Color de la piel humana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mapa de coloración de piel por poblaciones nativas antes de las conquistas y migraciones humanas. Está basado en la Escala cromática de Von Luschan.

El color de la piel humana varía entre casi negro (debido a la alta concentración del pigmento oscuro melanina) a casi blanco (por la falta de melanina).[1]

El color de la piel es determinado primariamente por la cantidad y tipo de melanina, el pigmento que da a la piel su color. La variación del color de la piel ocurre en su mayor parte debido a la genética.[2]

En general, personas con ancestros provenientes de regiones tropicales y mayores altitudes (factores que aumentan exposición a los rayos ultravioleta) poseen piel de colores más oscuros en contraste con las personas cuyos ancestros provienen de regiones subtropicales.[3]

Sin embargo, varios grupos étnicos de piel clara consiguieron sobrevivir en regiones tropicales vía a la adaptación social, y viceversa para grupos étnicos de piel oscura en regiones subtropicales.

Variación del color de la piel según la escala de Fitzpatrik.

Melanina y genes[editar]

La melanina es producida por células llamadas melanocitos en un proceso llamado melanogénesis. La melanina se produce dentro de pequeños paquetes unidos a una membrana llamados melanosomas. A medida que se llenan de melanina, se mueven hacia los delgados brazos de los melanocitos, desde donde se transfieren a los queratinocitos. En condiciones normales, los melanosomas cubren la parte superior de los queratinocitos y los protegen del daño genético. Un melanocito suministra melanina a 36 queratinocitos de acuerdo con las señales de los queratinocitos. También regulan la producción de melanina y la replicación de los melanocitos. Las personas tienen diferentes colores de piel principalmente porque sus melanocitos producen diferentes cantidades y tipos de melanina.[4]

El mecanismo genético detrás del color de la piel humana está regulado principalmente por la enzima tirosinasa, que crea el color de la piel, los ojos y las sombras del cabello. Las diferencias en el color de la piel también se atribuyen a las diferencias en el tamaño y la distribución de los melanosomas en la piel. Los melanocitos producen dos tipos de melanina. La forma más común de melanina biológica es la eumelanina, un polímero marrón-negro de ácidos dihidroxiindol carboxílicos y sus formas reducidas. La mayoría se derivan de la aminoácido tirosina. La eumelanina se encuentra en el cabello y la piel. En humanos, es más abundante en las personas de piel oscura e intermedia. La feomelanina, un tono rosáceo a rojo, se encuentra en cantidades particularmente grandes en el cabello pelirrojo, los labios, los pezones, el glande de los genitales.[5]

Tanto la cantidad como el tipo de melanina producida están controlados por varios genes que operan bajo un dominio incompleto. Una copia de cada uno de los diversos genes se hereda de cada padre. Cada gen puede tener varios alelos, lo que da como resultado una gran variedad de tonos de piel humana. La melanina controla la cantidad de radiación ultravioleta (UV) del sol que penetra en la piel por absorción. Si bien la radiación ultravioleta puede ayudar en la producción de vitamina D, la exposición excesiva a los rayos ultravioleta puede dañar la salud.[6]

Escala cromática de la piel[editar]

La piel humana tiene gran variabilidad, aunque se puede simplificar en los siguientes tipos de piel de acuerdo con su tono.[7][8]

Escala
Fitzpatrick
Escala
Von Luschan
Sensibilidad
a la insolación
Capacidad
de bronceado
Factor FPS
propuesto[9]
Denominación científica Colores
I 0-6 siempre nula 50 piel muy clara blanca, pálida
II 7-13 generalmente mínima 30 piel clara carne, marfil, vainilla
III 14-20 usualmente mediana 25 piel clara intermedia beige, crema, durazno
IV 21-27 poco alta 15 piel intermedia oliva, bronce, trigueña, cobriza
V 28-34 raramente muy alta 10 piel oscura marrón, canela, morena
VI 35-36 nunca total  - piel muy oscura negra, ébano

Genética de variación de color de la piel[editar]

Variación de la coloración según la escala de Von Luschan.

La comprensión de la variación de la piel humana bajo mecanismos genéticos subyacentes todavía es incompleto. Sin embargo, estudios genéticos descubrieron un número de genes que afectan el color de la piel humana en poblaciones específicas y han mostrado que eso acontece independientemente de otras características físicas, tales como en los ojos y el color del cabello. Diferentes poblaciones tienen diferentes frecuencias alélicas de estos genes, y es la combinación y variaciones alélicas que traen sobre el complejo variación, continua en la coloración de la piel, como podemos observar hoy en seres humanos modernos. Estudios sugieren un modelo 3-way para la evolución del color de la piel humana, con la piel oscura evolucionando en los primeros homínidos en África subsahariana y la piel clara evolucionando de forma independiente en Eurasia después que los humanos modernos se expandieron para fuera de África.[2]

Existe una correlación directa entre la distribución geográfica de la radiación ultravioleta (UVR) y la distribución de la pigmentación cutánea autóctona en todo el mundo. Las áreas que reciben mayores cantidades de UVR, generalmente ubicadas más cerca del ecuador, tienden a tener poblaciones de piel más oscura. Las áreas que están lejos de los trópicos y más cercanas a los polos tienen menor intensidad de RUV, lo que se refleja en poblaciones de piel más clara. Algunos investigadores sugieren que las poblaciones humanas durante los últimos 50.000 años han cambiado de piel oscura a piel clara y viceversa a medida que migraban a diferentes zonas UV, y que tales cambios importantes en la pigmentación pueden haber ocurrido en tan poco como 100 generaciones (≈2,500 años) a través de barridos selectivos.[10]

Piel clara[editar]

Tono 1 en joven pelirroja de los Países Bajos.
Tono 1 en joven japonesa.
Tono 2 en niña rubia estadounidense.
Tono 2 en niña japonesa.
Tono 3 en niños de Afganistán.
Tono 3 en mujeres de China.

La piel clara o blanca es un tono de piel, que tiene poca pigmentación de eumelanina y que se ha adaptado a entornos de baja radiación UV. En la escala de Fitzpatrick comprende los tonos I, II y II. La piel clara esta asociada a las regiones subtropicales y con baja radiación ultravioleta. Se consideran naturalmente de piel clara los pueblos de raza caucasoide o mongoloide originarios principalmente de regiones subtropicales, por lo que la piel clara es originaría de Europa, Siberia, Asia oriental, el Cáucaso, Alaska, Canadá, Groenlandia y ciertas partes de Asia central, Asia del sur, Medio Oriente y África del Norte. Debido a la migración, las personas de piel clara se pueden encontrar en todo el mundo, en especial por la colonización y emigración europea que impactó en algunos países como Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Chile, Argentina, Costa Rica y Uruguay.[11][12][13]

Los seres humanos con pigmentación de piel clara tienen una piel con bajas cantidades de eumelanina y poseen menos melanosomas que los seres humanos con pigmentación de piel oscura u oliva. La piel clara proporciona mejores cualidades de absorción de la radiación ultravioleta. Esto ayuda al cuerpo a sintetizar mayores cantidades de vitamina D para procesos corporales como el desarrollo de calcio.[14]​ Las personas de piel clara de los tonos II y III tienen una pigmentación que hace que su color de piel presente tonalidades de color rosáceo, beige o bronceado y cambie al tomar el sol. No obstante, una piel es considerada clara si en el registro del espectrofotómetro manifiesta un índice alto o reflectante, y revela un bajo nivel de melanina o pigmento capilar. Todas las poblaciones de piel clara ya sean caucasoides o mongoloides, se encuentran en estos parámetros.[15]

Se supone ampliamente que la pigmentación de la piel clara se desarrolló debido a la importancia de mantener la producción de vitamina D3 en la piel. Para la mayor parte, la evolución de la piel clara ha seguido caminos genéticos diferentes caucasoides y mongoloides. Los dos genes más relevantes para el color de piel más claro en Eurasia se originaron en el Medio Oriente y el Cáucaso hace unos 22.000 a 28.000 años, y comenzaron a expandirse hace unos 8.500 años, donde sus portadores se asociaron con la Revolución Neolítica. Con la difusión de la tecnología agrícola neolítica, estos genes se generalizaron en Eurasia hace unos 5.000 años. Dos subsecuentes estudios de asociación del genoma no encontraron correlación significativa entre esos genes y el color de la piel, y sugieren que los resultados anteriores pueden haber sido el resultado de métodos de corrección incorrectas y tamaños de paneles pequeños, o que los genes tienen un efecto muy pequeño para ser detectados por estudios mayores.[16][17]

Dos genes, KITLG y ASIP, tienen mutaciones asociadas con la piel más clara que tienen altas frecuencias en ambas poblaciones caucasoides y mongoloides. Se cree que se originaron después de que los humanos se esparcieron fuera de África, en torno a 30 000 años atrás. El gen KITLG está involucrado en la supervivencia, proliferación y migración permanentes de los melanocitos. Una mutación de este gen se ha asociado positivamente con las variaciones del color de piel en europeos, asiáticos, americanos y se estima que representa el 15-20% de melanina. Este alelo muestra signos de una fuerte selección positiva fuera de África y se presenta en más del 80% de las muestras europeas, asiáticas y americanas. El gen ASIP actúa como un agonista inverso y se une al gen alfa-MSH y por lo tanto inhibe la producción de eumelanina. Los estudios han encontrado que dos alelos en las proximidades de ASIP están asociados con la variación del color de la piel humana. El alelo rs2424984 ha sido identificado como un indicador de la reflectancia de la piel en un análisis forense de fenotipos humanos en poblaciones caucásicas y mongoloides y es aproximadamente tres veces más común en poblaciones no africanas.[18][19][20]

Piel oscura[editar]

Tono 5 en niña de Vanuatu.
Tono 5 en tribu de Papúa Nueva Guinea.
Tono 6 en tribu de Sudáfrica.
Tono 6 en niños anuak de Etiopía.

La piel oscura es un tipo de color de piel humana que es rico en pigmentos de melanina, especialmente eumelanina. Los seres humanos con pigmentación de piel oscura tienen una piel naturalmente rica en melanina (especialmente eumelanina) y tienen muchos melanosomas que brindan una protección superior contra los efectos nocivos de la radiación ultravioleta. Esto ayuda al cuerpo a retener sus reservas de folato y protege contra el daño al ADN. En la escala de Fitzpatrick comprende los tonos V y VI. La piel oscura esta asociada a las regiones tropicales y con alta radiación ultravioleta. Las razas negroide y australoide se consideran de piel oscura, las cuales son originarias del África subsahariana, Australia, Melanesia, sur de India, Sri Lanka y ciertas partes del Sudeste Asiático. Debido a la inmigración y emigración, las personas de piel oscura se pueden encontrar en todo el mundo, en especial por el tráfico de esclavos y la emigración africana que impactaron en algunas regiones como las islas del Caribe, Guyana, Surinam y Guayana Francesa.[21][22][13][23]

En general, se acepta que la piel oscura evolucionó como una protección contra el efecto de la radiación ultravioleta; La eumelanina protege tanto contra el agotamiento del folato como contra el daño directo al ADN. Esto explica la pigmentación oscura de la piel del Homo sapiens durante su desarrollo en África; las principales migraciones fuera de África para colonizar el resto del mundo también eran de piel oscura. Todos los seres humanos modernos comparten un ancestro en común que vivió hace cerca de 200 000 años en África. Las comparaciones entre genes de pigmentación de la piel en chimpancés y africanos modernos muestran que la piel oscura evolucionó junto con la pérdida de pelos en el cuerpo cerca de 1,2 millones de años atrás y es el estado ancestral de todos los seres humanos. El factor principal que contribuyó a la evolución de la pigmentación de la piel oscura fue la descomposición del folato en reacción a la radiación ultravioleta; la relación entre la degradación del folato inducida por la radiación ultravioleta y la reducción de la aptitud debido a un fallo de la embriogénesis y la espermatogénesis normales condujeron a la selección de la pigmentación de la piel oscura. Cuando evolucionó el Homo sapiens moderno, todos los humanos eran de piel oscura.[24][25][26][27][28]

Investigaciones sobre poblaciones nativas de piel oscura en Melanesia, Australia, Sri Lanka, sur de India y ciertas partes del Sudeste Asiático, indican que la pigmentación oscura en estas poblaciones es debida a la preservación de este estado ancestral y no en función de nuevas variaciones sobre una población previamente iluminada.[29][3]

El receptor de melanocortina 1 (MC1R) es primariamente responsable por determinar si la feomelanina y eumelanina es producida en el cuerpo humano. La investigación muestra por lo menos 10 diferencias en MC1R entre muestras de chimpancés y africanos y, que el gen probablemente sufrió una fuerte selección positiva (la limpieza selectiva) en los primeros homínidos hace cerca de 1,2 millones de años. Es decir, consistente con la selección positiva para el alto - fenotipo visto en África y en otros ambientes con alta exposición a los rayos ultravioletas.[30]

Piel intermedia[editar]

Tono 4 en mujeres del mediterráneo español.
Tono 4 en tribu indígena de Brasil.
Tono 4 en jóvenes de Camboya.

La piel bronceada, oliva, intermedia o morena es un tipo de color de piel humana con media pigmentación de melanina, especialmente eumelanina. Esta piel es un tipo de piel intermedio entre la piel oscura y clara. Los seres humanos con pigmentación oliva tienen una piel con una proporción significativa de melanina (especialmente eumelanina) y tienen más melanosomas que brindan una suficiente protección superior contra los efectos nocivos de la radiación ultravioleta. Esto ayuda al cuerpo a retener sus reservas de folato y protege contra el daño al ADN. Comprende principalmente el tono IV de la escala de Fitzpatrick. A menudo se considera un espectro de colores de la piel humana que abarca también a los tonos III y V de la escala de Fitzpatrick. La piel oliva esta asociada a las regiones tropicales y con alta radiación ultravioleta. Se consideran naturalmente de piel oliva los pueblos de raza caucasoide o mongoloide originarios principalmente de regiones tropicales, por lo que la piel oliva es originaría de América, Sudeste Asiático, India, Nueva Zelanda, Polinesia, Micronesia, en mayor medida Medio Oriente, África del norte y ciertas partes de Asia central, Asia del sur y el mediterráneo europeo. Debido a la migración, las personas de piel oliva se pueden encontrar en todo el mundo.[31][32][33]

Las personas con piel oliva a veces pueden volverse de piel más clara si su exposición al sol es limitada. La piel oliva más clara se broncea más fácilmente que la piel clara y, en general, aún conserva notables matices cobrizos o trigueños. Este tipo de piel rara vez se quema y se broncea con bastante facilidad.[34][35][36]

La piel oliva evolucionó de humanos de piel clara que se asentaron a vivir en regiones tropicales hace unos 15.000 a 1500 años a.C, que desarrollaron grandes cantidades en pigmentación de eumelanina y más melanosomas para protegerse contra la radiación ultravioleta, retener sus reservas de folato y protegerse contra el daño al ADN, de la misma manera que la piel oscura evolucionó en los primeros humanos.[37][38][37]

El gen ASIP actúa como un agonista inverso y se une al gen alfa-MSH y por lo tanto inhibe la producción de eumelanina. Los estudios han encontrado que dos alelos en las proximidades de ASIP están asociados con la variación del color de la piel humana. El alelo rs2424984 ha sido identificado como un indicador de la reflectancia de la piel en un análisis forense de fenotipos humanos en poblaciones caucásicas y mongoloides y es aproximadamente tres veces más común en poblaciones no africanas.

Alteración en la pigmentación[editar]

Exposición al sol[editar]

Bronceado.

La melanina de la piel protege al cuerpo de la radiación solar. En general, cuanto más melanina hay en la piel, más radiación solar puede absorber. La luz solar excesiva causa daño directo e indirecto al ADN de la piel, y el cuerpo combate este efecto y busca reparar el daño y proteger la piel creando y liberando más melanina en las células de la piel (los melanocitos se fabrican y se transfieren a los queratinocitos). Con la producción de melanina el color de la piel se oscurece. El bronceado también puede ser causado por fuentes artificiales de radiación ultravioleta. [39]​ Dos mecanismos están involucrados. Primero, la radiación ultravioleta crea un estrés oxidativo, que a su vez oxida la melanina existente, lo que produce una rápida fusión de la melanina. En segundo lugar, hay un aumento en la producción de melanina (melanogénesis). La melanogénesis causará bronceado algún tiempo después, que comienza a hacerse visible aproximadamente 72 horas después de la exposición. El tono oscuro creado por un aumento en la melanogénesis dura mucho más tiempo que el causado por la oxidación de la melanina existente.[40]

El color natural de la piel de una persona tiene un efecto sobre su reacción a la exposición al sol.

La piel oscura con grandes concentraciones de melanina protege contra la exposición a la luz ultravioleta, los climas cálidos y el cáncer de piel; Las personas de piel clara tienen aproximadamente diez veces más riesgo de sufrir cáncer de piel en comparación con las de piel oscura, en condiciones de exposición solar iguales. Además se piensa que el rayo ultravioleta del sol interactúa con el ácido fólico de una manera que puede ser perjudicial para la salud.[41]

Aunque la piel oscura ofrece una mejor protección contra la luz ultravioleta y climas cálidos, puede producir niveles bajos de vitamina D y las personas de piel oscura que viven en latitudes altas pueden tener niveles inadecuados de vitamina D.[42][43][44]​ Una explicación más específica es porque en las regiones frías hay baja radiación solar que las personas de piel oscura necesitan para poder producir dicha vitamina, sin embargo la piel clara favorece la absorción de la vitamina D y una mejor protección contra los climas fríos.[45][46]

Albinismo[editar]

Niño albino de una etnia africana.

Algunos tipos de albinismo afectan solo la piel y el cabello, mientras que otros tipos afectan la piel, el cabello y los ojos y, en casos raros, solo los ojos. Todos ellos son causados por diferentes mutaciones genéticas. El albinismo es un rasgo heredado recesivamente en los seres humanos en el que ambos padres pigmentados pueden ser portadores del gen y transmitirlo a sus hijos. Cada niño tiene un 25% de probabilidad de ser albino y un 75% de probabilidad de tener una piel normalmente pigmentada. Un tipo común de albinismo es el albinismo oculocutáneo u OCA, que tiene muchos subtipos causados por diferentes mutaciones genéticas. El albinismo es un problema grave en áreas de alta intensidad de luz solar, lo que conduce a una extrema sensibilidad al sol, cáncer de piel y daño ocular.

El albinismo es más común en algunas partes del mundo que en otras, pero se estima que 1 de cada 70 seres humanos es portador del gen de la OCA. El tipo más severo de albinismo es el OCA1A, que se caracteriza por una pérdida completa de por vida de la producción de melanina; otras formas de OCA1B, OCA2, OCA3, OCA4 muestran alguna forma de acumulación de melanina y son menos graves. Los cuatro tipos conocidos de OCA son causados por mutaciones en los genes TYR , OCA2 , TYRP1 y SLC45A2.[47][24]

Los albinos a menudo enfrentan desafíos sociales y culturales (incluso amenazas), ya que la condición es a menudo una fuente de burla, racismo, miedo y violencia. Muchas culturas de todo el mundo han desarrollado creencias con respecto a las personas con albinismo. Los albinos son perseguidos en Tanzania por brujos, que utilizan las partes del cuerpo de los albinos como ingredientes en rituales y pociones, ya que se cree que poseen poderes mágicos.[48]

Vitiligo[editar]

El vitiligo es una condición que causa despigmentación de secciones de piel. Ocurre cuando los melanocitos mueren o no pueden funcionar. Se desconoce la causa del vitiligo, pero la investigación sugiere que puede surgir de causas autoinmunes , genéticas, de estrés oxidativo, neurales o virales. La incidencia en todo el mundo es inferior al 1%. Las personas afectadas por el vitiligo a veces sufren malestar psicológico debido a su apariencia.[49][50]

Hiperpigmentación[editar]

El aumento de la producción de melanina, también conocida como hiperpigmentación, puede deberse a algunos fenómenos diferentes:[51]

  • El melasma describe el oscurecimiento de la piel.
  • El cloasma describe las decoloraciones de la piel causadas por hormonas. Estos cambios hormonales suelen ser el resultado del embarazo, las píldoras anticonceptivas o la terapia de reemplazo de estrógenos.

El lentigo solar, también conocido como "manchas del hígado" o "pecas seniles", se refiere a las manchas oscuras en la piel causadas por el envejecimiento y el sol. Estas manchas son bastante comunes en adultos con un largo historial de exposición al sol sin protección. Además de la exposición al sol y las hormonas, la hiperpigmentación puede ser causada por daños en la piel, como restos de imperfecciones, heridas o erupciones. Esto es especialmente cierto para aquellos con tonos de piel más oscuros.

La causa más común de áreas oscuras de la piel, manchas marrones o áreas de decoloración es la exposición al sol sin protección. Una vez referidos incorrectamente como manchas hepáticas, estos problemas de pigmentación no están conectados con el hígado.

En tonos de piel más claros a medios, los lentigos solares emergen como parches marrones de pecas de tamaño pequeño a mediano que pueden crecer y acumularse con el tiempo en las áreas del cuerpo que reciben la exposición al sol más desprotegida, como el dorso de las manos y los antebrazos, pecho y cara. Para aquellos con colores de piel más oscuros, estas decoloraciones pueden aparecer como parches o áreas de piel gris cenicienta.

Estatus social, colorismo y racismo[editar]

Según el erudito clásico Frank Snowden, el color de la piel no determinaba el estatus social en el antiguo Egipto, Grecia o Roma. Estas civilizaciones antiguas consideraban que las relaciones entre la potencia principal y el estado subordinado eran más importantes en el estado de una persona que el color de su piel.[52]

Sin embargo, algunos grupos sociales favorecen una coloración específica de la piel. El tono de piel preferido varía según la cultura y ha variado con el tiempo. Varios grupos africanos indígenas, como los masái, asociaron la piel clara con la maldición o la presencia de espíritus malignos asociados con la brujería. Abandonaban a sus hijos nacidos con afecciones como el albinismo y mostraban una preferencia sexual por la piel más oscura.[53]

Muchas culturas han favorecido históricamente una piel más clara. Antes de la Revolución Industrial, los habitantes del continente europeo preferían la piel clara, que interpretaban como un signo de alto estatus social. Las clases más pobres trabajaban al aire libre y tenían la piel bronceada por la exposición al sol, mientras que la clase alta se quedaba adentro y mantenía la piel clara. Por lo tanto, desde muy antiguo la piel clara se asoció con la riqueza y una alta posición. Las mujeres más acomodadas se aplicaban cosméticos a base de plomo en la piel para blanquear su tono de piel artificialmente. Sin embargo, cuando no se controlan estrictamente, estos cosméticos causan envenenamiento por plomo. Otros métodos peligrosos también destinados a lograr una apariencia muy clara, incluido el uso de arsénico para blanquear la piel fueron sustituidos después por los inocuos polvos de arroz y talco. Las mujeres usaban ropa larga y usaban guantes y sombrillas para protegerse del sol cuando estaban al aire libre.[54][55]

La colonización y la esclavitud llevada a cabo por los europeos y asiáticos orientales se involucró con el colorismo y el racismo, asociadas con la creencia de que las personas de piel oscura eran menos inteligentes, incivilizadas, inferiores y deberían estar subordinadas a los superiores invasores de piel clara, que los dominaran y civilizaran. Esta creencia también existe hasta cierto punto en los tiempos modernos. La preferencia por la piel clara se mantuvo prominente hasta la Belle Epoque, pero los estereotipos raciales sobre el valor y la belleza de las personas de piel clara persistieron en el siglo XX y continúan en la actualidad.[56][57]

En Brasil, una persona de piel oscura tiene más probabilidades de sufrir discriminación. Una persona de piel clara es más privilegiada y tiene un estatus social más alto; una persona de piel clara se considera más bella y una piel más clara sugiere que la persona tiene más riqueza. El color de la piel es una obsesión tal en algunos países hispanoamericanos que palabras específicas describen distintos tonos de piel, desde (por ejemplo) "jincha", jerga puertorriqueña para "vaso de leche" hasta "morena", literalmente "marrón".[58]

En Pakistán e India, la sociedad también considera que la piel clara es más atractiva y asocia la piel oscura con un estatus de clase baja; esto ha dado como resultado un mercado masivo de cremas para blanquear la piel. Los tonos de piel más claros también se correlacionan con un estatus de casta más alto en el orden social hindú, aunque el sistema no se basa en el tono de piel. Los actores y actrices del cine indio tienden a tener tonos de piel claros, y los directores de fotografía indios han utilizado gráficos e iluminación intensa para lograr tonos de piel más "deseables". Los tonos de piel claros se anuncian como una ventaja en el marketing indio.[59][60]

Los productos para blanquear la piel han seguido siendo populares a lo largo del tiempo, debido a estas creencias y percepciones históricas sobre la piel clara. Las ventas de productos para blanquear la piel en todo el mundo crecieron de $ 40 mil millones a $ 43 mil millones en 2008. En los países de Asia oriental y Sudeste Asiático, las personas tradicionalmente también ven la piel clara como más atractiva y la preferencia por una piel más clara sigue prevaleciendo. En la antigua China y Japón, por ejemplo, la piel clara se remonta a dibujos antiguos que representan dioses o diosas con tonos de piel claros. En China, Japón y el Sudeste Asiático, al igual que en Occidente y por similares motivos, la piel clara se considera desde muy antiguo un signo de riqueza y belleza. Por lo tanto, los productos cosméticos para blanquear la piel son populares en estas regiones y la mayoría muestra una obsesión con la piel clara. Cuatro de cada diez encuestados en Hong Kong, Malasia, Filipinas y Corea del Sur utilizaron cremas para blanquear su piel, y más de 60 empresas compiten a nivel mundial por el mercado asiático estimado en 18.000 millones de dólares. Los cambios en las reglamentaciones de la industria cosmética llevaron a las empresas del cuidado de la piel a introducir aclaradores cutáneos inocuos. En Japón, las geishas tienen fama por sus caras pintadas de blanco, y el atractivo del bihaku (美白), o "blanco hermoso", ideal lleva a muchas japonesas a evitar cualquier forma de bronceado. Hay excepciones a esto, con tendencias de la moda japonesa como el ganguro enfatizando la piel bronceada.[61][62][63]

La preferencia por la piel clara o más clara continúa en otras regiones, incluida América Latina, El blanqueamiento de la piel tampoco es infrecuente en el África subsahariana desde finales del siglo XX, y varios proyectos de investigación han sugerido una preferencia general por una piel más clara entre la comunidad afroamericana. En contraste, un estudio sobre hombres de la tribu Bikosso en Camerún no encontró preferencia por el atractivo basado en un color de piel más claro, cuestionando la universalidad de estudios anteriores que se habían centrado exclusivamente en las preferencias de color de piel entre las poblaciones no africanas.[64]

Las excepciones significativas a la preferencia por una piel más clara comenzaron a aparecer en la cultura occidental a mediados del siglo XX. Sin embargo, un estudio de 2010 encontró una preferencia por una piel más clara en Nueva Zelanda y California. Aunque la piel bronceada una vez se asoció con el trabajo manual expuesto al sol de la clase baja, las asociaciones se invirtieron drásticamente durante el siglo XX, un cambio que generalmente se atribuye a la pionera francesa Coco Chanel (1883-1971) que presentó por primera vez una piel bronceada como moderna, saludable y lujosa en la década de 1920. A partir de 2017, aunque la preferencia general por la piel más clara sigue prevaleciendo en los Estados Unidos, muchos en el país consideran que la piel bronceada es más atractiva y más saludable que la piel clara u oscura. Los medios de comunicación occidentales y la cultura popular continuaban los estereotipos negativos sobre la piel oscura, pero en algunos círculos la piel clara se ha asociado con el trabajo de oficina en interiores, mientras que la piel bronceada se ha asociado con un mayor tiempo libre, deportividad y buena salud indicativo de cierta riqueza y un estatus social más alto. También surgieron estudios que indicaban que cierto grado de bronceado está directamente relacionado con lo atractivo entre los jóvenes.[65][66][67]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Rivas Serrano, María (28 de octubre de 2015). «Tonalidades de piel humana reunidas en una exposición de arte». Vice. 
  2. a b Frost, Peter (2006). «Why Do Europeans Have So Many Hair and Eye Colors?» (en inglés). 
  3. a b Soares, Pedro; Ermini, Luca; Thomson, Noel; Mormina, Maru; Rito, Teresa; Röhl, Arne; Salas, Antonio; Oppenheimer, Stephen; Macaulay, Vincent; Richards, Martin B. (2009). «Correcting for Purifying Selection: An Improved Human Mitochondrial Molecular Clock». The American Journal of Human Genetics (en inglés) 84 (6): 740-759. doi:10.1016/j.ajhg.2009.05.001. 
  4. Jablonski, Nina (2012). Living Color. Berkeley, Los Angeles, London: University of California Press. ISBN 978-0-520-25153-3. 
  5. Ito, S.; Wakamatsu, K. (Dec 2011). «Diversity of human hair pigmentation as studied by chemical analysis of eumelanin and pheomelanin». J Eur Acad Dermatol Venereol 25 (12): 1369-1380. PMID 22077870. S2CID 5121042. doi:10.1111/j.1468-3083.2011.04278.x. 
  6. Schneider, Patricia (2003). «The Genetics and Evolution of Skin Color: The Case of Desiree's Baby». RACE—The Power of an Illusion. Public Broadcasting Service. Archivado desde el original el 6 de mayo de 2015. Consultado el 14 April 2015.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  7. Fitzpatrick skin phototype Arpansa, Australian Government. Revisado en octubre 2020
  8. «Escala Fitzpatrick». Consultado el 27 de mayo de 2021. 
  9. Rifkin RF, Dayet L, Queffelec A, Summers B, Lategan M, d’Errico F (2015, Evaluating the Photoprotective Effects of Ochre on Human Skin by In Vivo SPF Assessment: Implications for Human Evolution, Adaptation and Dispersal  PLoS ONE 10(9): e0136090.
  10. Schneider, Patricia (2003). «The Genetics and Evolution of Skin Color: The Case of Desiree's Baby». RACE—The Power of an Illusion. Public Broadcasting Service. Archivado desde el original el 6 de mayo de 2015. Consultado el 14 April 2015.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  11. light-skinned Princeton University
  12. «Light-skinned». thefreedictionary.com. Consultado el January 24, 2017. 
  13. a b Muehlenbein, Michael (2010). Human Evolutionary Biology. Cambridge University Press. pp. 192–213. (requiere registro). 
  14. Kirchweger, Gina. «The Biology of Skin Color: Black and White». Evolution Library. PBS. Consultado el 22 September 2018. 
  15. Jablonski, Nina G.; Chaplin, George (18 de febrero de 2000). «The evolution of human skin coloration» (PDF). Estudio sobre la evolución de la coloración de la piel humana. (en inglés). Department of Anthropology, California Academy of Sciences. Archivado desde el original el 3 de marzo de 2016. Consultado el 11 de junio de 2016. 
  16. Skin colour and vitamin D: An update. Experimental Dermatology. Andrea Hanel, Carsten Carlberg. First published: 03 July 2020. https://doi.org/10.1111/exd.14142 https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/exd.14142
  17. Jablonski, Nina (2004). «The evolution of human skin and skin color». Annual Review of Anthropology 33: 585-623. doi:10.1146/annurev.anthro.33.070203.143955. 
  18. Norton, H. L.; Kittles, R. A.; Parra, E.; McKeigue, P.; Mao, X.; Cheng, K.; Canfield, V. A.; Bradley, D. G.; McEvoy, B.; Shriver, M. D. (5 de diciembre de 2006). «Genetic Evidence for the Convergent Evolution of Light Skin in Europeans and East Asians». Molecular Biology and Evolution (en inglés) 24 (3): 710-722. doi:10.1093/molbev/msl203. 
  19. Beleza, Sandra; Santos, António M.; McEvoy, Brian; Alves, Isabel; Martinho, Cláudia; Cameron, Emily; Shriver, Mark D.; Parra, Esteban J. et al. (2013). «The Timing of Pigmentation Lightening in Europeans». Molecular Biology and Evolution (en inglés) 30 (1): 24-35. doi:10.1093/molbev/mss207. 
  20. Norton, H. L.; Kittles, R. A.; Parra, E.; McKeigue, P.; Mao, X.; Cheng, K.; Canfield, V. A.; Bradley, D. G. et al. (2006). «Genetic Evidence for the Convergent Evolution of Light Skin in Europeans and East Asians». Molecular Biology and Evolution 24 (3): 710-22. PMID 17182896. doi:10.1093/molbev/msl203. 
  21. dark-skinned Princeton University "naturally having skin of a dark color"
  22. «Dark-skinned». thefreedictionary.com. Consultado el 24 January 2017. «a person or race having skin of a dark colour». 
  23. Nielsen (2006). «The importance of the depth distribution of melanin in skin for DNA protection and other photobiological processes». Journal of Photochemistry and Photobiology B: Biology 82 (3): 194-198. PMID 16388960. doi:10.1016/j.jphotobiol.2005.11.008. 
  24. a b Lucock, M. (2000). «Folic acid: nutritional biochemistry, molecular biology, and role in disease processes». Molecular Genetics and Metabolism 71 (1–2): 121-138. PMID 11001804. doi:10.1006/mgme.2000.3027. 
  25. William; Rasmussen, S. A.; Flores, A; Kirby, R. S.; Edmonds, L. D. (2005). «Decline in the prevalence of spina bifida and anencephaly by race/ethnicity:1995–2002». Pediatrics 116 (3): 580-586. PMID 16140696. S2CID 12765407. doi:10.1542/peds.2005-0592. 
  26. Vieth, Reinhold (2003). Agarwal, Sabrina C; Stout, Sam D, eds. Effects of vitamin D on bone and natural selection of skin color: how much vitamin D nutrition are we talking about?. New York: Kluwer Academic/Plenum Press. pp. 139-154. ISBN 978-1-4613-4708-8. doi:10.1007/978-1-4419-8891-1. 
  27. Hatchcock, J. N.; Shao, A.; Vieth, R.; Heaney, R. (2007). «Risk assessment for vitamin D». American Journal of Clinical Nutrition 72 (1): 451-462. PMID 17209171. doi:10.1093/ajcn/85.1.6.  Parámetro desconocido |doi-access= ignorado (ayuda)
  28. Kimball, Samantha; Fuleihan, Ghada El-Hajj; Vieth, R (2008). «Vitamin D: a growing perspective». Critical Reviews in Clinical Laboratory Sciences 45 (4): 339-414. PMID 18568854. S2CID 57808076. doi:10.1080/10408360802165295. 
  29. Beleza, Sandra; Johnson, Nicholas A.; Candille, Sophie I.; Absher, Devin M.; Coram, Marc A.; Lopes, Jailson; Campos, Joana; Araújo, Isabel Inês; Anderson, Tovi M.; Vilhjálmsson, Bjarni J.; Nordborg, Magnus; Correia e Silva, António; Shriver, Mark D.; Rocha, Jorge; Barsh, Gregory S.; Tang, Hua; Spritz, Richard A. (2013). «Genetic Architecture of Skin and Eye Color in an African-European Admixed Population». PLoS Genetics (en inglés) 9 (3). doi:10.1371/journal.pgen.1003372. 
  30. Harding, Rosalind M.; Healy, Eugene; Ray, Amanda J.; Ellis, Nichola S.; Flanagan, Niamh; Todd, Carol; Dixon, Craig; Sajantila, Antti; Jackson, Ian J.; Birch-Machin, Mark A.; Rees, Jonathan L. (2000). «Evidence for Variable Selective Pressures at MC1R». The American Journal of Human Genetics (en inglés) 66 (4): 1351-1361. doi:10.1086/302863. 
  31. Pfenninger, John L. (2001). Dermatologic and Cosmetic Procedures in Office Practice. Elsevier Health Sciences. 
  32. Mayeaux, E. J. (2015). The Essential Guide to Primary Care Procedures. Lippincott Williams & Wilkins. ISBN 9781496318718. 
  33. Costello, Declan; Winter, Stuart (2013). Viva Training in ENT: Preparation for the FRCS (ORL-HNS). Oxford: Oxford University Press. p. 16. ISBN 9780191668944. Consultado el 17 December 2017. 
  34. Mercola, Joseph (2008). Dark Deception: Discover the Truths About the Benefits of Sunlight Exposure. Thomas Nelson Inc. ISBN 9781418567767. Consultado el 21 November 2015. 
  35. Trew, Sally (2013). Idiot's Guides: Making Natural Beauty Products. Penguin. ISBN 9781615645572. Consultado el 21 November 2015. 
  36. Kidd, Jemma (2013). Jemma Kidd Make-Up Masterclass. Aurum Press. ISBN 9781909342279. Consultado el 21 November 2015. 
  37. a b «The Human Family Tree Facts». National Geographic. Archivado desde el original el 5 de agosto de 2013. Consultado el 20 de julio de 2013.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  38. Jablonski, N. G.; Chaplin, G. (2010). «Colloquium Paper: Human skin pigmentation as an adaptation to UV radiation». Proceedings of the National Academy of Sciences 107: 8962-8. Bibcode:2010PNAS..107.8962J. PMC 3024016. PMID 20445093. doi:10.1073/pnas.0914628107. 
  39. Weller, R; J Hunter, J Savin, M Dahl (2008). Clinical Dermatology (4th ed.). Malden, Massachusetts, USA: Blackwell Publishing. pp. 268. ISBN 978-1-4051-4663-0.
  40. Agar, Nita; Young, Antony R. (2005). «Melanogenesis: a photoprotective response to DNA damage?». Mutation Research/Fundamental and Molecular Mechanisms of Mutagenesis 571 (1–2): 121-132. PMID 15748643. doi:10.1016/j.mrfmmm.2004.11.016. 
  41. Bouillon, R (2010). «Genetic and environmental determinants of vitamin D status». Lancet 376 (9736): 148-9. PMID 20541253. doi:10.1016/S0140-6736(10)60635-6. 
  42. «Skin colour and vitamin D: An update». 
  43. «Serum Vitamin D Depends Less on Latitude Than on Skin Color and Dietary Intake During Early Winter in Northern Europe». 
  44. «Colour Counts: Sunlight and Skin Type as Drivers of Vitamin D Deficiency at UK Latitudes». 
  45. SunSmart Homepage : Cancer Research UK. Info.cancerresearchuk.org. Retrieved on 2011-02-27.
  46. Your skin the most important 2 square meterss of your life. Healthy Skin Campaign 2008
  47. Cummings (2011). Human Heridity Principles and Issues'. Cengage 9th edition. Retrieved 2014-02-16.
  48. BBC (27 July 2008). "Tanzania Albinos Targeted Again". BBC News (online edition). Retrieved 2010-01-03.
  49. Halder, RM; Chappell, JL (2009). «Vitiligo update». Seminars in Cutaneous Medicine and Surgery 28 (2): 86-92. PMID 19608058. doi:10.1016/j.sder.2009.04.008. 
  50. Nath, S. K.; Majumder, P. P.; Nordlund, J. J. (1994). «Genetic epidemiology of vitiligo: multilocus recessivity cross-validated». American Journal of Human Genetics 55 (5): 981-90. PMC 1918341. PMID 7977362. 
  51. Cutis, August 2005, pp 19–23
  52. Snowden, Frank M. (1970). Blacks in Antiquity: Ethiopians in the Greco-Roman Experience. Harvard University Press. ISBN 978-0-674-07626-6. 
  53. Africa: Dispelling Myths about Albinism Archivado el 22 de junio de 2011 en Wayback Machine., Pambazuka News, 10 September 2009
  54. Kruszelnicki, Karl (March 1, 2001). «News in Science: Skin Colour 1». abc.net.au. Archivado desde el original el December 28, 2013. Consultado el 25 de mayo de 2014.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  55. Agredano (February 2006). «Accessibility to air travel correlates strongly with increasing melanoma incidence». Melanoma Research 16 (1): 77-81. PMID 16432460. S2CID 6462810. doi:10.1097/01.cmr.0000195696.50390.23. 
  56. Hall, Ron (1997). «The Psychogenesis of Color Based Racism: Implications of Projection for Dark-Skinned Puertorriqueños». Julian Samora Research Institute, Michigan State University. Archivado desde el original el January 6, 2011. Consultado el 25 de septiembre de 2012. 
  57. «The Paper Bag Test». St. Petersburg Times. 31 de agosto de 2003. Archivado desde el original el 6 de agosto de 2013. Consultado el 23 de marzo de 2014.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  58. «Racism Takes Many Hues». Miami Herald. 24 de agosto de 2007. Archivado desde el original el 23 de febrero de 2013. Consultado el 23 de marzo de 2014.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  59. Saxena, Shobhan (26 April 2009). «Caste: Racism in all but name?». Times of India (New Delhi). Consultado el 20 de septiembre de 2012. 
  60. Lakshmi, Rama (27 January 2008). «In India's Huge Marketplace, Advertisers Find Fair Skin Sells». Washington Post (Washington DC). Archivado desde el original el 10 October 2013. Consultado el 20 de septiembre de 2012.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  61. «Bleaching Creams: Fade to Beautiful?». Northwestern University. 10 de marzo de 2010. Archivado desde el original el July 20, 2011. Consultado el 23 de marzo de 2014.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  62. «Skin Deep: Dying to be White». CNN. 15 de mayo de 2002. Archivado desde el original el 8 de abril de 2010. Consultado el 23 de marzo de 2014.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  63. Mowbray, Nicole (4 April 2004). «Japanese girls choose whiter shade of pale». Guardian Unlimited (London). Consultado el 24 de mayo de 2010. 
  64. Dixson, Barnaby J.; Dixson, Alan F.; Morgan, Bethan; Anderson, Matthew J. (2006). «Human Physique and Sexual Attractiveness: Sexual Preferences of Men and Women in Bakossiland, Cameroon». Archives of Sexual Behavior 36 (3): 369-75. PMID 17136587. S2CID 40115821. doi:10.1007/s10508-006-9093-8. 
  65. Dixson, Barnaby J.; Dixson, Alan F.; Bishop, Phil J.; Parish, Amy (June 2010). «Human Physique and Sexual Attractiveness in Men and Women: A New Zealand–U.S. Comparative Study». Archives of Sexual Behavior 39 (3): 798-806. PMID 19139985. S2CID 33112678. doi:10.1007/s10508-008-9441-y. «men expressed preferences for lighter skinned female figures in New Zealand and California». 
  66. Leary, Mark R.; Jones, Jody L. (31 de julio de 2006). «The Social Psychology of Tanning and Sunscreen Use: Self-Presentational Motives as a Predictor of Health Risk». Journal of Applied Social Psychology 23 (17): 1390-1406. doi:10.1111/j.1559-1816.1993.tb01039.x. Archivado desde el original el 5 de enero de 2013.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  67. Leary, Mark R.; Jones, Jody L. (1993). «The Social Psychology of Tanning and Sunscreen Use: Self-Presentational Motives as a Predictor of Health Risk». Journal of Applied Social Psychology 23 (17): 1390-406. doi:10.1111/j.1559-1816.1993.tb01039.x.