Connor MacLeod

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Connor MacLeod es un personaje de ficción de la saga Highlander (Los Inmortales, en español), que aparece en casi todas las películas de la saga, así como en la serie televisiva y en la versión animada. En las películas fue interpretado por Christopher Lambert.

Biografía[editar]

Connor MacLeod es un inmortal nacido en 1518 en las Tierras Altas Escocesas (Highlands) a orillas del Loch Shiel. En 1536, durante una batalla contra el Clan Fraser, Connor se enfrentó a otro inmortal conocido como Kurgan y recibió heridas que deberían haberle costado la vida. Al ver que sobrevive, sus vecinos y familiares lo consideran un brujo e intentan quemarlo. El pariente de Connor y jefe del clan, Angus MacLeod, consigue que su condena se reduzca finalmente a una pena de destierro. Connor vaga por Escocia hasta que conoce a Heather MacDonald, con la que se casa y con la cual permanece hasta la muerte natural de ella. Posteriormente, en Highlander: Juego Final, es enterrado junto a ella en Escocia.

La vida de Connor cambia en 1541 cuando conoce al inmortal español Juan Sánchez Villa-Lobos Ramírez, quien se convierte en su mentor, le enseña a pelear con espada y le explica las reglas del "Juego" por el cual los inmortales deben buscarse a través del tiempo y del espacio y pelear en combate singular, intentando cortar la cabeza del contrincante -única forma de matar a un inmortal y adquirir la esencia de su inmortalidad-, además de la regla de que no se pueden realizar combates en suelos sagrados y que como inmortales no tienen la posibilidad de tener descendencia directa, los inmortales son atraídos unos a otros para combatir hasta que sólo uno quede con vida y obtenga el premio final.

En la primera de las películas de la serie, MacLeod vive en Nueva York, bajo el nombre de Russell Nash, un anticuario, junto a su secretaria, que fue criada por él como su hija al salvarla en la segunda guerra mundial. La trama muestra el enfrentamiento de los pocos inmortales restantes, y finalmente a su archienemigo, Kurgan, a quien derrota, convirtiéndose así en el último inmortal y como premio se le concede su mortalidad.

En la segunda entrega de la saga, la historia muestra una versión de Connor ya envejecido y mortal y el giro de la trama está enfocado en que su inmortalidad se debe a que son exiliados de otro planeta. Al combatir con dos nuevos exiliados enviados a matarlo, este recupera su juventud y consigue invocar de entre los muertos a su mentor Juan Sánchez Villa-Lobos Ramírez. Esta película tiene un corte más enfocado en un futuro post-calentamiento global y las consecuencias a la solución para este en la vida de la humanidad.

La tercera parte de la saga vuelve a sus orígenes y muestra a un Connor criando a un hijo adoptivo y utilizando su verdadero nombre y no el alter-ego de Russell Nash. Además de mostrar un nuevo origen de su clásica espada katana, la pelea se traslada nuevamente a nueva york, esta vez para enfrentar a un oponente que se había dado por muerto para rescatar a su hijo y nuevamente salvar a la humanidad. Además de reencontrarse con sus raíces en escocia.

La cuarta parte de la saga muestra el origen de las tragedias de la vida de Connor, ligadas a su pasado en escocia en sus primeros años de inmortal, aun cuando en esta última comparte el protagonismo con su primo y final sobreviviente: Duncan MacLeod.

Apariciones[editar]