Cinetosis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cinetosis
Especialidad medicina de emergencia
Sinónimos
  • Mal de movimiento
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La cinetosis o mareo del viajero es un trastorno que sufren algunas personas durante los viajes. Puede manifestarse en automóviles, aeronaves, trenes o navíos, y más raramente durante el uso de simuladores virtuales, como videojuegos o simuladores de vuelo. Sus síntomas más comunes son náuseas, vómitos, sudor frío, dolor de cabeza, somnolencia, bostezos, pérdida de apetito y aumento de la salivación.

Los astronautas pueden sufrir el síndrome de adaptación espacial.

Causas[editar]

Su causa primaria es la estimulación excesiva del aparato vestibular por movimientos de baja frecuencia.

La teoría aceptada, llamada «teoría del conflicto sensorial y desajuste neuronal» describe la discrepancia entre los patrones visuales y somatosensoriales experimentados durante el viaje y los memorizados como "normales" por el individuo como la causa del trastorno.[1]

La susceptibilidad individual es muy variable, pero virtualmente cualquier persona cuyo aparato vestibular es funcional puede sufrirlo si el estímulo es suficientemente intenso o duradero.[2]

Los estímulos visuales como un horizonte en movimiento, junto a otros factores, en muchas circunstancias asociados al vehículo de transporte como mala ventilación, humos, monóxido de carbono o vapor, y los factores emocionales como el miedo o la ansiedad, actúan junto con el movimiento para precipitar un ataque.

Tratamientos[editar]

Mantener la cabeza quieta y acostarse boca arriba pueden ayudar a controlar la cinetosis. Si es posible, se debe fijar la vista en el horizonte. Hay que evitar leer o consultar mapas.[3]

Se pueden usar técnicas de habituación, pero su efectividad se manifiesta a medio plazo y debe mantenerse mediante práctica continuada.[4]

Hay varios medicamentos que ayudan a evitar la cinetosis: antimuscarínicos, como la escopolamina, antihistamínicos, como el dimenhidrinato y simpaticomiméticos, por ejemplo, la dextroanfetamina.[3]​ La escopolamina es el más eficaz, especialmente si se usa de manera preventiva.[5]​ Deben tenerse en cuenta los posibles efectos adversos. Durante el embarazo solo son recomendables la meclizina y el dimenhidrinato.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Zhang, Li‐Li; Wang, Jun‐Qin; Qi, Rui‐Rui; Pan, Lei‐Lei; Li, Min; Cai, Yi‐Ling (9 de octubre de 2015). «Motion Sickness: Current Knowledge and Recent Advance». CNS Neuroscience & Therapeutics 22 (1): 15-24. ISSN 1755-5930. PMC 6492910. PMID 26452639. doi:10.1111/cns.12468. Consultado el 28 de diciembre de 2020. 
  2. Golding, John F. (2006-10). «Motion sickness susceptibility». Autonomic Neuroscience 129 (1-2): 67-76. ISSN 1566-0702. doi:10.1016/j.autneu.2006.07.019. Consultado el 28 de diciembre de 2020. 
  3. a b Golding, J. F. (1 de enero de 2016). Furman, Joseph M., ed. Cinetosis. Handbook of Clinical Neurology. Neuro-Otology (en inglés) 137. Elsevier. pp. 371-390. doi:10.1016/b978-0-444-63437-5.00027-3. Consultado el 28 de diciembre de 2020. 
  4. a b Takov, Veronica; Tadi, Prasanna (2020). StatPearls. StatPearls Publishing. Consultado el 28 de diciembre de 2020. 
  5. Spinks, Anneliese; Wasiak, Jason (15 de junio de 2011). «Scopolamine (hyoscine) for preventing and treating motion sickness». Cochrane Database of Systematic Reviews. ISSN 1465-1858. PMC 7138049. PMID 21678338. doi:10.1002/14651858.cd002851.pub4. Consultado el 28 de diciembre de 2020. 

Enlaces externos[editar]