Constitución de Honduras de 1880

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Constitución de Honduras de 1880 fue la quinta constitución vigente del país, promulgada el 1 de noviembre de 1880 en la capital Tegucigalpa. Entró en vigencia el 1 de diciembre de 1881.

El 5 de febrero de 1880, el entonces Presidente constitucional Marco Aurelio Soto llamó a elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente. El 2 de agosto los electos fueron citados en Tegucigalpa para el 1 de septiembre.

Asamblea Constituyente[editar]

La Asamblea inició funciones el 1 de septiembre en Tegucigalpa. El 30 de ese mes autorizó el traspaso de la capital de Honduras de Comayagua a Tegucigalpa. Finalmente promulgó una nueva constitución el 1 de noviembre, la cual fue firmada por:

1. Manuel Gamero Presidente, Diputado por el Departamento de El Paraíso.
2. José Manuel Zelaya Vicepresidente, Diputado por el Departamento de Olancho.
3. Rosendo Aguero Diputado por el Departamento de Olancho
4. Faustino Dávila Diputado por el Departamento de Tegucigalpa.
5. José Estefan Lazo Diputado por el Departamento de Tegucigalpa.
6. Celeo Arias Diputado por el Departamento de Tegucigalpa.
7. Lucas Calderón Diputado por el Departamento de Comayagua.
8. Rafael Alvarado Diputado por el Departamento de La Paz.
9. Francisco Cruz Diputado por el Departamento de La Paz.
10. Francisco Fiallos Diputado por el Departamento de Gracias.
11. Rafael Villamil Diputado por el Departamento de Gracias.
12. Trinidad Ferrari Diputado por el Departamento de Gracias.
13. Victoriano Castellanos Diputado por el Departamento de Copán.
14. Constantino Cuirst Diputado por el Departamento de Copán.
15. Salvador Díaz Diputado por el Departamento de Copán.
16. Manuel Sebastián López Diputado por el Departamento de Santa Bárbara.
17. Jesús Manuel Gonzales Diputado por el Departamento de Santa Bárbara.
18. Tranquilino Bonilla Diputado por el Departamento de Yoro.
19. Carlos Alberto Ucles Diputado por el Departamento de Yoro.
20. Adolfo Zuñiga Diputado por el Departamento de Olancho.
21. Cornelio Moncada Diputado por el Departamento de Olancho.
22. Crescencio Gómez Diputado por el Departamento de El Paraíso.
23.Bruno Arriaga Diputado por el Departamento de El Paraíso.
24. Ponciano Planas Diputado por el Departamento de Choluteca
25. Miguel Augusto Lardizabal Diputado por el Departamento de Choluteca.
26. Abel Cubero Diputado por el Departamento de Choluteca.
27. John Dacus Mc. Lean Diputado por las Islas de la Bahía.
28. Salomón Ordóñez Diputado por el Departamento de la Mosquitia.
29. Luis Bogran, Secretario Diputado por el Departamento de Yoro.
30. Jerónimo Zelaya, Secretario Diputado por el Departamento de Santa Bárbara.

Contenido[editar]

La constitución tenía 86 artículos y estaba estructurada de la siguiente manera:

Parte primera. Declaraciones, principios, derechos y garantías fundamentales
Capítulo primero. Declaraciones y principios
Capítulo segundo. Derecho público hondureño
Capítulo tercero. Derecho público referido a los extranjeros
Capítulo cuarto. Garantías de orden y de progreso
Capítulo quinto. De la nacionalidad, de la ciudadanía y de las elecciones
Parte segunda. Departamento del Gobierno
Capítulo sexto. Del Departamento Legislativo
Sección primera. De su organización
Sección segunda. Atribuciones del Congreso
Sección tercera. De la formación, sanción, promulgación de la Ley
Capítulo séptimo. Del Departamento Ejecutivo
Sección primera. De su organización
Sección segunda. De las atribuciones del Poder Ejecutivo
Capítulo octavo. Del Departamento Judicial
Parte tercera. Del Gobierno Municipal
Capítulo noveno. Del Municipio y de las municipalidades

La constitución comienza abogando por la reinstauración de la República de Centroamérica, y definiendo al gobierno como «democrático, representativo, alternativo y responsable». Reitera garantías y derechos como el Habeas Corpus (art. 7), expresa que «el esclavo que pise el territorio hondureño queda libre» (art. 8) y declara «para siempre» abolida la confiscación (art. 11). Mantiene la división de poderes: un Ejecutivo al mando de un Presidente de la República; un Legislativo a cargo de un Congreso; y un Judicial a cargo de una Corte Suprema de Justicia conformada por 5 Magistrados, más los tribunales (art. 82).

Eran ciudadanos los mayores de veintiún años, con profesión, oficio, renta o propiedad que les aseguren la subsistencia; y los mayores de 18 que supieran leer y escribir o estuvieran casados. La ciudadanía se perdía por aceptar empleo de otro gobierno que no fuera centroamericano. Los centroamericanos que se hallasen en territorio hondureño eran considerados «hondureños por nacimiento», mientras que los hispano-americanos con domicilio en Honduras eran «hondureños naturalizados» (art. 30-34). Para establecer un municipio se requería que la población tuviera al menos 500 habitantes.

La nueva constitución fue especialmente permisible con los extranjeros, enfatizando que estos tenían los mismos derechos civiles que los hondureños (art. 13); esto como parte de la misión reformista del gobierno de Soto de atraer extranjeros para colonizar tierras nacionales (art. 25).[1]​ Los extranjeros no estaban obligados a admitir la naturalización, la cual se obtenía tras un año de vivir en el país. Este requisito no aplicaba para «los colonos», para quienes se establecieran en lugares habitados por indígenas o en tierras despobladas, para los que realizaran importantes trabajos de utilidad general, los que introdujeran valiosas fortunas al país, y los que se recomendaran por invenciones o aplicaciones de gran utilidad para el país. Los extranjeros podían aspirar a cargos públicos, navegar todos los ríos y sus matrimonios eran reconocidos por el Estado mientras estuviesen legalmente celebrados.

Con esta constitución se instaura el fuero militar y el servicio militar obligatorio, siendo «soldado del Ejército activo» todo hondureño de 18 a 35 años, y «soldado de la reserva» los mayores de 35, exceptuando por 10 años los soldados naturalizados (art. 16); y se declara que «ningún cuerpo armado puede deliberar». Se establece que la educación es laica en todos los niveles y gratuita en el nivel primario (art. 24). Se prohíbe que ministros religiosos dirijan centros de enseñanza estatales o ejerzan cargos públicos (art. 10). Además desaparecen las condicionantes económicas que existían desde la Constitución de 1848 para optar a importantes cargos públicos.[2]

El Presidente debía ser hondureño natural mayor de 30 años, su periodo era de 4 años iniciando el 1 de febrero, con posibilidad a una reelección continua —prohibida en la anterior constitución— y a una tercera elección una vez transcurridos 4 años desde el segundo mandato. Como en legislaciones anteriores, el presidente electo era declarado por el Congreso; si ningún candidato alcanzaba la mayoría absoluta, el Congreso escogía al presidente electo de entre los tres candidatos con más votos. Para ser diputado, ministro o magistrado se requería ser mayor de 25 años. No podían ser diputados quienes ejercieran ciertos cargos públicos (art. 41), y estos podían ser reelectos indefinidamente.

Los altos funcionarios podían ser acusados ante el Congreso de «traición, concusión, dilapidación» y violación de las leyes; limitándose el «juicio político» a la deposición del empleo del acusado y a su entrega a los tribunales comunes (art. 23). Se define como sedición a la persona o personas «que asuman el título de representación del pueblo, se arrogue sus derechos, o represente en su nombre», y al Estado de sitio como la suspensión de la constitución en el territorio donde éste se declarase. Y se establece que toda autoridad usurpada y toda decisión acordada por intimación de un cuerpo armado o de una reunión de pueblo es ilegal (art. 19-21).

Las reformas a la constitución se harían mediante una Asamblea Nacional Constituyente aprobada por las dos terceras partes del Congreso, excepto si de reinstaurar la República de Centroamérica se tratase (art. 27).

Véase también[editar]


Predecesor:
Constitución de Honduras de 1865
5ta Constitución Política de Honduras
Honduras

1880 - 1894
(14 años)
Sucesor:
Constitución de Honduras de 1894

Referencias[editar]

Fuentes[editar]

Enlaces externos[editar]