Comisión de la Verdad y Reconciliación (Perú)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Comisión de la Verdad y Reconciliación
273px
Placa conmemorativa a la CVR en la ciudad de Ayacucho
Localización
País Perú
Información general
Sigla CVR
Tipo comisión para la verdad y la reconciliación
Organización
Composición 12 miembros
Historia
Fundación 4 de junio de 2001
Disolución 2003

La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) de Perú (13 de julio de 2001-28 de agosto de 2003) fue una comisión de la verdad creada por el presidente Alejandro Toledo para investigar los abusos contra los derechos humanos cometidos durante el conflicto armado interno de Perú entre las décadas de 1980 y 1990. La CVR fue una respuesta al violento conflicto interno que tuvo lugar entre 1980 y 2000 durante el gobierno de los presidentes Fernando Belaúnde (1980-1985), Alan García (1985-1990) y Alberto Fujimori (1990-2000). El mandato de la comisión era proporcionar un registro de las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario cometidas en Perú entre mayo de 1980 y noviembre de 2000, así como recomendar mecanismos para promover y fortalecer los derechos humanos.[1]​ La CVR informó sobre las aproximadamente 70.000 muertes, asesinatos, torturas, desapariciones, desplazamientos, empleo de métodos terroristas y otras violaciones de los derechos humanos ejecutadas por el Estado, Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru.[2]​ El informe concluyó que existen responsabilidades tanto institucionales como individuales, además de identificar factores raciales y culturales que se convirtieron en catalizadores del conflicto.[3]

Un estudio de 2019 cuestionó las cifras de víctimas de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, estimando en su lugar «un total de 48.000 asesinatos, sustancialmente inferior a la estimación de la CVR» y concluyendo que «el Estado peruano es responsable de una parte significativamente mayor que Sendero Luminoso».[4][5]​ La CVR salió más tarde a responder a estas declaraciones.[6]

La CVR es reconocida por el éxito en la ejecución de un mandato amplio y complejo, y es estudiada por diferentes países comprometidos con la búsqueda de la verdad.[7]

Historia[editar]

Tras la caída del régimen fujimorista en noviembre del año 2000 con la revelación de los vladivideos, las organizaciones de derechos humanos, y otros agentes como el diario El Comercio,[8]​ presionaron al nuevo gobierno liderado por Valentín Paniagua, para el establecimiento de una comisión de la verdad.[9]​ En diciembre de 2000, el Gobierno de Transición de Paniagua estableció un grupo de trabajo interinstitucional,[10][11]​ integrado por representantes de los Ministerios de Justicia, Defensa, Interior y de Promoción de la Mujer y Desarrollo Humano; la Defensoría del Pueblo, la Conferencia Episcopal Peruana, el Concilio Evangélico y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos. Este grupo tuvo como objetivo explorar un mecanismo de investigación de los hechos producidos durante el terrorismo, una proposición de tareas para el sistema judicial y una política de reparaciones.

El 4 de junio de 2001, mediante el Decreto Supremo N° 065-2001-PCM, se creó la Comisión de la Verdad, encargada de esclarecer el proceso, los hechos y responsabilidades de la violencia terrorista y de la violación a los derechos humanos producidos desde mayo de 1980 hasta noviembre de 2000, imputables tanto a las organizaciones terroristas como a los agentes del Estado, así como proponer iniciativas destinadas a afirmar la paz y la concordia entre los peruanos.[12]

En la norma se le dio los siguientes objetivos:

  • Analizar las condiciones políticas, sociales y culturales, así como los comportamientos que, desde la sociedad y las instituciones del Estado, contribuyeron a la trágica situación de violencia por la que atravesó el Perú;
  • Contribuir al esclarecimiento por los órganos jurisdiccionales respectivos, cuando corresponda, de los crímenes y violaciones de los derechos humanos por obra de las organizaciones terroristas o de algunos agentes del Estado, procurando determinar el paradero y situación de las víctimas, e identificando, en la medida de los posible, las presuntas responsabilidades;
  • Elaborar propuestas de reparación y dignificación de las víctimas y de sus familiares;
  • Recomendar reformas institucionales, legales, educativas y otras, como garantías de prevención, a fin de que sean procesadas y atendidas por medio de iniciativas legislativas, políticas o administrativas; y,
  • Establecer mecanismos de seguimiento de sus recomendaciones.

El 6 de junio se nombró a los miembros de la comisión: Salomón Lerner Febres (presidente) Beatriz Alva Hart, Enrique Bernales, Carlos Iván Degregori, Gastón Garatea Yori, Alberto Morote Sánchez y Carlos Tapia García.

En agosto de 2001 se modificó el nombre a Comisión de la Verdad y Reconciliación.

En septiembre de 2001 se incluyó a 5 nuevos miembros para la comisión: Monseñor José Antúnez de Mayolo Larragán, Sofía Macher Batanero, Luis Arias Graziani, Rolando Ames Cobián y Humberto Lay Sun.

Fuentes de información[editar]

Las fuentes de información para la CVR fueron a través de la toma de testimonios mediante entrevistas.[13]

También se solicitó documentos desclasificados al gobierno de EE.UU. En noviembre del 2001, en una reunión entre Salomón Lerner con el embajador de EEUU, John Hamilton, Lerner le agradeció al gobierno de EE.UU. su apoyo financiero y le entregó a Hamilton una carta dirigida al entonces presidente George Bush para la desclasificación de documentos del archivo de EE.UU. Hamilton le explicó los tiempos de demora del proceso de desclasificación de los archivos alentándole, en cambio, a comunicarse con el Archivo Nacional de Seguridad (NSA), una ONG dedicada a archivar documentos desclasificados por el gobierno norteamericano. Sin embargo, antes de la caída del fujimorismo y sin conocimiento de Hamilton, las ONG peruanas ya estaban en contacto con el NSA para recopilar una relación de hechos claves.[9][14]

El informe[editar]

El informe final se presentó el 28 de agosto de 2003 en una ceremonia realizada en el Palacio de Gobierno. Este consta de nueve tomos donde se detallan los hechos sucedidos durante los veinte años que cubre el informe. Consta de tres partes principales: La primera donde se relata el proceso, los hechos y las víctimas. La segunda, que relata los factores que permitieron que se desarrolle el conflicto. Y la tercera que explica las secuelas del conflicto y se postulan las recomendaciones para que estos eventos no se repitan. A pesar de los esfuerzos de la CVR, la sociedad civil ha sido muy indiferente a esta iniciativa.

La magnitud y extensión del conflicto[editar]

El terrorismo producido entre 1980 y el 2000 de mayor duración, impacto y el de mayor costo, tanto humano como económico, en la historia del Perú. El costo estimado en vidas humanas es aproximadamente 69 280 personas,[15][16][17]​ entre muertos y desaparecidos. La causa del conflicto fue la decisión del Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso (PCP-SL) de iniciar una "guerra popular" contra el Estado peruano. Esta se produjo en el momento en que la sociedad peruana iniciaba una transición democrática, luego de doce años de una dictadura militar, que era respaldada por la mayoría de la población y los principales partidos políticos.

El PCP-SL causó el 54% de las víctimas fatales reportadas a la CVR.[18]​ Su estrategia de combate implicó el uso sistemático y masivo de métodos de extrema violencia y terror. El Estado peruano no tuvo capacidad para contener el avance de la subversión y los gobiernos civiles dejaron que el conflicto se militarice al dejar la conducción de la lucha contrasubversiva en manos de las Fuerzas Armadas. La CVR concluyó que la lucha contrasubversiva se realizó sin tomar las precauciones necesarias para evitar el atropello de los derechos fundamentales de la población civil. Las autoridades desatendieron las denuncias de violación de los Derechos Humanos y se llegó a facilitar la impunidad de los responsables. Las Fuerzas Armadas son responsables del 37% de los muertos y desaparecidos reportados a la CVR.[19]

Otro factor a considerar es la aparición del fenómeno del narcotráfico durante el mismo periodo. La magnitud de éste y la respuesta de las Fuerzas Armadas provocó que la zona del Alto Huallaga fuese uno de los mayores escenarios del conflicto interno.

La distribución geográfica del conflicto, el cual se concentró en las zonas más pobres del Perú, provocó una sensación de exclusión e indiferencia. Las principales ciudades, en especial las de la costa, no estuvieron en el centro del conflicto.[20]​ Fueron las zonas rurales y las más pobres las que tuvieron el mayor costo en vidas humanas. Esto no significa que la pobreza sea la causa del conflicto sino que son los sectores más pobres los más vulnerables a la violencia armada.

La violencia tampoco se distribuyó equitativamente a lo largo de los años. Existen dos picos que marcan diferentes etapas del conflicto armado. El primero, 1984 corresponde con el momento de mayor intensidad y de mayor número de muertos. Este representa el inicio del conflicto y se centra esencialmente en el departamento de Ayacucho. El segundo, 1989, corresponde con un recrudecimiento de la violencia, luego de un periodo entre 1986 y 1987 de mediana calma, a partir del cual se mantiene una violencia casi constante hasta 1992, año de la captura de Abimael Guzmán Reynoso. Durante esta fase, a pesar de que la violencia no llegó a los mismos niveles de 1984, si se expandió a la mayor parte del país.

La estimación estadística de la pérdida de vidas humanas fue cuestionada en el año 2009 por el entonces vicepresidente, Luis Giampietri.

Las organizaciones terroristas[editar]

Sendero Luminoso[editar]

La organización subversiva y terrorista autodenominada Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso fue la iniciadora y principal causante de la violencia durante el periodo de 1980 y 2000. Fue responsable del 54% de los muertos y desaparecidos reportados a la CVR. Se estima que la cifra total de víctimas fatales ocasionadas por Sendero asciende a 31,331 personas, lo que representa aproximadamente el 46% de víctimas fatales de este conflicto.[21]

Sendero Luminoso surgió como una facción de la tradición maoísta en el Perú producto de las sucesivas rupturas ideológicas del movimiento comunista internacional. Un hito fundamental fue el debate acerca del uso de la violencia como medio para la revolución entre el movimiento chino y el movimiento soviético. En el Perú este debate se expresó con la división del Partido Comunista Peruano entre Unidad (prosoviético) y Bandera Roja (pro-chino). Abimael Guzmán tomó partido, en ese entonces por Bandera Roja.

La ideología de Sendero tomaba supuestamente como base la ideología de los pro-chinos, o sea el Maoísmo. Otro aspecto importante de la ideología senderista era que mantenían la verticalidad como principio. Es decir, su estructura organizacional estaba conformada por pequeños núcleos cohesionados ideológicamente, los cuales eran fuertemente dependientes del Partido (Sendero Luminoso).

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru[editar]

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (o MRTA) también fue responsable de la violencia sufrida en el Perú durante las últimas décadas del siglo XX. Esta organización subversiva desató una guerra revolucionaria en 1984, momento en el cual el Perú se encontraba consolidando un proceso democrático que era apoyado por la mayoría de la población. El MRTA es responsable del 1.8% de las muertes producidas durante ese periodo.[22]​ El MRTA organizó el Ejército Popular Tupacamarista el cual estaba conformado por columnas de guerrilleros uniformados y con armamento de guerra. A pesar de proclamar que respetarían las Convenciones de Ginebra [cita requerida] en sus acciones armadas, el MRTA cometió graves violaciones a los derechos humanos, como asesinatos y secuestros.

Las fuerzas de seguridad del Estado[editar]

Los gobiernos de la década de 1980 fracasaron al organizar una estrategia contrasubversiva eficaz, que pudiera derrotar a las organizaciones terroristas y que respetara los derechos humanos. Se cometieron errores de diagnóstico y de estrategia. Recién a comienzos de la década de 1990 se logró establecer una estrategia que privilegiara la colaboración con la población civil y el uso de la inteligencia, lo que llevó a la derrota de las organizaciones subversivas. Se estima que los agentes del estado fueron los causantes de la muerte de más de 20 mil víctimas; no obstante, el número total de entre militantes de Sendero y MRTA era aproximadamente de 700 personas.

Los cuerpos policiales[editar]

Fueron los primeros blancos de ataques de sendero luminoso, ya que en algunas comunidades de los andes eran los únicos representantes del Estado. Al eliminarlos SL buscaba crear un nuevo poder. El Estado respondió organizando patrullas contrasubversivas, comandos especializados en destruir al enemigo antes que en proteger a la población. Durante este proceso la Policía Nacional se sometió al mando de las Fuerzas Armadas. De esta manera se convirtieron en una fuerza auxiliar. A partir de finales de la década de 1980, privilegiaron las tareas de investigación. Esto contribuyó de manera significativa al fin de la guerra interna, al permitir la captura de la cúpula de Sendero Luminoso.

Las Fuerzas Armadas[editar]

Los gobiernos[editar]

Gobierno de Fernando Belaúnde Terry[editar]

Gobierno de Alan García Pérez[editar]

Gobierno de Alberto Fujimori Fujimori[editar]

Consecuencias del conflicto y recomendaciones de la CVR[editar]

Se concluyó que durante los años de guerra murieron alrededor de 70 mil personas,[23]​ de las cuales más de 20 mil resultaron ser víctimas de las fuerzas armadas.[24]​ Los gobiernos de Fernando Belaúnde, Alan García y Alberto Fujimori tenían responsabilidad en la represión,[25]​ aunque la mayoría de las violaciones de derechos humanos, y las más atroces, se produjeron durante los gobiernos de Fernando Belaúnde Terry y de Alan García Pérez,[26]​ sobre el periodo presidido por Alberto Fujimori, la CVR, dice:

Es esta etapa las violaciones de derechos humanos fueron menos numerosas pero más deliberadas o planificadas que en la etapa anterior. Aparecieron, además, escuadrones de la muerte cuya actividad llevó a que el Perú ocupara en esos años el primer lugar en el mundo en desapariciones forzadas de personas.
[27]

Integrantes[editar]

Críticas[editar]

A diferencia de lo ocurrido con grupos similares creados en otros países, en el Perú la Comisión de la Verdad y Reconciliación no recibió una aceptación unánime de la sociedad, existiendo más bien escepticismo y hasta rechazo[30]​ en importantes sectores de la misma.[31][32][33][34]​ Esto incluye el lado del conservadurismo por llevar supuestamente sesgo político por parte de la izquierda política.[35]​ Diversos partidos políticos como el grupo fujimorista,[36]​ el Partido Aprista Peruano,[37]Acción Popular[38]​ y el PPC[39]​ han formulado críticas a la labor de la CVR.[40]​ Según Jaime de Althaus, el informe «no logró la reconciliación de ambos bandos que hoy se expresan en varias vertientes, como por ejemplo fujimorismo y antifujimorismo».[41]

Asimismo, algunas personalidades han formulado también reservas frente a aspectos puntuales del trabajo de la Comisión. Así por ejemplo:

  • Se le cuestiona haber calificado el accionar de las Fuerzas Armadas del Perú en su combate al terrorismo como una práctica "sistemática y generalizada" de violación de derechos humanos.[44]​ Esto ha sido puesto en duda por algunos partidos políticos peruanos como el APRA[37][45]​ y el PPC. En el caso de este último su lideresa Lourdes Flores Nano manifestó: «No estoy entre quienes satanizan a la Comisión de la Verdad [sin embargo] discrepo con que se haya afirmado que haya habido una violación sistemática de los derechos humanos, creo que [esto] no ocurrió».[46]​ Como resultado, la Comisión Permanente de Historia del Ejército del Perú lanzó su propio texto denominado En honor a la verdad en 2010.[47]
  • Existe controversia en torno a la cifra de muertos y desaparecidos presentada en el Informe Final. La cifra de muertos y desaparecidos que oficialmente siempre se manejó era de 23,969 personas[48]​ y la estimación obtenida mediante la técnica de Estimación de Múltiples Sistemas usada por la CVR elevó esa cifra a 69,280 (intervalo de confianza al 95% entre 61,007 y 77,552).[49]​ Algunos detractores critican el hecho de que se haya presentado una estimación estadística en lugar de un conteo, mientras que otros opinan que incluso la estimación en sí misma es incorrecta.[50]​ En 2012, uno de los integrantes de la CVR, el jurista Enrique Bernales Ballesteros, opinó que el informe podría tener yerros metodológicos.[51]​ Asimismo, en 2015 el dirigente de Acción Popular Víctor Andrés García Belaúnde también restó credibilidad a la cifra de muertos reportada por la Comisión señalando «yo creo que hubo muertes y son todas lamentables, una o 69 mil es igualmente trágico, pero lo que quiero decir es que han especulado en demasía, han especulado y han creado verdades totales sobre la base de medias verdades».[52]​ El economista peruano y exprofesor asistente de Stony Brook University Silvio Rendón publicó un estudio en 2019 estimando «un total de 48.000 asesinatos, sustancialmente inferior a la estimación de la CVR» y señaló que «el Estado peruano tiene una participación significativamente mayor que Sendero Luminoso».[53]​ El estudio de Rendón ha sido rebatido por los autores del estudio de la CVR.[54]
  • El gobierno peruano, a pesar de que fue quien creó esta comisión, no ha aplicado algunas de las recomendaciones hechas por la CVR. En algunos casos, personalidades como Eduardo Arana (un asesor de tesis donde se calificó al CVR como sesgado) ingresaron al gobierno.[55]

Repercusión[editar]

  • En 2005 recibió el reconocimiento de la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE).[56]
  • Se conformó el movimiento ciudadano Para Que no se Repita, para realizar un seguimiento al desarrollo y aplicación de las recomendaciones de la CVR. Esto incluye un museo que lleva ese nombre.
  • La elección como presidente de Alan García, muchas veces acusado con respecto a violaciones a los derechos humanos durante su gobierno de 1985 a 1990 ha puesto en tela de juicio la aplicación de las recomendaciones de la comisión; dado que existe la posibilidad que en su nuevo gobierno se dé una amnistía general hacia los militares juzgados por crímenes de lesa humanidad.[57]

Implementación en el Estado[editar]

El informe final de la CVR fue implementado de forma parcial por algunos gobiernos posteriores, con algunas matices.[61]

  • En 2005 se estableció el Plan Integral de Reparaciones, estuvo destinada a indemnizar a las víctimas por el concepto de violaciones a los derechos humanos seguido de tomar procesos judiciales.[62]​ La ley 28592 estableció en su tercer artículo la definición de víctima a quienes sufrieron violaciones a los derechos humanos como muertes y desapariciones; caso que excluyó en su artículo cuatro a quienes participen en organizaciones subversivas.[63]
  • Se ha anunciado la inclusión del Informe Final de la CVR en la nueva currícula de Educación Secundaria en Perú para el 2013, según dijo el viceministro de Gestión Institucional del Ministerio de Educación, Fernando Bolaños Galdós en noviembre de 2012.[64]
  • El gobierno de Alejandro Toledo fue criticado por no seguir las recomendaciones de la CVR.[65][66]​ En el transcurso de las elecciones presidenciales de 2011, el candidato Ollanta Humala, luego elegido Presidente, anunció que iba a seguir las recomendaciones de la Comisión[67]​ (a pesar de estar siendo juzgado por los indicios de su implicación en violaciones a los derechos humanos en la zona de Madre Mia),[68]​ mientras que Alan García ha mostrado una actitud menos receptiva [cita requerida], incluyendo como candidato a la vicepresidencia al vicealmirante Luis Giampietri, implicado en la matanza de las prisiones en 1986, de la que también es acusado el propio García por dar la orden de represión a los senderistas amotinados.
  • En 2017 se estableció por Ley de Búsqueda de Personas Desaparecidas, la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas. Es en 2019 que contó con un suficiente presupuesto anual de seis millones de soles para su operación.[69]

Opinión pública[editar]

Según una encuesta de la Universidad de Lima en 2003, el 85.4 % estuvo interesado en conocer los detalles del informe de CVR.[70]​ Sin embargo, para el vigésimo aniversario, una encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (2023) indicó que solo un 31 % de los participantes dijeron conocer el informe final.[71]

Proyecto de ley contra el negacionismo de actos cometidos por subversivos[editar]

Debido a que se marcaron posturas negacionistas de los delitos cometidos por terroristas, en 2012 se propuso sancionar penalmente contra el negacionismo hacia los actos subversivos.[72]​ El proyecto de ley fue propuesto por el Poder Ejecutivo,[73]​ en que entró en controversia por sus implicaciones en la libertad de expresión,[74]​ además de que no fomentaba la denuncia hacia militares y otras fuerzas armadas.[75]​ Luego de recibir críticas por la organización Human Rights Watch,[76]​ el proyecto fue aprobado.

Encuesta por los 20 años de la CVR[editar]

En una encuesta difundida por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP), en el año 2023 por los 20 años de publicación del Informe final, un 38% de los encuestados aseguró conocer sobre la CVR y de estos, un 42% indicó que su labor fue negativa frente a un 26% que lo calificó de positiva.[77]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Perú: La Comisión de la Verdad se encuentra bajo presión | Human Rights Watch». 12 de agosto de 2003. Consultado el 31 de diciembre de 2023. 
  2. «Truth Commission: Peru 01». United States Institute of Peace (en inglés). Consultado el 15 de octubre de 2018. 
  3. «Truth Commission: Peru 01». United States Institute of Peace (en inglés). Consultado el 15 de octubre de 2018. 
  4. Rendon, Silvio (1 de enero de 2019). «Capturing correctly: A reanalysis of the indirect capture–recapture methods in the Peruvian Truth and Reconciliation Commission». Research & Politics (en inglés) 6 (1): 2053168018820375. ISSN 2053-1680. doi:10.1177/2053168018820375. 
  5. Rendon, Silvio (1 de abril de 2019). «A truth commission did not tell the truth: A rejoinder to Manrique-Vallier and Ball». Research & Politics (en inglés) 6 (2): 2053168019840972. ISSN 2053-1680. doi:10.1177/2053168019840972. 
  6. Manrique-Vallier, Daniel; Ball, Patrick (January 2019). «Reality and risk: A refutation of S. Rendón’s analysis of the Peruvian Truth and Reconciliation Commission’s conflict mortality study». Research & Politics (en inglés) 6 (1): 205316801983562. ISSN 2053-1680. doi:10.1177/2053168019835628. Consultado el 30 de diciembre de 2022.  Parámetro desconocido |doi-access= ignorado (ayuda)
  7. «Ten Years After Peru's Truth Commission | ICTJ». International Center for Transitional Justice (en inglés). 19 de agosto de 2013. Consultado el 14 de noviembre de 2018. 
  8. «Derechos humanos: Grave denuncia». El Comercio (Perú). 28 de febrero de 2001. Archivado desde el original el 24 de junio de 2007. Consultado el 9 de septiembre de 2023. «Este asunto está estrechamente ligado a la atendible propuesta de instalar una Comisión de la Verdad, que debe investigar y aclarar lo sucedido en las últimas décadas. Ello empezando por aclarar y deslindar responsabilidades en los abusos contra los derechos humanos, que son crímenes repudiables, mucho más si son ejecutados por funcionarios estatales que son los primeros llamados a defenderlos ». 
  9. a b «Peru’s Truth and Reconciliation Commission: 20 Years Later | National Security Archive». nsarchive.gwu.edu. Consultado el 3 de septiembre de 2023. 
  10. «El Rito de La Verdad». Caretas. 31 de mayo de 2001. Archivado desde el original el 13 de junio de 2004. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  11. «Cronología de trabajo de la Comisión de la Verdad». RPP Noticias. Archivado desde el original el 29 de agosto de 2003. Consultado el 25 de agosto de 2023. 
  12. Norma de Creación
  13. «La Comisión de la Verdad y Reconciliación en el Perú y la perspectiva de género: principales logros y hallazgos*». 
  14. «U.S. Embassy Lima cable, Ambassador Meets with Truth Commission on U.S. Support, FOIA, November 30, 2001, 5pp. | National Security Archive». nsarchive.gwu.edu. Consultado el 3 de septiembre de 2023. 
  15. Hatun Willakuy, Cap. 1 Pag 17
  16. «Los 69,280 Muertos». Caretas. 4 de setiembre de 2003. Archivado desde el original el 16 de junio de 2004. Consultado el 11 de marzo de 2022. 
  17. «¿Qué hemos hecho con la verdad?». El Comercio. 2 de septiembre de 2004. Archivado desde el original el 3 de septiembre de 2004. Consultado el 29 de mayo de 2022. 
  18. Hatun Willakuy, Cap. 1 Pag. 18
  19. Hatun Willakuy, Cap. 1 pag. 19
  20. Hatun Willakuy. Cap. 1 Pag. 21
  21. Hatun Willaku. Capítulo 2: "Las Organizaciones Suvbersivas". Página 97.
  22. Hatun Willakuy, Cap. 2 Pag. 193
  23. Hatun Willakuy, Conclusiones generales Pag. 433
  24. Salomón Lerner a 10 años de la CVR: “La verdad de alguna manera se muestra y coloca las cosas en su lugar” http://elcomercio.pe/
  25. «Indicios de responsabilidad penal de Fujimori». RPP Noticias. Archivado desde el original el 29 de agosto de 2003. Consultado el 25 de agosto de 2023. 
  26. Hatun Willakuy, Conclusiones Generales Pag. 439
  27. Comisión de la Verdad y Reconciliación (2004). «Conclusiones Generales». Hatun Willakuy. Versión abreviada del Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. Lima, Perú. p. 443. ISBN 9972-9816-4-9. 
  28. PERU21, NOTICIAS (27 de febrero de 2012). «“Informe fue sesgado y antimilitarista” | VOCES». Peru21. Consultado el 22 de noviembre de 2023. 
  29. «Detalle de Libro». www.verdadyreconciliacionperu.com. Consultado el 7 de agosto de 2023. 
  30. agenciaperú.com (3 de agosto de 2003). «Las razones de los detractores de la Comisión de la Verdad». Archivado desde el original el 12 de mayo de 2012. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  31. agenciaperú.com (18 de agosto de 2003). «Cardenal Cipriani: No está muy claro qué reconciliación se busca». Archivado desde el original el 12 de mayo de 2012. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  32. agenciaperú.com (17 de junio de 2003). «Ex Presidente Paniagua: Comparar a Sendero Luminoso con partidos políticos es un menosprecio». Archivado desde el original el 22 de julio de 2012. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  33. AFP (25 de agosto de 2008). «Perú: críticas a Comisión de la Verdad 5 años después por informe sobre FFAA». Archivado desde el original el 25 de febrero de 2014. 
  34. Peru21.pe (7 de setiembre de 2012). «Piden investigar trabajo de la Comisión de la Verdad». Archivado desde el original el 4 de agosto de 2013. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  35. Chiri Márquez, Renzo (17 de agosto de 2021). «Luces, sombras y claroscuros del informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR): un análisis a más de una década de su presentación». Ius Inkarri (5): 421-431. ISSN 2519-7274. doi:10.31381/iusinkarri.vn5.4220. Consultado el 24 de agosto de 2023. 
  36. terra.com.pe (23 de mayo de 2011). «Fuerza 2011 cuestiona cifras de CVR sobre violencia interna». Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  37. a b APRA (13 de agosto de 2013). «El APRA y la Comisión de la Verdad». Archivado desde el original el 2 de noviembre de 2013. 
  38. Radio Exitosa (7 de noviembre de 2013). «García Belaunde: “El problema de la CVR fue tener a sus integrantes con una ideología marcada”». Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 19 de octubre de 2015. 
  39. Diario16 (13 de agosto de 2013). «Regidores del PPC hacen suya versión fujimorista sobre CVR». Archivado desde el original el 13 de agosto de 2013. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  40. «CVR: Medias verdades». agenciaperu.com. 22 de agosto de 2003. Consultado el 21 de octubre de 2023. 
  41. De Althaus, Jaime (2 de septiembre de 2023). «No hubo reconciliación». El Comercio. ISSN 1605-3052. Consultado el 2 de septiembre de 2023. 
  42. Diario Expreso (29 de agosto de 2012). «Marcos Ibazeta critica denominación que se le dio a la subversión y que hoy se refleja en libros escolares.». Archivado desde el original el 10 de noviembre de 2013. 
  43. Peru21.pe (3 de diciembre de 2015). «Embajador de Estados Unidos precisó que el MRTA es "un grupo terrorista"». Archivado desde el original el 6 de diciembre de 2015. Consultado el 4 de diciembre de 2015. 
  44. «Tapia: CVR ha limpiado a grupos terroristas». RPP Noticias. Archivado desde el original el 29 de agosto de 2003. Consultado el 25 de agosto de 2023. 
  45. «García: es un error equiparar a FF.AA con los senderistas». RPP Noticias. Archivado desde el original el 31 de agosto de 2003. Consultado el 26 de agosto de 2023. 
  46. Diario Ideeleradio.org (12 de setiembre de 2012). «No estoy entre quienes satanizan la CVR.». Archivado desde el original el 3 de noviembre de 2013. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  47. Querejazu Aguirre, Igarki (13 de junio de 2023). «Las diferentes interpretaciones de una misma realidad: Un breve análisis discursivo de la CVR y del Ejército en torno a la verdad y a la falta de reconciliación en el Perú». Sílex 13 (1): 70-102. ISSN 2789-2816. doi:10.53870/silex.2023131237. Consultado el 24 de agosto de 2023. 
  48. Panamericana.pe (9 de setiembre de 2005). «Cuestionan una vez más cifras de muertos por terrorismo.». 
  49. Hatun Willakuy (2004): Página 17.
  50. Diario Correo (14 de setiembre de 2012). «La cifra inexacta de la CVR: 69,280 muertos.». Archivado desde el original el 10 de noviembre de 2013. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  51. elcomercio.pe (9 de setiembre de 2012). «La Informe de la CVR puede tener yerros metodológicos, admite Bernales». Archivado desde el original el 9 de septiembre de 2013. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  52. elcomercio.pe (19 de octubre de 2015). «Le dije a Paniagua que no valía la pena que hiciera una CVR.». 
  53. Rendon, Silvio (2019-01). «Capturing correctly: A reanalysis of the indirect capture–recapture methods in the Peruvian Truth and Reconciliation Commission». Research & Politics (en inglés) 6 (1): 205316801882037. ISSN 2053-1680. doi:10.1177/2053168018820375. Consultado el 9 de abril de 2019. 
  54. Manrique-Vallier, Daniel; Ball, Patrick (2019). «Reality and risk: A refutation of S. Rendón’s analysis of the Peruvian Truth and Reconciliation Commission’s conflict mortality study». Research and Politcs. doi:10.1177/2053168019835628. 
  55. Chillitupa, Rodrigo. «Ministro Eduardo Arana asesoró dos tesis que calificaron de “sesgado” el informe de la CVR y “mito” las esterilizaciones forzadas». infobae. Consultado el 7 de septiembre de 2023. 
  56. «CVR recibirá Premio Internacional de los DDHH 2005». Agencia Perú. 3 de agosto de 2005. Archivado desde el original el 29 de junio de 2006. Consultado el 20 de noviembre de 2022. 
  57. Los fantasmas que vuelven a acosar a Alan García: aparece nuevo testimonio sobre matanza de los penales http://utero.pe/
  58. Hernán, Muriel Ciceri; Mariella, Checa Mendiburu; Thomas, Krüggeler (11 de diciembre de 2018). Paz, reconciliación y justicia transicional en Colombia y América Latina. Editorial Pontificia Universidad Javeriana. p. 61. ISBN 978-958-781-274-9. Consultado el 8 de septiembre de 2023. 
  59. República, La (12 de diciembre de 2009). «La memoria y las imágenes». larepublica.pe. Consultado el 8 de septiembre de 2023. 
  60. «Mario Vargas Llosa aclara: “El museo de la memoria será para las víctimas” | El Comercio Perú». web.archive.org. 16 de diciembre de 2009. Consultado el 8 de septiembre de 2023. 
  61. «Vigencia de la CVR: memoria, democracia y posconflicto, por Iris Jave - Caretas Nacional». Caretas. 29 de agosto de 2023. Consultado el 31 de agosto de 2023. 
  62. De Vivanco, Lucero (2018-04). «Three times dead: narratives for justice and reparation of symbolic violence in Peru». Revista chilena de literatura (97): 127-152. ISSN 0718-2295. doi:10.4067/S0718-22952018000100127. Consultado el 6 de septiembre de 2023. «Una de las iniciativas de desagravio promovidas por la CVR (“Anexo 6”) fue la creación del Plan Integral de Reparaciones (PIR), aprobado por decreto ley en el 2005. El PIR estableció las acciones del Estado destinadas a resarcir a las víctimas de las violaciones a los derechos humanos y canalizar las demandas de justicia a través de los tribunales. Sin embargo, pasada ya más de una década de la publicación del Informe y de la aprobación del PIR, los procesos de justicia y reparación a las víctimas no parecen haber sido plenamente satisfactorios ». 
  63. Murri, María Lourdes (2020). «La memoria que habitamos: lugares y no lugares de la memoria en Lima». Revista del Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social +Memoria(s) (3). ISSN 2523-112X. Consultado el 24 de octubre de 2023. 
  64. «Informe de la CVR se enseñará en los colegios». 14 de noviembre de 2012. Archivado desde el original el 14 de noviembre de 2012. Consultado el 16 de noviembre de 2012. 
  65. «Critican al gobierno por no priorizar recomendaciones de CVR». RPP Noticias. 29 de agosto de 2004. Archivado desde el original el 31 de agosto de 2004. Consultado el 29 de agosto de 2023. 
  66. «Para Macher, gobierno no hizo nada hasta hoy por víctimas del terror». Correo. 20 de agosto de 2004. Archivado desde el original el 27 de octubre de 2004. Consultado el 26 de octubre de 2023. 
  67. El Comercio 6 de abril de 2006 "Ollanta Humala niega ser autoritario y que busque enfrentar a los peruanos
  68. «RPP 31 de agosto de 2006 Abren proceso penal contra Ollanta Humala». Archivado desde el original el 17 de diciembre de 2007. 
  69. Loyola, Delsy (Dom, 27/08/2023 - 08:00). «A 20 años del informe de la CVR más de 19 mil personas siguen desaparecidas». Ojo Público. Consultado el 30 de agosto de 2023. 
  70. «Limeños quieren saber la verdad sobre la violencia». Terra. Archivado desde el original el 28 de agosto de 2003. Consultado el 23 de abril de 2023. 
  71. «61 % de peruanos desconoce y no han oído hablar sobre la CVR». Jornada. 5 de septiembre de 2023. Consultado el 8 de septiembre de 2023. 
  72. Manrique, Marie J. (1 de mayo de 2014). «Generando la inocencia: creación, uso e implicaciones de la identidad de «inocente» en los periodos de conflicto y posconflicto en el Perú». Bulletin de l'Institut français d'études andines (43 (1)): 53-73. ISSN 0303-7495. doi:10.4000/bifea.4313. Consultado el 7 de septiembre de 2023. «Con el proyecto de ley sobre el «negacionismo» de los delitos de terrorismo (léase de las organizaciones subversivas), presentado por el gobierno al Congreso de la República a finales de agosto de 2012, sigue el debate sobre cómo un Estado de Derecho debe afrontar al terrorismo del pasado y garantizar su no repetición, respetando y protegiendo otros derechos ». 
  73. «‘Ley del negacionismo’ establece penas de hasta 8 años de cárcel». Peru21. 29 de agosto de 2012. Consultado el 7 de septiembre de 2023. 
  74. Redacción (22 de agosto de 2012). «Negacionismo: Castigo por negar la violencia terrorista». RPP Noticias. Consultado el 7 de septiembre de 2023. 
  75. «‘Ley del Negacionismo’ debe incluir a la violencia del Estado, señalan». Panamericana Televisión. Consultado el 7 de septiembre de 2023. 
  76. «Human Rights propone al Congreso archivar proyecto del Negacionismo». larepublica.pe. 9 de abril de 2013. Consultado el 7 de septiembre de 2023. «La organización internacional Human Rights Watch (HRW) , defensora de derechos humanos, recomendó al Congreso de la República del Perú archivar el proyecto del Negacionismo que sanciona la negación de los delitos de terrorismo, por considerar que atentaría contra la libertad de expresión ». 
  77. «IEP Informe de Opinión – Agosto 2023 (Informe parcial)». 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]