Comunión Católico-Monárquica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Comunión Católico-Monárquica fue uno de los nombres del histórico partido carlista que empezó a usarse a partir de la revolución de 1868 y la participación del carlismo como partido en la política parlamentaria. En esa época los carlistas también usaron la expresión Asociación Católico-Monárquica. El nombre de Comunión Católico-Monárquica se empleó especialmente durante el Sexenio Revolucionario, aunque la prensa carlista continuó utilizando dicha denominación a lo largo del siglo XIX y primer tercio del siglo XX para definir indistintamente a la organización junto con otros como Comunión Tradicionalista o Partido Tradicionalista; Comunión Legitimista o Partido Legitimista; Comunión Carlista o Partido Carlista y, entre los años 1909 y 1931, Comunión Jaimista o Partido Jaimista.

Desde la proclamación del archiduque Carlos Pío de Habsburgo-Borbón (hijo de Blanca de Borbón y Borbón-Parma, y por tanto nieto de Carlos VII) como pretendiente carlista con el nombre de Carlos VIII, en 1943, sus seguidores se separaron de la regencia de Javier de Borbón Parma y constituyeron su propia organización volviendo a emplear el nombre de Comunión Católico-Monárquica, popularmente conocido como carloctavismo. Los antecedentes de esta agrupación se encuentran en el sector llamado cruzadista. Uno de sus principales dirigentes fue Jesús de Cora y Lira y se destacó por su colaboración con el franquismo. Entró en crisis a partir de 1953 y hacia 1962[1]​ la mayor parte de sus dirigentes habían reconocido como rey legítimo a Javier de Borbón Parma.[cita requerida]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. de las Heras y Borrero, Francisco Manuel (2004). Un pretendiente desconocido: Carlos de Habsburgo. Dykinson. p. 157.