Conspiración de Bielefeld

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vista de Bielefeld, en Alemania.

La Conspiración de Bielefeld es un meme satírico sobre una falsa teoría de conspiración originada en 1993 en el Usenet alemán, que propone que la ciudad de Bielefeld, en Alemania, no existe, sino que es una ilusión propagada por varias fuerzas. Originalmente fue un fenómeno de internet, pero luego ha sido tomado para la redacción del marketing oficial de la ciudad e incluso fue referenciado por la canciller alemana Angela Merkel. Hoy cuenta con cierta popularidad entre los usuarios de Internet de ese país.[1]

Sinopsis[editar]

La tesis principal es la inexistencia de la ciudad de Bielefeld, de trescientos mil habitantes, situada en el estado de Renania del Norte-Westfalia; su existencia es aparente, producto de una campaña de desinformación promovida por el gobierno alemán en colaboración con una misteriosa agencia denominada «SIE» (siempre en mayúsculas), o «Ellos» en español.

Para demostrar la conspiración, proponen tres preguntas:

  1. ¿Conoce usted a alguien que provenga de Bielefeld?
  2. ¿Ha estado usted alguna vez allí?
  3. ¿Conoce usted a alguien que haya estado en alguna ocasión?

El hecho de que posiblemente una mayoría de la gente responderá negativamente, «demuestra» la inexistencia de esa localidad. Aún una respuesta afirmativa a cualquiera de ellas levantaría las sospechas de una posible adhesión al grupo SIE y de ser promotor de la conspiración.

Para los acuñadores del meme los motivos de complot no están claros. Algunas versiones afirman que se trata de una tapadera para las acciones de organizaciones tan dispares como la CIA, el Mossad, o incluso extraterrestres, que se valen de su universidad como hangar para guardar ovnis.[2][3]

Historia[editar]

Piedra conmemorativa con motivo del fin de la conspiración de Bielefeld

La Conspiración de Bielefeld surgió el 16 de mayo de 1994 como un mensaje en el grupo de noticias de.talk.bizarre. Su autor fue Achim Held, a la sazón estudiante de informática.[4]​ Desde ese momento, el meme se empezó a difundir con rapidez a través de la comunidad de internautas de Alemania y, a fecha de 2019, apenas ha perdido popularidad.

En una entrevista televisada con motivo del décimo aniversario del mensaje original, Held confirmó que la idea se le ocurrió tras una conversación con un ávido lector de publicaciones de temática New Age en una fiesta.[cita requerida]

Factores psicosociales[editar]

La relativa difusión que ha llegado a alcanzar puede deberse a una combinación de factores, entre los cuales cabe mencionar:

  • La alusión directa a las populares teorías de conspiración.
  • El hecho de que la ciudad utilizada, Bielefeld, se encuentre en el centro de una región rural en la zona central del país. Carente de atractivos turísticos, oficinas gubernamentales relevantes y que ni siquiera conserva construcciones antiguas debido a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Como consecuencia de esto, la localidad recibe poca o ninguna cobertura en los medios de comunicación, y los habitantes de otras regiones no pueden imaginársela.
  • Su dialecto es muy similar al alemán estándar, sin un «acento de Bielefeld» característico que pudiera llamarle la atención a otros hablantes.
  • Se encuentra en la importante ruta logística entre la cuenca del Ruhr y Berlín, y cuenta con acceso a una de las principales autopistas ─la A2─, así como a la línea de ferrocarril de gran velocidad que une Dortmund, Hannover y Berlín. Sin embargo, la autopista solo llega hasta las afueras de la ciudad. De manera similar, la estación de tren, aunque está situada en el centro de la ciudad, estuvo en proceso de remodelación hasta finales del 2007, lo cual le confería un permanente y sospechoso aspecto de provisionalidad. Debido a estos factores, muchos viajeros pasaron cerca de ella sin llegar nunca a verla.[cita requerida]

Reacción oficial[editar]

A pesar de los empeños de su municipalidad por promover una imagen pública en otras regiones, los resultados fueron en ocasiones contraproducentes. Por ejemplo, en 1999, casi cinco años después de la acuñación del meme, las autoridades locales publicaron una nota de prensa titulada «Bielefeld gibt es doch!», «¡Bielefeld existe!», en español. Sin embargo, la fecha de edición data el día 1 de abril, celebración del «Aprilscherz» (Día de los inocentes). Los seguidores de la broma usaron esta coincidencia como una nueva «prueba» de su tesis.[cita requerida]

En 2014, el 800.° aniversario de la fundación de la ciudad se celebró bajo el lema autosatírico de «Das gibt's doch gar nicht!» ─traducido como «¡No es posible!», o «¡No existe!»─.[5]

El 25 de enero de 2017, el nombre de la página de Facebook de la ciudad cambió de «Bielefeld» a «Bielefeldverschwörung», que en castellano significa «Conspiración de Bielefeld». Se dio la explicación de que debió haber habido un consenso entre varios usuarios que votaron por un cambio de nombre, el cual se dio de manera automática. El nombre correcto se restableció poco tiempo después.[6]

Fenómenos relacionados[editar]

En otros sitios del mundo se encuentran distintas sátiras que llevan a lo mismo, teorías humorísticas de ciudades o lugares que supuestamente no existen:


Fuera de los países hispanohablantes sobresalen los casos de:

Referencias[editar]

  1. von Lüpke, Marc (15 de mayo de 2014). «Erfinder der Internet-Satire: "Ich habe die Bielefeld-Verschwörung unterschätzt"». Spiegel Online (en alemán) (Hamburgo). Consultado el 4 de noviembre de 2019. 
  2. Die Bielefeld-Verschwörung — página con los detalles de la conspiración, tal como aparecieron en la versión original de 1994.
  3. Germany's Latest Conspiracy Theory en la página de Deutsche Welle
  4. [http://groups.google.com/groups?selm=2r570dINNahh%40snofru.informatik.uni-kiel.de
  5. «800 Jahre Bielefeld - Das gibts doch gar nicht!» (en alemán). Archivado desde el original el 25 de diciembre de 2011. Consultado el 24 de mayo de 2017. 
  6. Wiese, Angela (26 de enero de 2017). «Bielefeld heißt plötzlich Bielefeldverschwörung». Neue Westfälische (en alemán). Consultado el 24 de mayo de 2017. 
  7. March 13, Rick RoddamPublished:. «The 'Wyoming Doesn't Exist' Myth Began With Garfield The Cat». 101.9 KING FM (en inglés). Consultado el 14 de febrero de 2021. 
  8. "Garfield and Friends" Attention Getting Garfield/U.S. Acres: Swine Trek/It Must Be True! (TV Episode 1989) - IMDb (en inglés), consultado el 14 de febrero de 2021 .
  9. Garfield: It Must Be True!, consultado el 14 de febrero de 2021 .
  10. https://urbatorium.blogspot.com/2010/12/el-dia-que-sacaron-combarbala-de-chile.html
  11. https://pousta.com/rancagua-meme/
  12. «¿La Pampa no existe? el debate en Twitter que divirtió y enojó a varios». La Nación. 1 de octubre de 2019. Consultado el 1 de junio de 2021. 
  13. «¿Por qué los mexicanos decimos que Tlaxcala no existe?». El Heraldo de México. 26 de febrero de 2021. Consultado el 1 de junio de 2021. 
  14. Terrasa, Rodrigo (23 de abril de 2019). «Por qué nos reímos de Murcia y por qué no deberíamos reírnos (tanto)». El Mundo. Consultado el 1 de junio de 2021. 
  15. Carmelino, Ana Cristina (2016). «O Acre não existe? Nas desnotícias, não». Unisul (en portugués). Consultado el 19 de diciembre de 2018. 
  16. Quequero (2007). «Riflessioni sul Molise - Il Molise non esiste». Universita' Italiana Cracking (en italiano). Archivado desde el original el 18 de agosto de 2016. Consultado el 19 de diciembre de 2018. 
  17. Foreman, Jay (2016). «Berlin Wall - Maps With Gaps». YouTube (en inglés). Consultado el 19 de diciembre de 2018. 
  18. Mazumdar, Sanghamitra (21 de junio de 2008). «Where are you going this winter? Jhumri Telaiya?». Indian Express (en inglés). Consultado el 19 de diciembre de 2018. «Jhumri Telaiya is too quaint a name to be real—at least that’s what people who tuned into Vividh Bharati thought.» 
  19. Vandael, Birger (20 de febrero de 2021). «“Parodie op complottheorieën”, maar hoax ‘Hasselt bestaat niet’ doet flink de ronde op sociale media». Het Laatste Nieuws (en neerlandés). Consultado el 1 de junio de 2021. 
  20. Lamoureux, Mark (8 de diciembre de 2016). «This Dude Accidentally Convinced the Internet That Finland Doesn't Exist». Vice (en inglés). Toronto. Consultado el 1 de junio de 2021. 

Coordenadas: 52°01′22″N 8°32′00″E / 52.02278, 8.53333