Copa Jules Rimet

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Copa Jules Rimet fue el trofeo de la Copa Mundial de Fútbol hasta 1970. En esa edición Brasil la ganó en forma definitiva, al haber obtenido el campeonato por tercera vez, como estipulaban las reglas.

Descripción[editar]

Su imagen es una alegoría de Niké (la diosa griega de la victoria), con alas estilizadas. La figura tiene los brazos levantados, y sujeta una copa de forma octogonal. Tiene una base de mármol sobre el cual se incrustaron los nombres de los campeones en pequeñas placas. Medía unos 30 cm de altura y tenía 3,8 kg de plata esterlina enchapada en oro y su peso total es de 4,5 kg. Su precio se estimó en 50 000 francos.

Historia[editar]

El ofrecimiento de una copa se propuso en el Congreso de la FIFA, celebrado el 28 de mayo de 1928, por su Comité Ejecutivo, como un premio por ganar la primera Copa Mundial de Fútbol.

El entonces presidente de la FIFA, Jules Rimet, ordenó que fuese hecho en oro. Para la concreción de la Coupe du Monde fue contratado el artesano francés Abel Lafleur, que lo dejó listo en abril de 1929 y lo llamó «Diosa de la Victoria». Un nuevo congreso de la entidad, realizado en Luxemburgo el 1 de julio de 1946, decidió imponer al trofeo el nombre del creador del torneo, pasando desde entonces a llamarse «Copa Jules Rimet».

Ganadores[editar]

  • En negrita la edición que le dio el título definitivo a Brasil, el cual ganó el derecho a conservar el trofeo original a perpetuidad, mientras que los campeones de otras ediciones solo conservan una réplica del trofeo.
Ganadores Núm. de veces Ediciones campeón
Brasil
3
Suecia 1958
Chile 1962
México 1970
Italia
2
Italia 1934
Francia 1938
Uruguay Uruguay 1930
Brasil 1950
Alemania Federal
1
Suiza 1954
Inglaterra Inglaterra 1966

Las reglas establecían que la selección que ganase tres mundiales, se quedaría definitivamente con la copa. Luego de que Brasil la obtuviese al consagrarse campeón por tercera vez en 1970, la FIFA mandó hacer un nuevo trofeo, que no puede quedar en posesión definitiva de ninguna selección campeona, a la que solamente se le entrega una réplica.

Primer robo de la copa[editar]

Inglaterra fue sede de la Copa Mundial de Fútbol de 1966 y en los meses previos al comienzo del torneo, la Copa Jules Rimet fue puesta en exhibición en el Central Hall Westminster de Londres, junto con una exposición filatélica. A pesar de la intensa vigilancia, el trofeo desapareció el 20 de marzo de 1966. El caso llegó inmediatamente a las noticias internacionales.

Scotland Yard investigó a ciegas, sin pistas del paradero del trofeo ni del ladrón. Un sospechoso fue detenido pero fue puesto en libertad por falta de pruebas. El 27 de marzo de 1966, un señor llamado David Corbett estaba paseando a su perro Pickles en unos jardines del sur de la capital inglesa; cuando, olfateando un arbusto, encuentra el valioso trofeo, envuelto en periódicos. Los verdaderos responsables de este robo jamás fueron encontrados.

Como recompensa, por su descubrimiento heroico, Pickles ganó, además de la fama, un suministro de alimentos para toda su vida, por una fábrica de alimentos para perros.

Segundo robo y destrucción[editar]

Después de que Brasil ganó la posesión definitiva del trofeo, el mismo tenía que ser visualizado en la sede de la Confederación Brasileña de Fútbol. El descuido hacia el trofeo hizo que el 20 de diciembre de 1983 fuera robado. Pocos días después, la prensa informó con asombro que el símbolo más importante de los logros de fútbol de Brasil había sido fundido.

Réplica[editar]

A pesar de la falta de cuidado de capital y la falta de rendición de cuentas, la FIFA en 1986 le ofrece a la CBF una réplica.[cita requerida]

Véase también[editar]