Convención sobre sustancias psicotrópicas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ecstasy monogram.jpg

El Convenio sobre sustancias psicotrópicas es un tratado internacional de la Organización de las Naciones Unidas para el control de las drogas drogas psicotrópicas tales como las anfetaminas, los barbitúricos y las psicodélicas. Durante la década de 1960 se produjo un gran incremento en el uso de drogas en todo el mundo, especialmente en las naciones occidentales. Inspirado en voceros de las drogas psicodélicas como Aldous Huxley y Timothy Leary, millones de personas experimentaron con fuertes alucinógenos y narcóticos de todos los tipos y se volvieron libremente accesibles. Las autoridades de gobierno vieron esto como algo inmoral y destructivo para el progreso económico. La Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 no pudo prohibir muchas de los psicotrópicos de reciente descubrimiento, ya que su ámbito estaba limitado a las drogas que producían efectos parecidos al cannabis-, la coca y el opio.

El 21 de febrero de 1971, una conferencia de plenipotenciarios en Viena firmó una nueva Convención en la que se incluían casi todas las sustancias que alteraran la mente. La Convención, que contenía restricciones a las importaciones y exportaciones junto con otras reglas que apuntaban a limitar el uso de drogas, excepto para propósitos científicos y médicos, entró en vigencia el 16 de agosto de 1976. Actualmente hay 175 naciones que forman parte del tratado. Muchas leyes han sido aprobadas para implementar la Convención, incluyendo la "Psychotropic Substances Act" de los Estados Unidos, la "Misuse of Drugs Act 1971" del Reino Unido y la "Controlled Drugs and Substances Act" de Canadá. Como el tratado mismo, estos estatutos (leyes) suelen dividir las drogas en clases y programas distintos.

Las previsiones para terminar con el tráfico de drogas está recogida en esta Convención al igual que en la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico de Estupefacientes y sustancias psicotrópicas. Este tratado, firmado en 1988, regula los químicos precursores para el control de drogas, realizado por la Convención Única y la Convención sobre Sustancias psicotrópicas. También fortalece las previsiones en contra del lavado de dinero y otros crímenes relacionados con drogas.

Adolf Lande, bajo la dirección de la Oficina de Asuntos Legales de las Naciones Unidas, prepararon el Comentario a la Convención sobre sustancias psicotrópicas. El Comentario, publicado en 1976, constituye una ayuda invaluable para interpretar el tratado, así como una parte clave de su historia legislativa.

Notas[editar]


Enlaces externos[editar]