Ciencia ficción española

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La ciencia ficción es un género literario, cinematográfico, historietístico y televisivo basado en especulaciones científicas, que en España no ha alcanzado la popularidad e importancia que tiene en los países anglosajones o en algunos otros países de idioma castellano. Pese a esto, existe una tradición al respecto, que se refleja en la gran cantidad de títulos publicados, así como en su nómina de autores. Muchos de éstos se han pasado recientemente a la fantasía heroica o la literatura infanto-juvenil, por el auge comercial de estos géneros.

Literatura[editar]

Antecedentes históricos[editar]

Existe un cierto número de autores que se pueden considerar como precursores:

Protociencia-ficción[editar]

En España, la literatura de lo que ya se puede considerar «ciencia ficción», comenzó a mitad del siglo XIX. Esta primera etapa, que en España se extenderá hasta la Guerra Civil, a menudo es denominada «protociencia-ficción», aunque también se han llamado «fantasías científicas» o «literatura utópica».[1] Se puede considerar Lunigrafía (1855) de M. Krotse, seudónimo de Miguel Estorch y Siqués, un relato sobre un viaje a la luna en el que describe las costumbres de la sociedad lunícola, la primera obra de ciencia ficción española.[2]

El género no es uno de los más prolíficos de la literatura española, pero no dejó de haber muchos y prestigiosos autores que lo emplearon. Sin embargo, en general, al contrario que en el mundo anglosajón y centroeuropeo que dominan el campo, y a pesar de la influencia de Verne y Wells, estas obras no desarrollan los tópicos más conocidos de la ciencia ficción: los robots, los alienígenas o los viajes espaciales. Alentados por el regeneracionismo y condicionados por el atraso tecnológico nacional, los autores hispanos se dedicaron sobre todo a las ucronías y los futuros postapocalípticos.[1]

Dentro de este grupo merecen ser destacados «La ruina de Granada» (1899), de Ángel Ganivet, «El fin de un mundo» (1901) y «La prehistoria» (1905), de Azorín, «El pesimista corregido» (1905), de Ramón y Cajal, «La República del año 8 y la intervención del año 12» (1902), de Pío Baroja, y «Mecanópolis» (1913), de Miguel de Unamuno. La importancia del género se puede ver en el hecho de que Ramón y Cajal publicó una media docena de relatos que pueden ser incluidos. A estos autores hay que añadir el llamado «Grupo de Londres» o los «Chicos de Londres», Luis Araquistáin, Salvador de Madariaga, Ramón Pérez de Ayala y Ramiro de Maeztu. Estos cuatro autores, que habían trabajado y vivido en Londres, estaban en contacto con los autores ingleses de ciencia ficción de la época: George Bernard Shaw, Herbert George Wells y Aldous Huxley. Del Grupo de Londres han salido algunas utopías humorísticas de importancia, como Sentimental Club (1ª edición, 1909) / La revolución sentimental (2ª edición, 1928), de Pérez Ayala, El archipélago maravilloso, de Araquistáin, y La jirafa sagrada (1925), de Madariaga.[3]

La novela de ciencia ficción anterior a la Guerra Civil con más éxito fue El paraíso de las mujeres (1928), de Vicente Blasco Ibáñez, que trata la relación entre hombres y mujeres con una estructura cinematográfica y una trama difusa, que «hoy puede resultar algo ardua de leer».[3] Dentro de la ciencia ficción satírica, quizás se deba mencionar a Juan Pérez Zúñiga, que en su obra Seis días fuera del mundo. Viaje involuntario. (1905) describe un viaje a Venus en un armario flotante, cuyos astronautas comen jamón para sobrevivir.[2]

La ciencia ficción también fue auspiciada por editoriales católicas, que trataban de emplearla para introducir crítica social. De entre estos libros se puede destacar Elois y morlock (1919), de Carlos Mendizábal, que se basa en La máquina del tiempo de H. G. Wells. La obra tuvo una gran influencia en novelas posteriores, como Jerusalén y Babilonia (1927) de Antonio Ibáñez Barranqueros, y El fin de los tiempos (1933), de Carlos Ortí y Muñoz.[3]

La influencia de Julio Verne fue enorme en la época y varios autores siguieron la estela del francés. Sin embargo, el «vernismo» español fue más atrevido, llegando más lejos y siendo más imaginativo, adelantándose a innovaciones que en otros países llegarían más tarde. Los dos autores que mejor representan esta corriente son José de Elola y Jesús de Aragón, llamados los «vernes españoles». Elola, escribiendo bajo el seudónimo de Coronel Ignotus en la colección especializada Biblioteca Novelesco-Científica, siendo sustituido dentro de la colección por Aragón, que publicaba bajo el seudónimo de Coronel Sirius. También se deben destacar las obras El anacronópete (1887), de Enrique Gaspar y Rimbau, en la que aparece una máquina del tiempo que se adelanta en ocho años a la de Wells, y la ya mencionada Lunigrafía (1855), de Miguel Estorch y Siqués, que se adelanta a Julio Verne en su Viaje a la Luna en el método para llegar al satélite.[3] [2]

Escritores destacados[editar]

A pesar de la existencia previa de algún autor de interés meramente académico (José de Elola y Gutiérrez, Jesús de Aragón, autor de 40.000 kilómetros a bordo del aeroplano Fantasma o Pascual Enguídanos, creador de la Saga de los Aznar), los relatos ejemplares de Agustín de Foxá en los cincuenta y las obras de Tomás Salvador, los autores españoles más destacados del género son los formados en torno a la revista Nueva Dimensión y a la explosión del género que se dio a mediados de los años 1970 y principio de los años 1980-1990, en gran parte debida a los bolsilibros.

En la actualidad, este grupo de autores ha alcanzado una madurez literaria más que saludable:

Actualmente la narrativa de ciencia ficción está consiguiendo un notable crecimiento,[4] debido al acceso de nuevas formas de comunicación y promoción. Podemos comentar, aunque sea de forma meramente anecdótica, las incursiones de escritores de prestigio como Torrente Ballester, José María Merino, Rosa Montero o Eduardo Mendoza.

El fandom español[editar]

El fandom en España empieza a tener importancia con Nueva Dimensión. Alrededor de esta revista se aglutina un cierto número de aficionados que con el tiempo, irán creando sus propios fanzines y publicaciones. Con la creación de la HispaCon (El evento anual más importante del género en España) y la aparición de la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror, el fenómeno alcanzó su máxima plenitud.

Hacer una historia del fándom en España sería complejo, pero ha servido de vivero para algunos de los escritores y ensayistas actuales. Entre los nombres más destacados del fandom español encontramos a escritores, antologistas, críticos y editores como Domingo Santos, Luis Vigil, Alejo Cuervo o Miquel Barceló.

Revistas y fanzines[editar]

Encuentros[editar]

Películas[editar]

Historietas[editar]

Durante la postguerra, la mayoría de las series siguieron muy influenciadas por el Flash Gordon de Alex Raymond (Al Dany, Red Dixon, Vendaval, Marcos, Huracán, Kit-Boy, Angel Audaz), siendo de destacar por su calidad El mundo futuro (1955) de Boixcar o Hazañas de la juventud audaz (1959) en la que Matías Alonso adaptó la saga de los Aznar de Pascual Enguídanos, así como la revista "Futuro" (1957) de Ediciones Cliper.[5]

Ya a finales de los sesenta se hizo patente la influencia de la nueva ola francesa representada por Barbarella en Delta 99 (1967), 5 por Infinito (1967), Supernova (1972) o Fantasía, S. A. (1975).

Durante el boom del cómic adulto, la ciencia ficción ocupó un lugar importante en revistas como 1984 (1978) y en menor medida Totem (1977), Comix internacional (1980) y Cimoc (1981),[6] dando pie a series como Historias de taberna galáctica (1979), Zora y los hibernautas (1980), Hombre (1981), Roco Vargas (1983) o Fragmentos de la Enciclopedia Délfica (1983).

Series de televisión[editar]

Premios[editar]

Literarios[editar]

Cinematográficos[editar]

  • Festival de Sitges dedicado al cine fantástico, de ciencia ficción y de terror que se celebra en Sitges, Cataluña.

Referencias[editar]

  1. a b Diéz y Moreno (2014):65-66
  2. a b c «Género literario: ciencia ficción española». Enforex. Consultado el 6 de febrero de 2016. 
  3. a b c d Diéz y Moreno (2014):66-69
  4. a b c Gómez-Jurado, Juan (8 de noviembre de 2015). «La nueva ciencia ficción española». 
  5. Martín (1972), p. 26.
  6. Lladó, Francesca en Los Comics de la Transición, Colección Viñetas, de Ediciones Glénat, 2001, p. 62.

Bibliografía[editar]

  • Martín Martínez, Antonio (1972). Antología SF/comic español. Martín Editor. Depósito Legal: B. 23.268-72. 
  • Díez, Julián; Moreno, Fernando Ángel, eds. (2014). «Introducción». Historia y antología de la ciencia ficción española (1ª edición). Cátedra. ISBN 978-84-376-3337-4. 

Enlaces externos[editar]