Choque cultural

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Choque cultural o choc cultural o shock cultural, términos utilizados para describir la ansiedad y los sentimientos (de sorpresa, desorientación, confusión, etc.) causados en un individuo por el contacto con un medio social totalmente distinto, por ejemplo en otro país. Se relaciona frecuentemente con la incapacidad de asimilar una cultura diferente, creando dificultades en saber qué es apropiado y qué no. Frecuentemente se combina con un fuerte rechazo (moral o estético) a ciertos aspectos de la cultura ajena.

Teoría de las cuatro etapas[editar]

El término fue introducido por primera vez en 1961 por Kalervo Oberg, y de acuerdo a la teoría desarrollada a partir de sus escritos, se definen cuatro etapas de síntomas comunes al choque cultural:

  • La primera es la etapa de la luna de miel. En esta etapa la gente recibe todo lo nuevo como estupendo.
  • Luego viene el choque descrito anteriormente.
  • Después hay un período de negociación en el que la gente trabaja para resolver las diferencias culturales.
  • Finalmente viene la aceptación, momento en que la gente se da cuenta de que hay cosas buenas y malas en la cultura, y que es posible trabajar con ella.

Choque cultural invertido[editar]

El choque cultural invertido puede ocurrir cuando el individuo regresa a su cultura nativa después de haberse acostumbrado a otra cultura. Usualmente tiene 2 fases: idealización y expectativas. La idealización consiste en que el individuo se enfoca en las cosas buenas del pasado (deshaciéndose de las cosas malas), creando una versión idealizada del mismo. Las expectativas consisten en que el individuo asume que el entorno del que partió no ha cambiado, esperando que las cosas se mantengan de la misma forma en que estaban cuando partió.

La realización de que las cosas han cambiado, y el proceso de ajuste y actualización a las nuevas condiciones puede causar incomodidad y angustia.

Resultados[editar]

Fruto de la fase de ajuste, hay 3 resultados posibles:

  • Imposibilidad de aceptar la cultura extranjera y de integrarse a la misma. El individuo se aísla del ambiente de la cultura anfitriona (a la que ve como hostil) recluyéndose en guetos y viendo el regreso a su cultura nativa como su única salida. Sin embargo, podría tener problemas al reintegrarse una vez de vuelta en la cultura nativa.
  • Integración completa en la cultura nativa al mismo tiempo que se pierde la identidad cultural original, lo que se conoce como asimilación cultural. Normalmente el individuo no regresa a su cultura de origen.
  • Posibilidad de adpatar los aspectos positivos de la cultura anfitriona al mismo tiempo que se conservan algunos elementos de la cultura nativa. El individuo no tiene mayores inconvenientes al regresar a su cultura nativa o al irse a otra parte.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

en inglés
en español