Clue (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El juego de la sospecha (Cluedo) es una comedia de intriga estadounidense basada en el popular juego de mesa Cluedo, creado originalmente por Anthony E.Pratt y distribuido actualmente por Hasbro. Producida por Debra Hill, y escrita por John Landis y Jonathan Lynn, quien también dirije, la película cuenta en el reparto con nombres como Eileen Brennan, Tim Curry, Madeline Kahn, Christopher Lloyd, Michael McKean, Martin Mull y Lesley Ann Warren.

En base a los objetivos del juego de mesa, se rodaron tres posibles finales, y la película se estrenó en cines mostrando aleatoriamente un final en cada sala,[1] aunque en el lanzamiento en vídeo se incluyeron los tres finales, los dos primeros son presentados como posibles finales y el tercero es revelado como el verdadero; la versión en DVD también permite elegir uno de los finales. La película no tuvo éxito en taquilla y recibió críticas mixtas, recaudando solo 14,6 millones de dólares en Estados Unidos,[2] convirtiéndose más tarde en una película de culto.[3]

Sinopsis[editar]

En la Nueva Inglaterra de 1954, en plena era del macarthismo, seis extraños son invitados a una fiesta en la lujosa, aislada y algo tétrica Mansión Hill, situada en lo alto de una colina, al final de la comarcal 41. Allí, son recibidos por el mayordomo, Wadsworth, que les recuerda que les han sido asignados unos alias para preservar sus identidades. El mayordomo los conduce entonces al comedor. Allí, sumidos en un incómodo silencio, será la Sra. Faisán quien intentará romper el hielo iniciando una incómoda conversación, donde se descubren ciertos vínculos entre los comensales. Rodeado de un halo de misterio, aparece entonces el Sr. Caballero, séptimo invitado, que dice ser portador de sorpresas.

Finalizada la cena, Wadsworth conduce a los invitados al estudio, no sin antes confesarles que también el fue invitado esa noche con objeto de revelarles algo que todos tienen en común, son víctimas de chantaje y, dado que los siete están en el mismo barco, se ve obligado a exponer los motivos por los que cada uno está siendo extorsionado. El primero en ser puesto al descubierto es el Profesor Pomelo, psiquiatra que trabaja para las Naciones Unidas en la Organización Mundial de la Salud, y a quién le fue retirada su licencia por tener un romance con una paciente.

Wadsworth descubre que la Sra. Faisán aceptó sobornos a cambio de otorgar el voto favorable de su marido, el Senador Faisán, a ciertos grupos de presión. Sin embargo, ella lo niega y dice estar pagando el chantaje para evitar que la historia sea utilizada políticamente contra su esposo. Por su parte, la Srta. Escarlata admite estar siendo chantajeada con motivo, ya que dirige un burdel ilegal y un servicio de señoritas en Washington D.C., para caballeros que desean la compañía de una jovencita. Se descubre entonces que el Coronel Mostaza frecuentaba el local y está supuestamente siendo chantajeado por unas fotografías suyas con una de las empleadas de la Srta. Escarlata, aunque más tarde, se revelerará que el verdadero motivo es el desarrollo de una bomba de fusión en el que se encuentra involucrado.

Wadsworth revela el motivo de la Sra. Blanca, una supuesta viuda negra que trata de evitar un escándalo en torno a la muerte de su marido, un físico nuclear, aunque anteriormente estuvo casada con un ilusionista, quien desapareció en misteriosas circunstancias. El Sr. Verde interrumpirá al mayordomo para contar él mismo su situación: es homosexual y, un secreto como este le costaría su trabajo en el Departamento de Estado si se hiciera público.

Finalmente, Wadsworth descubrirá que el Sr. Caballero es quien les está chantajeando. El mayordomo ha organizado la reunión para que los chantajeados se unan contra el Sr. Caballero y le entreguen a la policía. Wadsworth también revela que trabajó para el Sr. Caballero y también fue chantajeado por él, lo que provocó el suicidio de su esposa.

El Sr. Caballero recuerda a los invitados que puede revelar sus secretos tras ser detenido, y les ofrece una alternativa: usando unas armas que les ha proporcionado (una llave inglesa, una cuerda, un tubo de plomo, un candelabro, un puñal y un revólver), pueden matar a Wadsworth, destruir las pruebas y mantener sus secretos a salvo. Escapar no es una opción, ya que las puertas están cerradas, Wadsworth tiene la única llave, y hay perros peligrosos alrededor de la mansión. El Sr. Caballero apaga la luz, creando un caos momentáneo, y se oye un disparo en la oscuridad. Cuando se enciende la luz, el Sr. Caballero yace muerto en el suelo, aparentemente asesinado de un disparo, aunque no tiene ninguna herida y solo hay un agujero de bala en la pared. Todos niegan haberle matado, lo que resulta ser cierto ya que el Sr. Caballero aparecerá de nuevo muerto en el pasillo de un golpe con el candelabro, después de que se descubra que la cocinera también ha sido asesinada con el puñal y en la cocina.

Wadsworth y los invitados tratan de averiguar quién mató al Sr. Caballero separándose y registrando la casa, suponiendo que haya alguien más allí. En el transcurso de la noche, otras personas visitarán la casa y también serán asesinados: un automovilista que ha sufrido una avería, con la llave inglesa, en el salón; un policía que llega buscando al automovilista, con el tubo de plomo, en la biblioteca; y una chica cantante de telegramas, con el revólver y en el vestíbulo. La doncella, Yvette, también es asesinada en la sala de billar y con la cuerda.

Wadsworth confiesa saber quién es el asesino, y realiza una frenética reconstrucción de todo lo ocurrido a lo largo de la velada, descubriendo que las víctimas eran cómplices del Sr. Caballero en sus chantajes. Cada uno tenía relación con alguno de los invitados, permitiendo de esta manera al Sr. Caballero averiguar los secretos que usaba para chantajearles. De esta manera se descubre que la cocinera había trabajado para la Sra.Faisán, que el automovilista había sido el chófer del coronel y conocía sus negocios en el mercado negro, que el policía estaba siendo sobornado por la Srta. Escarlata, que la chica del telegrama musical había sido paciente del Profesor Pomelo y éste había tenido un romance con ella, y que Yvette, no sólo había trabajado para la Srta. Escarlata, sino que además había tenido un romance con el marido de la Sra. Blanca y aparecía igualmente en las fotografías con el coronel en flagrante delito.

En este punto, son interrumpidos por la llegada de un predicador que viene a hablarles del Reino de Dios, pero la Sra. Faisán le da con la puerta en las narices. Antes de revelar quién es el asesino, Wadsworth apaga las luces y aquí la película se divide en tres finales diferentes.

Final 1[editar]

Yvette asesinó al Sr. Caballero y a la cocinera por orden de la Srta. Escarlata, y ella mató a Yvette y a los demás para mantener a salvo sus secretos, planeando usar toda la información revelada sobre los invitados en su propio beneficio. Descubierto su secreto, la Srta. Escarlata saca el revólver de su bolso, lo que prueba que es la asesina, y apunta a los demás con él, pero Wadsworth le advierte que ya ha gastado todas las balas. Ella insiste en que todavía queda una, y trata de matar a Wadsworth. En ese momento, la policía irrumpe en la mansión llevándose arrestada a la Srta. Escarlata, comandados por el predicador, que resulta ser el jefe de polícia. Wadsworth revela ser un agente del FBI encubierto, y coge el revólver para demostrar que no quedaban balas, pero sí quedaba una, que al ser disparada derriba una lámpara de araña.

Final 2[editar]

La Sra. Faisán es la asesina y escapa de la casa mientras apunta a todos con el revólver. Una vez se ha marchado, Wadsworth revela ser un agente del FBI enviado para investigar a la Sra. Faisán, sospechosa de haber aceptado sobornos de potencias extranjeras. Cuando la Sra. Faisán abandona la mansión es rápidamente arrestada por la policía y el predicador, que resulta ser el jefe de policía.

Final 3[editar]

Cada asesinato fue cometido por una persona diferente. El Profesor Pomelo mató al Sr. Caballero, sabiendo que éste seguía vivo, la Sra. Faisán apuñaló a la que fuese su cocinera, el Coronel Mostaza mató al automovilista, la Sra. Blanca, que admite finalmente haber matado a su marido, también estranguló a Yvette, y la Srta. Escarlata mató al policía.

El único que queda, el Sr. Verde, es acusado de haber matado a la chica del telegrama, pero él insiste en que no lo hizo. En ese momento, Wadsworth saca el revólver de uno de sus bolsillos y revela, no solo el haber matado a la chica del telegrama musical, sino también su verdadera identidad: él es el verdadero Sr. Caballero y no el que mató el profesor, que era un simple mayordomo. Su plan era perfecto: invitó a sus víctimas (sus cómplices en los chantajes) para que fueran asesinados por los invitados, y así eliminar todas las pruebas y poder seguir haciendo chantaje.

De repente, el Sr. Verde saca un revólver y mata al chantajista en el vestíbulo de un muy buen disparo. Se presenta como agente del FBI encubierto, y explica que toda la velada había sido una trampa para atrapar a los criminales. La policía llega y arresta a todos los invitados por asesinato. Cuando el predicador, que resulta ser el jefe de policía, pregunta quién lo hizo, el Sr. Verde responde que todos son culpables, pero qué él ha matado al auténtico Sr. Caballero, en el vestíbulo y con el revólver. Finalmente revela que su homosexualidad es una tapadera, diciendo que, con su trabajo terminado, se va a casa a dormir con su mujer.

Reparto[editar]

Producción[editar]

Desarrollo[editar]

El concepto de varios finales fue desarrollado por John Landis, que aseguró en una entrevista haber invitado al auto teatral Tom Stoppard, al escritor y compositor Stephen Sondheim y al actor Anthony Perkins a escribir el guion que, finalmente fue terminado por el director Jonathan Lynn.[3] Originalmente, la película incluía un cuarto final que, más tarde fue desechado porque «en realidad no era muy bueno. Lo vimos y pensamos, 'no, no, no, tenemos que deshacernos de esto'» según declaraciones del propio director.[4]

El cuarto final[editar]

Existe un final que jamás llegó a incluirse en la película, pero que aparece en la novelización de la misma.[5] [6] En éste, Wadsworth revela que el asesino no es otro que el Profesor Pomelo, quien con la ayuda de la Sra. Faisán acabó con la vida de todas las víctimas. Pero, el profesor se justifica diciendo que es el mayordomo el que en realidad conocía los pasadizos, y, efectivamente, Wadsworth se desenmascara, confesando ser el asesino. Durante toda su vida había intentado ser perfecto: quiso ser el marido perfecto, pero su esposa se suicidó; quiso ser el mayordomo perfecto, pero acabó matando a su jefe... Así que, al menos intentó cometer el crimen perfecto.

Uno de los invitados le espeta diciendo que hay seis testigos de los asesinatos, pero, Wadsworth, lejos de amilanarse, les revela que el champán que bebieron estaba envenenado y, a no ser que lleguen pronto a un hospital, morirán. Dicho esto, el mayordomo corre de habitación en habitación arrancando los cables del teléfono y se dispone a abandonar la casa dejando a los otros encerrados. En ese instante, llaman a la puerta. Es el predicador, que se lanza sobre Wadsworth mientras hacen acto de aparición un puñado de policías. Una vez el mayordomo ha sido reducido, Wadsworth confiesa el crimen a la policía, pero escapa inesperadamente cerrando la puerta tras de sí.

La policía y los invitados consiguen escapar por el invernadero para descubrir que el mayordomo ha huido en uno de los coches de policía. Wadsworth respira aliviado, creyendo estar a salvo, pero de repente escucha en el asiento de atrás el gruñido de tres perros policía que, presumiblemente acaba atacándolo.

Casting[editar]

En una entrevista, el director Jonathan Lynn reconoció haber elegido él mismo el reparto de la película, desoyendo las recomendaciones del departamento de casting. Originalmente eligió para el papel de Wadsworth al actor británico Leonard Rossiter, que tristemente falleció durante la preproducción de la película. La segunda opción para Lynn fue Rowan Atkinson, desechado por el estudio ya que, por aquel entonces era un actor desconocido para el público americano. Finalmente, el director optó por Tim Curry, del que era amigo desde la adolescencia.[3]

De igual manera, tras la proyección en el 25 aniversario de la película, el propio Lynn reconocía haber contado con Carrie Fisher para el papel de la Srta.Escarlata. Finalmente no pudo ser debido a que, cuatro días antes del comienzo del rodaje, la actriz entró en rehabilitación.[3] Igualmente, actrices como Jennifer Jason Leigh, Demi Moore o Madonna fueron consideradas para el papel de la exuberante Yvette. Ansiosa por conseguir el papel, Colleen Camp se presentó en la audición con un uniforme de criada francesa. Años más tarde, Jonathan Lynn reconoció en una entrevista que, a pesar de quedar impresionado con las dotes cómicas de la actriz, realmente fue su voluptuosidad lo que finalmente lo convenció para darle el papel.[3]

Rodaje[editar]

El juego de la sospecha (Cluedo) fue rodado en los estudios de sonido de la Paramount en Hollywood. El diseño del decorado corrió a cargo de Les Gobruegge, Gene Nollmanwas y William B. Majorand, junto con el decorador Thomas L. Roysden que utilizó mobiliario auténtico de los siglos XVIII y XIX, procedente de coleccionistas privados e incluso de la casa de Theodore Roosevelt en Nueva York.[7] Una vez finalizado el rodaje, el set fue comprado por los productores de Dinastía para que fuese usado como un ficticio Hotel Carlton.

Prácticamente todos los interiores de la película fueron rodados en los estudios de la Paramount, con excepción de la escena en la sala de baile que, al igual que los exteriores de la casa, fueron grabados en una mansión en South Pasadena, California. La mansión fue realzada mediante matte paintings realizados por Syd Dutton, con el asesoramiento de Albert Whitlock. Desafortunadamente, la casa fue destruida por un incendio en octubre de 2005.[8]

Lanzamiento[editar]

Cine[editar]

Las fechas de estreno siguientes se enumeran de acuerdo al estreno en diferentes países:[9]

País Estreno
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos 13 de diciembre de 1985
Bandera de Australia Australia 10 de abril de 1986
Bandera de Italia Italia 7 de mayo de 1986
Bandera de Francia Francia 9 de mayo de 1986
Bandera de Finlandia Finlandia 9 de mayo de 1986
Bandera de Suecia Suecia 9 de mayo de 1986
Bandera de Alemania Alemania Occidental 9 de mayo de 1986
Bandera de Irlanda Irlanda 16 de mayo de 1986
Bandera de Hong Kong Hong Kong 19 de junio de 1986
Bandera de España España 23 de junio de 1986
Bandera de Japón Japón 18 de octubre de 1986

Novela[editar]

Además de la novela escrita por Michael McDowel, basado en el guion original de Jonathan Lynn, en 1985 se publicó además una adaptación para niños llamada Paramount Pictures Presents Clue: The Storybook, escrita por Landis, Lynn y Ann Matthews. Ambas ediciones incluyen el cuarto final que fue eliminado de la película.[10]

Home media[editar]

La película se lanzó en 1986 en formato VHS en Estados Unidos y Canadá, y en febrero de 1991 en otros países. [11] Más recientemente, en junio de 2000 se lanzó en formato DVD, [11] y el 7 de agosto de 2012 en formato Bluray.[12] La película, en cualquiera de sus formatos, así como en servicios de streaming bajo demanda como Netflix o en televisión, incluye los tres finales, de forma que los dos primeros se muestran como posibles soluciones, dándose cómo definitiva la expuesta en el tercer final.

Banda sonora[editar]

En febrero de 2011, la productora La-La Land Records lanzó una edición limitada de la banda sonora compuesta por John Morris.

Recepción[editar]

La película fue inicialmente recibida con diversidad de opiniones. Janet Maslin, del New York Times manifestó que el comienzo «es únicamente la parte más interesante de la película. Después de eso, se viene abajo.»[13] De forma similar, Roger Ebert puntúa en su crítica a la película con 2 de 4 estrellas, afirmando que a pesar de un «prometedor» reparto, el «guion es tan poco consistente que (los actores) parecen pasar la mayor parte del tiempo frustrados, como si hubiesen sido interrumpidos justo antes de decir algo interesante.»[14] Pese a ello, con los años, El juego de la sospecha (Cluedo) se ha convertido en una película de culto entre numerosos fan, llegando a ostentar un 62% de críticas positivas en webs como Rotten Tomatoes, donde obtiene una puntuación de 5,8 sobre 10.[11]

Remake[editar]

En el año 2011, Universal Studios anunció que se encontraba en desarrollo una nueva película basada en el popular juego de mesa. Aunque el estudio acabó abandonado el proyecto, Hasbro continuó con la idea de llevar un remake a la gran pantalla, para lo cual contó con el director estadounidense Gore Verbinski. Aun así, a día de hoy se desconoce el futuro de este posible remake.

Curiosidades[editar]

  • El color del coche de cada personaje es el mismo que el de su ficha correspondiente en el juego de mesa original.
  • El monólogo de la Sra.Blanca sobre su odio hacia Yvette fue improvisado.
  • Wadsworth menciona el objetivo del juego de mesa cuando encuentran muerto al Sr.Caballero, la única víctima en el juego, gritando: «¡Eso es lo que tratamos de averiguar! ¡Queremos saber quién le mató, dónde y con qué!»
  • En la película, los pasadizos secretos llevan a las mismas habitaciones que en el juego. La cocina conduce al estudio, y el invernadero a la sala de estar.
  • Los gritos de Yvette que oímos cuando esta en la sala de billar, no son proferidos por la propia actriz, sino por Lesley Ann Warren en la escena en la que encuentran muerta a la cocinera y Wadsworth cae desde el interior del refrigerador fingiendo estar muerto.
  • Originalmente Martin Mull iba a dar vida al Sr.Verde, aunque finalmente acabó interpretando al Coronel Mostaza.

Referencias en otros medios[editar]

  • El episodio número 100 de la serie Psych llamado «100 pistas», cuenta en su reparto con Martin Mull, Lesley Ann Warren y Christopher Lloyd, que interpretan a los sospechosos de un asesinato cometido en una misteriosa mansión. El episodio, dedicado a la memoria de Madeline Kahn, incluye diversos homenajes a la película El juego de la sospecha (Cluedo), e incluye además diferentes finales en los que el público decidía quién es el verdadero asesino.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Roger Ebert. «Clue Review» (en inglés). Consultado el 12 de diciembre de 1985. 
  2. Boxofficemojo.com
  3. a b c d e Buzzfeed.com, ed. (2 de septiembre de 2013). «'Something Terrible Has Happened Here': The Crazy Story of How 'Clue' Went from Forgotten Flop to Cult Triumph» (en inglés). Consultado el 12 de octubre de 2013. 
  4. Nick Farr (13 de marzo de 2012). «Abnormal interviews: My cousin Vinny. Director Jonathan Lynn» (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  5. cluedofan.com. «Clue: The Movie - The fourth ending» (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  6. Henri Mazza (13 de marzo de 2014). «The perfect murder: CLUE'S infamous four ending» (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  7. fast-rewind.com (ed.). «Clue locations» (en inglés). Consultado el 15 de agosto del 2007. 
  8. theartofmurder.com (ed.). «Mansion photos» (en inglés). Consultado el 15 de agosto de 2007. 
  9. «Imdb Cluedo: Release info» (en inglés). Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  10. Google Books (ed.). Paramount Pictures Presents Clue: The Storybook. Consultado el 12 de agosto de 2012. 
  11. a b c Rotten Tomatoes (ed.). «Clue Movie Reviews, Pictures» (en inglés). Consultado el 8 de agosto de 2009. 
  12. Blu-ray.com, ed. (18 de enero de 2012). «Paramount Teases Four Upcoming Blu-ray Releases» (en inglés). Consultado el 3 de julio de 2012. 
  13. The New York Times, ed. (13 de diciembre de 1985). «'Clue,' from Game to Film». Consultado el 7 de agosto de 2009. 
  14. Rober Ebert (12 de diciembre de 1986). «Clue review» (en inglés). Consultado el 5 de junio de 2014. 

Enlaces externos[editar]