Congelada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Una congelada es un tipo de helado elaborado a partir de jugos de frutas naturales o de una solución azucarada con colorantes y saborizantes artificiales que se envuelve en un empaque o bolsa de plástico sellada que tiene usualmente una forma cilíndrica y alargada y esta es posteriormente congelada (de ahí el nombre de congelada).

De acuerdo con los regionalismos de cada país, recibe los nombres de naranjú, vikingo, bolis, bolillo bolo, flash, hielito, cubo, chupichupi, saborín, bambino, bollos, duros, duro frío, raspaíto, marcianos, chupps, helado en bolsita, charamusca, malo kinada, gelatinas de hielo" "sabalitos" yunglis de la jungli; entre otros.

Generalmente son consumidos en época de calor, aunque pueden ser adquiridos durante cualquier época el año.

Producción[editar]

Boli de coco. Barranquilla, Colombia.

Industrial[editar]

En la América Latina existen numerosas empresas productoras de este tipo de golosina de manera industrial.

En Colombia existen varios productores industriales de este tipo de helados, entre ellos destaca, por su dominio del mercado, la empresa Quala, con su producto Bon Ice.

En México son un producto muy popular y de gran tradición.

En Panamá, los bolis son un producto muy popular entre los niños y adolescentes, producido industrialmente por empresas locales como Quesos Don Joaquín y Paletas, Helados y Boli Di Bari.

En España se llaman flash y son consumidos mayoritariamente por niños. Se venden ya helados, listos para consumir, en quioscos, o bien, en tiendas y supermercados para ser congelados en casa. El contenido no se suele hacer en casa, sino que es de carácter industrial, y tiene una mala reputación, por estar compuesto por aditivos y colorantes artificiales.

Casera[editar]

Se producen de forma casera muy tradicionalmente en Colombia, Cuba, Panamá, Perú, Venezuela y México.

En Panamá, son producidos artesanalmente en los barrios de la capital e interior del país a modo de economía de subsistencia. Igualmente, en Venezuela, son producidos en los caseríos y pueblos de manera tradicional.

Así mismo, en Colombia son fabricados artesanalmente en las ciudades y pueblos como ayuda para la economía doméstica.

Denominaciones, variedades y sabores en América Latina[editar]

Bolis vendidos en nevera de icopor. (Barranquilla, Colombia).

Existen tres variedades comunes en América Latina: a base de leche, agua y de jugos de frutas naturales. Los sabalitos a base de leche se venden en sabores de vainilla, rompope o chocolate. Los elaborados a base de agua contienen generalmente colorantes y saborizantes frutales naturales o artificiales.

En México suelen ser llamados sabalitos o gelatinas y tienen normalmente una forma cilíndrica, delgada y alargada, a diferencia de los bolis que suelen ser cilíndricos pero más gruesos y de menor longitud.

En Barranquilla se denominan bolis y en otras partes de Colombia se les dice Vikingos, y se hacen también con jugo de frutas como corozo, coco y zapote, entre otras. Su fabricación es exclusivamente casera y artesanal, para ayudar a la economía doméstica. Se vende en las casas que los fabriquen y en otras ocasiones se venden en calles almacenados en cavas (cajas de icopor) [1][2]

En Chile, se les llama cubo a pesar de su forma cilíndrica. Son frecuentes los de plátano con leche, chocolate, frutilla y vainilla. También son comunes los a base de jugos de variados sabores y colores, a las cuales se les llaman "Cecy" debido a la distribuidora de paletas con el mismo nombre que las elabora.

También son comunes en Venezuela, donde se les llama bambino o chupichupi. Los elaborados a base de agua son llamados cítricos, en tanto que los elaborados a base de leche se les denomina cremosos. Los elaborados artesanalmente son más anchos y de forma cónica. En este caso se les llama tetas. Así mismo, en Maracaibo se les da el nombre de duro frío.

En el Perú se les llama chupps o marcianos, y son de forma alargada, vienen en distintos sabores, y son mayoritariamente de agua y frutas (algunas artificiales, pero en su mayoría naturales), sabores como fresa, maracuyá, mango, tamarindo y chicha morada son los más comunes. También los hay de leche con fresa, leche con chocolate, leche con coco, leche con lúcuma. Es conocido en todo el país pero con diferentes denominaciones por ejemplo en ciudades como Talara son llamados chalaca y en Piura, bodoques, siendo estos más anchos que los marcianos.

En Panamá, la producción de este helado se da de manera tanto industrial como casera. Los de producción industrial son normalmente elaborados de colorantes, y son denominados bolis. En cambio, los de producción casera son elaborados de pulpa o jugo de frutas tropicales locales, y son llamados duros.

Referencias[editar]

Véase también[editar]