Ciclo del proyecto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los proyectos, entendidos como una secuencia de actividades relacionadas entre sí destinadas a lograr un objetivo, en un tiempo determinado, y contando con un conjunto definido de recursos, desde su inicio tienen un proceso bastante bien determinado, generalmente llamado ciclo del proyecto, independientemente del tema a que se refieran, a la duración del proceso y a los actores que intervienen en el mismo.[nota 1]

Fases del ciclo de proyecto[editar]

Las seis fases del ciclo de proyecto son las siguientes:

Programación[editar]

Es el comienzo del ciclo, aquí se definen los grandes objetivos que se pretenden alcanzar con el proyecto, se dan los grandes lineamientos, se define el espacio en el que se ha de intervenir, se establecen los tiempos, en línea general.

Identificación[editar]

Se elabora la “prefactibilidad” enfocando entre otros los siguientes aspectos:

  • Prefactibilidad técnica;
  • Prefactibilidad económica;
  • Prefactibilidad legal;
  • Prefactibilidad ambiental.

En esta fase se definen también los eventuales estudios suplementarios que deben ejecutarse antes de pasar a la fase de “Factibilidad”.

Se elaboran varias soluciones posibles para resolver la problemática planteada, determinando sus costos estimados.

De esta fase se toma la decisión de proseguir o no con el detallamiento del proyecto, y en caso que la respuesta sea afirmativa, se puede definir también cual de las varias soluciones presentadas en la Fase anterior deberá ser profundizada.

Instrucción[editar]

Se examinan todos los aspectos importantes del proyecto. Ya la definición de la solución es mucho más detallada y precisa. Se ajusta el Marco Lógico con la participación de los beneficiarios.

La pertinencia de la idea de proyecto en cuanto a los problemas, y su factibilidad suelen ser cuestiones claves para estudiar y definir.

Los costos de la intervención se definen con una precisión de más o menos el 20 – 20 %.

Financiación[editar]

El ejecutor del proyecto, o el beneficiario presenta su proyecto a una o más entidades financieras que potencialmente podrían estar interesadas en el proyecto.

Unas vez que se logra el acuerdo, el financiador y el beneficiario del proyecto firman un convenio formal que estipula los arreglos financieros esenciales para la ejecución.

Ejecución[editar]

la etapa de ejecución supone el momento de aplicación de los resultados del diseño e identificación a la acción práctica de cooperación con intención de transformar una determinada realidad. Se trata, por tanto, de la puesta en marcha de las actividades utilizando los recursos previstos en la fase anterior con el fin de alcanzar los resultados y el objetivo específico. También supone el contraste entre la actuación prevista y la capacidad real de obtener las modificaciones deseadas. Una vez que se cuenta con los recursos necesarios: - se readapta el proyecto en función del dinero obtenido, - se firma un convenio de ejecución con la contraparte, - se programan las actividades y la transferencia de recursos, - el representante en el país realiza el seguimiento, - se elaboran los informes de seguimiento y finales. Es importante señalar la importancia de actuar con la adecuada dosis de flexibilidad en la ejecución, evitando traslaciones mecánicas y acríticas que en ocasiones fuerzan la adecuación de la realidad a un impecable diseño. Esto se puede ver favorecido a través del empleo de un enfoque acción-reflexión-acción, lo cual asume una noción de seguimiento como concepto indisociable de la propia actuación. El seguimiento constituirá la base para el análisis de lo que se realiza y la fuente de información sobre su adecuación respecto al plan previsto y a la obtención del objetivo específico del proyecto. Para ello es conveniente contar con un sólido y conxtextualizado sistema de seguimiento que favorezca la atención y análisis permanente de la ejecución. Este sistema ha de permitir conocer, para si es necesario reencauzar, las características y evolución de la ejecución del proyecto. El seguimiento se lleva a cabo de manera continua durante la ejecución para controlar que la utilización de los recursos y la formalización de las actividades estén de acuerdo con el cronograma previsto

Por Rony Gonzales Fuentes

Evaluación[editar]

La evaluación consiste en el análisis de los resultados obtenidos a través de la implementación del proyecto. Utilizando los indicadores objetivamente medibles establecidos en el Marco Lógico se determina si los objetivos específicos y el objetivo general han sido alcanzados totalmente o parcialmente. Se determina la pertinencia, el impacto del proyecto, la eficiencia, eficacia y sostenibilidad del proyecto con la finalidad de hacer, si es necesario los ajustes. Las evaluaciones pueden ser:

  • De medio término, durante la ejecución del proyecto;
  • Al final de la implementación del proyecto;
  • Un tiempo después de que el proyecto está operando (“evaluaciones ExPost”)

De estas evaluaciones se podrán formular recomendaciones y conclusiones para integrar en la planificación y la ejecución de proyectos comparables en el futuro.

Referencias[editar]


Notas[editar]

  1. Las agencias financieras multilaterales como el Banco Mundial, el BID, la Comisión de la UE y otras, tienen manuales que definen el "ciclo de proyecto" según sus propios parámetros, definiendo también los documentos, acuerdos y decisiones que deben alcanzarse en cada etapa para pasar a la etapa siguiente.

Véase también[editar]