Ir al contenido

Conservador de bienes raíces (Chile)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Oficinas de atención al público del Conservador de Bienes Raíces de Santiago.

En Chile, los conservadores de bienes raíces (CBR) son abogados, ministros de fe encargados de resguardar y actualizar los registros conservatorios de bienes raíces con objeto de mantener la historia de la propiedad inmueble y otorgar una completa publicidad a los gravámenes que pueden afectar a los bienes raíces. Estudian la legalidad y otorga validez a los títulos de propiedades, considerando la inscripción como requisito, prueba y garantía de la posesión.

La institución de los conservadores fue creada el 24 de junio de 1857, cuando se dictó el Reglamento del Registro Conservatorio de Bienes Raíces, en virtud de lo dispuesto en el artículo 695 del Código Civil.[1][2]

El artículo 446 del Código Orgánico de Tribunales define a los conservadores como los ministros de fe encargados de los registros conservatorios de bienes raíces, de comercio, de minas, de accionistas de sociedades propiamente mineras, de asociaciones de canalistas, de prenda agraria, de prenda industrial, especial de prenda y demás que les encomienden las leyes.

Registros que llevan

[editar]
  • Registros de Propiedades: Propiedades, Hipotecas y Gravámenes, Prohibiciones e Interdicciones y Libro de Repertorio.
  • Registros de Comercio: Comercio, Libro de Repertorio.
  • Registros de Prenda: Prenda industrial, Prohibición de Prenda Industrial, Especial de Prenda, Prenda Agraria y Prohibiciones de Prenda Agraria.
  • Registros de Aguas: Propiedad de Aguas, Hipotecas y Gravámenes de Aguas y Prohibiciones de Agua.
  • Registros de Minas: Descubrimientos, Propiedades, Accionistas, Hipotecas y Gravámenes y Prohibiciones de Prendas.

Cobros y aranceles

[editar]

Todos los cobros y aranceles asociados a cualquier trámite realizado por esta institución, son dictaminados y se encuentran regulados por el Ministerio de Justicia de Chile, con tasas fijas y montos mínimos y máximos por cada actuación. Estos últimos, quedan a criterio y disposición de cada uno de los conservadores de manera independiente.[3]

Críticas

[editar]

Se ha critica por diversos sectores que la regulación de los conservadores en Chile no es suficientemente transparente y tiene poca competencia, generando altos costos para los usuarios, así como ineficacia y lentitud[4]​. Respecto al nombramiento, se ha criticado que la regulación permitiría la corrupción, generando dudas sobre los nombramientos[4]​. Ha sido debate desde hace tiempo en el debate público, pero por diversas razones la reforma no ha prosperado[5]​.

Véase también

[editar]

Referencias

[editar]
  1. «Sistema». Corporación Chilena de Estudios de Derecho Registral. Archivado desde el original el 26 de enero de 2012. Consultado el 4 de febrero de 2012. 
  2. «Quelle Hannover». Consultado el 22 de diciembre de 2023. 
  3. Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile. «Aranceles». Notariosyconservadores.cl. Archivado desde el original el 5 de julio de 2020. Consultado el 5 de julio de 2020. 
  4. a b «Reforma al sistema de notarios y conservadores». Observatorio Judicial. 9 de noviembre de 2023. Consultado el 24 de diciembre de 2023. 
  5. «Conservadores de bienes raíces: ¿Reforma profunda o más de lo mismo?». El Mostrador. 6 de agosto de 2006. Consultado el 24 de diciembre de 2023. 

Enlaces externos

[editar]