Claire Lacombe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Claire Lacombe
Información personal
Nacimiento 4 de marzo de 1765 Ver y modificar los datos en Wikidata
Pamiers (Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento Siglo XIX Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Francesa
Lengua materna Francés Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Revolucionaria, actriz de teatro y política Ver y modificar los datos en Wikidata
Conocida por Rose
Conflictos Revolución francesa Ver y modificar los datos en Wikidata

Claire Lacombe, Pamiers, 4 de marzo de 1765 - ? ) era una actriz, activista revolucionaria y feminista francesa. Se ignora la fecha y las condiciones de su muerte, posterior a 1809. Se presentó en la Asamblea Nacional proponiendo la formación de batallones femeninos.

Biografía[editar]

Su padre Bertrand Lacombe era comerciante y su acta de bautizo menciona que es hija legítima, lo que significa que sus padres estaban casados, por tanto no nació en un ambiente de comediantes, al contrario de lo que afirma Lamartine[1]

Antes de la Revolución, era actriz, no sin éxito, en Marsella y Lyon. En 1792 llegó a París donde frecuentó el club de los Cordeliers.
El 25 de julio de 1792 pronuncia un breve discurso en la tribuna de la Asamblea Nacional: "Nací con el coraje de una mujer romana y el odio a los tiranos, sería feliz de contribuir a su destrucción. Perezca hasta el último déspota, intrigantes, vivos esclavos, de Nerones y de Calígulas, pueda yo aniquilaros a todos. Y vosotras, madres de familia, a quienes culparía de apartar a vuestros retoños para seguir mi ejemplo, mientras que cumplo con mi deber combatiendo a los enemigos de la patria, llenad el vuestro inculcando en vuestros hijos los sentimientos que todo francés debe tener al nacer, el amor a la libertad y el terror de los tiranos. No perdáis de vista que sin las virtudes de Veturia, Roma habría sido privada de su gran Coriolano."[2]

Obtiene una « corona cívica » por haber participado, durante la jornada del 10 de agosto de 1792, en el asalto del Palacio de las Tullerías con un batallón de Federados. Asalto en el cual recibió una herida de bala en el brazo y continuó participando en el asalto, motivo por el cual le dieron el apodo de "Heroína de Agosto Décima".
El invierno siguiente, está próxima al grupo de los Enragés (es un tiempo la compañera de Jean-Théophile Leclerc que se casará más tarde con Pauline Léon) y militó contra el paro o el acaparamiento de riquezas, preocupaciones sociales que la llevan a fundar con Pauline Léon la Sociedad de las Mujeres Republicanas Revolucionarias en mayo 1793, segundo club revolucionario de mujeres, aunque duró poco en su actividad.[3]

Se sabe que Claire Lacombe era guapa, según lo cuenta con condescendencia el montañero Choudieu, diputado de Maine y Loira : "Mlle. Lacombe no tiene otro mérito que un buen tipo físico. Representa en nuestras fiestas públicas la diosa de la libertad. Tenía como Mlle Théroigne, una gran influencia en los grupos. No tenía ninguna calidad brillante, pero sus maneras convenían a la masa del pueblo".
Sin embargo, era una buena oradora, ya que en según Michelet "...los Cordeleros más violentos se sumían en un humilde silencio cuando Rose Lacombe ocupaba la tribuna [y] se burlaba de todos ellos".[4]

El de 1793, las Republicanas Revolucionarias piden el derecho a llevar armas para combatir en la Vendée. Claire Lacombe juega un papel importante durante las jornadas del 31 de mayo y del 2 de junio de 1793, participando en los debates y haciendo un llamamiento a la insurrección. En agosto, reclama la petición de que todos los nobles del ejército sean destituidos y el 5 de septiembre, pide incluso la depuración del gobierno. Esta vez, los Jacobinos la acusan de delitos imaginarios, en efecto poco creíbles, pero extremadamente peligrosos en aquellos tiempos: haber dado asilo a aristócratas por ejemplo.

Arrestada el 16 de septiembre fue liberada esa misma tarde. El de 1793, se presenta en la tribuna de la Convención y rechaza los argumentos de sus adversarios, denunciando la opresión de la que son víctimas las mujeres, añadiendo: « Nuestros derechos son los del pueblo, y si a nosotras se nos oprime, sabremos oponer la resistencia a la opresión ».

El gobierno no la aprecia y pocos días más tarde, Claire Lacombe es implicada en una situación que causa su pérdida: mujeres de la Halle acusan a las Republicanas revolucionarias de haberlas forzado a utilizar el gorro frigio, reservado a los hombres. Victoriosas, las mujeres de la Halle habrían castigado con el látigo a Claire Lacombe a su paso. Este acontecimiento sirve de pretexto al gobierno revolucionario, que prohíbe todos los clubes femeninos, empezando por las Republicanas revolucionarias de Claire.

La caída de los Enragés y después la de los hebertistas sitúan a Claire Lacombe en peligro y tiene que esconderse. Fue arrestada el de 1794 con Pauline Léon y Jean-Théophile Leclerc. Fue liberada el 20 de agosto de 1795 por orden del Comité de Seguridad General[5]​, un año después del matrimonio Leclerc. Al principio fue internada en la prisión de Sainte Pélagie, siendo trasladada durante los dieciséis meses que estuvo presa a varias prisiones.[6]
Claire Lacombe abandona entonces París por Nantes, en la que permanece los siguientes tres años. Allí retoma su oficio de actriz, actuando como protagonista y cesando toda actividad política y revolucionaria, aunque mantiene correspondencia con sus viejos compañeros y compañeras de la capital. En junio de 1798, se encuentra en París actuando con una compañía de teatro, representando "Endeudada con su casera".[7]​ Se pierde su pista a partir de esta fecha, en la que debería tener 33 años.
En 1823, una publicación sobre biografías contemporáneas, informa que según rumores, aunque sin confirmar, ella habría prestado servicios a la policía parisina en el periodo del Directorio, además de indicar que la creen muerta desde hace unos años.[8]

Notas y referencias[editar]

  1. .Françoys Larue-Langlois, Claire Lacombe : citoyenne révolutionnaire, Paris, Punctum, coll. « Vies choisies », 2005, 164 p
  2. http://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k425192/f4.image
  3. Zetkin, Clara. La cuestión femenina y el reformismo. Anagrama, Barcelona 1976.pág.15
  4. Sazbón, José. Cuatro mujeres en la revolución francesa. Editorial Biblos, 2007 , pág. 74
  5. Léopold Lacour, Les origines du féminisme contemporain : Olympe de Gouges, Théroigne de Méricourt, Rose Lacombe, 1900, p.413-414.
  6. Léopold Lacour, Les origines du féminisme contemporain : Olympe de Gouges, Théroigne de Méricourt, Rose Lacombe, Paris, Plon, Nourrit et Cie, 1900, pág 329
  7. Dominique Godineau, « Claire Lacombe », dans Christine Bard et Sylvie Chaperon (dir.), Dictionnaire des féministes : France, XVIIIe-XXIe siècle, Paris, Presses universitaires de France, 2017, XLIII-1700 p. (ISBN 978-2-13-078720-4), p. 834-836
  8. Antoine Vincent Arnault, Étienne-François Bazot, Antoine Jay, Étienne de Jouy, Jacques Marquet de Montbreton Norvins, Biographie nouvelle des contemporains ou Dictionnaire historique et raisonné de tous les hommes qui, depuis la Révolution française, ont acquis de la célébrité par leurs actions, leurs écrits, leurs erreurs ou leurs crimes, soit en France, soit dans les pays étrangers, t. 10, Paris, Librairie historique d'Émile Babeuf, 1823, p. 239 ) (Léopold Lacour, Les origines du féminisme contemporain : Olympe de Gouges, Théroigne de Méricourt, Rose Lacombe, Paris, Plon, Nourrit et Cie, 1900, pág. 414

Bibliografía[editar]

  • Sazbón, José (2007). Cuatro mujeres en la revolución francesa. Buenos Aires: Editorial Biblos. ISBN 9789507866098. 
  • Léopold Lacour, Les origines du féminisme contemporain. Trois femmes de la Révolution : Olympe de Gouges, Théroigne de Méricourt, Rose Lacombe, Plon, Nourrit et Cie, 1900, 432 p.
  • Françoys Larue-Langlois, Claire Lacombe : citoyenne révolutionnaire, Paris, Punctum, coll. « Vies choisies », 2005, 164 p. (ISBN 2-35116-002-9).

Evocaciones en la literatura[editar]

  • Michèle Fabien, Claire Lacombe, Ediciones Actos Sur Papeles, 1989.
  • Wu Ming, "El ejército de los sonámbulos", Anagrama, 2017.

Véase también[editar]