Christian Boltanski

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Christian Boltanski (París, 6 de septiembre de 1944) es un artista multidisciplinar conocido principalmente por sus instalaciones, aunque también ha desarrollado la fotografía, el cine y la escultura entre otros. Hijo de madre cristiana y padre judío y hermano del sociólogo Luc Boltanski, vivirá el final de la Segunda guerra mundial y la catástrofe después de esta, lo cual quedará marcado en su obra.[1]

Christian Boltanski fotografiado en su estuido por Bracha L. Ettinger in 1990, fpara el libro de artista 'Matrix et le Voyage à Jerusalem de C.B.', 1991

Actualmente tiene un gran reconocimiento como artista, trabaja y vive en Malakoff.

Biografía[editar]

Después de una adolescencia sin escolarización, debido a sus problemas de adaptación en el colegio y sin haber recibido una verdadera formación artística, Christian Boltanski comienza a pintar de forma autodidacta en 1958, cuando tenía 14 años. Realiza cuadros de gran formato en los que representa escenas históricas o a veces, personajes aislados o marginales en situaciones macabras, como por ejemplo con ataúdes.[2]

A partir de 1967 deja la pintura para experimentar otros modos de expresión como la redacción de cartas o dossieres que envía a personajes del mundo del arte. Para crear estas cartas utiliza fotocopias que mezcla con documentos originales entre los que destacan fotografías de su álbum familiar. A través de este novedoso material, integra en su obra elementos de su universo personal, llegando al punto en que su biografía se vuelve uno de sus principales temas.

Su vida y su obra se confunden adquiriendo una biografía falsa y presentada como tal. Boltanski reconstruye episodios de una vida que nunca ha vivido, utilizando objetos que no le han pertenecido o fotografías reconstruidas. El mismo redacta una especie de biografía oficial en 1984 para el catalogo de la retrospectiva que le consagra en el Museo Nacional de Arte Moderno. La hace en un momento en el que su vocación artística se impone a el: <<1958. El pinta, el quiere hacer arte. 1968. Ya no compra revistas de arte moderno, tiene un shock, hace fotografías en blanco y negro, trágicas, humanas…>> Por esta iniciativa, el genero hagiográfico se transforma en un tema habitual convirtiéndolo en mofa. Este es el por qué la expresión “mitología individual” que titulaba una parte de la exposición en la que él participaba en 1972 caracteriza así de bien su obra: El ha contado su vida bajo las formas de una ficción en la cual cada uno se reconoce. Como el mismo dice: “Los buenos artistas ya no tienen vida, su única vida consiste en contar eso que a cada uno le parece su propia historia.”

Obra[editar]

La obra de Boltanski cuestiona la frontera entre lo ausente y lo presente, siendo sus sujetos principales y recurrentes dentro de su trabajo: en el vídeo y la foto vemos las presencias y memorias que, según él, en lugar de revivir las ausencias pone en evidencia su desaparición.

Una de las características principales del artista es la capacidad para recrear instantes de la vida a partir de objetos que nunca pertenecieron a esa realidad.

La Chambre Ovale (1967)[editar]

Las pinturas que Boltanski realiza entre 1958 y 1967 representan imágenes que parecen surgir de una memoria infantil, de un pasado que ha huido, lo cual es normal ya que evocan a eventos dolorosos. Dentro de estas pinturas, La chambre ovale muestra en una arquitectura al límite de la abstracción, un personaje aislado, sentado en el suelo y casi petrificado sin posibilidad de reaccionar como sugiere la falta de sus brazos.

Les habitants de l'hôtel de Saint-Aignan en 1939, de Christian Boltanski - Musée d'art et d'histoire du Judaïsme, Paris

Esta prisión es la desdicha del personaje, un niño castigado en un espacio imaginario, donde es reducido a una silueta oscura, como una sombra, aportando misterio a la escena.

Esta pintura evoca probablemente un evento personal que no es posible de comprender ya que lo desconocemos todo, parece una escena extrañamente familiar en cuanto a su recuerdo de la soledad. Esta temprana obra de Christian Boltanski trata temas que el seguirá explorando. Todas sus experimentaciones serán la búsqueda en profundidad de estas primeras tentativas.

L`homme qui tousse (1969)[editar]

Pelicula cinematográfica 16mm a color, sonora. Duración: 3’

La primera exposición individual de Christian Boltanski demuestra en primer lugar su interés por el cine: realizada en una sala de proyección del barrio n16 de París, presentó, al lado de unas marionetas de tamaño natura, un film titulado La vie impossible de Christian Boltanski (La vida imposible de Christian Boltanski).

Después de esta primera experiencia, Boltanski realiza en 1969 algunos cortometrajes en tono fantástico como L’Homme qui tousse.

En este film observamos durante tres minutos un hombre sentado que tose hasta escupir un charco de sangre que mancha sus piernas y ropa. Grabado con medios amateurs el film posee una estética documental que la vuelve aún mas inquietante. Boltanski explorará en toda su obra esta ambigüedad entre la verdad y la mentira a través de una estética documental con toques de espectacularidad.

Monumenta[editar]

La exposición es una propuesta realizada por el Grand Palais al artista, el cual realiza una instalación inédita en el año 2010, concebida como una experiencia física y psicológica con la que cuestiona la naturaleza y sentido de la humanidad. Transformando el lugar de forma visual y sonora, la obra invita a una reflexión social, espiritual y humana sobre la vida, la memoria y la singularidad de la existencia de cada ser vivo pero también la presencia de la muerte, la deshumanización del cuerpo y el azar del destino. Esta instalación es titulada Personnes.[1]

La exposición estuvo formada por 69 rectángulos de ropa que se extendían alienados en tres filas a lo largo de todo el museo y una gran montaña de ropa que era elevada al azar por una grúa, ambos evocaban a la muerte no solo por la ropa en sí, que debió haber sido utilizada por alguien etc, si no por la forma en la que se concebían los rectángulos, que recordaban a tumbas o lo azaroso de la grúa al atrapar algunas prendas y dejar otras. [2]

Bibliografía[editar]

Boltanski, C. (2002). Vie Impossible: What People Remember about Him. Verlag Der Buchhandlung Walther Konig.

Boltanski, C. (1996). Christian Boltanski: adviento y otros tiempos . Centro Galego de Arte Contemporanea.

Enlaces externos[editar]

Boltanski. Dossier pedagógico del Centre Pompidou

Obra de Boltanski en el Museo Reina Sofía

Referencias[editar]

  1. «ArtCult - Les nouvelles du marché de l'art.-CHRISTIAN BOLTANSKI AU GRAND PALAIS-EXPO'TIN». www.artcult.fr. Consultado el 13 de enero de 2016. 
  2. «Désertines - Création Radiophonique - France Culture». www.franceculture.fr. Consultado el 13 de enero de 2016.