Cláusula abusiva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una cláusula abusiva o cláusula leonina, es toda cláusula contractual no negociada individualmente, cuya incorporación viene impuesta por una sola de las partes. Este tipo de cláusula o condición va en contra del principio de buena fe, causa un grave desequilibrio en los derechos y obligaciones de las partes en perjuicio del trabajador, consumidor o una de las partes contractuales. La ley considera las cláusulas abusivas nulas de pleno derecho lo que no implica la nulidad del contrato aunque puede verse alterado sustancialmente.[1]​ ​[2]​ ​[3]​ ​

Origen de la expresión cláusula leonina[editar]

La expresión cláusula leonina toma su origen de una fábula de Esopo: una vaca, una cabra y una oveja habían hecho compañía con un león, y cazaron un ciervo. Partiéndolo en cuatro partes, y queriendo cada uno tomar la suya, dijo el león: la primera parte es mía, pues me toca como león; la segunda me pertenece porque soy más fuerte que ustedes; la tercera me la tomo porque trabajé más que todos; y quien tocare la cuarta, me tendrá por su enemigo; de modo que tomó todo el ciervo para sí. En esta fábula se halla el origen de la expresión "cláusula leonina".

Cláusulas abusivas[editar]

Las cláusulas leoninas o abusivas pueden afectar a cualquier condición, parte o cláusula de un contrato, ya sea contrato de trabajo, contrato empresarial, contrato de hipoteca, contrato de crédito.[3]​ ​

Las claúsulas abusivas en la contratación de préstamos hipotecarios[editar]

En la contratación de préstamos hipotecarios pueden aparecer los siguientes tipos de cláusulas o condiciones abusivas:[1]​ ​[4]​ ​

Se refieren a los gastos de la formalización del préstamo con garantía hipotecaria (distintos a los gastos de la compraventa) que deben ser soportados por el banco o entidad financiera:[5]​ ​[6]​ ​
  • honorarios notariales (escritura de hipoteca)
  • honorarios de registro (de la hipoteca)
  • tasación (requerida por el banco para valorar el riesgo del préstamo)
  • gestoría (cuando es exigida o impuesta por el banco)
  • impuestos derivados de la formalización de la hipoteca (impuesto de actos jurídicos documentados o cualquier otro)

Cláusulas abusivas en México[editar]

En 2015 la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financiero (Confusef) detectó 185 cláusulas abusivas en contratos de instituciones financieras. El producto con mayor número de cláusulas abusivas es el crédito hipotecario con 25, le sigue el crédito de nómina con 24 y el depósito a la vista con 22. La Condusef pidió a los usuarios revisar sus contratos en el nuevo 'micrositio' de la entidad de Clausulas Abusivas y reportarlo para iniciar procesos no sólo de sanción sino de eliminación de la cláusula.[3]​ ​

Cláusulas abusivas en España[editar]

En España, el art. 80 del Texto refundido de la Ley general para la defensa de consumidores y usuarios, exige que los contratos con consumidores y usuarios cuando incorporen cláusulas no negociables individualmente, reúnan determinados requisitos:

  1. La redacción de dichas cláusulas debe ser concreta, clara y sencilla. Impide el reenvío a otros textos o documentos que no se faciliten en ese momento, así como las cláusulas ambiguas.
  2. Cognoscibilidad: debe ser accesible y legible de manera que el consumidor sepa antes de celebrar el contrato de la existencia y contenido de la cláusula.

La ley establece un elenco de cláusulas abusivas, algunas de las cuales se integran en alguna de las siguientes categorías:

  • Cláusulas que vinculan el contrato a la voluntad del empresario
  • Cláusulas que limitan el derecho de los consumidores y usuarios
  • Cláusulas que determinen falta de reciprocidad en el contrato
  • Cláusulas que imponen al usuario garantías desproporcionadas o impongan sobre el usuario la carga de la prueba
  • Cláusulas que resulten desproporcionadas respecto de la perfección y ejecución del contrato
  • Cláusulas que contravengan las reglas sobre competencia y derecho aplicable

Regula cada una de estas categorías estableciendo su régimen jurídico y los efectos o eficacia de cada una de ellas, así como las condiciones generales de contratación, el derecho de desistimiento y otras operaciones como el pago por tarjeta de crédito.

Bibliografía[editar]

  • Adela Serra Rodríguez, La imposición al consumidor de los gastos de constitución y cancelación de hipoteca en la ompraventa de viviendas, en 'Cláusulas abusivas en la contratación inmobiliaria' (coords. Ana Cañizares Laso y Silvia Algaba Ros), 2006, ISBN 84-309-4358-7, págs. 202-232.
  • Virgnia Múrtula Lafuente, La protección frente a las cláusulas abusivas en préstamos y créditos, Editorial Reus, Madrid, 2012,

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Cañizares Laso, Ana; Algaba Ros, Silvia (2006). Cláusulas abusivas en la contratación inmobiliaria. Tecnos. ISBN 8430943587. Consultado el 28 de enero de 2017. 
  2. Las 7 cláusulas abusivas más frecuentes en una hipoteca: efectos y consecuencias
  3. a b c Leyva, Jeanette (18 de junio de 2015). «Condusef detecta 185 cláusulas abusivas en contratos de instituciones financieras». elfinanciero.com.mx. Consultado el 27 de febrero de 2017. 
  4. a b c d e Usos y abusos de las hipotecas: más de 15 cláusulas cuestionadas por sentencias judiciales, 10 de enero de 2017, El Huffington Post
  5. Asociados, Arriaga (15 de diciembre de 2016). «Cómo reclamar los gastos hipotecarios: estas son las condiciones abusivas». El Confidencial. Consultado el 18 de enero de 2016. 
  6. Sereno, Eva (2 de enero de 2017). «Primera sentencia en Zaragoza que obliga al banco a pagar los gastos de formalizar la hipoteca». eleconomista.es. Consultado el 18 de enero de 2017. 
  7. Cláusulas suelo: cómo saber si tienes una, cómo reclamar y qué banco pagará más dinero, eldiario.es, 21/12/2016
  8. El Supremo desprotegió a los clientes con las cláusulas suelo, Manuel Ruíz de Lara, CTXT, 21/12/2016
  9. «Los bancos tendrán que devolver más de 4.000 millones, según el Banco de España, por las cláusulas suelo». Público (España). 21 de diciembre de 2016. Consultado el 22 de diciembre de 2016. 
  10. El Tribunal de la UE falla a favor de los consumidores y ordena toda la retroactividad de las cláusulas suelo, Público, 21/12/2016
  11. Denuncias colectivas.com
  12. Jurado, Francisco. «La estafa financiera más grande de la historia de Europa». eldiario.es. Consultado el 27 de marzo de 2014. 
  13. eldiario.es (4 de diciembre de 2013). «Bruselas multa con 1.710 millones a seis bancos por manipular el Euríbor y el Líbor La sanción, la más elevada impuesta nunca por la Comisión Europea, ha recaido sobre Deutsche Bank, Société Générale, Royal Bank of Scotland (RBS), JPMorgan, Citigroup y el bróker RP Martin». Consultado el 27 de abril de 2014. 
  14. El País (5 de noviembre de 2013). «Bruselas multará a seis grandes bancos europeos por manipular el euríbor». Consultado el 27 de marzo de 2014. 
  15. OpEuribor.es (5 de diciembre de 2013). «¿Qué es y qué supone la multa de la Comisión Europea a los bancos?». Consultado el 27 de abril de 2014. 
  16. Ribagorda, Carlos (19 de enero de 2017). «Los jueces estrechan el cerco a la banca por los abusos ante la pasividad de los gobiernos». Bez.es. Consultado el 19 de enero de 2017. 
  17. «La justicia europea falla contra las cláusulas de vencimiento anticipado de las hipotecas». La Vanguardia. 26 de enero de 2017. Consultado el 28 de enero de 2017.