Concurso de camisetas mojadas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Joven durante el desarrollo de un concurso. La participante lleva subida la camiseta, exhibiendo así el vientre y parte de los pechos (fotografía tomada en julio de 2011).

Un concurso de camisetas mojadas (en ingles, Wet T-shirt contest) es un espectáculo de carácter exhibicionista, en que las participantes son abundantemente rociadas con agua fría (a menudo con hielo) durante el tiempo que dura el mismo.

Constituyen una manifestación muy característica de la cultura festiva estadounidense, estrechamente relacionada con las celebraciones universitarias, y suelen desarrollarse en un contexto vacacional, sobre todo en destinos turísticos costeros, como California o Florida, donde la juventud acude en masa y este modo de diversión desenfadada goza de gran popularidad.

Su origen parece remontarse a una famosa escena de la película Abismo, de 1977, en que Gail Berke, interpretada por Jacqueline Bisset, tras bañarse en el mar, sube a un barco de recreo, vestida con una camiseta blanca que deja entrever el busto de la protagonista.[1]

Dependiendo de las leyes locales, los participantes pueden quitarse o no las camisetas durante su actuación.

Características del concurso[editar]

Las camisetas mojadas se adhieren a la piel marcando la forma del busto (fotografía tomada en Morsko, Polonia, en agosto de 2008).

Los concursos de camisetas mojadas suelen estar protagonizados por jóvenes o adolescentes que actúan ante un público mayoritariamente masculino y tienen lugar en pubs, discotecas o en los propios complejos hoteleros en que se alojan las participantes.

Éstas llevan camisetas blancas o de colores claros, sin sujetador, top ni otra prenda en el torso. Generalmente, completa la equipación un mínimo tanga.

A lo largo del concurso, son rociadas con agua para que sus camisetas se vuelvan translúcidas y se adhieran a sus pechos. En muchos casos, se encuentra a baja temperatura, propiciando así la contracción de las mamas y la erección de los pezones. Una vez mojadas, las participantes desfilan, posan y bailan ante el público, intentando provocar una reacción positiva. Esta reacción más o menos favorable de los espectadores, junto con el veredicto del jurado, servirán para determinar quién es la ganadora.

En concursos más atrevidos, las participantes rompen o recortan estratégicamente sus camisetas para exhibir sus vientres y/o parte de las mamas. No resulta extraño en estos certámenes que se quiten aquéllas (toples) o se queden completamente desnudas.

Los concursos de camisetas mojadas como espectáculo erótico[editar]

Jóvenes durante un concurso de camisetas mojadas (fotografía tomada en junio de 2009).

En ocasiones, los concursos de camisetas mojadas han de ser considerados como verdaderos espectáculos eróticos, a causa de su contenido sexual, más allá de los límites de un evento al uso. En estos casos, las participantes muestran actitudes lésbicas sexualmente insinuantes o explícitas, acariciándose y besándose mientras bailan.

Decadencia del concurso[editar]

La generalización del uso de cámaras en los teléfonos móviles, así como la distribución y venta de vídeos, a veces, de alto contenido erótico, han desencadenado a partir de los primeros años del presente siglo la natural cautela entre muchas jóvenes aficionadas a estos certámenes.

Ya con anterioridad, los problemas surgidos en torno a la celebración de las denominadas Spring break (en español, «Vacaciones de primavera»), especialmente en Fort Lauderdale, Florida, supusieron el comienzo del declive de este tipo de fiestas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]