Colonización francesa de América

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Colonización francesa de América
Descubrimiento de Canadá por Samuel de Champlain.
Exploracion de la Isla de Terranova.
Exploracion de Arkansas.
Inauguracion de estatuas francesas en la Hispaniola.
Navios de la flota colonial francesa en Guadeloupe en el año 1776.
Colonia de Cayenne.

La colonización francesa de América se inició en el siglo XVI por Samuel de Champlain y prosiguió hasta el siglo XVIII. Francia construyó su primer imperio colonial en América del Norte, denominado Nueva Francia, el cual se extendía desde el golfo de San Lorenzo hasta las Montañas Rocosas al oeste y hasta el golfo de México por el sur. Los franceses colonizaron igualmente las Antillas: Saint-Domingue, Santa Lucía y la Dominica, así como Guadalupe y Martinica. En América del Sur, los franceses intentaron establecer tres colonias, de las cuales solo una sobrevivió hasta nuestros días: la Guayana Francesa.

Durante este período de colonización, los franceses fundaron varias ciudades, tales como Montreal, Quebec en Canadá; Baton Rouge, Detroit, Mobile, Nueva Orleans y San Luis, en los Estados Unidos; y Puerto Príncipe y Cabo Haitiano en Haití.

América del Norte[editar]

Época napoleónica[editar]

Los franceses fueron capaces de recuperar por poco tiempo algunas de sus antiguas posesiones, durante la Era napoleónica, con el tratado de San Ildefonso; sin embargo, Francia no tenía la armada para suministrar a sus dominios norteamericanos -el bloqueo del Imperio francés fue una parte clave de la estrategia británica contra Napoleón– y porque Francia no quería que sus posesiones cayeran a manos de los británicos, Napoleón vendió esta Luisiana colonial a los Estados Unidos, una operación referida como la compra de Luisiana. Este hecho tuvo lugar el 3 de mayo de 1803 y la indemnización fue de 15 millones de dólares, una considerable suma para el joven estado americano. No obstante, la tierra era extensa –desde Nueva Orleans hasta Montana– y desde los días coloniales británicos, la Luisiana Francesa había empezado a parecer un constraint en el potencial expansivo más allá de los Apalaches. La compra abrió el camino para los colonizadores del siglo XIX.

Centroamérica y el Caribe[editar]

Durante los primeros viajes de Colón se habían establecido asentamientos en la isla de La Española, primero el Fuerte de La Navidad (1492), luego la colonia de La Isabela (1493) y finalmente Santo Domingo (1496). Pese a la temprana colonización los españoles no fueron capaces de mantener el control sobre la parte occidental de la isla, convirtiéndose así un refugio para la creciente actividad pirata en el mar Caribe.

Tratando de defenderse de los ataques piratas, el Rey de España ordenó en 1606 a toda la población de La Española trasladarse a Santo Domingo, lo que no hizo sino facilitar el asentamiento permanente de bucaneros franceses en la Isla de la Tortuga a partir de 1625. La Corona Francesa reconoció oficialmente los asentamientos en La Española a comienzos de la década de 1660, fundándose el asentamiento de Cap-France (en el actual Cap-Haitien y cerca de las ruinas de la colonia española de Puerto Real, abandonada en 1578) que serviría de capital para la colonia de Saint-Domingue. Finalmente, en 1697 España reconoció la soberanía francesa sobre el tercio occidental de La Española según el Tratado de Ryswick.

Durante el siglo XVIII Saint-Domingue fue una próspera colonia gracias al comercio de azúcar y a su función como astillero, llegando a ser conocida como "La Perla del Caribe". Este comercio de azúcar y las grandes plantaciones existentes trajeron consigo la llegada masiva de esclavos africanos, que llegaron a superar en gran medida a la población de origen europeo hasta que el 22 de agosto de 1791 comenzó una gran rebelión de los esclavos que dio lugar a la independencia de Haití en 1804.

América del Sur[editar]

Guayana Francesa, en América del Sur

Ente 1555 y 1567 los hugonotes franceses bajo el liderazgo del vicealmirante Nicolas Durand de Villegaignon intentaron establecer la colonia de Francia Antártica (cerca de Río de Janeiro en lo que es hoy Brasil), pero fueron rechazados por los portugueses. Entre 1612 y 1615, se llevó a cabo un segundo intento al establecer la colonia de Francia Equinoccial (en el actual São Luís, Brasil) que acabó igualmente con la expulsión de los franceses por tropas portuguesas.

La Guayana Francesa fue colonizada por primera vez por los franceses en 1604, aunque los primeros asentamientos fueron abandonados debido a la hostilidad de los indígenas y las enfermedades tropicales. El asentamiento de Cayenne se estableció en 1643 pero fue abandonado. En la década de 1660 se refundó y a excepción de breves ocupaciones por ingleses y holandeses durante el siglo XVII y por los portugueses en el siglo XIX, Guayana ha permanecido bajo control francés desde entonces. Entre 1851 y 1951 fue el lugar de la célebre colonia penal de la Isla del Diablo. Desde 1946, Guayana Francesa es considerada un departamento de ultramar francés.

Ver también[editar]