Condado de Bornos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Condado de Bornos
Corona de conde.svg
Corona condal
Primer titular Diego Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala Guevara y Padilla
Concesión

Felipe IV de España
10 de agosto de 1642

Grandeza de España el 7 de julio de 1780 por Carlos III
Linajes
Actual titular Fernando Ramírez de Haro y Valdés (XVI conde desde 2013)
[editar datos en Wikidata]
Cenotafio de Francisco Ramírez de Madrid, el Artillero. De estilo renacentista, fue labrado hacia 1531 e instalado en la iglesia conventual de la Concepción Francisca de la calle Toledo de Madrid. Hoy se conserva junto al de Beatriz Galindo, su mujer, en el Museo de San Isidro de la misma villa.
Cenotafio de Beatriz Galindo, la Latina, segunda mujer de Francisco Ramírez.

El condado de Bornos es un título nobiliario español creado por el Rey Felipe IV, con el vizcondado previo de Bornos y mediante Real Decreto de 1.º de julio de 1642 y Real Despacho del 10 de agosto siguiente, en favor de Diego Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala Guevara y Padilla, V señor de Bornos, capitán de arcabuceros, caballero de Alcántara, gentilhombre de cámara del infante Don Carlos.

El Rey Carlos III otorgó a esta casa la grandeza de España de 2.ª clase por Real Decreto de 23 de abril de 1780 y Real Despacho del 7 de julio del mismo año en cabeza del VII conde, Onofre Ramírez de Haro y Córdoba Lasso de la Vega, conde de Montenuevo de Río Leza, mariscal de campo de los Reales Ejércitos, gobernador de Pamplona, alférez mayor perpetuo de Motril.

La denominación alude al cortijo de Bornos en el municipio de Cambil (Jaén). Esta heredad fue repartida por los Reyes Católicos el 2 de octubre de 1485 al famoso general Francisco Ramírez el Artillero, tatarabuelo del primer conde, en recompensa por haber tomado a los moros, a fines de septiembre de dicho año, los castillos de Cambil y Alhabar.[2]


Lista de señores y condes de Bornos[editar]

Titular Periodo
Señores de Bornos

(concesión de Isabel I en 1485)

I
Francisco Ramírez el Artillero
1485-1501
II
Hernán Ramírez Galindo
1501-1529
III
Diego Ramírez de Haro, el de las Grandes Fuerzas
1529-1578
IV
Luis Ramírez de Haro y Guevara
1578-c.1610
V
Diego Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala
c.1610-c.1650
Condes de Bornos

(creación por Felipe IV en 1642)

I
Diego Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala
1642-c.1650
II
Francisco Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala
c.1650-
III
Antonio Ramírez de Haro y Otazo de Guevara
IV
Ángela Ramírez de Haro y Otazo de Guevara
V
Inés Ramírez de Haro y Losada
VI
Ignacio Ramírez de Haro y Córdoba Lasso de la Vega
-1780
VII
Onofre Ramírez de Haro y Córdoba Lasso de la Vega
1780-1787
VIII
Joaquín Ramírez de Haro y Adsor
IX
Antonio Ramírez de Haro y Ramírez de Arellano
-1827
X
José Ramírez de Haro y Ramírez de Arellano
-1834
XI
Manuel Ramírez de Haro y Belvís de Moncada
-1854
XII
María Asunción Ramírez de Haro y Crespí de Valldaura
-1915
XIII
Fernando María Ramírez de Haro y Patiño
1916-1937
XIV
Fernando Ramírez de Haro y Álvarez de Toledo
1940-1970
XV
Ignacio Fernando Ramírez de Haro y Pérez de Guzmán
-2012
XVI
Fernando Ramírez de Haro y Valdés
2013-hoy

Historia genealógica[editar]

La Reina Isabel la Católica quiso dar estado a Beatriz Galindo, su joven maestra y fiel consejera, y la casó «de su mano» con el general Ramírez, mandándole en dote medio cuento de maravedís. Esta pintura histórica de Rosales representa a la soberana en su lecho de muerte y en presencia del Rey Fernando, dictando su testamento a Gaspar de Gricio, su secretario, hermano de Beatriz Galindo. Museo del Prado (Madrid).
Bring me a constant woman to her husband,
One that ne'er dream'd a joy beyond his pleasure,
And to that woman, when she has done most,
Yet will I add an honour: a great patience.
———
Mediante un lazo espiritual y nutricio, tan fuerte como los de la sangre, la personalidad de Beatriz Galindo se reflejó en sus augustas discípulas. La Latina enseñó gramática y latín no solo a una gran reina sino a cinco, a saber: dos de Castilla, propietarias, dos de Portugal y una de Inglaterra. Pues Isabel la Católica quiso que fuera también maestra de sus cuatro hijas: las princesas Isabel y Juana y las infantas María y Catalina de Aragón, todas las cuales ciñeron corona real. Su labor educadora mereció vivos elogios del humanista valenciano Luis Vives, que en Flandes recogió el grato recuerdo que dejó la Reina Juana entre los hombres de letras, y en Inglaterra fue muy favorecido por la culta Reina Catalina, quien le encargó a su vez que enseñara gramática y latín a su hija la futura reina María Tudor: «La Reina Isabel, mujer del Rey Fernan­do, quiso que sus cuatro hijas aprendiesen a hilar, coser y pintar. Dos de ellas fueron Reinas de Portugal; la tercera vemos que lo es de España, madre del Emperador Carlos, y la cuarta lo es de Inglaterra, santísima esposa de Enrique VIII. [...] Nuestra edad se admira de las buenas letras de aquellas cuatro hijas de la Reina Isabel que antes mencionaba. Por todas partes me cuentan en esta tierra [Flandes], con gran elogio y admiración, que la reina Juana, esposa de Felipe y madre de Carlos, improvisaba con presteza una respuesta en latín a los discursos que en latín le dirigían en cada ciudad, según se suele aquí hacer con los nuevos príncipes. Lo mismo dicen los ingleses de su reina Catalina, hermana de Juana. Y lo mismo refieren todos de las dos que murieron reinas de Portugal.»[3]​ La docta y virtuosa Catalina de Aragón casó en 1501 con Arturo Tudor, príncipe de Gales, que murió a los pocos meses, y en 1509 volvió a contraer matrimonio con su hermano el Rey Enrique VIII. Fue amada por su marido (hasta que la repudió), y más aún por su pueblo. Shakespeare la llamó «la reina de las reinas terrenales».[4]​ El pintor Leslie, en su obra Queen Katherine and Patience (1842), imaginó así los ocios de la complutense durante su cautiverio en el castillo de Kimbolton, inspirándose en una escena del Enrique VIII de Shakespeare. Título y tema del cuadro juegan con el nombre de Patience, que en dicho drama histórico es la dama de compañía de la Reina: personaje ficticio y alegórico. Victoria and Albert Museum (Londres).
El general Francisco Ramírez era muy devoto de san Onofre o santo Nuflo, el rey anacoreta y ángel del desierto, a cuya intercesión recurría en todas sus empresas. Jerónimo de Quintana refiere el milagro que este santo... En su honor se llamó Nuflo el segundo de los hijos que tuvieron el Artillero y la Latina, de quien provienen los marqueses y duques de Rivas. Y se llamó Onofre Ramírez de Haro el VII conde de Bornos, a quien el Rey Carlos III otorgó la grandeza de España en 1780. Museo del Prado (Madrid).
Diego Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala, V señor de Bornos, se halló en 1625 en la Jornada del Brasil como capitán de arcabuceros. El 1.º de mayo de dicho año, día de San Felipe y Santiago, un ejército hispano-portugués mandado por el general don Fadrique de Toledo recuperó la plaza de Salvador de Bahía de manos de los holandeses que la tenían ocupada. La gesta fue inmortalizada por Lope de Vega en su drama El Brasil restituido, donde figura don Diego entre otros personajes históricos: «viene intrépido don Diego / Ramírez, de Madrid gloria, / capitán de arcabuceros». En el drama de Lope, don Diego acomete a los herejes calvinistas al grito de «¡Mueran! ¡Aquí está don Diego!», al que sus compañeros contestan: «¡Don Diego Ramírez! ¡Mueran!» En esta batalla recibió una herida...[5]​ «¡Oh duro y sangriento Marte, / ay, Musas, entristeceos / porque a don Diego Ramírez / le pasa una bala el pecho! / Notable ha sido la herida; / pero no querrán los cielos / que muera, aunque su valor / viviera en la fama eterno.» La recuperación de Bahía de Todos los Santos es un óleo de Juan Bautista Maíno, pintado entre 1634 y 1635 con destino al Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro. Este cuadro viajó a París como parte del equipaje del Rey José, pero en 1815 fue restituido a la Colección Real española y desde 1827 se exhibe en el Museo del Prado (Madrid). Inspirado en el Brasil restituido de Lope de Vega, tiene por motivo central a nuestro arcabucero recibiendo los cuidados que la Caridad dispensa a los heridos, y en segundo plano representa uno de los momentos culminantes del drama, que no es un hecho real sino una ficción del Fénix: cuando se dan a partido los holandeses y piden capitular, don Fadrique rechaza sus condiciones porque —dice— no se le ha mandado hacerles mercedes sino castigar su insolencia, pero en seguida se dirige a un retrato del Rey Felipe IV y le pregunta si debe tener clemencia con los enemigos vencidos. El propio don Fadrique contesta: «Parece que dijo sí», y les concede el perdón para que puedan regresar libres a su tierra. Diecisiete años después de la Jornada del Brasil, en 1642, el mismo Rey Felipe IV otorgó a Diego Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala el título de conde de Bornos.

Por Real Cédula del 2 de octubre de 1485,[2]​ los Reyes Católicos concedieron el estado de Bornos a

Casó dos veces: primera en Madrid hacia 1470 con Isabel de Oviedo (c.1450-1484), a quien sus padres mandaron en dote 100.000 maravedís situados sobre diversos predios en los alrededores de la corte, según carta de pago del 5 de mayo de 1473.[6]​ Esta señora era natural de Madrid, donde murió en diciembre de 1484, e hija de Juan Alfonso de Oviedo, escribano de dicha villa, que finó en 1480, y de Maria Álvarez de Hoz, su mujer, que pereció en 1488 durante una epidemia de peste. La herencia de Isabel de Oviedo se partió en 1593 con intervención judicial, con motivo de haber contraído su viudo nuevo matrimonio.[7]
Y en diciembre de 1491 el Artillero volvió a casar con Beatriz Galindo, la Latina (c.1465-1535), camarera mayor de la Reina Isabel la Católica y su maestra de latín, que vio la luz en Salamanca unos veinte años después que él y falleció viuda en Madrid el 23 de noviembre de 1535. Era hermana de Gaspar de Gricio, que por su valimiento fue nombrado secretario del príncipe Juan y después lo fue de la Reina Isabel y autorizó su testamento. Parece que la varonía de esta señora era Gricio, linaje hidalgo del reino de León, y que por algún costado provenía de los Galindos de la ciudad de Écija.[8]​ Fundó en la corte el hospital de la Latina y los conventos de la Concepción Francisca y la Concepción Jerónima, donde fue enterrada con su marido.
De su primer matrimonio quedaron seis hijos:[9]
  1. Juan Ramírez de Oreña (c.1475-c.1545), primogénito, contino de la Real Casa, que casó «contra la voluntad de su padre» con Leonor de Almeida, hija de un veinticuatro de Granada, la cual siendo viuda entró en 1548 como beata en el Hospital de la Latina, fundado por su suegrastra. Con posteridad. Fue hijo suyo
    el doctor Juan Ramírez (1510-1586), de la Compañía de Jesús, predicador apostólico, natural de Madrid y discípulo del Maestro Ávila.[10]
  2. Francisco Ramírez, paje del Príncipe Juan, que murió mozo a las afueras de Madrid, al ahogarse en el río Manzanares junto al Puente de Toledo.[11]
  3. Fray Antonio de Oviedo, dominico profeso en San Esteban de Salamanca y catedrático de esta Universidad, aunque estudió en la Sorbona.
  4. Sor Isabel de Oviedo, a quien su padre mandó en dote 12.000 maravedís de renta anual para que entrase monja dominica en el convento de la Madre de Dios de Sevilla. Era menor de 25 años de edad en 1493, al partirse la herencia de su madre, por lo que se le nombró un curador ad litem.[12][7]
  5. María de Oviedo, que casó con Juan Gaitán (c.1475-1523), comendador santiaguista, patrono y portero mayor del convento de la Trinidad de Toledo, natural y regidor de esta ciudad y corregidor de la de Málaga, caballero hazañoso y muy apreciado por su suegro el Artillero. Había gozado de mucha privanza en la corte de los Reyes Católicos como trinchante del Príncipe Juan y acompañante de la Princesa Juana en su viaje a Flandes de 1496, pero en 1520 se unió al levantamiento comunero, y durante esta guerra hizo acciones memorables.[13][14]​ Era hijo y sucesor en la casa de Gonzalo Gaitán y de Isabel de Guzmán, su segunda mujer; nieto de Pedro Pantoja y de Leonor Núñez de Rivadeneira, y biznieto de Gonzalo Díaz Pantoja (†1415), adelantado de Cazorla, y de Juana Gaitán, su mujer, que era hija de Lope Fernández Gaitán, portero mayor de dicho convento.[15]​ Fueron padres de
    Luis Gaitán, portero mayor de la Trinidad y también comendador de Santiago, señor de Villafranca de Gaitán y del mayorazgo de Buzarabajo. Casó con Isabel Francisca de Ayala, su deuda, que heredó las casas y estados de los Ayalas de sus líneas paterna y materna. Hija de Diego López de Ayala, comendador de Mora en la Orden de Santiago y de las casas de Ciudad Real en la de Calatrava, y de Inés de Ayala Gudiel y Gaitán, su mujer; nieta de otro Diego López de Ayala, también comendador de Mora, que fue prior de Uclés, trece de la Orden de Santiago y gobernador de su provincia de Castilla por nombramiento del Rey Fernando (1513), y de Isabel Zapata de Cárdenas, y materna del maestre de campo Bernardino López de Ayala, señor de Villalba de los Llanos, gentilhombre de boca del Rey Felipe II y comendador de Ciudad Real en la Orden de Calatrava, y de María Gaitán. De este matrimonio provienen los Gaitanes de Ayala, condes de Villafranca de Gaitán, que volveremos a nombrar, y los Ayalas, condes de Villalba.
  6. Y Catalina de Oviedo, a quien su padre mandó en dote 150.000 maravedís. Casó en 1501 con Antonio de Aguilar, regidor de Écija e hijo de Tello de Aguilar, vecino de la misma ciudad.[16]

    Y de su segunda mujer tuvo otros dos hijos varones en quienes fundó sendos mayorazgos, con facultad Real, por su testamento de 1500:
  7. Hernán o Fernando Ramírez Galindo, que sigue,
  8. y Nuflo Ramírez Galindo (c.1495-c.1525), a quien sus padres vincularon la hacienda que poseían en la villa de Rivas de Jarama, arrabal de la corte de Madrid. Murió prematuramente, antes que su madre y su hermano entero, y habiendo casado con Mencía de Cárdenas, hija de Garci López de Cárdenas, comendador de Monreal y trece de la Orden de Santiago, y de Juana de Castilla, su mujer, que era tataranieta del Rey Pedro I. De estos provienen los Ramírez de Saavedra, marqueses y duques de Rivas.


En 1501 sucedió en el estado de Bornos su hijo del segundo matrimonio
  • Hernán Ramírez Galindo (c.1492-1529), II señor de Bornos, alcaide del castillo de Salobreña, escribano mayor de rentas de la Orden de Santiago,[17]paje del príncipe Juan.[18]​ Casó con Teresa de Haro y Castilla, señora de las villas de Sorbas y Lubrín en la actual provincia de Almería, hija de Pedro Lasso de Castilla y de Aldonza de Haro y Ayala, su mujer; nieta de Pedro de Castilla y de Catalina Lasso de la Vega, de los señores de Mondéjar, y materna de Diego López de Haro, señor de Busto, Sorbas y Lubrín, consejero de los Reyes Católicos y su embajador cerca del Papa Alejandro VI, y de Leonor de Ayala y Silva, su primera mujer, de los condes de Fuensalida.[19]​ Por este entronque el linaje Ramírez añadió a su patronímico el apellido de Haro, formando el compuesto Ramírez de Haro que se perpetuó en la casa pese a los cambios de varonía. Procrearon a[20]
  1. Diego Ramírez de Haro, que sigue,
  2. Beatriz de Haro, mujer de Felipe de Guevara, comendador de Estriana en la Orden de Santiago, de quienes desciende Luis Felipe de Guevara, caballero de la misma;
  3. María de Castilla, que casó con Francisco Ponce de León, hijo del duque de Arcos,
  4. Catalina Lasso, que casó con Francisco Lasso de Castilla, su tío, hermano de su madre,
  5. y otras hijas que fueron monjas.


En 1529 sucedió su hijo
Contrajo primer matrimonio, capitulado en 1541,[23]​ con Francisca de Figueroa, hija de Luis de Quintanilla, señor de las casas de su apellido en Asturias y Medina del Campo, comendador santiaguista y corregidor de Úbeda y Baeza, y de Catalina de Figueroa, su mujer, camarera mayor de la Reina Doña Juana; nieta del contador Alonso de Quintanilla.
Y casó en segundas nupcias con Ana de Guevara (c.1525-1585), que era hermana del citado Beltrán y de Juan de Guevara, caballero de Calatrava, señor de la villa de Ceutí, del castillo y coto de Monteagudo y del mayorazgo de la Vega de Morata, todo en el reino de Murcia, de quien provienen los marqueses de Espinardo. Hija de Hernando de Otazo y Verástegui, señor de Monteagudo, caballero de Santiago, regidor de la ciudad de Murcia, de la Cámara del Rey Felipe II, y de Juana de Guevara, su mujer, señora de Ceutí y de la casa de Morata; nieta de Pedro de Otazo, señor de Monteagudo, y de Ana de Guevara, y materna de Beltrán de Guevara, mayorazgo de Morata, y de Ana de Guevera y Rocafull, señora de Ceutí.[22]
De su primera mujer tuvo una hija:[25]
  1. Teresa Ramírez de Haro, que casó con Francisco de Garnica, contador mayor de Felipe II y de su Consejo de Hacienda, fundador del convento de San Bernardino de Madrid, natural de Soria, que gozó de gran confianza de dicho Rey. De estos procedieron los señores de Valdetorres.[26]

    Y del segundo matrimonio nacieron dos hijos:[25]
  2. Beatriz Galindo, que casó con Juan Hurtado de Mendoza y Castilla, caballero de Santiago, hijo de Pedro González o Hurtado de Mendoza y de Aldonza Lasso de Castilla; nieto de los primeros marqueses de Cañete y sobrino carnal del segundo, que fue virrey del Perú, y del cardenal Mendoza y Bobadilla, autor del Tizón de la nobleza española.
  3. Y Luis Ramírez de Haro y Guevara, que sigue.


En 1578 sucedió su hijo
  • Luis Ramírez de Haro y Guevara (n.c.1560-c.1610), IV señor de Bornos, señor de Sorbas y Lubrín, alcaide de Salobreña. En 1586, al año de morir su madre, este señor y su hermana Beatriz otorgaron escritura de perdón solicitando el indulto de su tío Beltrán de Guevara, quien por la muerte de su padre había sido condenado a muerte, pena que no cumplió, y a la incautación de sus bienes.[23]​ Casó con Isabel de Ayala y Padilla, su deuda, que era hermana de Luis Gaitán de Ayala y Padilla, I conde de Villafranca de Gaitán, caballero de Santiago, presidente de la Casa de Contratación de Indias, embajador de S.M.C. cerca del duque de Saboya. Hija de Juan Gaitán de Ayala (1536-1603), señor de Villafranca, Magacela y Fuente el Saz y de los mayorazgos de Majazala y Buzarabajo, caballero del mismo hábito, mayordomo mayor del archiduque Alberto, natural de Toledo, y de Francisca de Padilla y Guevara, su segunda mujer; nieta de Luis Gaitán, señor de Villafranca, ya citado como nieto de Francisco Ramírez el Artillero, y de Isabel Francisca de Ayala, señora de Villalba de los Llanos, y materna de Francisco de Meneses (†1556) y de María de Padilla y Guevara.[27]​ Fueron padres de
  1. Diego Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala, que sigue,
  2. Francisco Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala, que seguirá,
  3. y Ana de Guevara, mujer de Tobías Pallavicino, de familia patricia de Génova.[25]


Sucedió su hijo


Sucedió su hermano
  • Francisco Ramírez de Haro y Gaitán de Ayala (n.c.1600), II conde de Bornos, alférez mayor de Motril.[25]​ Casó con María de Otazo y Guevara, su deuda, y tuvieron por hijos a
  1. Antonio Ramírez de Haro y Otazo de Guevara, que sigue, y a
  2. Ángela Ramírez de Haro y Otazo de Guevara, que seguirá.


Sucedió su hijo
  • Antonio Ramírez de Haro y Otazo de Guevara, III conde de Bornos, que murió sin haber tomado estado, extinguiéndose la varonía de la casa.


Sucedió su hermana
  • Ángela Ramírez de Haro y Otazo de Guevara, IV condesa de Bornos.
Casó en Madrid el 29 de junio de 1669, en la iglesia parroquial de los Santos Justo y Pastor, con Alonso de Losada Pimentel y Enríquez de las Casas, caballero de Alcántara, señor de las jurisdicciones de las Frieras y valle de Conso, ambas en la comarca de Viana del Bollo, y del pazo de la Freiría en la parroquia de San Juan de Barrio del concejo y tierra de Trives,[1][29]​ todo en la actual provincia de Orense, reino de Galicia. Hijo de Juan Alonso de Losada y Bolaño, del hábito de Santiago, y de Petronila Enríquez de las Casas su mujer, de los señores de Montenuevo; nieto de Álvaro de Losada y Cadórniga, señor de los dichos estados, y de Constanza de Bolaño Rivadeneira y Osorio, su segunda mujer, de los señores de Torés, y biznieto de Juan de Losada Rivadeneira y Escobar, señor de las Frieras y de la casa de la Freiría, y de Ana Enríquez de Cadórniga y Pimentel, señora de Conso. Por los derechos de la madre de este señor recaería en sus descendientes el condado de Montenuevo de Río Leza (después Montenuevo).


Sucedió su hija
  • Inés Ramírez de Haro (olim Losada), V condesa de Bornos, natural de Madrid.
Casó con Antonio de Córdoba Lasso de la Vega, natural de Sevilla, que fue bautizado en San Miguel el 23 de febrero de 1650 y otorgó poder para testar en Madrid el 11 de febrero de 1725, hijo de Juan de Córdoba Lasso de la Vega, caballero de Santiago, y de Luisa Martínez de Francia, su primera mujer. Padres de
  1. Ignacio Ramírez de Haro y Córdoba, que sigue,
  2. Onofre Francisco Ramírez de Haro y Córdoba,
  3. María de Córdoba y Ramírez de Haro, que casó con Luis Pacheco Portocarrero y Vega, III marqués de la Torre de las Sirgadas, alférez mayor perpetuo de la ciudad de Jerez de los Caballeros, hijo y sucesor de Alonso Pacheco Portocarrero y Vega, el II marqués, y de Isabel de Vega, su mujer, señora del Carbajo y poseedora de las aduanas y portazgos de la ciudad de Badajoz.
  4. Manuela Antonia Inés Ramírez de Haro y Córdoba, que casó con Juan Manuel Ramírez de Oreña y Benavides, su deudo, propietario en Jaén, Cantabria y Soria. Hijo de Antonio Ramírez de Oreña y de María de Benavides, y nieto de Francisco Ramírez de Oreña y Pimentel (descendiente del primer matrimonio del Artillero) y de María Antonia Isabel Gaitán de Ayala. Fueron padres de:
    1. Antonio Ramírez de Oreña, natural de Alfaro, que casó con María Jerónima de Carvajal y Gonzaga (n.c.1775), hija de Manuel Bernardino de Carvajal y Zúñiga, VI duque de Abrantes y de Linares, y de Micaela Gonzaga y Caracciolo, su mujer, de los duques de Solferino. Quedó descendencia de este matrimonio, y Antonio también la tuvo natural.
    2. Inés Antonia Ramírez de Haro y Córdoba, mujer de Antonio Ramírez de Oreña y Benavides, su tío carnal.
    3. Juana Francisca Ramírez de Oreña y Córdoba,
    4. y Antonio Ramírez de Oreña.
  5. Y sor Ana María de la Aurora de Córdoba.


Sucedió su hijo
Casó tres veces: primera con Josefa Antonia Venegas de Córdoba (c.1725-1744), IV condesa de Luque, fallecida el 5 de abril de 1744, hija de Egas Salvador Venegas de Córdoba y Villegas, III conde de Luque, y de Mariana Ponce de León Mesía y Escavias de Carvajal, su segunda mujer (que después casó con el III marqués de la Garantía).
Volvió a casar con Isabel María Fernández de Córdoba y Chaves, nacida en Madrid el 27 de septiembre de 1732 y finada en la misma villa el 22 de marzo de 1753,[30]​ hija de José Francisco Fernández de Cordoba y Chaves, III conde de Talhara, y de Ana Catalina de Chaves y Ayala, su mujer y deuda; nieta de otro José Francisco Fernández de Cordoba, IV marqués de Fuentes, II conde de Talhara y III de Torralva, y de Isabel Ana de Chaves y López de Zúñiga.
Y su tercera mujer fue Francisca María Bellvís de Moncada y Mendoza (n.c. 1725), hija de José Vicente Bellvís de Moncada y Exarch, II marqués de Bélgida, VII de Villamayor de las Ibernias y V de Benavites, IX conde de Villardompardo, de Sallent y V de Villamonte, VII adelantado mayor perpetuo de Nueva Galicia, señor de los Apaseos Alto y Bajo en la Nueva España, alférez mayor del Santo Reino de Jaén, alguacil mayor y veinticuatro de esta ciudad, señor de varias jurisdicciones y baronías en el reino de Valencia, natural de esta ciudad, y de Catalina Eulalia (Olalla) de Mendoza Ibáñez de Segovia y Velasco, su mujer, XIV marquesa de Mondéjar, IX de Agrópoli y de Valhermoso de Tajuña, XV condesa de Tendilla, etc., grande de España, natural de Madrid, donde casaron el 13 de octubre de 1717; nieta de Francisco Bellvís de Moncada Escrivá y Zapata, XIII barón y I marqués de Bélgida, y de Francisca María Bellvís Exarch Portugal y Pacheco de Córdoba, VI marquesa de Villamayor de las Ibernias y IV de Benavites, VIII condesa de Villardompardo y IV de Villamonte, VI adelantada de Nueva Galicia, señora de los Apaseos, naturales ambos de Valencia,[31]​ y materna de José de Mendoza Ibáñez de Segovia, X marqués de Mondéjar, natural de Madrid, y de Victoria de Velasco y Carvajal, nacida en Jódar, hija a su vez de los IV marqueses de esta villa y nieta del VI duque de Frías. Una sobrina nieta de esta señora casaría con el X conde de Bornos, sobrino nieto de su marido, como más abajo se verá.[32]​ Sin descendencia de ninguna.


Sucedió su hermano
  • Onofre Ramírez de Haro (olim Córdoba Lasso de la Vega, 1713-1787), VII conde de Bornos y de Montenuevo de Río Leza, concesionario de la grandeza de España de 2.ª clase en 1770, mariscal de campo de los Reales Ejércitos, gobernador de Pamplona, alférez mayor perpetuo de Motril, natural de Granada, que fue bautizado en el Salvador el 23 de septiembre de 1713.
Contrajo su primer matrimonio el 15 de noviembre de 1747, en la parroquial de Santa María del Pino de Barcelona, con María Clara de Adsor y Pagés, bautizada en dicha iglesia el 12 de agosto de 1731, que era hermana del patriarca de las Indias Cayetano de Adsor, e hija de Juan Manuel de Adsor y Arce, capitán de granaderos, natural de Pamplona, y de Antonia Pagés Sanjust y Ferriol, su mujer, que lo era de Barcelona.
Y casó en segundas con Antonia Francisca Rodríguez de Eván Peralta y Velasco, hija de Cristóbal Rodríguez de Eván, señor de la villa y castillo de Eván de Abajo (hoy pertenecientes al municipio de Siete Iglesias de Trabancos y provincia de Valladolid), y de Ana de Peralta y Velasco, su mujer, hija a su vez de Luis Carrillo de Peralta y Velasco, de los marqueses de Falces, y de Catalina de Pedrosa y Mercado.


Sucedió su hijo
  • Joaquín Ramírez de Haro y Adsor (olim Córdoba), VIII conde de Bornos y de Montenuevo de Río Leza, grande de España, mariscal de campo de los Reales Ejércitos, alférez mayor de Motril, caballero de Santiago,[33]Gentilhombre de la Cámara del Rey con ejercicio, natural de Cádiz, que fue bautizado en el Sagrario de la catedral el 9 de abril de 1753.
Casó con María Josefa Ramírez de Arellano y Olivares (1765-1800), VI condesa de Murillo, también con grandeza de España, nacida en Madrid el 23 de marzo de 1765 y fallecida en 1800, hija de... de los condes de Peñarrubias
Fueron padres de
  1. Antonio Ramírez de Haro y Ramírez de Arellano, que sigue,
  2. y de José Ramírez de Haro y Ramírez de Arellano, que seguirá.


Sucedió su hijo
  • Antonio Ramírez de Haro y Ramírez de Arellano (1785-1827), IX conde de Bornos, VII de Murillo y de Montenuevo de Río Leza, dos veces grande de España, fallecido el 28 de febrero de 1827.
Casó con Juana de Caamaño y Pardo de Figueroa (c.1790-c.1840), X condesa de Maceda, grande de España de 1.ª clase, VII marquesa de Figueroa, y VIII vizcondesa de Fefiñanes, hija única y sucesora de Juan José de Caamaño y Pardo (1761-1819), señor de los pazos y cotos de Romelle en el municipio de Zas, Leborans en el de Ames, Goyanes y Nebra en Puerto del Son, etc., y de la isla de Sálvora, todo en la provincia de La Coruña, alguacil mayor del Santo Oficio de Galicia, coronel del Regimiento de Zaragoza, bailío de la Orden de Malta, y de Ramona Pardo de Figueroa y Sarmiento de Sotomayor, IX condesa de Maceda, grande de España, VI marquesa de Figueroa y VII de la Atalaya, VII vizcondesa de Fefiñanes, natural de Pontevedra.


Sucedió su hermano
Casó en Madrid el 26 de septiembre de 1814 con María de la Asunción Bellvís de Moncada y Rojas (1796-1847), V marquesa de Villanueva de Duero, grande de España de 2.ª clase, X condesa de Villariezo y de Villaverde, señora de la Nava y la Aldehuela, dama de la Reina Isabel II y de la Orden de María Luisa, nacida el 4 de julio de 1796 en Madrid, donde finó el 23 de marzo de 1847, casada en segundas nupcias desde 1837 con Mariano Salcedo y Gortázar. Hija del teniente general Valentín Bellvís de Moncada y Pizarro, caballero de la Orden de Carlos III,[34]​ nacido en Madrid el 5 de noviembre de 1762, y de María de las Mercedes de Rojas y Tello, su mujer, IV marquesa de Villanueva de Duero, IX condesa de Villariezo y de Villaverde, nacida en Olmedo (Valladolid), que casaron en Madrid el 15 de agosto de 1795; nieta de Pascual Benito Bellvís de Moncada y Mendoza, XV marqués de Mondéjar, III de Bélgida, X de Agrópoli, VI de Benavites, de Valhermoso de Tajuña y de Villamayor de las Ibernias, XVI conde de Tendilla, X de Villardompardo, VI de Villamonte, de Sallent, etc., gentilhombre de Cámara de S.M. con ejercicio y servidumbre, caballero del Toisón de Oro, gran cruz de Carlos III y maestrante de Valencia, natural de esta ciudad, cuñado del VI conde de Bornos,[32]​ y de Florencia Pizarro Piccolomini de Aragón y Herrera, III marquesa de San Juan de Piedras Albas, VIII de Adeje y V de Orellana la Vieja, XII condesa de La Gomera, grande de España, camarera mayor de palacio y dama noble de María Luisa, nacida en Madrid y que antes estuvo casada con el VI marqués de Adeje, su tío; y nieta materna de Francisco Javier de Rojas y del Hierro, III marqués de Villanueva del Duero, natural de Toledo, y de María de la Soterraña Eusebia Tello y Riaño, que lo era de Valladolid, de los condes de Villariezo y de Villaverde. Fueron padres de
  1. Manuel María Ramírez de Haro y Bellvís de Moncada, que sigue,
  2. y de Fernando Manuel Ramírez de Haro y Bellvís de Moncada (1831-1893), XII conde de Villariezo, que nació el 13 de noviembre de 1831 en Madrid, donde finó el 18 de febrero de 1893. Casó dos veces: primera en Madrid el 30 de mayo de 1855 con María del Patrocinio Patiño y Osorio, que murió el 24 de diciembre de 1874, hija de Luis Patiño y Ramírez de Arellano, V marqués del Castelar, y de María del Patrocino Osorio y Zayas, de los marqueses de Alcañices. Y contrajo segundas nupcias en Madrid el 30 de abril de 1879 con María Cristina Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias-Bohorques, I marquesa de Griñón, nacida en Madrid el 6 de septiembre de 1831 y que fue bautizada en el Real Palacio y Cámara de S.M. el 3 de octubre siguiente, teniéndola en la pila los Reyes Fernando VII y María Cristina sus padrinos. Era hija del mariscal de campo Joaquín Fernández de Cordoba y Téllez-Girón, VII duque de Arión, marqués de Mancera, de Povar y de Malpica, etc., grande de España, caballero del Toisón de Oro y de Carlos III, gentilhombre y caballerizo mayor de S.M., y de María de la Encarnación Álvarez de las Asturias-Bohorques y Chacón, su mujer, de los duques de Gor, dama de la Reina y de la Orden de María Luisa, aya del Príncipe de Asturias. La marquesa de Griñón murió sin prole en Madrid el 18 de noviembre de 1893. De su primera mujer el conde tuvo por hijos a
    1. Fernando María Ramírez de Haro y Patiño, que seguirá como XIII conde.
    2. María del Patrocinio Ramírez de Haro y Patiño, nacida el 1.º de febrero de 1858 en Madrid, donde casó el 11 de julio de 1884 con Luis de Salamanca y Wall, VII conde de Campo de Alange, marqués de Villacampo y de Torre-Manzanal, grande de España, que nació el 21 de mayo de 1861 y falleció el 6 de julio de 1893, hijo de Francisco Javier de Salamanca y Negrete, primogénito del marqués de Villacampo y de la VI condesa de Campo de Alange, y de María Luisa Wall y Alfonso de Sousa, XV marquesa de Guadalcázar. Con descendencia en que siguen todos dichos títulos.
    3. Y José María Ramírez de Haro y Patiño, I conde de Villamarciel, que nació en Madrid el 9 de noviembre de 1865 y falleció en San Sebastián el 19 de mayo 1939. Casó en Madrid el 11 de junio 1890 con María Ignacia Chacón y Silva, que nació en París el 9 de septiembre de 1868 y finó el 9 de marzo de 1960,[35]​ hija de Juan Francisco Chacón y Núñez del Castillo, de los condes de Campo Alegre, caballero de Calatrava, natural de La Habana, y de Joaquina de Silva Bazán y Fernández de Córdova, I marquesa de Isasi, de los marqueses de Santa Cruz. Padres de
      1. María Cristina Ramírez de Haro y Chacón, nacida el 26 de marzo 1891 en Madrid, donde casó el 2 de octubre de 1912 con Álvaro María de Ulloa y Fernández-Duran, XI conde de Adanero y IX marqués de Castro Serna, que nació en 1886 y murió el 20 de junio de 1948. Con sucesión.
      2. Juan Ramírez de Haro y Chacón (1892-1959), I marqués Cambil y II conde de Villamarciel, mayordomo de semana del Rey Alfonso XIII, nacido en Madrid el 1.º de mayo de 1892. Casó el 11 de julio de 1920 con María de la Asunción de Ulloa y Fernández-Durán (1895-1974), de los condes de Adanero, hermana de Álvaro. Con posteridad.
      3. Fernando Ramírez de Haro y Chacón (1893-1954), conde de Villaverde, nacido en Madrid el 23 de junio de 1893 y fallecido el 28 de marzo de 1954. Casó el 6 de junio de 1928 con María de la Blanca Finat y Escrivá de Romaní, XIV condesa de Villaflor, nacida en Madrid el 3 de mayo de 1902, hija de los condes de Mayalde. Con prole.
      4. María Francisca Ramírez de Haro y Chacón, nacida en Madrid el 30 de enero de 1895.
      5. Inés Ramírez de Haro y Chacón, que nació en Madrid el 30 de noviembre de 1896 y no tomó estado.
      6. María del Dulce Nombre Ramírez de Haro y Chacón, nacida el 19 de febrero de 1899 en Madrid, donde finó el 6 de abril de 1949. Casó en la parroquial de San Marcos de dicha villa el 1.º de marzo de 1924 con Fernando de Urquijo y Landecho, hijo de los marqueses de Urquijo y de Cábrega, con posteridad.
      7. María de la Concepción Ramírez de Haro y Chacón, que nació el 7 de diciembre de 1901 en Madrid, donde murió viuda el 14 de enero de 1992.[36]​ Casó el 7 de mayo de 1944 con Félix Elgarresta y Latasa. Con un hijo y nietas.
      8. Y María de las Mercedes Ramírez de Haro y Chacón, nacida el 19 de junio de 1906 en Madrid, donde murió doncella el 13 de abril de 1921.


Sucedió su hijo
  • Manuel Ramírez de Haro y Bellvís de Moncada (1822-1854), XI conde de Bornos y IX de Murillo.
Casó con María Francisca Caracciolo Crespí de Valldaura y Caro, hija de Joaquín Crespí de Valldaura y Carvajal, XIV conde de Orgaz, XIII de Castrillo, IX de Sumacárcer y X de Serramagna; marqués de Villasidro, IX de las Palmas, de Musey y de la Vega de Boecillo; vizconde de Toyara y de la Laguna, XIII barón de Callosa y de la Joyosa-Guarda, etc., gran cordón de la Orden italiana de San Mauricio y San Lázaro, natural de Madrid, bautizado en San Martín el 29 de septiembre de 1804, y de Margarita Caro y Salas, su mujer, nacida en Palma de Mallorca; nieta del mariscal de campo Joaquín Crespí de Valldaura y Lesquina, XIII conde de Orgaz, XI de Castrillo, etc., natural de Valencia, y de Francisca de Carvajal y Gonzaga, de los duques de Abrantes y de Linares, y materna del capitán general Pedro Caro y Sureda, III marqués de la Romana, grande de España, caballero de Montesa y gran cruz de Carlos III, consejero de Guerra y de la Junta Central, gentilhombre de Cámara de S.M. con ejercicio y servidumbre, y de Dionisia Salas y Boxadors, naturales ambos de Palma.[37]​ Una sobrina segunda de esta señora casaría con el XIII conde de Bornos, sobrino carnal de su marido, como más abajo se verá.[38]


Sucedió su hija única
  • María de la Asunción Ramírez de Haro y Crespí de Valldaura (1850-1915), XII condesa de Bornos y X de Murillo, que falleció sin descendencia el 5 de marzo de 1915 en su finca del Lavadero de Rojas, extramuros de la ciudad de Toledo y dentro de su término municipal.


En 1916 sucedió su primo carnal (arriba filiado como nieto del X conde)
Casó en Madrid el 15 de enero de 1884 con Inés Álvarez de Toledo y Caro, I marquesa de Cazaza en África, dama de la Real Maestranza de Valencia, que nació en Madrid el 12 de marzo de 1857 y falleció el 23 de octubre de 1937. Hija de José Joaquín Álvarez de Toledo y Silva, XVIII duque de Medina Sidonia, XIV marqués de Villafranca del Bierzo y XVI de Cazaza, etc., embajador de S.M.C. en Rusia, mayordomo mayor del Rey Alfonso XII, caballero de las Órdenes del Toisón de Oro y Calatrava, collar de la de Carlos III y maestrante de Sevilla, y de Rosalía Caro y Álvarez de Toledo, su mujer, dama noble de María Luisa (prima carnal de la consorte del XI conde de Bornos);[38]​ nieta de Pedro de Alcántara Álvarez de Toledo y Palafox, y materna de Pedro Caro y Salas, IV marqués de la Romana, grande de España, caballero de la Orden de Carlos III y gentilhombre de Cámara de este Rey, y de María Tomasa Álvarez de Toledo y Palafox, de los duques de Medina Sidonia. Fueron sus hijos:
  1. Fernando Ramírez de Haro y Álvarez de Toledo, que sigue,
  2. José María Ramírez de Haro y Álvarez de Toledo, XIV conde de Villariezo, que nació en Madrid el 28 de abril de 1887 y murió sin descendencia en 1979.
  3. María del Patrocinio Ramírez de Haro y Álvarez de Toledo, nacida en Madrid el 4 de junio de 1888, religiosa de la Sociedad de María Reparadora,
  4. y María Anunciada Ramírez de Haro y Álvarez de Toledo que nació en Madrid el 24 de marzo de 1890 y falleció en San Sebastián (Guipúzcoa) el 1.º de mayo de 1925. Casó con Jesús de Gorosábel y Mendía, natural de esta ciudad, hijo de Juan Gualberto de Gorosábel y Sagasti y de Fabiana Dionisia de Mendía y Echezarreta. Tuvieron por hijas a
    1. María de Lourdes de Gorosábel y Ramírez de Haro, nacida en San Sebastián el 20 de abril de 1924 y finada el 28 de septiembre de 2009, mujer de Leopoldo Matos Aguilar, del que enviudó el 31 de agosto de 1991,
    2. y a María Anunciada de Gorosábel y Ramírez de Haro, dama del Cuerpo de la Nobleza de Madrid y de la Orden Constantiniana de San Jorge, que nació en San Sebastián el 30 de abril de 1925 y falleció viuda en Madrid el 17 de enero de 2009. Casó en esta villa el 24 de febrero de 1949 con Cristóbal Colón de Carvajal y Maroto, XVII duque de Veragua y XVI de la Vega, marqués de la Jamaica y de Aguilafuente, XIX almirante de la Mar Océana y adelantado mayor de las Indias, dos veces grande de España, vicealmirante de la Armada, caballero de Santiago, gran cruz de Isabel la Católica, presidente del Instituto de Cultura Hispánica y del Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, etc., nacido el 29 de enero de 1925 en Madrid, donde murió el 6 de febrero de 1986, asesinado por la banda terrorista ETA. Con posteridad en que sigue la casa de Veragua.


Sucedió su hijo por acuerdo de la Diputación de la Grandeza de 1940 que fue convalidado en 1951[39]​ y Carta del Generalísimo Franco de 1952:
Casó en esta ciudad el 17 de octubre de 1917 con María de los Dolores Pérez de Guzmán y Sanjuán, que nació en Sevilla el 15 de noviembre de 1888 y expiró en Madrid el 29 de marzo de 1977. Esta señora era hermana de Alfonso, I marqués de Marbais; de Juan, V conde de la Marquina y duque consorte de la Roca, grande de España, ambos caballeros de Alcántara; de Luis, V marqués de Lede, grande de España, del hábito de Calatrava; de Blanca, que casó con el XVI marqués de Camarasa, también grande de España, de José María , V conde de Hoochstrate, y de Manuel Pérez de Guzmán y Sanjuán, VII marqués de Morbecq, caballeros los cinco varones de la Real Maestranza de Sevilla. Hijos todos de Juan Francisco Pérez de Guzmán y Boza, II duque de T'Serclaes, grande de España, clavero de la Orden de Alcántara, teniente de hermano mayor de la citada Maestranza, académico de la Real de la Historia, natural de Jerez, y de María de los Dolores Sanjuán y Garvey, que lo era de Puerto Real, quienes casaron en Sevilla, San Miguel, el 21 de marzo de 1882; nietos de José María Pérez de Guzmán y Liaño, I duque de T'Serclaes, senador del Reino, gentilhombre de Cámara de S.M., natural de Madrid, y de María de las Mercedes Boza y Aubarede, que lo era de Jerez, y maternos de Ramón Sanjuán e Irigoyen y de María del Rosario de Garvey y Capdepón, I marquesa de San Juan (pontificio).[40]


Sucedió su hijo
  • Ignacio Fernando Ramírez de Haro y Pérez de Guzmán (1918-2010), XV conde de Bornos
Casó con Beatriz de Valdés y Ozores, marquesa de Casa Valdés,


Sucedió su hijo por Orden del Ministerio de Justicia publicada en el BOE del 11 de marzo de 2013[41]​ y Real Carta del
  1. Fernando Ramírez de Haro y Aguirre, X marqués de Villanueva de Duero, grande de España,
  2. y Álvaro Ramírez de Haro y Aguirre, XVI conde de Villariezo.

Heráldica[editar]

El rey de armas Cadenas blasona así las armas «privativas del linaje de Ramírez de Haro, radicado en Madrid»:

En campo de gules, un castillo de piedra sobre ondas de agua de azur y plata, acompañado de dos cabezas de sierpe de oro, una a cada lado; cortado de sinople, con un puente sobre agua sumado de dos torres: una almenada, con una bandera de plata en las almenas cargada de una cruz de gules, y la otra torre sin almenas, con una escalera apoyada en sus muros.[42]

Destroncamiento de los bienes de la casa de Bornos[editar]

Rodrigo Vélez Ladrón de Guevara, conde de Guevara, fue nombrado en 1906 apoderado general de la Casa de Bornos, asumiendo todas las competencias en materia de administración de los bienes. Era por entonces XII condesa de Bornos y XI de Murillo María de la Asunción Ramírez de Haro y Crespí de Valldaura, que no tuvo descendencia ni herederos forzosos. Esta señora, por su testameto hecho el 15 de marzo de 1915, dejó al dicho Rodrigo Vélez por heredero de la mayor parte de sus bienes: también los archivos. Los títulos de conde de Bornos y de Murillo y de marqués de Villanueva de Duero recayeron en Fernando Ramírez de Haro y Patiño, su primo carnal, quedando desde entonces esta casa destroncada de los bienes y papeles que guardaban el testimonio de su historia.

Faustino Menéndez Pidal pone a esta condesa, tres veces grande de España, como ejemplo de noble fin de race, que ha perdido «el concepto y sentimiento de linaje».[43]

Bibliografía y enlaces externos[editar]

  • Jorge Valverde Fraikin. Títulos nobiliarios andaluces: genealogía y toponimia (Granada, Editorial Andalucía, 1991), pp. 119-120.
  • Genealogía de los señores y condes de Bornos en Geneall.net.
  • Pedro Andrés Porras Arboledas. «Inventario del archivo del conde de Bornos» en Espacio, tiempo y forma. Serie III, Historia Medieval, t. 8 (1995), pp. 183-289.
  • Pedro Andrés Porras Arboledas. Francisco Ramírez de Madrid (144?-1501): primer madrileño al servicio de los Reyes Católicos (Madrid, Consejería de Educación, 1996).
  • Javier Moreno Lázaro. «Administración y rentas del patrimonio rústico del estado de Bornos (1814-1915)», en R. Robledo Hernández y S.M. López García (eds.) ¿Interés particular, bienestar público?: Grandes patrimonios y reformas agrarias (Zaragoza, Universidad, 2007), pp. 185-222. Comunicación original, aquí.
  • Jerónimo de Quintana. A la muy antigua, noble y coronada villa de Madrid: Historia de su antigüedad, nobleza y grandeza (Madrid, 1629), ff. 254v-266v.
  • Juan Carlos de Guerra, «Ilustraciones genealógicas de los linajes vascongados contenidos en las Grandezas de España compuestas por Esteban de Garibay [15.ª entrega]: apéndice 6.º», en Revista internacional de estudios vascos, vol. 15, n.º 1 (1924), pp. 138-162, pp. 160-162.
  • Juan Moreno de Guerra y Alonso. Guía de la grandeza: títulos y caballeros de España: para el año 1917 (Madrid, 1917), pp. 299-301.
  • Pedro Rodríguez-Ponga y Salamanca. «Ramírez de Haro, Diego», «Ramírez de Haro y Córdoba, Onofre» y «Ramírez de Haro y Gaytán de Ayala, Diego», en el Diccionario biográfico español, v. XLII (Madrid, RAH, 2013), pp. 839-840, 840-841 y 843-844.

Referencias y notas[editar]

  1. a b Para este linaje y casa véase Olga Gallego Domínguez y Yolanda Barriocanal López, Los Losada de la granja y pazo de la Freiría (Orense, Grupo Marcelo Macías, 2000, en Anexos del Boletín auriense, 26). Puede verse también este hilo del foro Xenealoxia.org.
  2. a b En septiembre de 1485 el general Francisco Ramírez «se halló en el cerco del Castillo del Alhabar, y Cambil, donde con grandíssima dificultad y trabajo llevó la artillería por lugares tan fragosos y enriscados, que parecía impossible poderse por ellos caminar, y con su grande industria y diligencia la subió, y assentó en el collado que sojuzga aquellos lugares, y fue tan recio el combate que dio a la fortaleza, que la entró por fuerça, aunque Zurita dize, que los de dentro se dieron a partido, pero lo contrario afirma el Rey en el título de la merced que le hizo del heredamiento de Bohornos en el término de la misma villa de Cambil, por estas palabras:
     »DON FERNANDO, &c. Por Fazer bien y merced a vos Francisco de Madrid mi Secretario, acatando los muchos, e buenos, e leales y señalados servicios que me avedes fecho, e fazedes de cada día, especialmente que en el mes de Setiembre, primero que passó deste presente año, teniendo yo cercadas las fortalezas de Cambil y Alhava, vos el dicho mi Secretario, en mi nombre e con mi gracia e licencia emprendistes de fazer, e fezistes que se fiziesse un camino desde el Vis de Torre por el puerto de Villanueva, por donde antes nunca jamás se pensó hazer camino alguno, porque con gran trabajo hombres a pie podían por allí passar, según las montañas, y sierras, y peñas tan ásperas, e montuosidad avía, por el qual fue e passó la dicha mi artillería fasta ser assentada sobre las dichas fortalezas, y assentada dentro de un — — que tiró, derribó e puso por el suelo la mayor parte de la dicha fortaleza del Alhava por donde por la gracia de Dios nuestro Señor yo tomé y gané por fuerza las dichas fortalezas de los moros enemigos de nuestra Santa Fe Católica, que las tenían. En lo qual todo vos con ánimo de lealtad recebistis mucho trabajo y fatiga en vuestra persona, e servistis a Dios, e a mí en tales servicios, que son dignos de memoria. E demás desto redundó en grande provecho, e bien público de todas las ciudades e villas e lugares desta frontera, que de las dichas fortalezas recebían mucho daño. Por ende en gracia, enmienda, e remuneración de los dichos servicios, e porque dellos quede perpetua memoria, por la presente, &c.
    »Está firmado del Rey, y refrendada de Fernán Álvarez de Toledo su Secretario, su fecha en la ciudad de Jaén a dos de Octubre de mil y quatrocientos y ochenta y cinco.» Jerónimo de Quintana, op. cit., fol. 256 r y v.
  3. «Regina Isabella Fernandi coniunx, nere, suere, acu pingere quattuor filias suas doctas esse voluit; ex quibus duae Lusitaniae fuerunt reginae, tertiam videmus Hispaniae, Caroli Caesaris matrem, quartam Britanniae, Henrici octavi coniugem sactissimam. [...] Aetas nostra quattuor illas Isabellae reginae filias, quas paulo ante memoravi, eruditas vidit. Non sine laudibus et admiratione refertur mihi passim in hac terra Ioannam Philippi coniugem, Caroli huius matrem, ex tempore latinis orationibus quae de more apud novos principes oppidatim habentur, latine respondisse. Idem de regina sua, Ioannae sorore, britanni praedicant. Idem omnes de duabus aliis quae in Lusitania fato concessere. Quibus quattuor sororibus nullae memoria hominum mulieres sinceriore pudicitia, nullae puriore ac integriore fama, nullae populis suis gratiores atque amabiliores reginae exstiterunt, nullae magis amaverunt coniuges suos, nullae obsequentius eis paruerunt, nullae accuratius se ac suos omnes sine labe conservarunt, nullis magis foeditas aut lascivia displicuit, nullae absolutius et exactius numeros omnes probae feminae impleverunt.» Juan Luis Vives, De institutione feminae christianae, §§ 16 & 26.
  4. El Bardo de Avon pone en boca del Rey Enrique VIII este encendido panegírico de su mujer legítima, cuando ya la había repudiado: «Go thy ways, Kate. / That man i' the world who shall report he has / A better wife, let him in nought be trusted, / For speaking false in that. Thou art, alone, / If thy rare qualities, sweet gentleness, / Thy meekness saint-like, wife-like government, / Obeying in commanding, and thy parts / Sovereign and pious else, could speak thee out, / The queen of earthly queens. She's noble born; / And, like her true nobility, she has / Carried herself towards me.» William Shakespeare, The life of King Henry the Eighth, acto III, escena 4.ª (traducción de Carlos Gamerro).
  5. a b Refiere Jerónimo de Quintana (op. cit., fol. 260r) ...
  6. En 1471 Juan Alonso de Oviedo «ya había casado a su hija Isabel de Oviedo con Francisco Ramírez de Madrid, quien dos años más tarde reconocía la entrega de una mediana dote valorada en 80.000 mrs.; incluso en 1476 vendió a su yerno unas tierras en el pavo de Garnaza. Para marzo de 1480, ya fallecido Juan Alonso, su viuda ajustaba cuentas con el secretario Ramírez de Madrid, al cual le quedaban por cobrar aún 20.000 mrs. de la dote, además de otros 11.284 mrs. que éste generosamente les había prestado». Porras Arboledas, op. cit., p. 35, con remisión a la SNAH, Condes de Bornos, leg. 1.578 (carta de pago de 1473), leg. 1.593 (venta de 1476) y leg. 1.485 (cuentas de 1480).
  7. a b Para las partijas de Isabel de Oviedo, Porras Arboledas (op. cit., notas 17, 629 y 793) remite a la SNAH, Condes de Bornos, leg. 1.186.
  8. Cfr. Luis de Salazar y Castro, Advertencias históricas... (Madrid, 1688), pp. 138-139, y Gonzalo Fernández de Oviedo, Batallas y quinquagenas, vol. II (Madrid, RAH, 2000), pp. 187-188.
  9. Enunciados por J. de Quintana, op. cit., fol. 256r y por P.A. Porras Arboledas, op. cit. 1996, pp. 23-24. Este último autor da a entender que a raíz de su segundo matrimonio el Artillero se distanció de la prole que tuvo con su primera mujer: «Estamos poco informados de las actividades de los hijos de su primer matrimonio con Isabel de Oviedo, los cuales sólo aparecen a la hora de acceder a sus legítimas tras el fallecimiento de su padre» (p. 15).
  10. Reseñado por J. de Quintana, op. cit., ff. 158r-162v. Refiere este autor que poco antes de 1548 murió su padre «dexando su casa con alguna necessidad por averse casado pobremente y contra la voluntad de Francisco Ramírez su padre y ser algo pródigo en gastos: acudió el Doctor a la en que su madre y una hermana suya quedavan, para cuyo remedio determinó venirse con ellas a Madrid, donde estavan don Diego [Ramírez de Haro, III señor de Bornos] y don García Ramírez [de Cárdenas, señor de la casa de Rivas,] sus primos, sucessores en los dos mayorazgos que dexó su agüelo. Entró en esta Villa año de mil y quinientos y quarenta y ocho, aposentóse en este Hospital cuyos patrones eran, donde hizo oficio de Rector el tiempo que estuvo fuera de Religión. A su madre y hermana dieron dos plaças de Beatas en el mismo Hospital en compañía de otras deudas de su fundadora».
  11. Para este hijo del Artillero, Porras Arboledas (op. cit., n. 16) remite a A. y E.A. de la Torre, Cuentas de Gonzalo de Baeza, tesorero de Isabel la Católica (Madrid, 1955-1956), II, p. 257.
  12. Porras Arboledas, op. cit., pp. 24 y 198.
  13. Joseph Pérez, La revolución de las Comunidades de Castilla (1520-1521) (Madrid, 1985), passim.
  14. Señaladamente, una espectacular huida de su propia casa de Toledo, cuando fue saqueada por las tropas victoriosas del Emperador.
  15. Árbol de los Gaitán-Pantoja en Ruidera.uclm.es.
  16. Porras Arboledas, op. cit., pp. 24 y 247.
  17. a b Al morir Hernán Ramírez en 1529, su hijo Diego le sucedió en el señorío de Bornos, en la alcaidía de Salobreña y en la escribanía mayor de rentas de la Orden de Santiago. Pero a causa de su corta edad no podía servir estos cargos por su persona, y su madre designó tenientes que los ejercieran de modo efectivo (Rodríguez-Ponga, loc. cit.) La alcaidía le fue confirmada por Carta del Emperador y Rey Don Carlos (J. de Quintana, op. cit., fol. 259v).
  18. Al menos dos hijos del Artillero fueron pajes de este malogrado príncipe. Ya se ha dicho que también lo fue Francisco Ramírez, nacido de su primer matrimonio. Fernando era casi veinte años menor que su dicho hermano consanguíneo, y obtuvo el nombramiento siendo de muy tierna edad, por Real Cédula del 5 de julio de 1496 que obra en la SNAH, Condes de Bornos, c. 724, d. 1. El príncipe murió al año siguiente.
  19. Este Diego López de Haro fue «señor de las villas de Busto y Rivilla, que trocó por las de Sorbas y Lubrín, y de la mitad de Villar del Saz de Don Guillén, Veinticuatro de Córdoba, del Consejo de los Reyes Católicos, su Embajador de obediencia al Papa Alejandro VI el año 1492, Gobernador y Capitán General del Reino de Galicia, y casado en segundas nupcias con D.ª Beatriz Méndez de Sotomayor, octava Señora de las villas del Carpio, Morante y Pinilla». De ésta tuvo por hijos a Luis Méndez de Haro y Sotomayor, IX señor del Carpio, de quien provinieron los marqueses de este título, caballero de Santiago y veinticuatro de Córdoba, y a Diego Méndez de Haro, que casó con N. Pérez del Castillejo. Juan Carlos de Guerra, op. cit., pp. 157 y 160.
  20. Según Jerónimo de Quintana, op. cit., fol. 259v.
  21. Gozó de este tratamiento (que no era deferencial, sino reglado) en un tiempo en que todavía estaba muy poco extendido fuera de la nobleza titulada y de los altos dignatarios del reino y de la Iglesia.
  22. a b Francisco Cascales, Discursos históricos de la ciudad de Murcia (2.ª ed., 1775), p. 470.
  23. a b c Rodríguez-Ponga, loc. cit.
  24. José María de Cossío, Los toros (Madrid, Espasa-Calpe, 2007), v. 4, p. 513.
  25. a b c d Jerónimo de Quintana, op. cit., fol. 260r.
  26. Hijo de este matrimonio fue Francisco de Garnica y Ramírez de Haro, señor de Valdetorres y Silillos, natural de Madrid y bautizado en San Martín el 12 de febrero de 1576, caballero de Santiago, corregidor de Valladolid, del Consejo de Hacienda de Felipe IV y su contador mayor, que casó con Jordana de Torres y Garnica, su prima hermana, de igual naturaleza, hija de Juan de Torres y Garnica, natural de Soria, y de Isabel de Eguino, que lo era de Azcoitia. Con sucesión. Y también lo fue Mariana de Garnica y Haro, natural de Madrid y segunda mujer de Gabriel de Ocaña y Alarcón, señor de Pozuelo de Alarcón, caballero de Santiago y secretario de las tres Órdenes Militares, regidor decano del ayuntamiento de Madrid, ministro de la Contaduría Mayor del Consejo de Hacienda y secretario de Cámara y Estado de los de Castilla e Indias y de la Junta de Guerra de Indias, gentilhombre de boca del Archiduque Alberto y servidor asimismo de la infanta Margarita, quien le dejó su poder para testar, hijo de Luis de Alarcón, también consejero de Hacienda, y de Antonia de Céspedes, naturales de Madrid. Con posteridad en que siguió esta casa. Álvarez y Baena, op. cit., II, pp. 124-125 y 268-269).
  27. Mediante el casamiento de Luis Ramírez de Haro e Isabel de Ayala se unían las descendencias de los dos matrimonios de Francisco Ramírez el Artillero. Exponen la genealogía de esta señora Luis de Salazar y Castro, Árboles de costados de gran parte de las primeras casas de estos reynos cuyos dueños vivían en el año de 1683 (Madrid, 1795), p. 184, y Juan Carlos de Guerra, «Ilustraciones genealógicas de los linajes vascongados contenidos en las Grandezas de España compuestas por Esteban de Garibay» [13.ª entrega], en Revista internacional de estudios vascos, vol. 14, n.º 1 (1923), pp. 61-93, apéndice 3.º (pp. 75-76). Para su costado Meneses, véase Salazar y Castro, Casa de Silva, II, pp. 418-424.
  28. J. de Quintana, op. cit., fol. 261r.
  29. Sucedió en dichos estados (que habían poseído su abuelo y bisabuelos citados en el texto) por haberse extinguido la descendencia de su tío Álvaro de Losada y Bolaño, señor de los mismos, hermano primogénito de su padre, regidor de las ciudades de Orense y Lugo. Dicho señor estuvo casado con María de Lemos y Sarmiento, hija de Alonso López de Lemos, I conde de Amarante, señor de Ferreira, caballero de Alcántara, corregidor de Trujillo, y de Juana Sarmiento de Acuña, natural de Valladolid, hija del I conde de Gondomar. Los cuales tuvieron por hijos al menos a 1.- Juan Alonso de Losada y Lemos, primogénito, colegial del Mayor del Arzobispo en Salamanca, que sucedió en la casa y falleció sin prole poco antes de 1720. Estuvo casado con Estefanía Venegas de Valenzuela, la cual tras enviudar profesó en las comendadoras de Santiago de Madrid. 2.- Luis de Losada y Lemos, natural de Freiría, menino de la Reina, que se cruzó de santiaguista el 15 de octubre de 1664 y finó sin sucesión antes que el mayor, y 3.- Francisca de Losada Somoza, que sucedió en la casa por muerte del mayor siendo viuda de Francisco Valeriano Valcarce y tampoco dejó posteridad.
  30. Geneall.net.
  31. Los I marqueses de Bélgida están reseñados por José Miguel de Mayoralgo y Lodo, Conde de los Acevedos, y Javier Gómez de Olea y Bustinza en su artículo sobre «Los Condes de Torrejón», en Anales de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, vol. V (años 1998-1999), pp. 185-268, pp. 218-219. Más genealogía de los Bellvís de Moncada en la base de Brigitte Gastel Lloyd y en Endika Mogrobejo, Diccionario hispanoamericano de heráldica, onomástica y genealogía, vol. XXVI (Bilbao, s.a.), pp. 380-385.
  32. a b En efecto, Ignacio Ramírez de Haro y Córdoba, VI conde de Bornos, casó en terceras nupcias con Francisca Bellvís de Moncada, hija de los XIV marqueses de Mondéjar y hermana de Pascual Bellvís de Moncada y Mendoza, el XV marqués, que fue abuelo de Asunción Bellvís de Moncada y Rojas, marquesa de Villanueva de Duero, la mujer de José Ramírez de Haro y Ramírez de Arellano, X conde de Bornos.
  33. Su expediente de pruebas para ingresar en esta Orden, aprobado en 1793, obra en el AHN bajo la sig. 2.083. Extractado por V. de Cadenas en Caballeros de la Orden de Santiago, siglo XVIII, t. VII (Madrid, Hidalguía, 1995), p. 72.
  34. Nombrado caballero por Decreto del 15 de octubre de 1814. Estaba exento de presentar documentos por ser hermano entero de Juan de la Cruz de los mismos apellidos, marqués de Mondéjar y de Bélgida, caballero gran cruz por Decreto del 12 de noviembre de 1789. Los expedientes de ingreso de ambos, aprobados el 4 de diciembre de 1756 y el 9 de noviembre de 1814 respectivamente, obran en el AHN, Estado, bajo los n.os 362 y 1.426, y están extractados por Vicente de Cadenas y Vicent, Extracto de los expedientes de la Orden de Carlos 3.º 1771-1847, t. II (Madrid, Hidalguía, 1981), §§ 279 y 280, pp. 61-63. El padre de ambos, Pascual Bellvís de Moncada y Mendoza, marqués de Mondéjar y de San Juan de Piedras Albas (citado en el texto) fue también caballero gran cruz de esta Orden, en la que ingresó en 1771, pero dispensado de rendir pruebas.
  35. Su esquela, que no expresa el lugar de defunción, en el ABC del 10, p. 73.
  36. Dos esquelas se publicaron en el ABC: el día 15 (p. 93) y el 17 (p. 106).
  37. La genealogía de esta condesa de Bornos en Margarita Zabala Menéndez, Historia genealógica de los títulos rehabilitados durante el reinado de Don Alfonso XIII, t. VII (Logroño, San Martín, 2009), pp. 25-31, donde expone la sucesión del condado de Serramagna, título sardo.
  38. a b En efecto, Manuel Ramírez de Haro y Bellvís de Moncada, XI conde de Bornos, casó con Francisca Crespí de Valldaura y Caro, nieta materna de Pedro Caro y Sureda, III marqués de la Romana, el cual tuvo también por nieta a Rosalía Caro y Álvarez de Toledo, que casó con el duque de Medina Sidonia, su primo. Y estos fueron padres de Inés Álvarez de Toledo y Caro, que casó con Fernando Ramírez de Haro y Patiño, XIII conde de Bornos, sobrino carnal de Manuel.
  39. El Decreto del que convalidaba las sucesiones concedidas a su favor por la Diputación de la Grandeza en los títulos de conde de Bornos, conde de Murillo y marqués de Villanueva de Duero, los tres con grandeza de España, y en el de conde de Peñarrubias, fue firmado por el Jefe del Estado el 9 de noviembre de 1951 y publicado en el BOE del siguiente día 19, p. 5183.
  40. La genealogía de esta condesa de Bornos en Jaime de Salazar y Acha, Estudio Histórico sobre una familia extremeña: Los Sánchez Arjona (Madrid, RAMHG, 2000), pp. 408-410.
  41. Orden 382/2013 del Ministerio de Justicia, del 25 de febrero de 2013, publicada en el BOE del 11 de marzo siguiente, n.º 60, § 2657, p. 19.050.
  42. Ampelio Alonso de Cadenas y López y Vicente de Cadenas y Vicent. Blasonario de la consanguinidad ibérica: 1994-95 (Madrid, Hidalguía, 1995) p. 22.
  43. Faustino Menéndez Pidal, La nobleza en España: ideas, estructuras, historia (Madrid, Fundación Cultural de la Nobleza Española, 2008), p. 357-358.