Constitución del Reino de la Araucanía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Constitución del Reino de la Araucanía (en francés Charte Constitutionnelle du Royaume d'Araucanie) es el texto fundamental de la monarquía constitucional del Reino de la Araucanía y la Patagonia. Redactada por el abogado y aventurero francés Orélie Antoine de Tounens, fue promulgada el 17 de noviembre de 1860, con la coronación de este último como Rey de la Araucanía y la Patagonia, bajo el nombre Orélie Antoine I (castellanizado, Aurelio Antonio I).

El preámbulo de la Constitución, se basaba en cinco principios: a) Un rey o reina siguiendo el orden hereditario; b) Un grupo de ministros dependientes directamente del rey; c) Un Consejo de Privilegiados, compuesto por los nobles del reino; d) Un Consejo de Estado, que se encarga junto con los ministros de hablar en nombre del gobierno y, e) Un cuerpo legislativo electo por sufragio universal.

La Carta Constitucional consta de nueve títulos integrados por un total de 64 artículos.

Aspectos relevantes[editar]

La Constitución del Reino de la Araucanía es una carta muy elaborada, con principios considerados un adelanto para su época, como la gratuidad del servicio de registro civil y otros elementos. Aprovechando sus conocimientos de derecho francés, Orélie Antoine toma para la Carta de 1860, con unas veinte diferencias, la estructura de la Constitución del II Imperio Francés del 14 de enero de 1852.

El texto fundamental ha sido reformado en dos ocasiones. La primera, del 25 de enero de 1862, a raíz del presidio del monarca en la ciudad chilena de Los Ángeles. La segunda, la del 17 de septiembre de 1978, con motivo de la muerte de la princesa consorte Jacqueline-Dominique Marquain, primera esposa de Philippe Boiry.

Ambas reformas tienen relación con disposiciones que regulan el orden hereditario de la sucesión real.