Combate de Sopachuy

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Combate de Sopachuy
Guerra de Independencia de la Argentina
Guerra de la Independencia de Bolivia
Fecha 12 de junio de 1817
Lugar Sopachuy, al sureste de Chuquisaca
Resultado victoria española
Consecuencias Fin de las expediciones del Ejército del Norte al Alto Perú
Beligerantes
Bandera Argentina.png Provincias Unidas del Río de la Plata Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Imperio español
Comandantes
Gregorio Aráoz de La Madrid Diego O'Reilly
José Santos de La Hera
Fuerzas en combate
Ejército del Norte Ejército Realista
Bajas
300 muertos
100 prisioneros
2 cañones
Mínimas
[editar datos en Wikidata]

El Combate de Sopachuy fue un enfrentamiento armado ocurrido el 12 de junio de 1817 en la localidad de Sopachuy, punto distante a 120 kilómetros de la ciudad de Chuquisaca, entre una división del Ejército del Norte de las Provincias Unidas del Río de la Plata, comandada por el teniente coronel Gregorio Aráoz de La Madrid y una realista española al mando del coronel José Santos de La Hera.

Antecedentes[editar]

Luego de vencer a la guarnición realista de Tarija al mando del coronel Mateo Ramírez, el comandante La Madrid dirigió sus fuerzas aumentadas con las guerrillas altoperuanas a Chuquisaca, con el propósito de tomarla. Dicha ciudad fue atacada el 20 de mayo, pero el ejército patriota fue rechazado y hubo de levantar el sitio y retirarse al sureste siendo perseguido por la división realista del brigadier Diego O'Reilly. En la localidad de Sopachuy La Madrid estableció su campamento contando con 900 hombres y 2 cañones para su defensa, sin embargo el 14 de junio fue repentinamente atacado por una columna realista.

El combate[editar]

Las fuerzas atacantes, dirigidas por el coronel La Hera y su segundo Baldomero Espartero, y constituidas por el batallón del Centro y un escuadrón de caballería con un total de 300 hombres, habían adelantándose al resto de su división y marchado por el flanco derecho de la columna patriota, con el propósito de envolverle. Sorprendido por las repentinas descargas de las tropas realistas La Madrid apenas si tuvo tiempo de organizar la resistencia pues sus hombres fueron rápidamente batidos y puestos en dispersión.

En su huida los patriotas abandonaron sus cañones, bagajes e incluso los prisioneros que habían capturado en los encuentros anteriores; los realistas capturaron además el estandarte de los húsares de Tucumán, 500 caballos y 100 prisioneros, quedando muertos en el campo cerca de 300 soldados patriotas. En la persecución que siguió se distinguieron el mayor Ravelo y el capitán Lorenzo Lugones quienes con las guerrillas a su mando lograron impedir que el resto de la fuerza patriota fuera totalmente destruida; del lado realista combatió con distinción el comandante Baldomero Espartero.

Consecuencias[editar]

En los días siguientes al combate el brigadier Mariano Ricafort reconquistó Tarija para los realistas. La Madrid con su ejército consiguió regresar a Tucumán. Esta sería la última vez que el Ejército del Norte intentaría avanzar sobre el Alto Perú que permanecería bajo control realista hasta después de la misma Batalla de Ayacucho. Las partidas guerrilleras altoperuanas que se habían levantado en apoyo de las fuerzas patriotas serían sucesivamente combatidas y destruidas en su mayor parte.

Bibliografía[editar]

  • Torrente, Mariano "Historia de la revolución hispano-americana", Volumen 2.
  • Mitre, Bartolomé "Historia de Belgrano y de la independencia argentina", Volumen 3.