Cine boliviano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La historia del cine boliviano se inicia a finales del siglo XIX, cuando se realizan las primeras proyecciones cinematográficas en la ciudad de La Paz. Las primeras filmaciones cinematográficas en Bolivia se realizan a partir de la segunda década del siglo XX.

Historia[editar]

Primeros años[editar]

En 1897 se realizan las primeras proyecciones cinematográficas en el Teatro Municipal de la ciudad de La Paz, que se convirtió en la principal sala en la que se estrenaron varias películas de la etapa del cine mudo.

Las primeras filmaciones en Bolivia se realizan el año de 1904. La primera película fue "Vuelve Sebastiana".

En 1905 llega a Bolivia el biógrafo[nota 1] París, del empresario Enrique Casajuana, a partir de los primeros meses de 1906, comenzaron a llegar paulatinamente a la ciudad de La Paz biógrafos a través de compañías de variedades de diferente procedencias que incluían además de las vistas cinematográficas cantantes, ilusionistas y todo tipo de actos.

Las primeras vistas cinematográficas se prestaron en el Teatro Municipal de la ciudad de La Paz, posteriormente surgieron los 'biógrafos' propiamente dichos que recorrían las ciudades presentando sus nuevas vistas cinematográficas. En junio de 1906 el biógrafo Iris recorría desde Antofagasta hasta La Paz, mostrando imágenes de la guerra ruso-japonesa, de Don Quijote de la Mancha y de presidentes y otros personajes ilustres de Bolivia.

En 1907, el biógrafo Olimpo filma y exhibe el documental La instalación del Congreso Nacional.

Los precursores[editar]

El año de 1912 comienzan a trabajar Luis Castillo y J. Goytisolo, quienes se disputan aún el reconocimiento como el primer cineasta boliviano. Castillo fue el precursor del cine en Bolivia, sus primeras películas consistían en Vistas locales, es decir, registros cortos del acontecer diario como desfiles, misas, procesiones y otros.

A partir de 1913 y hasta finales de la década de 1910 el espectáculo del biógrafo se establece entre las costumbres urbanas de la época. En 1915, funcionaban en La Paz cuatro salas estables: El viejo biógrafo París, el Teatro Municipal, el Cine Teatro y el Cine Edén, funcionaba también desde fines de la primera década del siglo XX el Teatro Princesa de propiedad de la empresa teatral y cinematográfica Gabriel Camarasa en la calle Comercio de La Paz, donde se exhibían espectáculos teatrales de variedades y cinematográficos.

En 1916 la expedición alemana a cargo del Prof. Müller registró cinematográficamente su visita a Tiahuanacu, siendo éste uno de los pocos documentales de la época que han sobrevivido.

En 1920 un camarógrafo suizo recorrió el país realizando diversas tomas que agruparía después bajo el título de Bolivia, la Suiza de América.

En 1921, la compañía productora norteamericana Paramount exhibe en Bolivia el filme La Paz Bolivia, en la que de acuerdo a la prensa de la época, «nuestra ciudad se presenta como la urbe de los montes». Para entonces Bolivia ya había sido incorporada al circuito mundial de exhibición de películas, acaparado principalmente por la industria fílmica de Estados Unidos, que había desplazado a la industria europea durante la Primera Guerra Mundial. Hollywood recién surgía, pero los canales de distribución comenzaban a estar bajo el control de las productoras norteamericanas, siendo que ya desde aquella época Bolivia y otros países de América Latina dependían de la producción cinematográfica norteamericana.

Primeros largometrajes bolivianos[editar]

El fusilamiento de Alfredo Jáuregui.

En 1923 llega a Bolivia el cineasta italiano Pedro Sambarino, que había trabajado ya varios años en Argentina. El italiano crea la empresa S.A. Cinematográfica Boliviana, que luego se convertiría en Bolivia Films. Una de las primeras producciones realizadas en Bolivia por Pedro Sambarino es Actualidad de La Paz. En 1924, el italiano filma Por mi Patria, documental que buscaba reflejar una visión global del país y sus costumbres, realizada con vistas a los festejos del Centenario de la República.

El 14 de julio de 1925 se estrena Corazón Aymará, el cual es considerado el primer largometraje boliviano. Realizado por Pedro Sambarino, es una adaptación de la obra teatral La huerta de Ángel Salas. Aparentemente ese mismo año (1925) José María Velasco Maidana, produce otro largometraje titulado La profecía del lago, el filme no llegó a presentarse ante el público debido a la censura, al tratarse sobre los amoríos de un 'pongo' con la esposa del dueño de la hacienda, que trangredia las estructuras de la época en las que predominaban prejuicios raciales y sociales, por lo que incluso se llegó a intentar secuestrar la película para incinerarla.

El 9 de septiembre de 1926 se estrena otro largometraje boliviano: La gloria de la raza, obra del arqueólogo Arturo Posnansky, que constaba de cuatro actos a lo largo de los cuales un científico, interpretado por el propio Posnansky, realiza un recorrido por varias culturas procolombinas desde los Urus a Tiahuanacu, guiado por un anciano nativo. En la filmación colaboró el realizador boliviano Luis del Castillo. De ésta película solamente queda un pequeño folleto editado para el estreno, en el que se describe detalladamente el argumento y se incluyen algunas fotografías del rodaje.

En 1927 se realizaron dos películas que registran el fusilamiento de Alfredo Jáuregui, hijo menor de una familia acusada del asesinato del ex presidente José Manuel Pando, y cuyo caso judicial tubo gran repercusión en la sociedad. Una de éstas películas titulaba El fusilamiento de Jáuregui y fue realizada por Del Castillo. La otra, rodada por Posnansky, se llamaba La sombría tragedia del Kenko. La exhibición de ambas obras se intentó prohibir, llegándo incluso a detenerse a Del Castillo, exigiéndo que las películas sean entregadas para ser archivadas en la Corte Suprema junta a los obrados del proceso. finalmente ambas pudieron ser estrenadas. El fusilamiento de Jáuregui era un cortometraje que se limitaba a mostrar escenas de la ejecución. En cambio Arthur Posnansky, realizó un mediometraje reconstuyendo los hechos desde el asesinato del expresidente, pasando por el juicio y concluyendo en la ejecución. A finales de 2012 se encontró una copia de El fusilamiento de Jáuregui con el nombre de El Bolillo Fatal o el Emblema de la Muerte, título distinto al de su exhibición inicial que sin embargo contiene además del nombre de Castillo como autor de la misma, todos los acontecimientos descriptos como pertenecientes a “El Fusilamiento de Jáuregui”; siendo la única copia conocida del documental censurado en 1927.[1]

Escena del largometraje Wara Wara (1930)

Entre 1928 y 1929 se producen algunos documentales referidos a los viajes del presidente Hernando Siles por la República. Llegán también en estos años cineastas extranjeros, como el equipo alemán del noticiero Deulig woche, y el cineasta inglés Bee Mason, autor de un largo documental llamado De los llanos a los Andes. Se crea además la productora Urania Films de José María Velasco Maidana, autor en 1928 de los cortometrajes Amanecer indio y Pedrín y Pituca. En la segunda mitad de 1929, Velasco Maidana realiza Wara Wara, obra cinematográfica fundamental del cine mudo boliviano por sus pretensiones y la magnitud del proyecto, basada en un argumento del escritor Antonio Díaz Villamil, el filme narra una historia ambientada en tiempos de la conquista española. El título original de la película debió ser El ocaso de la tierra del sol, sin embargo debido problemas con la protagonista no se pudo continuar el proyecto inicial y algunas escenas filmadas para ese primer argumento se incorporaron después a Wara Wara, en la que partciparon varios intelectuales bolivianos de la época, entre los que se puede nombrar al pintor Arturo Borda, la escultora Marina Nuñez del Prado y el poeta Guillermo Viscarra Fabre. El personaje estelar fue interpretado por Juanita Tallansier participando también el intérprete Emmo Reyes.

Wara Wara se estrena a inicios de 1930 logrando el éxito en el público. A mediados de ese año, Velasco Maidana presenta Actualidades Urania n.º 1.

El fin del cine silente y la Guerra del Chaco[editar]

En junio de 1930, se realiza la primera proyección sonora en el Teatro Municipal de la ciudad de La Paz, marcando el inicio del nuevo rumbo cinematográfico y el fin del cine silente.

Entre 1932 y 1933 Mario Camacho, cochabambíno que había participado en un rol secundario en Wara Wara y al mismo tiempo diferentes tareas técnicas, se une a José Jiménez y Raúl Durán Crespo e inician el rodaje de un nuevo largometraje de ficción, El hijo de Choqueyapu poco antes del inicio de la Guerra del Chaco, conflicto bélico entre Bolivia y Paraguay. Luego, este proyecto daría lugar al filme Hacia la gloria, drama bélico con las actuaciones de Matilde Garvía, Donato Olmos, Manuel Sagárnaga, Enrique Mendoza, Valentina Arze y Arturo Borda, quien además dirigió algunas escenas. Los realizadores de la película montaron un sistema de fonógrafos detrás de la pantalla para el acompañamiento sonoro de la película convirtiendo Hacia la gloria la primera película sonora boliviana.

Entre 1933 y 1936 la confrontación entre Paraguay y Bolivia se convirtió en el tema central de los realizadores cinematográficos en Bolvia. intentando realizarce varios proyectos como Alerta de Mario Camacho, que no llegaron a concretarse.

En ese periodo, el fotógrafo Luis Bazoberry, se incorporó al ejército como aerofotogrametrista, por lo que pudo fotografiar el conflicto bélico, además de registrar varias tomas con una pequeña cámara que Bazoberry llevó consigo. El clima del Chaco dejó inservible buena parte del material fílmico de Bazoberry, pero con lo que pudo conservar, concluida la guerra, Bazoberry montó en España la película La Guerra del Chaco o Infierno verde, tomas de fotografías fijas y una banda sonora a sus filmaciones. El filme no tuvo mucho éxito pero representa un testimonio de la guerra, en el que se registran incluso la firma del armisticio y la confraternización entre tropas de ambos bandos.

Juan Peñaranda Minchín colaborado por Mario Camacho y José María Velasco Maidana realizó La Campaña del Chaco, largometraje con textos de Casto Rojas se estrenó el 1 de julio de 1933 con mucho éxito.

Entre las producciones extrajeras sobre el conflicto, se puede mencionar Alas sobre el Chaco de la compañía estadounidense Paramount y Guerra en el Infierno Verde de la empresa alemana UFA.

A mediados de 1933 se presenta Historia de la decadencia aymará, largometraje que consistía en la reposición de algunas de varias películas rodadas la década anterior anterior. La nueva tecnología del sonoro imposibilitó las producciones nacionales, condenando la precariedad del cine boliviano a la dependencia de películas extranjeras por más de una década.

El primer largometraje sonoro y el cine en color[editar]

En 1947 el norteamericano Kenneth Wasson funda la productora 'Bolivia Films' de donde surge Jorge Ruiz, uno de los prinicipales documentalistas del cine boliviano.

En 1948, la empresa Emelco rueda el Al pie del Illimani en conmemoriación al IV Centenario de fundación de La Paz, largometraje documental que consiste en la sucesión de varios cortos dedicadoa a aquella celebración y se considera como el primer largometraje sonoro boliviano.

Ese mismo año, Ruiz conoce a Augusto Roca, brillante operador técnico con quien formará una pareja inseparable y fundamental para esta nueva época de nuestro cine.

En 1949, con la colaboración de Ruiz y Augusto Roca, Alberto Perrín Pando dirige una de las primeras películas bolivianas a color: Donde nació un imperio, cortometraje filmado en el lago Titicaca, acerca de los orígenes del Imperio incaico.

El Instituto Cinematográfico Boliviano[editar]

Aproximadamente a un año de la revolución nacionalista del 9 de abril de 1952, en marzo de 1953 el gobierno crea el Instituto Cinematográfico Boliviano - I.C.B. a cargo de Waldo Cerruto, el I.C.B. con el objetivo de promover la cinematografía en Bolivia, que sería disuleto en 1968, cediendo todo su patrimonio al Canal 7 - Empresa Nacional de Televisión.

El I.C.B. a través de cientos de documentales y noticieros realizó el registro histórico de la revolución nacional y se convirtió el escenario donde se desenvolverían quienes luego serían los principales realizadores del cine boliviano.

Filmación de "Vuelve Sebastaiana"(1953)

En 1953 Jorge Ruiz rodó Vuelve Sebastiana, cortometraje premiado en el Festival de SODRE en Montevideo, Uruguay, convirtiéndose en el primer film boliviano en obtener un galardón internacional.

Al año siguiente, Jorge Ruiz comienza a rodar el primer largometraje sonoro en color: Detrás de los Andes, proyecto en que también participó Gonzalo Sánchez de Lozada, fundador de la productora Telecine, protagonizado por Hugo Roncal que luego se convertirá en documentalista, y el escritor Raúl Salmón, quien un año antes había publicado la primera reseña de la historia del cine boliviano en un artículo del periódico la Nación. El proyecto de Ruiz no se llegó a concluir. Pero Telecine produjo después documentales como Juanita sabe leer y Un poquito de diversificación económica, dirigidos por Ruiz.

En 1954, Jorge Ruiz lleva al cine en Ecuador el cuento del escritor Óscar Soria Gamarra Los que nunca fueron. Soria se convertíría luego en uno de los principales guionista del cine boliviano contemporáneo.

En 1956 Ruiz realiza el cortometraje Voces de la tierra y dos años después filma su primer largometraje, La vertiente.

Sanjinés, Ruiz y Eguino[editar]

Rodaje de "Mina Alaska" de Jorge Ruiz

En 1959, luego de concluir sus estudios en Chile, retorna a Bolivia Jorge Sanjinés Aramayo y crea junto a Óscar Soria Gamarra y Ricardo Rada el grupo Kollasuyo. Jorge Sanjinés se constituiría luego en uno de los referentes del Cine Boliviano y Latinoamericano.

En 1961, Sanjinés realiza como propaganda para la Lotería Sueños y realidades, su primer cortometraje en Bolivia.

Al año siguiente, Jorge Ruiz realiza el mediometraje Las montañas no cambian, en el que presenta los cambios en los diez años desde la revolución de 1952. Ese mismo año Hugo Roncal filma El mundo que soñamos, una de sus obras más importantes y Sanjinés rueda Un día Paulino, ambos cortometrajes con cierto tinte propagandístico al gobierno.

En 1963 Sanjinés y Soria presentan Revolución, cortometraje de aproximadamente diez minutos que a través de imágenes montadas resumen la historia de Bolivia, su tribulaciones, el valor popular y las permanentes represiones. Revolución fue galardonado en el Festival de Leipzig, obteniendo así Sanjinés el primero de varios reconocimientos internacionales por su trabajo.

En 1965 Sanjinés aborda el tema minero en Aysa, con el guion de Soria. Al año siguiente, el Instituto Cinematográfico Boliviano produce Ukamau, el primer largometraje de Sanjinés y la primera película en aymará, en la que participa Hugo Roncal como fotógrafó y los actores Benedicto Huanca, Marcelino Yanahuaya y Néstor Peredo entre otros. Años después Sanjinés, Soria y Rada, forman el Grupo Ukamau, tomando el nombre de éste filme.

En 1968, el mismo año que se disuleve el Instituto Cinematográfico Boliviano, regresa a Bolivia Antonio Eguino, después de concluir sus estudios en Estados Unidos Equino se convertirá luego en otro de los documentalistas referentes del cine boliviano.

También en 1968, Jorge Ruiz utiliza parte del material filmado en 1954 para Detrás de los Andes y presenta el largometraje Mina Alaska, cuya historia transcurre en tiempo real.

El Grupo Ukamau y Antonio Eguino[editar]

En 1969 el Grupo Ukamau, conformado por Sanjinés, Soria y Rada, al cual se incorpora Antonio Eguino como fotógrafo, filma Yawar Mallku, la primera película en quechua, que denunciaba la esterilización de campesinas por el Cuerpo de Paz, estuvo a punto de ser prohibida por autoridades municipales impidiéndolo la opinión pública. Yawar Mallku influyó para la expulsión del Cuerpo de Paz poco tiempo después.

También en 1969, llega a Bolivia Luis Espinal, que como crítico, autor de textos y profesor sería el principal impulsor del la cinematografía en Bolvia hasta su asesinato en 1980.

Se realizan también ese año dos películas de cine comercial, Volver de Germán Becker, Alberto Pacciello y Jorge Ruiz coproducción con Argentina y Chile, y Crimen sin olvido de Jorge Mistral.

En 1970, Sanjinés y el Grupo Ukamau inician el rodaje de Los caminos de la muerte, proyecto que no se conluye debido a un accidente en laboratorios alemanes donde había sido enviado el material.

Antonio Eguino, se separa del Grupo Ukamau, crea la Productora Cinematográfica Ukamau y realiza el el cortometraje documental Basta sobre nacionalización de la Gulf Oil Company. Ósar Soria se aleja también del Grupo Ukamau y continua con Antonio Eguino en la Productora.[2] En 1971, el Grupo Ukamau y Sanjinés comienzan a rodar de El coraje del pueblo, la primera película en color de Sanjinés, relata los hechos de la Masacre de San Juan ocurrida en 1967 a través del testimonio de los sobrevivientes, iniciando con un recuento histórico de acontecimientos similares ocurridos anteriormente. El coraje del pueblo obtuvo varios premios internacionales.

En 1972, se estrena Patria linda dirigida por Alfredo Estivariz y José Fellman, con la fotográfía de Hugo Roncal, largometraje en el que se presentan diferentes interpretaciones de conjuntos de música folkórica.

A raíz del golpe militar de 1973 la producción cinematográfica sufre un receso temporal. Sanjinés deja el país y el Grupo Ukamau se divide. En el Perú, Sanjinés filma El enemigo principal.

En 1974, Antonio Eguino realiza su primer largometraje Pueblo chico y se lleva adelante el primer Festival "Llama de Plata" con el auspicio del Centro de Orientación Cinematográfica y el Cine 16 de Julio, con el objetivo de incentivar la difuisión del cine extranjero de calidad, premiando cada año la mejor película del año anterior.

En 1976 por iniciativa de Mario Mercado, Amalia de Gallardo y el padre Renzo Cotta se crea la Cinemateca Boliviana, entidad destinada a recuperar la memoria cinematográfica de Bolivia, bajo la dirección de Pedro Susz K. y Carlos Mesa. Se crea también el Premio "Cóndor de Plata" para incentivar la realización de cortometrajes bolivianos.

Ese mismo año, los hermanos José y Hugo Cuellar Urizar, bolivianos residentes en el Brasil, realizan la versión cinematográfica de La chaskañawi, novela de Carlos Medinaceli. En Francia, Alfonso Gumucio Dagrón, realiza Señores coroneles, señores generales, montaje documental acerca del golpe militar ocurrido en Bolivia en 1971 producido por el Institute de Hautes Etudes Cinematograpiques de París.

En 1977, Sanjinés, nuevamente en el Ecuador realiza Fuera de aquí. Antonio Eguino filma y estrena Chuquiago, su segundo largometraje, cuyo protagonista es la ciudad de La Paz, a través de cuatro historias que refelenjan las diferencias sociales de sus habitantes. Chuquiago tiene éxito entre el público, llegando a ser la película de mayor recaudación ese año y una de las de mayor acceso de público en la historia del cine boliviano.

También en 1977, Jorge Guerra Villalba realiza El embrujo de mi tierra, película en la muestra las diferentes regiones geográficas y costumbres de Bolivia a través de una historia romántica.

En 1978, Miguel Ángel Illanes realiza el largometraje documental Los VIII Juegos Deportivos Bolivarianos sobre el evento deportivo llevado a cabo ese año en Bolivia. También en 1978, el gobierno aprueba el Decreto Ley Nro. 15604, Ley General del Cine, creando el Consejo Nacional Autónomo del Cine y se estableciendo incentivos al cine nacional.

En 1979, Jorge Ruiz, quien había seguido realizando varios documentales en Bolivia y en otros países, con motivo de los cien años de enclaustramiento marítimo de Bolivia, a causa de la pérdida del Litorial en la Guerra del Pacífico filma El clamor del silencio. Hugo Roncal dirige otro cortometraje Los ayoreos, acerca de la vida y costumbres de ese grupo étnico.

La década de 1980[editar]

A principios de la década de 1980, el cineasta italiano radicado en Bolivia Paolo Agazzi dirige el documental Hilario Condori campesino acerca de la migración campesina hacia las ciudades. También en 1980, la esposa de Antonio Eguino debuta dirigiendo un cortometraje acerca de la situación de las mujeres en Bolivia: Warmi''.

En 1981, Hugo Boero Rojo, escritor, novelista, periodista e investigador presenta El lago sagrado, largometraje documental acerca de las culturas y riquezas del lago Titicaca.

Los hermanos Cuellar Urizar regresan a Bolivia del Brasil y realizan su segundo largometraje, El celibato, una adaptación de la leyenda del Mancha y Puito.

En 1982 Paolo Agazzi presenta su primer largometraje, acerca del viaje por el país de un camionero y su ayudante, la película titulada Mi socio es el primer largometraje que se aleja del occidente boliviano y muestra otras regiones más allá de las zonas aymará y quechua.

En 1984, Paolo Agazzi rueda Abriendo brecha sobre los trabajadores de la zafra de caña de azúcar, cortometraje cuya fotografía estuvo a cargo de Armando Urioste.

Ese año, Antonio Eguino realiza el drama épico sobre la Guerra del Pacífico de 1879, película titulada como Amargo mar que debido al enfoque histórico revisionista del conflicto bélico causo gran polémica.

También en 1984, de regreso en Bolivia, Jorge Sanjinés y Beatriz Palacios realizan Las banderas del amanecer, largometraje documental sobre los últimos años de la historia boliviana.

En 1985, Paolo Agazzi realiza una adaptación de la novela de Gaby Vallejo de Bolívar Hijo de Opa, largometraje que Agazzi titula Los Hermanos Cartagena.

Ese mismo año, Juan Miranda, fotógrafo y camarógrafo que había participado en películas de Jorge Ruiz y Antonio Eguino entre otros presenta su primer largometraje denominado Tinku - El Encuentro, es el primer largometraje contemporáneo pensado y financiado fuera de la ciudad de La Paz.

A partir de 1986 se paraliza nuevamente la actividad cinematográfica debido a la proliferación de cintas de video y canales de televisión, hasta que en 1989, Jorge Sanjinés conluye La nación clandestina, su séptimo largometraje, galardonado en España ese mismo año en el Festival de San Sebastián con el premio 'Concha de Oro'.

Finalizando el siglo XX[editar]

En 1990, en Santa Cruz, Juan Miranda rueda su segundo largometraje Los Igualitarios acerca del líder político del siglo pasado Andrés Ibáñez, proyecto que se ve frustrado.

En 1991, luego de quince años, los cineastas con el apoyo de la sociedad logran que el gobierno promulgue la Ley General del Cine (Ley Nro. 1302) que incluye el fomento a la producción audiovisual nacional, la introducción a la temática audiovisual en el sistema educativo, salvaguardia del patrimonio boliviano de imágenes en movimiento y regulaciones del mercado audiovisual. A raíz de la promulgación de ésta Ley, al año siguiente comienza a funcionar el Consejo Nacional del Cine - CONACINE, máxima entidad rectora en materia cinematográfica en Bolivia que apoya la producción audiovisual boliviana a través del Fondo de Fomento Cinamatográfico (FFC) que otorga créditos a bajo interés para la realización de proyectos cinematográficos.

En 1995, la primera Convocatoria del Fondo de Fomento Cinamatográfico a la presentación de proyectos da lugar a que ese año se estrenen cinco largometrajes bolivianos, hecho sin precedente. El primero en estrenarse Viva Bolivia toda la vida de Carlos Mérida documenta la clasificación de la selección Boliviana de fútbol al Campeonato Mundial de 1994, conbinando secuencias documentales de los partidos con la historia de un niño que sueña con ser un astro del fútbol.

Jorge Sanjinés presenta Para recibir el canto de los pájaros, largmetraje estelarizado por Geraldine Chaplin, filme en que se hace un paralelismo entre el trato a los nativos durante la conquista española de América Latina y la discriminación social actual.

Se estrenó también Jonás y la Ballena Rosada, primer largometraje de Juan Carlos Valdivia basada en la novela homónima de Wolfango Montes y coproducida con México, se rodó en Santa Cruz y fue el filme con mayor presupuesto del cine boliviano en ese entonces.

Marcos Loayza presentó Cuestión de fe, también su primer largometraje en el que aborda una temática eminentemente local con un toque de humor que fue muy bien acogido por el público y la crítica, convirtiéndose en una de las películas bolivianas más premiadas en los festivales internacionales.

El último largometraje que se estrenó en 1995 fue Sayariy de la boliviana radicada en Italia Mela Márquez, en el que muestra la ceremonia ritual del Tinku, combinando secuencias documentales con la ficción, el filme contó con la banda sonora de Cergio Prudencio. Junto a Sayariy se estrenó el cortometraje animado Paulina y el cóndor de Marisol Barragán.

En 1996 Hugo Ara hace su debut con La oscuridad radiante, adaptación de la novela de Óscar Uzín, el proyecto inicialmente se rodó en video y estuvo pensado en formato de miniserie televisiva.

Se estrenaron también ese año los cortometrajes Ajayu de Francisco Ormachea y Skorpio de Álvaro Zavaleta, adaptación libre de un cuento de Julio Ramón Ribeyro.

En 1998, Paolo Agazzi presenta su largometraje El día que murió el silencio.

Al año siguiente, en 1999, se estrena La calle de los poetas, dirigida por Diego Torres Peñaloza, película que presenta en su banda sonora temas de los principales grupos de rock boliviano como Lou Kass, Coda 3 conocida luego como Octavia, Wapbs, Lapsus, Llegas, Alcohólica, Icaro, Llaywa, Dies Irae, Chicos Fáciles, Annada, Dixy y Sacrilegio.

Ese año, Mauricio Calderón presenta su ópera prima El triángulo del lago un ambicioso filme de ciencia ficción. Marcos Loayza estrena en Argentina su segundo largometraje Escrito en el agua que presentára el año 2000 en Bolivia cerrando así el siglo.

El nuevo milenio[editar]

Tras una pausa de tres años, el 2003 se estrena Dependencia sexual, primer largometraje del director cruceño Rodrigo Bellot, película que ganó el Premio Fipresi de la Crítica internacional en el Festival del Locarno, Suiza y obtuvo varios reconocimientos internacionales.

El 2004, se presenta El corazón de Jesús, tercer largometraje de Marcos Lozyza, coproducción boliviana-alemana-chilena y El atraco de Paolo Agazzi, basada en un célebre atraco a la remesa de la empresa minera de Bolivia COMIBOL, ocurrido en 1961 en Calamarca, cerca de la ciudad de La Paz. Ese mismo año, Jorge Sanjinés y el Grupo Ukamau presentan Los hijos del último jardín.

El 2005, la cochabambia Julia Vargas presenta su primer largometraje acerca de la entreda folclórica del Carnaval en Oruro titulado Esito sería. Juan Carlos Valdivia estrena el largometraje American Visa basado en la novela de Juan de Recacochea, película en la que participan los actores mexicanos Kate del Castillo y Demián Bichir y tubo muy buena recpeción por parte del público, así como por la crítica a nivel internacional. Ese año se estrenan además Di buen día a papá de Fernando Vargas, Sena Quina de Agazzi y Espíritus independientes de Gustavo Castellanos, anunciada como 'la primera película tarijeña'.

El 2006 se presentan cinco largometrajes. La rusa radicada en Bolvia Anche Kalashnikova presenta I am Bolivia, realizada en Santa Cruz y anunciada como la primera película digital rodada en el país; Rodrigo Bellot estrena la comedia ¿Quién mató a la llamita blanca? y debutan presentando sus óperas primas, el cochabambimo Martín Boulocq con Lo más bonito y mis mejores años, Daniel Suárez con Psicurbano y Sergio Calero con El Clan.

El 2007, Antonio Eguino presenta Los Andes no creen en Dios.

El 2008, se estrena la coproducción argentino-boliviana Cocalero dirigina por Alejandro Landes que narra el ascenso de Evo Morales hasta alcanzar la presidencia de Bolivia; el tarijeño Rodrigo Ayala presenta la comedia Día de boda y el cruceño Jorge Arturo Lora presenta su opera prima La promo.

El año 2008, se estrena también la producción extranjera francesa-alemana filmada en Bolivia La cacería del nazi dirigida por Laurent Jaoui, acerca de la captura de Klaus Barbie.

El año 2009 se realizaron varias producciones (28 producciones nacionales, tres co-producciones y una producción internacional con la participación nacional[3] y los realizadores bolivianos obtuvieron varios reconocimientos internacionales. Cementerio de Elefantes largometraje de Tonchy Antezana, obtuvo varios reconocimientos y nominaciones en festivales internacionales, al igual que Zona Sur de Juan Carlos Valdivia, película que obtuvo los premios a mejor dirección y mejor guion en el Festival de Cine de Sundance el 2010, convirtiéndose en la primera película boliviana en lograr éste reconocimiento. El 2009 se estrenan los largometrajes El ascensor de Tomás Bascopé, En busca del paraíso de Paz Padilla, Hospital Obrero, opera prima de Germán Monje, ¿Por qué quebró Mc Donalds?, documental del director Fernando Martínez, coproducida entre Bolivia, Argentina y Venezuela. Rodrigo Bellot presenta la producción chileno-estadunidense Perfidia, filme que se estranaría en Bolivia recién el año 2010. Un grupo de 14 de los 21 egresados del Programa de dirección de cine de la Universidad Católica Boliviana realizan el largometraje en formato digital Menos 14 en marzo y Gerardo Guerra produce el largometraje titulado Rojo, amarillo y verde codirigido por Sergio Bastani, Rodrigo Bellot y Martín Boulocq.

El año 2010, se presenta el largometraje Cruces dirigido por Jorge Viricochea P. y John M. Cornejo. Álvaro Olmos presenta el documental San Antonio, acerca del penal de San Sebastían uibicado en Cochabamba, coproducido con argenrtina, obtuvo el primer lugar en el Festival de Cine Latinoamericano de Flandes 2011 en Bélgica.[4] El conocido comediante Guery Sandoval lleva del teatro y la televisión a la pantalla grande a su personaje el "Pocholo" en la película escrita, dirigida y producida por él Pocholo y su Marida, Amor a lo gorrión.[5]

El año 2011, Óscar "Okie" Cárdenas, estrena El Domingo:Vidas Lejanas y se estrena la primera película boliviana de terror Casting dirigida por Juan Pablo Ritcher. Paz Padilla presenta La última jugada, una película que aborda la temática de la enfernedad del cáncer. Martín Boulocq presentó en el 2011, su segunda película "Los Viejos".

En enero de 2012, se estrenaron los filmes Caminos Celestiales de Saulo Chinchero el 19 de enero[6] , el 10 de mayo se estrenó "El pecado de la carne" de Elias Serrano, el 7 de junio se estrena en salas de cine "Vivir contra el tiempo" largometraje del jóven cineasta bolivano Edgar Ortega.[7] [8]

El 26 de Marzo del 2014, se estrenó en competencia oficial documental en el Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse el film Durazno (film) la primer película financiada por métodos no convencionales como: crowdfunding, cine orgánico y transmedia. De la directora boliviana Yashira Jordán.

El Día de Cine Boliviano[editar]

El año 2007, el gobierno del presidente, Evo Morales Ayma declaró mediante Decreto Supremo Nº 29067 al 21 de marzo como el Día del Cine Boliviano en conmemoración del aniversario del asesinato de Luís Espinal , como un homenaje a la lucha del padre Espinal por los derechos humanos y la democracia en el país, y en reconocimiento a su aporte a la cinematografía de Bolivia.[9]

Festivales de cine en Bolivia[editar]

  • FENAVID Festival Internacional de Cine (Santa Cruz)
  • Festival Iberoamericano de Cine Santa Cruz
  • Festival Internacional de los Derechos Humanos (Sucre)
  • Semana Internacional del Corto (La Paz - Cochabamba)
  • Festival de Cine Europeo
  • Festival de Cine de la Diversidad Afectivo Sexual (Santa Cruz)

Reconocimientos y Premios a Películas Bolivianas[editar]

Vuelve Sebastiana

  • Gran Premio (Film Etnográfico y Folklórico), II Festival Internacional de Cine Documental y Experimental del S.O.D.R.E, Uruguay (1956).
  • Premio “Kantuta de Oro”, Festival Cinematográfico, La Paz (1956).
  • Segundo Premio, Festival de Santa Margarita de Liguria, Génova (1960).

Voces de la Tierra

  • Gran Premio (Film Etnográfico y Folklórico), III Festival Internacional de Cine Documental y Experimental del S.O.D.R.E, Uruguay (1957).

Miles como María

  • Gran Premio, Venecia - Italia (1959).

Los Primeros

  • Miqueldi de Plata, Bilbao - España (1959).

Un día Paulino

  • Mención Especial, Checoslovakia (1962).

Las montañas no cambian

  • Medalla de Plata, Bilbao - España (1963).

Revolución

  • Joris Ivens, Leipzig - Alemania (1964).
  • Premio Especial, Festival Viña del Mar (1967).
  • Primer Premio (compartido con Cuba y Argentina), Festival de Mérida - Venezuela (1968).

Ukamau

  • Grandes Directores Jóvenes, Cannes - Francia (1967).
  • Premio de la Crítica, Cannes - Francia (19670
  • Flaherty, Locarno - Suiza (1967).

Yawar Mallku

  • Timón de Oro (Mejor Director), Venecia - Italia (1969).
  • Espiga de Oro, Festival Internacional, Valladolid - España (1969).
  • Georges Sadoul (Mejor Película), Francia (1969).
  • Mejor Película, Festival Internacional de San Francisco (1970).

Basta

  • Mención Especial del Jurado, Oberhausen - Alemania (1970).

El Coraje del Pueblo

  • Premio de la Organización Católica Internacional del Cine O.C.I.C, Berlín - Alemania (1972).
  • Mejor Película, Festival de Pésaro (1971).
  • Mejor Película, Festival de París (1975).

El Enemigo Principal

  • Mejor Película, Festival de Pésaro (1974).
  • Globo de Cristal, Karlovivary (1974).
  • Gran Premio, Benalmadena (1975).
  • Gran Premio, Figueira Da Foz, Portugal (1975).

Pueblo Chico

  • Premio Especial del Jurado, San Remo - Italia (1976).

Chuquiago

  • Premio Especial del Jurado, Nantes - Francia (1977).

Los Ayoreos

  • Carabela de Oro, Bilbao - España (1979).

Hilario Condori Campesino

  • Primer Premio, Tampere - Finlandia (1981).

El Lago Sagrado

  • Premio especial de la Crítica, Tashkent - U.R.S.S. (1982).

Mi Socio

  • Premio Especial del Jurado, Cartagena - Colombia (1983).

Las Banderas del Amanecer

  • Gran Coral al mejor documental, La Habana - Cuba (1983).

Abriendo Brecha

  • Paloma de Plata, Leipzig - Alemania (1984).

Amargo Mar

  • Mención Especial del Jurado, Cartagena - Colombia (1985).

La Nación Clandestina

  • Concha de Oro, San Sebastián - España (1989).
  • Trofeo Glauber Rocha y Premio de la Crítica, La Habana - Cuba (1990).

Cuestión de Fe

  • Mejor Opera Prima, La Habana - Cuba (1995).
  • Mejor Opera Prima, Cartagena - Colombia (1995).
  • Mejor Opera Prima, Montevideo - Uruguay (1995).
  • Mejor Opera Prima, New England - Estados Unidos (1995).
  • Premio Especial del Jurado, Biarritz - Francia (1995).
  • Mejor Película, Salamanca - España (1995).
  • Mejor Película Extranjera, Puerto Rico (1995).
  • Premio Especial del Jurado, Cusco - Perú (1995).
  • Mejor Opera Prima, Cartagena - Colombia (1996).
  • Premio Especial de la Crítica, San Juan - Puerto Rico (1996).

Jonás y la Ballena Rosada

  • Mejor Opera Prima, Cartagena - Colombia (1995).

Ajayu

  • Mejor Cortometraje de Ficción, Santa Fe, Nuevo México - Estados Unidos (1996).

Para recibir el canto de los pájaros

  • Premio Especial del Jurado, Locarno - Suiza (1996).

Sayariy

  • Selección Oficial, Londres - Inglaterra (1996).

El día que murió el silencio

  • Catalina de Oro, Mejor Actor, Festival de Cartagena - Colombia (1999).
  • Premio Fipresci, Primera Mención Festival de Troya, Portugal (1999).
  • Premio Stradivarius, Mejor Música Original, Festival Internacional de Cine de Trieste (1999).
  • Premio del Público, Festival Internacional de Cine de Trieste (1999).
  • Premio Maya, Mejor Película de la Década La Paz – Bolivia (2000).

American Visa

  • Premio al Mejor Largometraje de la Sección Oficial otorgado por Radio Exterior de España, Festival de Huelva (2006).
  • Premio al Mejor Largometraje de la Sección Oficial otorgado por los alumnos de 2º del Grado Superior de Realización de Audiovisuales y Espectáculos del I.E.S. Pablo Neruda, Festival de Huelva (2006).
  • Premio al Mejor Largometraje de la Sección Oficial otorgado por el Colegio de Arquitectos, Festival de Huelva (2006).
  • Distinción a la mejor actriz Kate del Castillo, Festival de Huelva (2006).
  • Colón de Plata a Mejor Actriz (Kate Del Caastillo), Festival de Cine Iberoamericano de Huelva (2006).
  • Seleccionada para los Premios Goya como mejor película extranjera de habla hispana (2006).

El Atraco

  • Gran Premio del XIX Festival de Cine Latinoamericano de Trieste, Italia

Corazón de Jesús

  • Premio especial del Jurado, Festival Internacional de Cin Bogotá - BOGOCINE (2004).
  • Premio a la mejor actriz, Festival internacional de cine Mónaco (2004).
  • Premios a la mejor película, mejor director, mejor actriz y mejor guion festival ICARO, Guatemala

Dependencia Sexual

  • Premio Fipresci, Festival Internacional de Locarno – Suiza (2003).
  • Premio del Público, Festival de Cine de San Francisco - USA (2004).
  • Premio del Jurado, Festivalito España (2005).
  • Mención Especial del Jurado en la sección Latinoamérica, Festival Internacional de Montevideo (2003).

Di buen día a papá

  • Gran Premio del Público, Festival Internacional de Cine Pobre en Gibara, Cuba (2006).
  • Mención Especial del Jurado., Concurso de Guiones del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, Cuba (1999).
  • Gran Premio Diablo de Oro, Festival de Cine de Oruro (2005).
  • Seleccionada para representar a Bolivia: Mejor Película Extranjera en la 78 Edición de los Premios Óscar de la Academia de Hollywood (2005).
  • Mejor película extranjera en español, 25 Edición de los Premios Goya de la Academia de España (2005).
  • Mejor película extranjera, Premios Ariel de la Academia de México (2005).
  • The World Film Festival, Montreal – Canadá(2005).

Lo más bonito y mis mejores años

  • Estreno Mundial. AFI Fest (2005).
  • Selección oficial. BAFICI (2006).
  • Mejor Ópera Prima. Festival de Guadalajara (2006).
  • Premio FESISAL. Festival de Guadalajara (2006).
  • Premio de la Crítica. Festival de Valdivia (2006).
  • Mejor Ópera Prima. Festival de Trieste (2006).
  • Premio Coral a la contribuación artística. Festival de La Habana (2006).

Cementerio de Elefantes

  • Selección oficial, XXVI Festival Internacional de Cine, Uruguay
  • Selección oficial en el Festival Internacional Cine Pobre, Maquetas, Cuba
  • VI Festival Internacional de Cine de Selección, en el norte de Chile
  • Nominada mejor película extranjera, mejor fotografía y premio al mejor director internacional en VI Festival Internacional de Cine Independiente y Festival de Video de Nueva York
  • Gran Premio del Público a la mejor película y mención especial, III Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos de Sucre, Bolivia
  • Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor y Mención a Mejor Largometraje con temática indígena, VII Festival Internacional de Cine El Pasto, Colombia
  • Mejor Actor Secundario y Mención Honorífica al Premio de Mejor Película, IV Festival Iberoamericano de Cine, en Paraná - Brasil
  • Premio Mejor Película, IV FENAVID, Santa Cruz - Bolivia
  • Premio al Mejor Actor, III Hispano Film Festival, Orlando – EE.UU.

Zona Sur

  • Selección "Cine del Futuro". BAFICI (2010).
  • Selección oficial. Festival Internacional de Cine de Roma (2010).
  • Selección oficial. Festival Internacional de Cine de Tokio (2010).
  • Selección oficial. Festival Internacional de Cine de Miami (2010).
  • Mejor Fotografía. Festival Iberoamericano de Cine de Huelva (2010).
  • Selección "Panorama". BERLINALE (2010).
  • Mejor Guion y Mejor Dirección. Festival de Sundance (2010).
  • Premio Especial del Jurado, Mejor Actor y Mejor Guion. Festival Internacional de Cine de Guadalajara (2010).
  • Premio del Jurado. Festival de Biarritz (2010).
  • Mejor Actor. Festival de Cine de Lima (2010).

Los viejos

  • Selección "Cinema del Mundo". Festival Internacional de Cine de Busan (2011).
  • Selección "Olas". Festival Internacional de Cine de Torino (2011).
  • Mejor Película Internacional. Festival Internacional de Cine de Antofagasta (2011).
  • Selección "Cine del Futuro". BAFICI (2012).
  • Selección oficial. Festival Internacional de Cine de Guadalajara (2012).

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Vistas cinematográficas reflejadas en pantallas, realizadas generalmente por compañías itinerantes de espectáculos de variedades a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, que recorrían los ciudades y poblaciones.

Referencias[editar]

Fuentes[editar]

Enlaces externos[editar]