral de Frankfurt.

Ritual real germano[editar]

La ceremonia de coronación como «rey de romanos» (rey en Germania, según la historiografía moderna alemana) exigía la convocatoria de los electores en la ciudad de Frankfurt, bajo la presidencia del elector-arzobispo de Maguncia, quien formalmente convocaba a los electores y que siempre tuvo el derecho de la última votación. Una vez que se seleccionaba a un candidato, el nuevo emperador era llevado al altar mayor de la catedral y sentado; luego era conducido a una galería sobre la entrada del coro, donde se sentaba con los electores mientras se proclamaba su elección. La coronación en sí tenía lugar en un día posterior.

Si la coronación se realizaba (como solía ser habitual antes de 1562) en la capilla Palatina de Aquisgrán, (ahora catedral de Aquisgrán), el arzobispo de Colonia, como diocesano, era el oficiante principal, y contaba con la asistencia de los otros dos electores clérigos, el arzobispo de Maguncia y el arzobispo de Tréveris.[N 3]​ Estos tres arzobispos electores se reunían con el emperador electo en la entrada de la iglesia y el arzobispo de Colonia decía la oración: «Dios todopoderoso y eterno, su siervo...».[N 4]​ Entonces el coro cantaba la antífona: «Ecce mitto Angelum meum...» [He aquí, envié a mi ángel ... ...], cuando el emperador electo y luego los arzobispos entraban en la iglesia. El arzobispo de Colonia decía entonces las oraciones: «Dios, quién conoce a la raza humana...» y «Dios todopoderoso y eterno del cielo y la tierra...». Entonces daba comienzo la misa, siendo las propuestas las de la fiesta de la Epifanía. Después de la apertura de la colecta, la colecta para la fiesta de San Miguel. Después de que se cantase la secuencia, la letanía de los santos, el arzobispo de Colonia hacía seis preguntas al emperador electo:

  • 1. ¿Defenderá la santa fe?
  • 2. ¿Defenderá a la santa iglesia?
  • 3. ¿Defenderá el reino?
  • 4. ¿Mantendrá las leyes del Imperio?
  • 5. ¿Mantendrá la justicia?
  • 6. ¿Mostrará la debida sumisión al Papa?

A cada una de estas respondía: «Lo haré». El emperador electo ponía dos dedos sobre el altar y juraba. Luego seguía el Reconocimiento, y cuando se presenta al Emperador electo y se le pregunta si los reunidos lo aceptaban como su rey, respondían: «Que se haga» tres veces.

El arzobispo de Colonia decía luego las oraciones: «Bendice, Señor, este rey, ...» y «Dios inefable, ...»[N 5]​ y después lo ungía con el aceite de los catecúmenos en su cabeza, su pecho y sus hombros, diciendo: «Te ungí rey con el aceite de santificación en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo Amén» y luego en las palmas de ambas manos, diciendo: «Sean estas manos ungidas, como los reyes y los profetas fueron ungidos y como Samuel ungió a David como rey, que sea bendecido y establecido como rey en este reino sobre este pueblo, a quien el Señor, tu Dios, te ha dado para mandar y gobernar, lo que da el favor de otorgar, quien con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina...» y en las palmas de ambas manos.[N 6]​ Luego se le vestía con la túnica imperial, que incluía los arbustos, un largo alb, un dalmático, una estola que cruzaba sobre el pecho, los guantes y el manto.[N 7]​ La espada se le daba al rey alemán con las palabras: «Reciba esta espada de manos de nosotros los obispos...». El anillo le era entregado con las palabras: «Recibe este anillo de dignidad real...». El cetro y el orbe se le daban al rey con las palabras: «Recibe esta vara de virtud y equidad...». Finalmente, la corona esa puesta sobre su cabeza conjuntamente por los tres arzobispos electores con las palabras «Recibe esta corona real...». El Juramento era nuevamente tomado, esta vez en forma directa tanto en latín como en alemán, «Prometo y prometo a los ojos de Dios...». El responsory, «Mi alma es anhelo...» y el rey era entronizado[N 8][N 9]​ con las palabras, «Permanece rápido y sosténla firmemente... » En la coronación de Carlos V, el arzobispo-elector de Maguncia predicó una homilía en este punto.

Seguía la coronación de la reina consorte y era oficiada conjuntamente por los arzobispos-electores de Maguncia y Tréveris. Luego se cantaba el Te Deum, durante el cual Carlos V apodó a varios caballeros con la espada imperial, aunque en las coronaciones posteriores esto tuvo lugar después de la Coronación propiamente dicha. Luego se concluía la misa, durante la cual el rey comulgaba. Cada vez que se realizaban las coronaciones en Aix-la-Chapelle, el nuevo rey se convertía en canónigo de la iglesia a su conclusión.[2]​ De 1562 a 1792, la coronación alemana tuvo lugar antes del Altar de San Bartolomé en el crucero de la catedral de Frankfurt.

Ritual imperial romano[editar]

La coronación imperial romana evolucionó a lo largo de los mil años de existencia del imperio desde un ritual originalmente muy simple (pero que por su misma simplicidad mostraba más claramente sus orígenes en su contraparte bizantina) a uno de creciente complejidad. El manuscrito más antiguo del ritual de coronación imperial romana se encuentra en el Códice de Gemunden del siglo IX y, aunque no se sabe para quién (si es que alguien) estaba destinado, el ritual descrito en él acerca a ver los tipos mismos de formas que se habrían utilizado con el mismo Carlomagno.[4]​ El ritual comenzaba con una breve oración para el Emperador, «Escucha nuestra oración, Señor, y las de tu siervo ...». A esto seguía inmediatamente la oración: «Mira, Dios Todopoderoso, con mirada serena a este, tu glorioso servidor...», en la que se colocaba una corona de oro sobre la cabeza del Emperador durante las palabras de la frase final de este oración: «Por quien el honor y la gloria son vuestros a través de las edades infinitas. Amén». Luego se le entregaba una espada al Emperador con las palabras: «Recibe esta espada de manos de los obispos, quienes, aunque indignos, están consagrados para estar en el lugar y autoridad de los santos Apóstoles, te la entregan, con nuestra bendición, para servir en la defensa de la santa Iglesia, ordenada divinamente, y recordar de quién el salmista profetizó diciendo: "Cíñete la espada en el muslo, oh Más Poderoso, para que con ella puedas ejercer la equidad"», una forma que tendría una larga historia tanto en el ritual de coronación imperial como en los de numerosos rituales de coronación reales europeos. Luego se cantaban las Laudes Imperiale (una serie de aclamaciones formales que se originaron en la época romana, ver más abajo). La ceremonia tenía lugar tradicionalmente en la ciudad italiana de Bolonia.

La coronación imperial de Federico I Barbarroja en 1155[editar]

En su forma más desarrollada durante la Alta Edad Media, antes de la coronación propiamente dicha, el Emperador[N 10]​ fue en procesión primero a la iglesia de Santa María en Turri,[N 11]​ donde el emperador juró proteger la Iglesia Romana, «En el nombre de Cristo, yo, Federico, el Emperador, prometo, juro y garantizo ante los ojos de Dios y del bendito Apóstol Pedro que seré el protector y defensor de esta santa Iglesia Romana en todas las formas útiles para ella, sin importar cuántas, en la medida en que cuente con el apoyo de la asistencia divina de acuerdo con mi conocimiento y capacidad». El grupo imperial se dirigió luego a la Basílica de San Pedro.

El Emperador fue recibido en la puerta de plata de San Pedro por el cardenal obispo de Albano, quien rezó la oración «Dios en cuyas manos están los corazones de los reyes...». Luego entró en la iglesia, donde el cardenal obispo de Oporto dijo la oración: «Dios inescrutable, autor del mundo...» El Emperador subió luego al coro y se cantó la Letanía de los Santos mientras el Emperador yacía postrado ante el altar de San Pedro. El Emperador fue luego al altar de San Mauricio, el santo patrón del Imperio, donde el cardenal obispo de Ostia lo ungió en el antebrazo derecho y en la nuca con el óleo de los catecúmenos mientras rezaba la oración: «Señor Dios con quien es todo poder...» o la oración «Dios el Hijo de Dios...».[N 12][N 13][N 14]​ A continuación, el Emperador se dirigió al altar de San Pedro, donde el papa le entregó una espada con las palabras, «Recibe la espada imperial para la reivindicación del mal...» y luego lo beóa. El papa luego ciñó al Emperador con la espada diciendo: «Recibe la espada en tu muslo...» y lo besó de nuevo. El Emperador blandió la espada y la devolvió a su vaina. A continuación, el papa entregó el cetro al emperador con las palabras: «Recibe el cetro real, la vara de la virtud...» y finalmente lo coronó con las palabras «Recibe el signo de la gloria...» y besó al Emperador un tercera vez. Los alemanes presentes cantaron las Laudes Imperiale en alemán y se celebró la misa.[5]

La coronación imperial de Enrique VI y de Constantia en 1191[editar]

En la coronación de Enrique VI y de Constantia[6]​ se ve el ritual imperial romano sustancialmente en su forma final; el ritual de coronación imperial usado por Enrique VII en 1312[7]​ y el que se encuentra en el Pontifical Romano de 1520[8]​ difieren de él solo en ciertos detalles. El emperador y la emperatriz fueron en procesión a Santa María en Turri, el coro cantó: «He aquí que los ángeles son enviados...» (1312 - El Emperador fue recibido como hermano canónigo por los canónigos de la iglesia y vestido con una sobrepelliz y un almuce.) El Emperador hace el Juramento de defender la Iglesia Romana y jura fidelidad al Papa y a sus sucesores y besa los pies del Papa.[N 15]​ El papa da al Emperador el Beso de la Paz y la procesión sale hacia la Basílica de San Pedro, el coro cantando: «Bendito sea el Señor Dios de Israel...»

En la puerta de Plata de la Basílica, el cardenal obispo de Albano reza la oración: «Dios en cuyas manos están los corazones de los reyes...» Cuando el papa entra en la Basílica, se canta el responsorio «Pedro, me amas...». En la Rota porfiretica[N 16]​ el Papa hace varias preguntas al Emperador sobre su fe y su deber y luego se retira a vestirse para la Misa. El cardenal obispo de Oporto dice la oración: «Dios inescrutable, autor del mundo...» El Emperador va a la capilla de San Gregorio, donde se le reviste de amito, alba y cíngulo y luego es conducido al papa, quien lo convierte en clérigo. El Emperador se reviste de túnica, dalmática, capa pluvial, mitra, coturnos y sandalias.[N 17]​ Mientras tanto, el cardenal obispo de Ostia se dirige a la Puerta de Plata donde la Emperatriz está esperando y al encontrarla dice la oración: «Todopoderoso, Dios eterno, fuente y fuente de bondad...» y luego la conduce al altar de San Gregorio para esperar la procesión del papa.

El papa procede a la Confesión de San Pedro y comienza la Misa. Después del Kyrie, mientras el emperador y la emperatriz yacen postrados ante la Confesión, el archidiácono canta las Letanías de los Santos. El emperador y la emperatriz luego se levantan y van al altar de San Mauricio donde el cardenal obispo de Ostia unge al emperador con el Óleo de los Catecúmenos en su antebrazo derecho y en la nuca, mientras dice las oraciones: «Señor Dios Todopoderoso con quien es todo el poder...» y «Dios el Hijo de Dios...» El cardenal obispo de Ostia luego dice la oración, «Dios, que es el único que tiene la inmortalidad...» para la Emperatriz y luego la unge en el pecho con el Óleo de los Catecúmenos mientras dice: «La gracia del Espíritu Santo a través de mi humilde ministerio descienda sobre vosotros copiosamente...»

Luego, el Papa desciende al altar de San Mauricio[N 18]​ (y en 1312 - besa al Emperador "a la manera de un diácono"). Luego, el papa le dio al Emperador un anillo con las palabras, «Recibe este anillo el testimonio visible de la santa fe...» y luego la breve oración «Dios con quien es todo el poder...» (una versión mucho más corta de la oración dicha en la unción). El papa ciñe la espada al Emperador con las palabras «Recibe esta espada con la bendición de Dios...» y la oración «Dios cuya providencia...» y luego corona al emperador con las palabras «Recibe la corona de excelencia real...» El Papa le da al Emperador el cetro con las palabras «Recibe el Cetro del poder real, la vara de la rectitud real, el bastón de la virtud...» y la oración, «Señor, fuente de todo honor... » El papa regresa al altar de San Pedro y se canta la Gloria in excelsis y el papa dice la colecta, «Dios de todos los reyes...» (En las coronaciones de 1312 y posteriores, esto se dice después de la colecta de la festividad y después de estas colectas se cantan las Laudes Imperiale). Se canta la Epístola[N 19]​ y la gradual.

(En las coronaciones de 1312 y posteriores, las investiduras con las insignias imperiales tienen lugar después de la gradual. El papa coloca una mitra en la cabeza del Emperador con los puntos 'a la derecha y a la izquierda' y lo corona con las palabras: «Reciba el signo de gloria...»[N 20]​ Luego se le da la espada al Emperador y se ciñe sobre él, después de lo cual él la blande tres veces. El Orbse coloca en la mano derecha del Emperador y el Cetro en su mano izquierda con las palabras, «Recibe la Vara de la virtud y la verdad...» y el Emperador es coronado y luego besa los pies del Papa. El Papa coloca una mitra en la 'cabeza' de la Emperatriz con las puntas a la derecha y a la izquierda'[N 21]​ y la corona con las palabras: «Bendecida solemnemente como emperatriz por nuestro indigno ministerio, recibe la corona de la excelencia imperial...»)

Coronaciones de los emperadores latinos de Constantinopla[editar]

R. M. Woolley afirma que los relatos de las coronaciones de los emperadores latinos de Constantinopla son muy escasos y no proporcionan ningún registro de los textos reales utilizados en esas ceremonias, pero que por lo que se registra se puede suponer que esas coronaciones imperiales se inspiraban en las formas utilizadas en las coronaciones de los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico, en lugar de las utilizadas tradicionalmente para las coronaciones de los emperadores bizantinos.[9][N 22]

Coronas usadas en las ceremonias[editar]

Corona de Constanza de Aragón.

No está claro qué corona se usaba para la coronación real alemana o la coronación imperial romana. Lord Twining sugiere que cuando la coronación real alemana todavía tenía lugar en Aquisgrán, se usaba la corona dorada en plata en el busto relicario de Carlomagno, ya que la Corona Imperial o Reichskrone está hecha de oro. Esto se ve reforzado por fuentes medievales que se refieren a la Corona de Hierro de Italia, la corona de plata de Alemania y la corona de oro del Imperio Romano. Twining indica que tampoco está claro qué corona se usó para la coronación imperial en Roma, e indica que la Corona Imperial podría haber sido usada por el emperador electo para su entrada formal a la ciudad de Roma, con otra corona de oro. tal vez proporcionado por el Papa, siendo utilizado en el propio ritual de coronación imperial. Una de estas últimas coronas, específicamente la que se usó para la coronación imperial de Federico II, puede ser la corona cerrada de estilo bizantino que se encuentra en la tumba de su madre, Constanza de Sicilia, en la Catedral de Palermo. El sitio normal para la coronación real alemana, la Corona Imperial siempre se usó y, por lo tanto, finalmente se identificó como la Corona de Carlomagno.11

La Corona Imperial fue hecha originalmente para Otón I (probablemente en los talleres de la abadía de Reichenau, el arco único de la corona de adelante hacia atrás separando originalmente las dos mitades de la tapa interior ahora colapsada como la cinta que causó de manera similar las mitras del décimo obispo..[10]​ Así, la Corona Imperial es el primer ejemplo de la corona de mitra usada como un privilegio único de los emperadores y emperatrices del Sacro Imperio Romano Germánico. Posteriormente, las coronas personales de los emperadores se usaron sobre mitras con puntas como las de los emperadores contemporáneos. mitras episcopales,[N 23]​ la mitra finalmente se convierte en parte de la propia corona,[N 24]​ aunque en el período barroco las dos mitades de la mitra tomaban la forma de dos hemisferios.[N 25]


Laudes Imperiale[editar]

Cantores: Respuesta:
Hear, O Christ Life to our Lord, decreed by God, Supreme Pontiff and Universal Father
Hear, O Christ Hear, O Christ
Savior of the World You that are (our)[N 26]​ Help
Hear, O Christ Life to our Lord, that Augustus crowned by God, the great and pacifying Emperor
Santa María You that are (our) Help
Santa María You that are (our) Help
Santa María You that are (our) Help
Hear, O Christ And life to the most excellent sons of the King
San Pedro You that are (our) Help
San Pedro You that are (our) Help
San Pedro You that are (our) Help
Hear, O Christ Life and victory to the army of the Franks, Romans and Germans[N 27]
San Teodoro You that are (our) Help
San Teodoro You that are (our) Help
San Teodoro You that are (our) Help
Christ conquers, Christ reigns, Christ commands, Christ conquers, Christ reigns, Christ commands.
Christ conquers, Christ reigns, Christ commands, Christ conquers, Christ reigns, Christ commands.
King of kings, Christ conquers, Christ reigns King of kings, Christ conquers, Christ reigns.[N 28]
Further acclamations:
Our King, Christ conquers, Christ reigns. Our Hope, Christ conquers. Our Glory, Christ conquers. Our Mercy, Christ conquers, Our Help, Christ conquers. Our Strength, Christ conquers. Our Victory, Christ conquers. Our Liberation and Redemption, Christ conquers. Our Victory, Christ conquers. Our Armor, Christ conquers. Our Impregnable Wall, Christ conquers. Our Defense and Exaltation, Christ conquers. Our Light, Way and Life, Christ conquers. To him alone be command, glory and power through immortal ages. Amen. To him alone be vigor, strength and victory through all ages of ages. Amen. To him alone be honor, praise and jubilation through infinite ages of ages. Amen.[11]

Emperatrices y reinas[editar]

Hasta, incluida, la coronación de Richenza de Northeim en Colonia en 1125, las emperatrices del Sacro Imperio Romano y las reinas alemanas solían ser ungidas y coronadas por separado de sus maridos, a menos que las circunstancias políticas requirieran una ceremonia conjunta. A partir de entonces, las ceremonias conjuntas de coronación fueron más habituales.[12]

Lista de coronaciones imperiales romanas[editar]

Dinastías

     Carolingia      Guidoni      Bosónidas      Sajonia      Salia      Supplinburgo      Hohenstaufen      Welf      Luxemburgo      Wittelsbach      Habsburgo

Emperador Fecha de coronación Oficiante Localización
Karl i money.JPG Carlomagno
(742-814)
25 de diciembre de 800 Papa León III Roma, Italia
Louis le Pieux sesquisolidus 814 840.jpg Luis I Pío
(778-840)
5 de octubre de 816 Papa Esteban IV Reims, Francia
Lothaire 1er denier 840 855.jpg Lotario I
(795-855)
5 de abril de 823 Papa Pascual I Roma, Italia
Louis II of Italy.png Luis II de Italia
(825-875)
850 Papa León IV Roma, Italia
Карл Лысый.jpg Carlos II el Calvo
(823-877)
25 de diciembre de 875 Papa Juan VIII Roma, Italia
Sceau de Charles le gros.jpg Carlos III el Gordo
(839-888)
12 de febrero de 881 Roma, Italia
Wido rex Italiae.jpg Guido
(855-894)
21 de febrero de 891 Papa Esteban V Roma, Italia
Lambert de Spolète.jpg Lamberto
(¿-898)
30 de abril de 892 Papa Formoso Ravena, Italia
Painting of Louis the Blind.jpg Luis III el Ciego
(¿-898)
15 o 22 de febrero de 901 Papa Benedicto IV Roma, Italia
Berengar I of Italy.jpg Berengario
(845-925)
diciembre de 915 Papa Juan X Roma, Italia
Otto I Manuscriptum Mediolanense c 1200.jpg Otón I el Grande
(912-973)
2 de febrero de 962 Papa Juan XII Roma, Italia
Otto II. (HRR).jpg Otón II
(955-983)
25 de diciembre de 967 Papa Juan XIII Roma, Italia
Meister der Reichenauer Schule 002.jpg Otón III
(980-1002)
21 de mayo de 996 Papa Gregorio V Monza, Italia
Kronung Heinrich II.jpg Enrique II
(973-1024)
14 de febrero de 1014 Papa Benedicto VIII Roma, Italia
Konrad II miniatur.JPG Conrado II
(990-1039)
26 de marzo de 1027 Papa Juan XIX Roma, Italia
Heinrich III. (HRR) Miniatur.jpg Enrique III
(1017-1056)
25 de diciembre de 1046 Papa Clemente II Roma, Italia
Heinrich 4 g.jpg Enrique IV
(1050-1106)
31 de marzo de 1084 Antipapa Clemente III Roma, Italia
Herrschaftsübergabe von Heirich IV. an Heinrich V.jpg Enrique V
(1086-1125)
13 de abril de 1111 Papa Pascual II Roma, Italia
Lothair II, Holy Roman Emperor.jpg Lotario II
(1075-1137)
4 de junio de 1133 Papa Inocencio II Roma, Italia
Friedrich-barbarossa-und-soehne-welfenchronik 1-1000x1540.jpg Federico I
(1122-1190)
18 de junio de 1155 Papa Adriano IV Roma, Italia
Codex Manesse Heinrich VI. (HRR).jpg Enrique VI
(1165-1197)
14 de abril de 1191 Papa Celestino III Roma, Italia
Otto IV. und Papst Innocenz III. reichen sich vor den ankommenden Schiffen Friedrichs II. die Hände.jpg Otón IV
(1175-1218)
4 de octubre de 1209 Papa Inocencio III Roma, Italia
Frederick II and eagle.jpg Federico II
(1194-1250)
22 de noviembre de 1220 Papa Honorio III Roma, Italia
Henry Lux head.jpg Enrique VII
(1275-1313)
29 de junio de 1312 cardenales gibelinos Roma, Italia
Ludovico il Bavaro.jpeg Luis IV
(1282-1347)
17 de enero de 1328 Sciarra Colonna Roma, Italia
Charles IV-John Ocko votive picture-fragment.jpg Carlos IV
(1316-1378)
5 de abril de 1355 cardenal del Papa Inocencio VI Roma, Italia
Pisanello - Portrait of Emperor Sigismund of Luxembourg - WGA17873.jpg Segismundo I
(1368-1437)
31 de mayo de 1433 Papa Eugenio IV Roma, Italia
Hans Burgkmair d. Ä. (zugeschr.) - Bildnis Kaiser Friedrich III.jpg Federico III
(1415-1493)
19 de marzo de 1452 Papa Nicolas V Roma, Italia
Charles I of Spain - Carlos I de España.jpg Carlos V
(1500-1558)
24 de febrero de 1530 Papa Clemente VII Bologna, Italia

Notas[editar]

  1. Véase también Guy Stair Sainty, The Holy Roman Empire: Introduction Archivado el 8 de junio de 2011 en Wayback Machine.. Del sitioweb Almanach de la Cour. Consultado el 14 de septiembre de 2008.
  2. La Encyclopædia Britannica señala que no hay un registro claro de una coronación con la Corona de Hierro antes de la del Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Enrique VII en 1312.[1]
  3. Este relato corresponde al ritual de coronación real alemán utilizado para Rodolfo I en 1273 y permaneció sustancialmente igual hasta la de Matías II en Francfort en 1612. El relato se encuentra en Woolley Woolley (1915), pag. 122-125.
  4. Los canónigos de la capilla Palatina de Aquisgrán llevarían el busto relicario de Carlomagno en plata dorada a la entrada para que el Emperador electo lo venerara al entrar en la capilla Palatina.
  5. El rito alemán, como también el inglés, tiene la palabra "inefable", mientras que los otros ritos de coronación europeos tienen la palabra "inexcusable".
  6. Luego siguen una serie de otras oraciones de consagración, que Woolley asume que estaban pensadas como oraciones alternativas, ya que el rey ya había sido consagrado y designado.
  7. Estas vestimentas pueden verse en Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Coronación del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico
    • Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Coronación del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.. Woolley señala que el rey no solo estaba vestido con estas túnicas e investido con las insignias identificadas como las de Carlomagno, sino que los relatos de la coronación de Leopoldo II indican que el peinado y la barba del rey se cortaron para que parecieran los de "un hombre del siglo VII (sic)" .[3]
  8. Cuando la ceremonia tuvo lugar en Aquisgrán, el trono utilizado fue el trono de mármol del propio Carlomagno directamente enfrente del altar mayor.
  9. Antes de la coronación propia de Saint Stephen's Purse, se colocaba sobre el trono un relicario que contenía tierra empapada con la sangre del primer mártir cristiano,, y que había estado en la tumba de Carlomagno.
  10. The Emperor is attended by German archbishops or bishops, as the British monarch is similarly attended by the Anglican Bishops of Durham and of Baths and Wells.
  11. A church which formed part of the complex of buildings around the east atrium of the Old St. Peter's.
  12. The Ordo of Waitz which is contemporary with this one used for Frederick I has the prayer, "God, who is glory of the just and the mercy of sinner,..." with the anointing taking place at the words, "Kindle, Lord, we ask you, his heart with the love of your grace through this anointing with oil as you have anointed priests, kings and prophets,..." After this was said the prayer, "Lord God with whom is all power,.."
  13. The anointing with the Oil of the Catechumens by the senior cardinal before a side altar and between the shoulders and right arm may have been intended to stress the fact that a coronation was not a sacramental act, unlike the consecration of a bishop which included an anointing with Chrism before the high altar on the top of the head.
  14. The text of this formula can be found in Coronation of the Hungarian monarch.
  15. In 1312 and in later coronations the Emperor no longer swears fealty to the Pope.
  16. A large circular stab of porphyry set into the floor of both the Old Basilica and the present one upon which many emperors, beginning with Charlemagne, are said to have been crowned.
  17. The Emperor had the unique privilege as a layman given him by the Pope of wearing pontifical vestments, i.e., the vestments proper to a bishop. Nevertheless, one should also recall that the dress and insignia of both emperors and bishops have a common origin in the dress and insignia of the Roman senators.
  18. Where the crowns have already been deposited
  19. Ideally read by the King of France, he is present, or by the King of Naples.
  20. Cf. the portrait of Frederick III wearing such an imperial crown over a miter.
  21. The only other women who had the right to wear a miter were the 'mitered abbesses', the superiors of certain very ancient monastic communities, although Gregory Dix in his book, The Shape of the Liturgy notes that these abbesses were originally ex officio deaconesses and that these miters were originally the caps worn by deaconesses as an insignia of their deaconal status.
  22. For the texts of the two principal prayers used for the coronation of an Eastern Orthodox emperor (i.e., the Prayer for the robing in the imperial chlamys and the Prayer for the crowning) see the Coronation of the Russian Monarch.
  23. Cf. The portrait of Frederick III.
  24. Cf. The only extant example is the Austrian Imperial Crown made for Rudolf II.
  25. The only extant example of such a crown is the Russian Imperial Crown made for Catherine the Great. Peter the Great adopted the contemporary miter crowns worn by the Habsburg emperors as the model for the actual and heraldic crowns of the Russian Empire.
  26. The actual Latin has no possessive pronoun, but the English translation would make no sense without it.
  27. The actual text has "Teutons".
  28. An English translation of the Latin text in Woolley (1915), pp. 42-43.

Referencias[editar]

  1. «Iron Crown of Lombardy at Encyclopædia Britannica». Consultado el 23 de junio de 2009. 
  2. a b Muir (1911), p. 187.
  3. Woolley (1915), p. 125.
  4. Woolley (1915), p. 42.
  5. Woolley (1915), pag. 44-47.
  6. Cf. Woolley (1915), pp. 49–51.
  7. Woolley (1915), pag. 52–53.
  8. Woolley (1915), pag. 54–57.
  9. Woolley (1915), pp. 7–9.
  10. 'Crown' Encyclopædia Britannica.
  11. Woolley (1915), pp. 43–44.
  12. Jäschke (2002), p. 79.

Fuentes[editar]

  • Jäschke, Kurt-Ulrich (2002). «From famous empresses to unspectacular queens: the Romano-German Empire to Margaret of Brabant, Countess of Luxembourg and Queen of the Romans (d. 1311)». En Anne J. Duggan, ed. Queens and Queenship in Medieval Europe: Proceedings of a Conference Held at King's College London, April 1995. Boydell Press. pp. 75-108. ISBN 978-0-85115-881-5. 
  • Twining, Lord Edward Francis (1960). A History of the Crown Jewels of Europe. London, England: B.T. Batsford Ltd. 
  • Woolley, Reginald Maxwell (1915). Coronation Rites. Cambridge University Press. 
  • Wikisource-logo.svg Muir, Thomas (1910-1911). «Encyclopædia Britannica». En Chisholm, Hugh, ed. Encyclopædia Britannica. A Dictionary of Arts, Sciences, Literature, and General information (en inglés) (11.ª edición). Encyclopædia Britannica, Inc.; actualmente en dominio público.