Comando de la Aviación Naval

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Comando de Aviación Naval»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Comando de la Aviación Naval
Activa 11 de febrero de 1916
País Flag of Argentina.svg Argentina
Rama Armada Argentina
Tipo Aviación naval
Parte de Fuerzas Armadas Argentinas
Acuartelamiento Base Aeronaval Comandante Espora
Base Aeronaval Almirante Zar
Base Aeronaval Punta Indio
Estación Aeronaval Ezeiza
Base Aeronaval Río Grande
Equipamiento Anexo:Aeronaves del Comando de Aviación Naval
Comandantes
Comandante Contraalmirante Gustavo Vignale[1]
Comandantes
notables
Almirante Marcos Zar
Almirante Hermes Quijada
Insignias
Actual escarapela Roundel of Argentina Navy.svg
Antigua escarapela Roundel of Argentina (Naval Aviation).svg
Distintivo de cola Argentine Naval Aviation fin flash.svg
Cultura e historia
Mote Aviación naval, aeronáutica naval
Colores Azul y blanco
Guerras y batallas
Guerra de las Malvinas
[editar datos en Wikidata]

El Comando de la Aviación Naval de la Armada Argentina, cuyo acrónimo es COAN, es uno de los cuatro comandos operativos de la Institución. Concentra los medios aeronavales y constituye el complemento indispensable para incrementar la capacidad de control del mar y la proyección de fuerzas, apoyando desde el aire a los otros medios navales. Es la más antigua de Sudamérica y cuenta por dos Fuerzas Aeronavales y un Comando de Instrucción. Sus principales bases son la Base Aeronaval Comandante Espora (BACE), con asiento en el partido de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires y la Base Aeronaval Almirante Zar (BAAZ), en el Departamento de Rawson, Trelew, provincia del Chubut. El Comando de Instrucción Aeronaval se encuentra en la Base Aeronaval Punta Indio (BAPI), cerca de la localidad de Verónica, al sur de la ciudad de La Plata, en la provincia de Buenos Aires.

La organización posee una variedad de capacidades aeronavales (lucha antisubmarina, antisuperficie, defensa aérea de la flota, apoyo aéreo cercano, enlace y transporte), se ha fortalecido en el terreno de la vigilancia marítima, mantiene modestos elementos de instrucción y mantenimiento aeronáutico, despliega sus helicópteros en casi todos los buques de la Flota de Mar y mantiene sus tripulaciones aéreas habilitadas para la operación en portaaviones merced a prácticas que se realizan en navíos brasileños y norteamericanos.

Historia[editar]

Douglas DC-3 como gate guardian en el Aeroclub Ushuaia.

Inicios[editar]

Desde los inicios de la aviación, la Armada Argentina mostró interés en el uso de los aviones, primero desde bases en tierra y luego embarcando en los buques. Junto a personal civil y camaradas del Ejército Argentino, comenzaron el uso de medios aéreos, como una vía de aventura. El 22 de octubre de 1912, el Teniente de Navío Melchor Escola obtuvo su brevet internacional de piloto de guerra aviador, el N° 15 del país, siendo el primer militar en obtenerlo, al rendir un examen en la recién creada Escuela Aérea Argentina, entidad privada y civil y única institución en ese entonces, autorizada internacionalmente para acordarlo. Dicho brevet lo revalidó en la Escuela de Aviación Militar, creada por decreto del 10 de agosto de 1912.

El 11 de febrero de 1916 se crea por decreto el Parque y Escuela de Aeroestación y Aviación de la Armada en Fuerte Barragán, cerca de la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires, decreto que su artículo N° 6 preveía que los pilotos aviadores deberían, obligatoria y previamente, obtener el título de piloto de la Federación Aeronáutica Internacional, para después obtener el de piloto de la Armada.

Enviados a la Escuela de Aviación de Pensacola (Estados Unidos), los Tenientes de Fragata Ricardo Fitz Simon y Ceferino Pouchan y el Alférez de Fragata Marcos A. Zar, en septiembre de 1917, obtuvieron los brevets internacionales N° 94, 95 y 96 respectivamente y finalizada su instrucción en esa Escuela, partieron al frente europeo, integrando las Fuerzas Expedicionarias para realizar, en unidades aéreas operativas, tareas de patrullaje, convoyajes y acción antisubmarina, durante la Primera Guerra Mundial.

Terminada la guerra, regresaron a la Argentina, ahora experimentados pilotos, cuando al mismo tiempo visitaban dos Misiones Aéreas, la italiana y la francesa, ambas con numerosos pilotos héroes de guerra y material propio o tomado al enemigo, exhibido, el primero en vuelo con propósitos de propaganda y ventas. El grupo italiano, que operó en San Fernando, donó a la Aviación Naval Argentina dos hidroaviones Macchi M.9 y dos M.7, además del hangar y las instalaciones de esa pequeña base, de dónde operaron. Dichas aeronaves fueron las primeras de su tipo en la Armada.

A fines de 1919 el grupo de San Fernando más las instalaciones de Fuerte Barragán, fueron traslados a Puerto Belgrano y comenzaron a operar con la Escuadra de Mar, haciendo de spotter aéreo en el tiro de combate de los acorazados y cruceros y tomando fotografías desde el aire.

Previamente a ello, 17 de octubre de 1919, se creaba por decreto en la Secretaría General del Ministerio de Marina, la Dirección de Aviación Naval, con la misión de realizar "la preparación de los proyectos para la formación del Cuerpo de Aviación Naval, la utilización del personal y del material con que actualmente cuenta y los que eventualmente adquieran". Los considerando de este acto de gobierno constituyen la doctrina en que se fundamentan la creación: "Las funciones tácticas y estratégicas que ha desempeñado la Aviación en las recientes operaciones, modificando fundamentalmente los principios de la guerra marítima y su eficacia consagrada como arma importante en el combate, ponen de manifiesto la necesidad impostergable de su creación en la Armada".

La incorporación de medios fue variando de acuerdo a las necesidades políticas y presupuestarias. Globos de observación, hidroaviones de patrulla, aviones de caza y ataque, helicópteros evolucionaron de acuerdo a la innovaciones tecnológicas.

Mediados del siglo XX[editar]

El bautismo de fuego de la Aviación Naval Argentina se produjo en el Bombardeo de la Plaza de Mayo, que tuvo lugar el 16 de junio de 1955, durante la primera fase del golpe de Estado, autodenominado Revolución Libertadora con el fin derrocar al presidente democrático Juan Domingo Perón. Aquel día, 34 aviones de la Armada despegaron de la Base Aeronaval Punta Indio y la Base Aeronaval Comandante Espora, bombardearon la Casa de Gobierno y otros puntos de la ciudad, y ametrallaron a los civiles que se encontraban en la Plaza de Mayo, dejando un saldo 364 muertos (entre ellos un contingente completo de niños escolares salteños en un trolebús) y varios centenares de heridos. En la oportunidad, además de los bombardeos, un avión naval al comando del guardiamarina Román fue derribado por aparatos Gloster Meteor de la Fuerza Aérea Argentina sobre el Río de la Plata, siendo este el primer registro del derribo de un avión a reacción a otro avión en el continente americano. Ese mismo día, otra aeronave, piloteada por el guardiamarina Eduardo Bisso, se precipitó sobre la localidad de Tristán Suárez, derribado por la artillería antiaérea del Regimiento III de La Tablada, salvándose el piloto al arrojarse en paracaídas.

Durante la segunda fase de los enfrentamientos, entre el 16 y el 21 de septiembre del mismo año, la Aviación Naval desde Comandante Espora atacó a las fuerzas de Ejército leales a Perón que avanzaban sobre ese foco rebelde, siendo de destacar los combates en las inmediaciones de Sierra de la Ventana. Uno de esos aviones fue derribado por las ametralladoras antiaéreas de los tanques leales y sus pilotos, entre ellos el capitán de corbeta Eduardo Estivariz y sus dos acompañantes, fallecieron al estrellarse su Grumman J2F Duck contra un galpón rural en la localidad de Saavedra.

La Aviación Naval volvería a entrar en acción en 1962 y 1963 durante los enfrentamientos armados entre Azules y colorados.

La era del portaaviones[editar]

A partir de 1958, con la incorporación del portaaviones ARA Independencia (V-1) el Comando de la Aviación Naval, dispuso de una nueva herramienta de la que podía extender el poder naval de manera integrada. Con el reemplazo del Independencia por el ARA Veinticinco de Mayo (V-2) (POMA) se llegó a la madurez operativa, en la que aviones a reacción podían operar todo tiempo, guiado desde aviones patrulleros u otros buques.

En diciembre de 1978, al comienzo de la Operación Soberanía (operación destinada a ocupar militarmente las Islas Picton, Lennox y Nueva en el Canal Beagle), dos aviones Douglas A-4Q Skyhawk armados con misiles AIM-9B Sidewinder despegan desde el POMA e interceptan aviones C-212 Aviocar de la Armada de Chile que patrullaban la zona.

Guerra de las Malvinas[editar]

Durante la Guerra de Malvinas, tuvo una destacada actuación. El 2 de abril de 1982 el Grupo Aéreo Embarcado del portaaviones ARA Veinticinco de Mayo (POMA) encontró en alerta para cubrir la operación del desembarco en las Islas Malvinas. Para la recuperación de las Islas Georgias del Sur, un helicóptero Aérospatiale SA-316B Alouette III entró en combate con fuerzas inglesas resultando, su actuación, fundamental para la reconquista de Grytviken. Hacia fines de abril, aviones Grumman S-2 Tracker del POMA detectan a la Fuerza de Tareas británica que se dirigía hacia las Islas, por lo que se comienza a delinear un ataque por parte de los aviones A-4Q Skyhawk. Diversas razones llevan al Almirantazgo argentino a abortar dicho ataque, ya que un avión Sea Harrier del HMS Invincible es iluminado por el radar de descubierta del destructor misilístico ARA Hércules, perdiendo la sorpresa táctica, y ordenar el repliegue de los buques argentinos a aguas menos profundas que dificulten el accionar de los submarinos nucleares ingleses. Horas más tarde se produce el hundimiento del crucero ARA General Belgrano, por parte del submarino nuclear HMS Conqueror, registrándose el único hundimiento de un buque por parte de un submarino nuclear hasta la fecha y el último hundimiento de un submarino a otro buque desde la Segunda Guerra Mundial. El POMA realiza el ataque un POSSUB (posible submarino) inglés, el 5 de mayo, con resultado nunca confirmado, se presupone que era el submarino HMS Onyx.

Luego de que se retirara el ARA Veinticinco de Mayo del teatro de operaciones, los aviones del COAN continuaron sus operaciones desde la Base Aeronaval de Río Grande, desde donde despegaban para hostigar a los buques ingleses. Durante la guerra, los, por entonces, modernísimos Dassault-Breguet Super Étendard con los misiles Aérospatiale AM-39 Exocet hundieron al destructor Tipo 42 HMS Sheffield y al carguero SS Atlantic Conveyor, mientras que los Douglas A-4Q Skyhawk fueron responsables de los hundimientos de las fragatas Tipo 21 HMS Ardent y HMS Antelope. A la recientemente creada Estación Aeronaval Calderón, ubicada en el Puerto Calderón en la Isla Borbón. se enviaron aviones Beechcraft T-34C-1 Turbo Mentor y Aermacchi MB-339A, uno de los cuales, bajo el mando de Owen Crippa, atacó a la fragata Clase Leander HMS Argonaut. En este ataque se descubrió el plan de la Fuerza de Tareas británica de desembarcar en el Estrecho de San Carlos.

Al final de la guerra, los helicópteros Sikorsky S-61D-4 Sea King evacuaron al personal naval destacado en la Isla Borbón, y luego operaron desde el rompehielos ARA Almirante Irízar y del transporte polar ARA Bahía Paraíso, ambos transformados en buque hospital, con el fin de colaborar en la evacuación de heridos. Durante la contienda el Comando de la Aviación Naval, fallecieron cuatro pilotos navales y se perdieron tres aviones A-4Q Skyhawk, cinco Aermacchi MB-339A, cuatro Beechcraft T-34C-1 Turbo Mentor, un helicóptero Aérospatiale SA-316B Alouette III y un Westland Sea Lynx HAS.23.

Estructura[editar]

El Comando de la Aviación Naval está compuesto por tres fuerzas aeronavales (una de ellas designada formalmente como un Comando de Instrucción) que controlan todas las operaciones aeronavales y sus componentes de apoyo. El Comando de Instrucción Aeronaval (COIA) controla las unidades instaladas en la Base Aeronaval Punta Indio, Fuerza Aeronaval Nº 2 (FAE2) hace lo propio con los residentes en Base Aeronaval Comandante Espora y la Fuerza Aeronaval Nº 3 (FAE3) opera desde la Estación Aeronaval de Ezeiza, la Estación Aeronaval de Río Grande (Tierra del Fuego) y la Base Aeronaval Almirante Zar en Trelew, Chubut, donde reside su Comandante.

Las unidades operativas de cada fuerza aeronaval se agrupan por misión en las siguientes escuadras aeronavales: la Escuadra Aeronaval Nº 1 (EAN1) atiende tareas de instrucción en Punta Indio; la Escuadra Aeronaval No.2 (EAN2) se ocupa de la misión de lucha antisubmarina desde Espora; la Escuadra Aeronaval Nº 3 (EAN3) es un componente multipropósito con asiento en Espora; la Escuadra Aeronaval Nº 4 (EAN4) también es una unidad multirrol basada en Punta Indio; la Escuadra Aeronaval Nº 5 (EAN5) es una División de Transporte Aéreo con asiento en Ezeiza y la Escuadra Aeronaval Nº 6 (EAN6) es un ala de patrullaje marítimo de creciente relevancia con Base Aeronaval Almirante Zar.

Base Aeronaval Fuerza Aeronaval Escuadra Aeronaval Unidad y función Material
Comandante Espora Nº 2 Nº 2 Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina S-2 Tracker
Comandante Espora Nº 2 Nº 2 Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina PC-6 Porter
Comandante Espora Nº 2 Nº 2 2da Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros SH-3 Sea King
Comandante Espora Nº 2 Nº 3 2da Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque Super Étendard
Comandante Espora Nº 2 Nº 3 1ra Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros AS-555 Fennec 2
Almirante Zar Nº 3 Nº 6 Escuadrilla Aeronaval de Exploración P-3 Orion
Punta Indio Nº 1 Nº 1 Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima B-200 Super King Air
Punta Indio N° 1 Nº 1 Escuela de Aviación Naval T-34C-1

Referencias[editar]

  1. «Comando de la Aviación Naval». Consultado el 7 de septiembre de 2016. 

Enlaces externos[editar]