Conversión lisogénica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La conversión lisogénica es el proceso por el cual una célula está lisogenizada, y expresa genes extra que el bacteriofago porta, con lo cual se altera el fenotipo de la célula huésped, otorgándole nuevas características.

La conversión lisogénica, o lisogenia, fue descubierta al inicio de 1950 cuando se observó que un grupo de cultivo de células bacterianas producía espontáneamente pequeñas cantidades de bacteriófagos.

Proceso[editar]

En la conversión lisogénica, la introducción del genoma del fago en la célula bacteriana (estado lisógeno), le proporciona a la célula huésped una serie de nuevos caracteres que van desde cambios en la morfología colonial, hasta inhibición o intensificación de actividad enzimática, resistencia a antibióticos, inmunidad a la superinfección, así como cambios en las propiedades patogénicas, como la producción de toxinas.[1]

Cuando una célula lisogénica se divide, ambas células hijas son portadoras de profagos, heredando la lisogenia; y sólo un pequeño número de la población bacteriana se lisa espontáneamente liberándolos.

Ejemplos[editar]

  • En el caso de la cepa bacteriana inocua de Vibrio cholerae, producto de una conversión lisogénica, esta se transforma en una cepa tremendamente virulenta que puede causar cólera.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Pumarola, A.,A. Rodríguez, J.A. García Rodríguez &G. Piedrola Angulo. (1991.). «Microbiología y parasitología médica». Ed. Salvat. 2da edición. Barcelona.:  pp. 916 p.