Conmutación de circuitos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La conmutación de circuitos es un tipo de conexión que realizan los diferentes nodos de una red para lograr un camino apropiado para conectar dos usuarios de una red de telecomunicaciones. A diferencia de lo que ocurre en la conmutación de paquetes, en este tipo de conmutación se establece un canal de comunicaciones dedicado entre dos estaciones. Se reservan recursos de transmisión y de conmutación de la red para su uso exclusivo en el circuito durante la conexión. Ésta es transparente: una vez establecida parece como si los dispositivos estuvieran realmente conectados.

La comunicación por conmutación de circuitos implica tres fases: el establecimiento del circuito, la transferencia de datos y la desconexión del circuito. Una vez que el camino entre el origen y el destino queda fijado, queda reservado un ancho de banda fijo hasta, que la comunicación se termine. Para comunicarse con otro destino, el origen debe primero finalizar la conexión establecida. Los nodos deben tener capacidad de conmutación y de canal suficiente como para gestionar la conexión solicitada; los conmutadores deben contar con la inteligencia necesaria para realizar estas reservas y establecer una ruta a través de la red.

El ejemplo más conocido de este tipo de conexión es la Red Telefónica Conmutada.

Ventajas[editar]

  • El ancho de banda es definido y se mantiene constante durante la comunicación.
  • El circuito es fijo, no se pierde tiempo en el encaminamiento de la información.
  • La transmisión se realiza en tiempo real, siendo útil para la comunicación de voz y video.
  • Si bien existe retardo en el establecimiento de la llamada, el retardo de la transmisión posterior es despreciable; si el tráfico se realiza generalmente entre el mismo par de estaciones puede ser más veloz.

Desventajas[editar]

  • Cuando no se utiliza el enlace se desaprovechan recursos (ancho de banda).
  • Si la comunicación es a ráfagas en vez de continua, o entre una gran variedad de estaciones, es ineficiente.
  • Retraso en el inicio de la comunicación
  • El camino físico es siempre el mismo, por lo que no se utilizan los posibles caminos alternativos que puedan surgir que sean más eficientes.
  • Se requiere un tiempo para realizar la conexión, lo que conlleva un retraso en la transmisión de la información

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • W. Stallings, Comunicaciones y Redes de Computadores.