Comunicación humana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esquema que describe el proceso de comunicación intrapersonal.

La comunicación humana es el campo dedicado a entender cómo se comunican los seres humanos, ya que el ser humano se comunica para transmitir información, manifestar sentimientos, influir en los demás y realizar acciones específicas.[1]

La comunicación humana refuerza las relaciones sociales, enriquece a sus participantes y es el principal agente del desarrollo cultural.[1] Su instrumento fundamental es el lenguaje verbal, pero las personas se comunican también por medio de gestos, movimientos, miradas, etc.[1]

El estudio actual de la comunicación humana se divide en dos ramas: retórica y relacional. La comunicación humana retórica se enfoca primariamente en el estudio de la influencia; el arte de la comunicación retórica está basado en la idea de la persuasión. La comunicación humana relacional se encarga de la comunicación en una perspectiva trasnacional; dos o más personas coexisten alcanzando un acuerdo según la perspectiva.

Tipos de comunicación humana[editar]

Intención informativa, intención comunicativa[editar]

Para que se produzca la comunicación, debe existir la intención de transmitir información; en caso contrario, se trataría de una transmisión accidental de información. Así sucede, por ejemplo, cuando un hablante revela su origen geográfico por su forma de hablar.[1]

Al existir intención, se transmite información y se comunica también la intención de comunicar, es decir, de establecer contacto con otro.[1] Esa intención comunicativa solo es efectiva cuando es reconocida por los demás.[1]

Papeles del emisor y del receptor[editar]

En el proceso de comunicación, el receptor debe descubrir, por medio de inferencias, la intención comunicativa e informativa del emisor, manifestada en el mensaje; es decir, ha de llegar a conclusiones partiendo de ciertas premisas.[1]

Para que la comunicación resulte eficaz, emisor y receptor deben realizar un esfuerzo de cooperación; no solo es exigible la atención del receptor, sino que el emisor debe guiar el proceso del receptor, para que este no realice un esfuerzo desmedido de interpretación.[1]

Espacio común[editar]

Todo ser humano posee un conjunto de ideas con el que se enfrenta a la tarea de entender el mundo.[1] En el proceso comunicativo, emisor y receptor tratan de crear un espacio común donde se encuentran las ideas de cambios.[1] Cuando ese espacio no es total, surgen problemas en la comunicación.[1] Pueden, por ejemplo, producirse malentendidos cuando un hablante piensa que su interlocutor es una persona con determinadas características que realmente no posee.[1]

Código[editar]

En la comunicación verbal el código es la lengua que comparten emisor y receptor.[1] Está formado por un sistema de signos y reglas de combinación.[1]

Si bien la facultad del lenguaje es natural en los seres humanos y forman parte de su herencia biológica, las lenguas son productos culturales y, por tanto, convencionales en sus estructuras fónica, morfosintáctica y semántica.[1]

Contextos[editar]

El contexto es el conjunto de circunstancias, conocimientos y creencias pertinentes para producir e interpretar enunciados.[1] Los elementos que constituyen el contexto han de ser compartidos por el emisor y el receptor para que se produzca el éxito comunicativo.[1]

Contexto lingüístico (contexto)[editar]

El contexto lingüístico está constituido por el contexto y después de un enunciado.[1] En ocasiones aclara el sentido (Te espero sentado en el banco del parque; banco = asiento) y su consideración es fundamental en palabras como los pronombres personales y los adverbios pronominales.[1] En Si se lo dices así, se enfadará, las palabras se lo y así, no significan nada fuera de su contexto.[1]

Contexto situacional o situación comunicativa[editar]

El contexto situacional o la situación comunicativa es la realidad extralingüística en la que tiene lugar un acto comunicativo.[1] En Cierra la puerta, adquiere sentido en un espacio interior en el que haya una puerta y se encuentre abierta.[1]

Contexto sociocultural[editar]

Figuras importantes[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u Arroyo Cantón, Carlos; Berlato Rodríguez, Perla (2012). «La comunicación». En Averbuj, Deborah. Lengua castellana y Literatura. España: Oxford University Press. p. 7. ISBN 9788467367966. 

Bibliografía[editar]

  • Richard Budd & Brent Ruben, Human Communication Handbook.
  • Budd & Ruben, Approaches to Human Communication.
  • Stacks, D. & Salwen M. (2009). An Integrated Approach to Communication Theory and Research. New York: Routledge.

Enlaces externos[editar]