Cinema libertad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cinema Libertad es un cortometraje de 2009 dirigido por el salvadoreño Arturo Menéndez. La historia es un homenaje a los cines antiguos, que toma como referencia el extinto Cine Libertad, el cual se encuentra en completo abandono en el Centro histórico de la Ciudad de San Salvador, capital de El Salvador, en América Central. Que muestra el sufrimiento de los niños de la calle.

Personajes[editar]

Sinopsis[editar]

Nacho y Ela, un niño y una niña le devuelven la vida al viejo "Cine Libertad". Un cine que por años ha estado en el abandono y ahora es habitadoa por todo tipo de personajes necesitando un hogar.

A través de un rayo de luz de sol, que entra en la antigua sala de cine, y un poco de imaginación, los niños aprenden a contar historias con sobras, haciendo olvidar y olvidándose ellos mismos de su dura realidad.

En el ignorado Centro histórico de San Salvador, nació la amistad entre dos niños. En medio de las ruinas del abandonado y viejo cine Libertad, refugio de los desperdicios de esta sociedad, ellos hicieron realidad su sueño. Arturo Menéndez nos vende esa magia de soñar con una película, de soñar con una historia de amor puro que bien pudo ser la nuestra.

Producción[editar]

Tres casas productoras, Meridiano 89 de Figueroa y Santiago Gutiérrez; Freelance Studios de Xaviere Rosales y Francisco Moreno; y Unos Cuantos Perros, de Arturo Menéndez, unieron sus recursos para hacer realidad un guion escrito por este último.

Esas 10 páginas que llegaron al buzón de los productores el 13 de abril de este año eran mucho más que un sueño. Tenían el mérito de haber sido seleccionadas entre las 15 mejores propuestas presentadas al Berlin Today Award, para la edición 59 del Festival Internacional de Cine de Berlín.

Los miembros del jurado que evaluaron el proyecto de Menéndez fueron los primeros en indicar el enfoque mágico de Cinema Libertad: una vieja sala de cine renace gracias a la imaginación y a la ingenuidad de dos niños.

La "Libertad" del título, por lo tanto, no es sólo una alusión al antiguo teatro en el Centro Histórico de San Salvador, es también la lección más evidente de esta parábola sobre cómo y porqué nace el cine: en las manos de dos niños, es un acto mágico que les permite trascender el desastre urbano que los rodea y los prejuicios que los separan.

Ese acto sencillo pero maravilloso que le permite a un grupo de indigentes ver la sala de cine con nuevos ojos, es también la huella más impactante que deja la película. "A través de este corto ves a la ciudad con otros ojos", detalla la actriz Regina Cañas.

Para Moreno, director de fotografía, esto era clave. "Se trata de mirar más allá de las ventas de la calle, hacia arriba, con los ojos en el cielo, para redescubrir la belleza de la arquitectura que está allí, esperando nuestra mirada".

El cineasta salvadoreño Jorge Dalton ha dicho en varias ocasiones que no se puede hablar de un cine salvadoreño, porque no hay autores creando obras de forma permanente. Es decir, no hay ni un movimiento ni una industria de cine en el país.

"Al final del día no es una discusión sobre quién tiene más talento o mejor equipo. Esto es lo que hemos provocado: en El Salvador sí se puede hacer cine", dice Menéndez, director de Cinema Libertad.[1]

Créditos[editar]

Este sueño fue realizado gracias a la colaboración económica de:

Enlaces externos[editar]