Clara Porset

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Clara Porset
Información personal
Nacimiento 25 de mayo de 1895 Ver y modificar los datos en Wikidata
Matanzas (Cuba) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 17 de mayo de 1981 Ver y modificar los datos en Wikidata (85 años)
Los Ángeles (Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Cubana Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Español Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
Educación
Educada en
Información profesional
Ocupación Decoradora y arquitecta Ver y modificar los datos en Wikidata

Clara Porset (Matanzas, Cuba 1895-1981) fue una arquitecta y diseñadora de muebles. La mayor parte de su carrera la desarrolló en México donde diseñó los muebles para proyectos de viviendas de, entre otros arquitectos, Luis Barragán y Mario Pani. En 1941 participó del concurso Organic Design for Home Furnishing organizado por el MOMA de Nueva York ganando uno de los premios.

Trayectoria[editar]

Clara Porset tuvo una educación poco común para las mujeres de su generación, más aún en el ámbito de influencia hispánica. Hija de los últimos colonos españoles en Cuba, perteneció a una familia con recursos económicos (pobre) que le permitió recibir una excelente y cosmopolita formación. Realizó sus estudios secundarios en Nueva York, a donde regresaría en 1925 a realizar el bachillerato en Artes de la Universidad de Columbia. Entre 1928 y 1931 estudió arquitectura y diseño de muebles con el arquitecto Henri Rapin en París, haciendo cursos de historia de arquitectura y de arte, así como de teoría de arquitectura en la École de Beaux Arts, de Estética en la Sorbonne y cursos de Arte en el Museo del Louvre. En bellas Artes.

En 1939 regresó a Cuba, donde comenzó a diseñar muebles y a divulgar a través de sus conferencias nuevos conceptos de arquitectura y diseño. Realizó el diseño de muebles para residencias, hospitales, escuelas y clubes de La Habana, entre ellos los de dos casas pilotos del Banco Mendoza.

Su inconformismo, la llevó siempre a nuevos horizontes, nuevos aprendizajes, interesándose por las teorías y prácticas de la Bauhaus, por lo que buscó en el Black Mountain College, en Carolina del Norte, Estados Unidos a Josef Albers con quien estudió diseño básico y de muebles en el verano de 1934. Desde entonces mantendrá una amistad de toda la vida con Albers y su familia, que visitarán México en muchas ocasiones.

En 1940 debido a su participación en la huelga en Cuba se exilió en México, donde fijó su residencia, con viajes intermitentes especialmente a Cuba y Nueva York. En México conoció a quien será su esposo, el pintor y conocedor del arte popular, Xavier Guerrero. Con Xavier Guerrero lograron aunar mutuos intereses, tanto en la mejora del habitar para todas las personas y su compromiso político con la izquierda. En 1939 conocerá y se hará amiga de Hannes Meyer y su familia que se habían trasladado a México para colaborar con el gobierno de Lázaro Cárdenas.[1]

Obras[editar]

En 1935 debido a su participación en la huelga en Cuba se exilió en México, donde fijó su residencia, con viajes intermitentes especialmente a Cuba y Nueva York. En México conoció a quien será su esposo, el pintor y conocedor del arte popular, Xavier Guerrero. Con Xavier Guerrero lograron aunar mutuos intereses, tanto en la mejora del habitar para todas las personas y su compromiso político con la izquierda. En 1939 conocerá y se hará amiga de Hannes Meyer y su familia que se habían trasladado a México para colaborar con el gobierno de Lázaro Cárdenas.

El trabajo de Clara Porset se enfocó en el diseño de muebles en los que conjugaran la abstracción y el arte popular. En 1941 participó del concurso Organic Design for Home Furnishing organizado por el MOMA de Nueva York ganando uno de los premios. En 1948 participó en otro concurso del museo para el New York Prize Design for Modern Furniture, que no ganó pero aun así una silla de estructura de varilla y tejido de mimbre fue seleccionada para el catálogo.

En México impartirá cursos en diferentes universidades como la Universidad Nacional Autónoma de México, y será colaboradora de la revista Espacios desde su primer número en 1947. A raíz de un viaje a Nueva York en 1946 comienza a diseñar muebles para Artek-Pascoe.

La década de los cincuenta la encontrará plenamente reconocida y trabajando con la mayoría de los arquitectos renombrados de México. En 1950 diseñó los mobiliarios para los proyectos de tres de los arquitectos más importantes en ese momento, para la casa Prieto López de Luis Barragán, para la casa propia de Max Cetto diseñó una butaca y para el conjunto Presidente Alemán de Mario Pani el mobiliario básico que consistió en una mesa de comedor y la silla, muebles de la sala con tejido de algodón (Celotex), que posteriormente serían de tule y palma, un sofá-cama, sillas de inclinación graduable y armarios modulares. Seguirán colaboraciones con Juan Sordo Madaleno en el diseño interior y mobiliario del cine Paris (1954), con Enrique Yañez diseña la recepción del Centro médico Nacional (1951-1961), la recepción, biblioteca y residencias de internos del Hospital La Raza (1954) y los muebles de su propia casa en Jardines de Pedregal y nuevamente para Barragán diseñará los muebles de la casa Gálvez (1955).[2]

El triunfo de la Revolución cubana le llevará trabajar nuevamente en su país, Fidel Castro le encargó el mobiliario de las principales instituciones educativas de Cuba, como el de la ciudad Escolar Camilo Cienfuegos para 5000 alumnos (1960), la Escuela Nacional de Arte, la Escuela de Danza Moderna y la Escuela de Artes Plásticas de La Habana de los arquitectos Ricardo Porro, Vittorio Garatti y Roberto Gottardi (1961-1965) y el de la rectoría de la Universidad de La Habana (1962). Por su parte Ernesto Che Guevara le encargó (1962) el proyecto para la fundación de la primera escuela de diseño en Cuba, lo que le llevó a viajar por el mundo para conocer las escuelas de diseño de mayor prestigio. Fue nombrada la primera directora de la institución (actualmente Instituto Superior de Diseño Industrial –ISDI), cargo al que renunció en 1963.

En 1952 organizó en el Museo de Bellas Artes de la ciudad de México la exposición El arte en la vida diaria. Exposición de objetos de buen diseño hechos en México donde enseñó lo más destacado del diseño industrial y artesanal del país.

En sus trabajos la influencia de Xavier Guerrero tiene fundamentalmente dos vertientes, la materialidad de la cultura popular y la inspiración en el arte pre-cortesiano.

En 1969 se fundó la carrera de diseño industrial en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de México en la que su director y fundador Horacio Durán la invitó a impartir un seminario sobre diseño industrial que mantendrá hasta su muerte. En sus últimos años, cuando ya no podía ir a la universidad, los estudiantes iban a su casa a tomar clases

Clara Porset murió a los 86 años, donando sus bienes, archivo y biblioteca a la Facultad de Arquitectura de la UNAM. En 1992, 11 años después de su muerte, la carrera de diseño industrial creó el Premio Beca Nacional de Diseño Industrial Clara Porset.[3]

Referencias[editar]

  1. SALINAS FLORES, Oscar (2001). Clara Porset. Una vida inquieta, una obra singular. México: Facultad de pintura, Universidad Nacional Autónoma de México. 
  2. MALLET, Ana Elena; SALINAS FLORES, Oscar (2006). Clara Porset’s Design. Creating a Modern Mexico. México. Mexico: Museo Franz Mayer, Difusión Cultural Centro de Investigación de Diseño Industrial, UNAM y Turner. 
  3. Muxí, Zaida (11 de abril de 2015). «Clara Porset 1895-1981». Un día | una arquitecta. Consultado el 14 de octubre de 2016. 

Enlaces externos[editar]