Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Argentina)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas
Información
Acrónimo CONICET
Tipo Ente Autárquico
Fundación 5 de febrero de 1958 (56 años)
Ámbito Bandera de Argentina Argentina
Presupuesto anual $1.420.996.224[1]
Presidente Roberto Salvarezza[2]
Dependiente de Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva
Sitio web
Página Oficial

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) es un ente autárquico dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina destinado a promover el desarrollo de la ciencia y la tecnología en ese país. Es la institución científica más importante del país y la segunda en Latinoamérica según el SCImago Journal Rank.[3]

Objetivos[editar]

  • Fomentar y subvencionar la investigación científica y tecnológica, y las actividades de apoyo que apunten al avance científico y tecnológico en el país, al desarrollo de la economía nacional y al mejoramiento de la calidad de vida, considerando los lineamientos establecidos por el gobierno nacional.
  • Fomentar el intercambio y la cooperación científico-tecnológica dentro del país y con el extranjero.
  • Otorgar subsidios a proyectos de investigación.
  • Otorgar pasantías y becas para la capacitación y perfeccionamiento de egresados universitarios, o para la realización de investigaciones científicas en el país y en el extranjero.
  • Organizar y subvencionar institutos, laboratorios y centros de investigación, que funcionen en universidades y en instituciones oficiales o privadas, o bajo la dependencia directa del CONICET.
  • Administrar las Carreras del Investigador Científico y del Personal de Apoyo a la Investigación y al Desarrollo.
  • Instituir premios, créditos y otras acciones de apoyo a la investigación científica.
  • Brindar asesoramiento a entidades públicas y privadas en el ámbito de su competencia.

Reseña histórica[editar]

El CONITYC[editar]

El 17 de mayo de 1951, por decreto Nº 9695/51 del Presidente Juan Domingo Perón, se creó el Consejo Nacional de Investigaciones Técnicas y Científicas (CONITYC). Presidido por el mismo Presidente de la Nación, en su primera etapa el CONITYC congregó a importantes científicos, como el físico José Balseiro, Enrique Gaviola y el ingeniero nuclear Otto Gamba. El Consejo colaboraba estrechamente con la Dirección Nacional de Investigaciones Técnicas y Científicas, creada poco antes, el 4 de julio de 1950, a cargo del coronel Enrique P. González.

Una de las primeras acciones del CONITYC fue la realización del Primer Censo Científico Técnico Nacional, que recopiló información sobre todas las investigaciones llevadas a cabo en la Argentina, tanto en el sector público como en la industria privada. A partir de los resultados del Censo y en línea con las previsiones del Segundo Plan Quinquenal del gobierno, se decidió estimular la formación en física y química en la enseñanza secundaria.

En ese período se creó también la Comisión Nacional de Energía Atómica, que se encargaría del Plan Huemul para desarrollar energía atómica en el sur de la Argentina, y el Instituto de Rayos Cósmicos con su Observatorio, ambos en el ámbito de la Universidad Nacional de Cuyo y construidos cerca de Laguna del Diamante (Mendoza) para observar la radiación desde las óptimas condiciones de altura y sequedad del sitio.

Refundación[editar]

Tanto el Consejo como la mayoría de sus instalaciones dependientes fueron desmanteladas tras la autodenominada Revolución Libertadora que derrocó a Perón en 1955. Sin embargo, el CONICET fue refundado el 5 de febrero de 1958, durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu, y bajo la dirección de Bernardo Houssay, Premio Nobel de Medicina.

El segundo CONICET introdujo las figuras del Investigador y el Profesional de Apoyo, ambos de carrera, disponiendo el financiamiento de la investigación para permitir que los científicos pudieran dedicarse de forma permanente y completa a lo que decenios más tarde se conocería como I+D. Junto con ello, se definió un programa nacional de becas para la investigación y otro de subsidios para la investigación privada.

Descentralización[editar]

Además, el CONICET desarrolló convenios con los gobiernos provinciales, las entidades académicas y el sector privado para dar origen a centros de investigación especializados; tras la restauración de la democracia y a partir del gobierno de Arturo Frondizi se crearían, entre otros, el Centro Experimental de la Vivienda Económica en Córdoba, el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología de Pinturas en La Plata, el Instituto Nacional de Limnología en la provincia de Santa Fe, el Instituto de Desarrollo Tecnológico para la Industria Química en Santa Fe, la Planta Piloto de Ingeniería Química en Bahía Blanca y el Centro Nacional de Radiación Cósmica, que eventualmente se reestructuraría como Instituto de Astronomía y Física del Espacio.

A partir de los años 1970 el CONICET comenzó el desarrollo de centros regionales que proporcionarían la infraestructura necesaria para la creación de laboratorios e institutos de investigación adaptados a las necesidades prácticas y las condiciones naturales de las distintas regiones. Los CC.RR. estaban orientados también a garantizar la formación de investigadores y la transferencia localizada de conocimientos. Con el objetivo de evitar la concentración de investigadores en las grandes ciudades, se crearon CC.RR. en varios puntos del país, entre ellos Rosario, Mendoza, La Plata, Bahía Blanca, Puerto Madryn y Ushuaia.

Funcionamiento y organización institucional[editar]

El CONICET es autárquico, bajo la jurisdicción desde el 2007 del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Reestructurado por el decreto N° 1661/96, está gobernado por un directorio de nueve miembros, de los cuales uno ocupa la presidencia. Los miembros se eligen por el Poder Ejecutivo Nacional a partir de listas confeccionadas por los propios investigadores del CONICET, las entidades universitarias, los organismos científicos provinciales y las entidades industriales.

Se organiza en tres Gerencias —de Desarrollo Científico y Tecnológico, Evaluación y Acreditación y Gestión Operativa, respectivamente— una unidad de Auditoría Interna y una Asesoría Legal. Como unidades ejecutoras cuenta con los CCRR descentralizados, Institutos de Investigación, y los Laboratorios Nacionales de Investigación y Servicios.

Cuenta con varios órganos consultivos: una Junta de Calificaciones, una Junta Técnica y varias Comisiones Asesoras por áreas del conocimiento: ciencias exactas y naturales, ciencias sociales y humanidades, ciencias biológicas y de la salud, ciencias agrarias, ingeniería y de materiales, y tecnología.

Áreas de trabajo[editar]

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas es el principal organismo dedicado a la promoción de la ciencia y la tecnología en la Argentina. Su actividad se desarrolla en cuatro grandes áreas:

  • Ciencias Agrarias, Ingeniería y de materiales: esta área comprende especialmente desarrollos de investigación aplicada y en algunos casos desarrollo experimental, además de investigación básica vinculada con problemas tecnológicos. Está compuesta por las ciencias agrarias, las ingenierías (civil, química, mecánica, electrónica, entre otras) y la arquitectura. En ella se encuadran líneas de investigación tales como el diseño de nuevos materiales, el mejoramiento genético de especies de interés económico, el mejoramiento de los sistemas de fertilización, modelación de control de sistemas, planeamiento urbano, diseño de viviendas, hábitat y energía, arquitectura bioclimática y sustentable, historia de la arquitectura, diseño ambientalmente consciente. Alrededor del 14% de los investigadores y del 19% de los becarios trabajan en cuestiones relacionadas con estas disciplinas, mientras que un 9% de las Unidades Ejecutoras corresponden a esta gran área.
  • Ciencias Biológicas y de la Salud: las disciplinas que integran esta gran área, biología, bioquímica, ciencias médicas y veterinaria, son de vital importancia para el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad y han adquirido una gran relevancia por su producción científica. Aproximadamente el 35% de los investigadores y el 36% de los becarios internos y externos del CONICET pertenecen a este sector del conocimiento; la historia de la institución estuvo muy ligada a la investigación en las Ciencias Biológicas y de la Salud.
  • Ciencias Exactas y Naturales: en esta gran área del conocimiento conviven disciplinas diversas como matemática, física, astronomía, química, computación, y las ciencias de la tierra, del agua y la atmósfera. Esta diversidad coloca al organismo frente a un área de la ciencias básicas y aplicadas con múltiples y variadas líneas de investigación. Alrededor del 31% de los investigadores y del 25 % de los becarios del CONICET se agrupan en algunas de estas disciplinas.

Sus investigadores[editar]

El CONICET posee un sistema jerárquico por el cual un recién graduado puede ingresar como becario del CONICET en concurso público. Se le otorga un estipendio en carácter de dedicación exclusiva a la investigación y es regido por un estricto estatuto. Con los años fueron cambiando la nominación de la beca y su duración (entre 4 a 6 años) pero el Estado Nacional busca financiar el doctorado de sus graduados universitarios. Posteriormente el becario puede aspirar a ingresar a la Carrera del Investigador, en planta permanente, hasta su retiro o jubilación.

Carrera del Investigador Científico y Tecnológico (CICT)[editar]

La Carrera del Investigador Científico y Tecnológico (CICT) está destinada a favorecer la plena y permanente dedicación de los investigadores a la labor científica y tecnológica. La distribución de los miembros de la Carrera del Investigador Científico y Tecnológico busca complementar el accionar de las universidades y de los distintos organismos académicos, científicos y tecnológicos nacionales.

La productividad de los investigadores del CONICET, como generadores de conocimiento, se refleja a través de su participación en el 68% de las 17.000 publicaciones de argentinos que residen en el país relevadas en bases de datos internacionales del último quinquenio. Medida en número de publicaciones indizadas por año/investigador, la productividad de los miembros de la CICT es de 0.52, comparativamente superior a la media nacional de 0.13. Este desempeño es especialmente destacable cuando el Organismo cuenta con sólo 23% del presupuesto del Sector Ciencia y Técnica a nivel nacional.

En el quinquenio 2001/2005 se ha mantenido una media de 3500 investigadores, distribuidos en cinco categorías en las que se progresa mediante una rigurosa evaluación de desempeño. Las dos categorías superiores agrupan al 15% de los investigadores.

Categorías:

  • Investigador Asistente
  • Investigador Adjunto
  • Investigador Independiente
  • Investigador Principal
  • Investigador Superior

Frente a la centralización económica y la distribución demográfica del país, la institución ha desarrollado estrategias de inserción de investigadores en todo el país: cerca del 60% de sus investigadores se desempeña en las provincias fuera del área metropolitana de Buenos Aires y distribuidos en todos los Estados Provinciales. En los Proyectos planteados, el CONICET refleja del mismo modo la pluralidad disciplinaria en las temáticas de investigaciones. Por otra parte el 70% del plantel total de la CICT desarrolla sus tareas en las universidades nacionales y el resto, lo hace en Unidades Ejecutoras propias o en organismos descentralizados de Ciencia y Tecnología (INTI, INTA, CNEA, CONAE, etc.).

Becas[editar]

Con el objetivo de formar recursos humanos para la investigación, el Programa de Becas permite a jóvenes graduados universitarios de todas las regiones del país la dedicación exclusiva necesaria para obtener grados doctorales y entrenamientos postdoctorales en distintas disciplinas, tanto en instituciones nacionales como del exterior.

El 40% de las becas para investigación otorgadas en el país, en los últimos años, han sido financiadas por el CONICET. Actualmente el CONICET otorga 2229 Becas, de las cuales, 1737 están destinadas a permitir la obtención de doctorados y 492 destinadas a permitir entrenamientos posdoctorales de excelencia, tanto en el país como en el exterior.

Las becas doctorales internas, se otorgan de manera excluyente para la realización de postgrados acreditados por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), de modo de garantizar la excelencia deseada para la capacitación de becarios.


Adicionalmente, se otorgan becas postdoctorales cofinanciadas con empresas con el fin de fomentar la vinculación con el sector productor de bienes y servicios.

En el caso de las becas externas, se privilegia aquellas disciplinas con escaso o nulo desarrollo a nivel de postgrado en el país. Estas se desarrollan bajo la modalidad de beca-mixta o con alternancia de sede para favorecer la reinstalación en el país de los recursos humanos así formados.

Carrera del Personal de Apoyo (CPA)[editar]

De estructura similar a la Carrera del Investigador Científico y Tecnológico, la Carrera del Personal de Apoyo está destinada a brindar apoyo técnico calificado a los grupos de investigación a través de un conjunto de variadas tareas. Algunos de sus miembros están a cargo de servicios o equipos de gran complejidad, otros desarrollan asistencia en laboratorios, en el campo de la experimentación y otros en centros de documentación o administración de institutos de investigación.

El plantel se aproxima a los 2600 miembros, que se agrupan principalmente en las categorías profesional (53%) y técnico (40%) con una relación de 2 personal de apoyo por cada 3 investigadores.

Actualidad[editar]

Actualmente, el CONICET revista como ente autárquico del Estado Nacional como Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva; previo a su rango de ministerio, se trataba de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, dependiente del Ministerio de Educación de la Nación. Su misión es la promoción y ejecución de actividades científicas y tecnológicas en todo el territorio nacional y en las distintas áreas del conocimiento.

A partir del Decreto N° 1661/96, el gobierno del CONICET está a cargo de un Directorio compuesto por un Presidente y ocho miembros. La elección de los miembros se realiza mediante la propuesta de ternas votadas y elevadas a consideración del Poder Ejecutivo Nacional. Cuatro ternas son elegidas directamente por los investigadores del CONICET y las restantes son propuestas por las entidades de la industria, del agro, de las universidades y de los organismos de ciencia y tecnología de las provincias.

A nivel central la administración se completa con una Unidad de Auditoría Interna, tres Gerencias -Desarrollo Científico y Tecnológico, Evaluación y Acreditación y Gestión Operativa- y una Asesoría Legal. El resto del cuerpo de administración profesional se integra con cargos escalafonarios concursados. Integran el CONICET el conjunto de Unidades Ejecutoras, compuesto por Institutos de Investigación, Laboratorios Nacionales de Investigación y Servicios (LANAIS) y Centros Regionales.

Asisten al CONICET en sus decisiones sus órganos asesores: la Junta de Calificaciones; la Junta Técnica y las Comisiones Asesoras por grandes áreas del conocimiento: ciencias exactas y naturales, ciencias sociales y humanidades, ciencias biológicas y de la salud, ciencias agrarias, ingeniería y de materiales y comisión asesora de tecnología.

La [Argentina] se ha planteado la necesidad de articular sus instituciones en un Sistema Nacional de Innovación para la resolución de problemas concretos o generación de conocimiento de aplicación futura. Dentro de la futura ley marco que lo incentive y promueva y del Plan Nacional de Ciencia y Tecnología emanado de la SETCIP, el CONICET se plantea la articulación interinstitucional como medio para la formulación de planes de acción concretos y el establecimiento de prioridades.

Presupuesto 2011[editar]

El presupuesto previsto para este ejercicio es de U$D 400 Millones[4]

Reconocimientos[editar]

La institución fue premiada por la Fundación Konex en 2008 con el Premio Konex - Mención Especial, distinción dada a las más relevantes personalidades e instituciones de la última década de la Argentina.

Véase también[editar]

Fuentes[editar]

  • Oliva, Enrique (2004). «La creación del CONICET». Urgente 24 (10 de febrero). 

Referencias[editar]

  1. «Presupuesto CONICET».
  2. «Autoridades».
  3. SIR Global 2013 O, http://www.scimagoir.com/pdf/SIR%20Global%202013%20O.pdf
  4. http://www.mecon.gov.ar/onp/html/presutexto/proy2011/jurent/pdf/P11E103.pdf

Enlaces externos[editar]