Clonazepam

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Clonazepam
Clonazepam structure.svg
Clonazepam3d.png
Nombre (IUPAC) sistemático
5-(2-clorofenil)-1,3-dihidro-7-nitro-2H-1,4-benzodiazepina-2-ona
Identificadores
Número CAS 1622-61-3
Código ATC N03AE01
PubChem 2802
DrugBank DB01068
ChemSpider 2700
Datos químicos
Fórmula C15H10N3ClO3 
Peso mol. 315.715
Farmacocinética
Biodisponibilidad 90%
Metabolismo hepático, vía citocromo P450 3A4
Vida media 18-50 horas
Excreción Renal
Datos clínicos
Nombre comercial Rivotril, Klonopin, Ravotril, Clonagin, Zatrix, Neuryl, Diocam, Linotril, Clonex, Paxam, Kriadex
Estado legal ?
Vías de adm. Oral
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico

El clonazepam es un fármaco de tipo benzodiacepínico que actúa sobre el sistema nervioso central, con propiedades ansiolíticas, anticonvulsionantes, miorrelajantes, sedantes e hipnóticas. Se comercializa bajo los nombres de Rivotril, Klonopin, Ravotril, Clonagin, Zatrix, Neuryl, Diocam.

Propiedades farmacodinámicas[editar]

Mecanismo de acción: El clonazepam exhibe propiedades farmacológicas que son comunes a las benzodiazepinas y que incluyen efectos anticonvulsivos, sedativos, miorrelajantes y ansiolíticos. Como con otras benzodiazepinas, se cree que sus efectos se deben fundamentalmente a la inhibición postsináptica mediada por el GABA, aunque algunos estudios en animales ponen de manifiesto además un efecto sobre la serotonina. Los datos de modelos animales y algunos estudios electroencefalográficos realizados en el hombre han mostrado que el clonazepam rápidamente suprime muchos tipos de actividad paroxismal, incluyendo la descarga de pico y onda en ataques de ausencia (petit mal), ondas de pico lenta, ondas de pico generalizadas, picos con localizaciones temporales u otras distintas, así como ondas y picos irregulares. Las anormalidades generalizadas de EEG se suprimen con mayor regularidad que las anormalidades focales. De acuerdo con esto, el clonazepam tiene efectos beneficiosos en epilepsias generalizadas y focales.[1]

Propiedades farmacocinéticas[editar]

Absorción: El clonazepam se absorbe rápida y completamente tras la administración oral. Las concentraciones plasmáticas máximas de clonazepam se alcanzan en 1-4 horas. La vida media de absorción es alrededor de 25 minutos. La biodisponibilidad absoluta es de 90%. Clonazepam Comprimidos es bioequivalente a una solución oral respecto al grado de absorción del clonazepam, en tanto que la velocidad de absorción es ligeramente menor en los comprimidos. Las concentraciones plasmáticas de clonazepam en estado estacionario son 3 veces más altas con un régimen de dosificación una vez al día que después de una dosis oral simple; la tasa de acumulación predicha para los regímenes de 2 y 3 veces al día son 5 y 7, respectivamente. Posterior a múltiples dosis orales de 2 mg 3 veces al día, las concentraciones plasmáticas predosis estables de clonazepam promediaron 55 ng/ml. La relación concentración plasmática-dosis de clonazepam es lineal. La concentración plasmática deseada de clonazepam como anticonvulsivo varía desde 20 a 70 ng/ml. El umbral de concentración plasmática en pacientes con trastorno de pánico es alrededor de 17 ng/ml. Distribución: El clonazepam se distribuye rápidamente en varios órganos y tejidos del cuerpo con recaptura preferencial por estructuras cerebrales. La vida media de distribución es aproximadamente de 0.5-1 hora. El volumen de distribución es 3 L/kg. La unión a proteínas es de 82-86%. Metabolismo: Clonazepam es extensivamente metabolizado por reducción a 7-amino-clonazepam y por N-acetilación a 7-acetamino-clonazepam. También ocurre hidroxilación en la posición C-3. El citocromo P-450 3A4 hepático está implicado en la nitrorreducción de clonazepam a metabolitos inactivos farmacológicamente. Los metabolitos se presentan en la orina como compuestos libres y conjugados (glucurónido y sulfato). Eliminación: La vida media promedio de eliminación es de 30 y 40 horas. La depuración es 55 ml/min. El 50-70% de una dosis se excreta en la orina, y de 10-30% en las heces como metabolitos. La excreción urinaria de clonazepam sin cambio es usualmente menos de 2% de la dosis administrada. La eliminación cinética en niños es similar a la observada en adultos. Farmacocinética en situaciones clínicas especiales: Insuficiencia renal: La enfermedad renal no afecta la farmacocinética de clonazepam. Basados en criterios farmacocinéticos, no se requiere de un ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal. Insuficiencia hepática: La influencia farmacocinética de la enfermedad hepática en clonazepam no ha sido investigada. Ancianos: No se ha establecido la farmacocinética de clonazepam en ancianos. Recién nacidos: La vida media de eliminación y valores de depuración en recién nacidos están en el mismo orden de magnitud que los reportados en adultos.[2]

Indicaciones[editar]

El clonazepam supositorios se indica para el tratamiento de: crisis mioclónicas; ausencias de tipo epiléptico (refractarias a succinimidas o ácido valproico); crisis convulsivas tonicoclónicas (generalmente asociado con otro anticonvulsivo).

Además, como también aumenta la cafeína en el organismo trastornos de ansiedad, como la fobia social[3] y el trastorno de pánico,[4] y trastornos del sueño como el sonambulismo. Así mismo, ayuda a combatir la acatisia (intranquilidad y necesidad de moverse constantemente) que puede producirse como un efecto secundario del tratamiento con medicamentos antipsicóticos (medicamentos para la enfermedad mental) y para tratar reacciones catatónicas agudas (estado en el que una persona no se mueve ni habla en absoluto, o se mueve o habla en forma anormal).

Efectos adversos[editar]

Trastorno de pánico: La información de 3 estudios clínicos placebo-control, incluyendo 477 pacientes en total con tratamiento activo se presentan en la siguiente tabla. Se incluyen los eventos adversos ocurridos en ³ 5% de pacientes en al menos uno de los grupos de tratamiento activo.

Desórdenes del sistema inmune: Se han reportado reacciones alérgicas y algunos casos de anafilaxia con el empleo de benzodiazepinas. Desórdenes endocrinos: Se han reportado casos aislados de desarrollo reversible de las características sexuales secundarias prematuras en niños (pubertad precoz incompleta).

Desórdenes psiquiátricos: Se ha observado incapacidad para concentrarse, inquietud, confusión y desorientación. Puede presentarse depresión en los pacientes tratados con RIVOTRIL®, pero también podría estar asociada a la enfermedad subyacente. Se han observado las siguientes reacciones paradójicas: excitabilidad, irritabilidad, comportamiento agresivo, agitación, nerviosismo, hostilidad, ansiedad, alteraciones del sueño, pesadillas y sueños vívidos. En casos raros puede ocurrir pérdida de la libido. Dependencia y abstinencia.

Desórdenes del sistema nervioso: Somnolencia, reacción retardada, hipotonía muscular, vértigo, ataxia. Dichos efectos adversos pueden ser relativamente frecuentes y usualmente son pasajeros; generalmente desaparecen espontáneamente en el curso del tratamiento o durante la reducción de la dosis. Éstos pueden prevenirse parcialmente al incrementar la dosis lentamente al inicio del tratamiento. En casos raros se ha observado dolor de cabeza. Particularmente en el tratamiento a largo plazo o en dosis altas pueden ocurrir desórdenes reversibles como disartria, menor coordinación de los movimientos y desórdenes en el andar (ataxia) y nistagmo. Con dosis terapéuticas de benzodiazepinas puede presentarse amnesia anterógrada. El riesgo aumenta con dosis mayores. Los efectos amnésicos pueden asociarse con conducta inapropiada. Con ciertas formas de epilepsia es posible un incremento en la frecuencia de convulsiones durante el tratamiento a largo plazo. Desórdenes oculares: Pueden presentarse particularmente en el tratamiento a largo plazo o con dosis mayores, desórdenes reversibles de la visión (diplopía). Desórdenes cardiacos: Se ha reportado insuficiencia cardiaca, incluyendo paro cardiaco.

Desórdenes del sistema respiratorio, torácicos y del mediastino: Puede presentarse depresión respiratoria, particularmente en la administración intravenosa del clonazepam. Este efecto puede agravarse por obstrucción preexistente de las vías aéreas o daño cerebral o si se han administrado otros medicamentos que deprimen la respiración. Como una regla, este efecto puede evitarse con el ajuste cuidadoso de la dosis a los requerimientos individuales. En lactantes y niños pequeños, Clonazepam puede incrementar la producción de saliva o de secreción bronquial. Por lo tanto, debe prestarse atención particular para mantener la seguridad de las vías aéreas. Desórdenes gastrointestinales: En casos raros se ha reportado náuseas y síntomas epigástricos.

Desórdenes cutáneos y del tejido subcutáneo: En casos raros puede presentarse urticaria, prurito, erupción cutánea, pérdida pasajera del cabello, cambios en la pigmentación. Desórdenes musculoesqueléticos y en el tejido conjuntivo: Debilidad muscular, misma que puede presentarse con frecuencia relativa, aunque usualmente es pasajera y generalmente desaparece espontáneamente en el curso del tratamiento o al reducir la dosis. Esto puede prevenirse parcialmente incrementando la dosis ligeramente al inicio del tratamiento. Desórdenes renales y urinarios: En casos raros puede ocurrir incontinencia urinaria.

Desórdenes en el sistema reproductivo y mamas: En casos raros puede ocurrir disfunción eréctil.

Desórdenes generales y condiciones en el sitio de administración: Fatiga (cansancio, lasitud), misma que puede presentarse con frecuencia relativa, aunque usualmente es pasajera y generalmente desaparece espontáneamente en el curso del tratamiento o al reducir la dosis. Esto puede prevenirse parcialmente incrementando la dosis ligeramente al inicio del tratamiento. También se han observado reacciones paradójicas que incluyen irritabilidad

Desórdenes psiquiátricos. Lesiones, envenenamiento y complicaciones en el procedimiento: Se han notificado casos de caídas y fracturas en los usuarios de benzodiazepinas. El riesgo es mayor en aquellos que estén tomando sedantes concomitantes (incluyendo bebidas alcohólicas) y en los ancianos.

Sobredosis[editar]

Los síntomas de la sobredosis del clonazepam, similares a los causados ​​por otros depresores del sistema nervioso central, incluyen somnolencia, confusión, coma, náuseas, disminución de los reflejos, hipertensión, paro respiratorio y en casos extremos, la muerte. El antídoto es un antagonista denominado flumazenil,[5] que es administrado por médicos y anestesistas exclusivamente en el ámbito hospitalario.

Reacciones adversas[editar]

Las más frecuentes son somnolencia, mareos, dificultades en la coordinación psicomotora (ataxia) y en la función motriz, deterioro en las funciones cognitivas.

También puede presentarse nerviosismo, confusión en las acciones, alteraciones del comportamiento, cansancio y debilidad no habituales, pérdida del equilibrio, y amnesia anterógrada.

Los pacientes geriátricos y debilitados, niños y pacientes con trastornos hepáticos, son más sensibles a los efectos de las benzodiazepinas sobre el SNC.

El clonazepam, y todos los agentes benzodiazepínicos en general, tienen contraindicación parcial en casos de TDAH, ya que tienden a producir un efecto paradójico en este grupo de pacientes, exacerbando los síntomas de hiperactividad e impulsividad, además del potencial efecto negativo sobre la atención, la memoria de trabajo y las funciones ejecutivas en general. No obstante, tales decisiones farmacoterapéuticas deben evaluarse en cada caso en particular.

Es importante recordar que es recomendable que el clonazepam –así como cualquier otra benzodiazepina– sea consumido solo por periodos cortos de 2 a 4 semanas debido al riesgo de generar tolerancia y dependencia física por el consumo a largo plazo. Los posibles síntomas de abstinencia son: ansiedad, pérdida de la memoria, distorsión de los sentidos, disforia y en raros casos psicosis y convulsiones.[6] [7]

Química[editar]

Un esquema de síntesis para la producción de clonazepam.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. http://www.medicamentosplm.com/productos/rivotril_comprimidos.htm#3479
  2. http://www.medicamentosplm.com/productos/rivotril_comprimidos.htm#3479
  3. DAVIDSON, JONATHAN et al. (1993). «Treatment of Social Phobia With Clonazepam and Placebo». Journal of Clinical Psychopharmacology. http://journals.lww.com/psychopharmacology/abstract/1993/12000/treatment_of_social_phobia_with_clonazepam_and.8.aspx. 
  4. Tesar, George et al. (1991). «Double-blind, placebo-controlled comparison of clonazepam and alprazolam for panic disorder.». Journal of Clinical Psychiatry 52 (2). http://psycnet.apa.org/psycinfo/1991-25392-001. 
  5. Goldfrank LR. (2002). Goldfrank's toxicologic emergencies. New York: McGraw-Hill Medical Publ. Division. ISBN 0-07-136001-8. http://books.google.com/?id=HVYyRsuUEc0C&pg=PA948&dq=flumazenil+not+to+be+used+in+overdose. 
  6. Marriott S, Tyrer P. (August 1993). «Benzodiazepine dependence. Avoidance and withdrawal». Drug safety: an international journal of medical toxicology and drug experience. 9 (2):  pp. 93–103. doi:10.2165/00002018-199309020-00003. PMID 8104417. 
  7. McIntosh A, Cohen A, Turnbull N et al. (2004). «Clinical guidelines and evidence review for panic disorder and generalised anxiety disorder». National Collaborating Centre for Primary Care. Consultado el 16-06-2009.

Enlaces externos[editar]