Choga Zanbil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Choga Zanbil
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
Choghazanbil2.jpg
Las ruinas de la Ciudad Santa del reino de Élam.
País IránBandera de Irán Irán
Datos generales
Tipo Cultural
Criterios iii, iv
Identificación 113
Región Asia y Oceanía
Inscripción 1979 (III sesión)
Sitio web oficial

Choga Zanbil ( en persa, چغازنبیل) es un complejo elamita situado en la provincia del Juzestán, en Irán. Se encuentra a unos 25 kilómetros al oeste de Dezful, a unos 45 kilómetros al sur de Susa y a 230 kilómetros al norte de Abadán.

Las ruinas de Choga Zanbil fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1979.[1]

Historia[editar]

Choqa Zanbil era un centro religioso del Imperio elamita, fundado hacia 1250 a. C. por el rey Untash-Naprisha en la ruta entre Anshan y Susa, con el nombre de Dur-Untash-Naprisha (fortaleza de Untash-Naprisha). Rodeada de tres murallas concéntricas, la ciudad santa fue consagrada al dios nacional de Susa, Inshushinak.Chogha en lori Bakhtiari significa colina.

El monumento más importante es un extraordinario zigurat, construido según un método único: en lugar de estar formado por terrazas superpuestas, los cuatro pisos están encajados verticalmente. El zigurat ocupa completamente el recinto interior, y fue construido sobre un templo cuadrado anterior, también erigido por Untash-Naprisha. Es uno de los dos zigurats que se han conservado hasta nuestros días fuera de Mesopotamia, y uno de los mejor conservados.

En la zona intermedia se encuentran once templos dedicados a dioses menores. Se cree los planes originales incluían la construcción de veintidós templos, pero la muerte del rey interrumpió las obras.

En la zona exterior, al sudeste, se construyó un barrio real con palacios; las cinco tumbas reales subterráneas descubiertas bajo uno de los palacios contienen restos incinerados según una práctica similar a las de los hititas y hurritas, pero que no se encuentra en la tradición elamita. Es posible que se tratara de una dinastía de origen extranjero, quizá en relación con grupos primitivos indoeuropeos. Cerca de los palacios se ha descubierto un templo dedicado a Nusku, dios mesopotámico del fuego.

Figurilla de caolín del segundo milenio a. C.

Aparentemente, la ciudad propiamente dicha no llegó a ser construida ni habitada; el sitio fue abandonado rápidamente, quizá debido a la extinción de la dinastía de Untash-Naprisha. La mayor parte de las obras de arte realizadas para la ciudad fueron transportadas a Susa. El zigurat, sin embargo, se mantuvo activo durante varios siglos, hasta su destrucción por el rey asirio Asurbanipal en 640 a. C. Algunos historiadores opinan que el gran número de templos y santuarios construidos en Choga Zanbil significa que Untash-Naprisha pretendía crear un nuevo centro religioso para reemplazar a Susa y unificar los dioses del alto y el bajo Elam.[2]

Plan general[editar]

Untash-Napirisha emprende obras ambiciosas. La ciudad se organiza en torno a tres recintos. El primero, de forma ovoide, tiene 4 kilómetros de longitud y abarca toda la ciudad en una superficie de unas 100 hectáreas. Está atravesada por siete puertas (un número mágico en la religión). Al noreste se encuentra el barrio real, al que se accede por la puerta principal de la ciudad. En el centro se encuentra el barrio sagrado, protegido por un recinto de 460 x 420 metros. Aquí se encuentra un tercer recinto (190 x 170 m) que incluye el zigurat que domina el paisaje de la ciudad. Al norte de la ciudad, fuera de las murallas, se construyó un embalse para redistribuir el agua por toda la ciudad. Se alimenta de un canal de más de 50 km, construido para la ocasión, debido al aislamiento de la ciudad.

El resto del primer recinto nunca ha sido poblado. Esta ausencia de construcción se debería a que no era una ciudad destinada a ser habitada, sino más bien un centro religioso pensado como lugar de reunión para todos los elamitas, ya que había templos dedicados a las principales deidades de las diferentes regiones del reino: Inshushinak de Susa, la región de Dur-Untash, pero también Napirisha el gran dios del país de Anshan, Kiririsha de Liyan, etc. Se trataría, pues, de un intento de dar cohesión a Elam mediante la creación de un lugar de culto que federa un panteón elamita constituido para la ocasión con un objetivo político, mientras que normalmente cada región tiene una fuerte individualidad cultural.

La ciudad propiamente dicha fue abandonada muy pronto, tal vez debido a la rápida extinción de la dinastía Untash-Napirisha, que hizo fracasar su proyecto unificador. La mayoría de las obras de arte realizadas para Dur-Untash fueron llevadas a Susa, donde se encontrarán durante las excavaciones. Sin embargo, el zigurat seguiría funcionando durante varios siglos más, hasta su destrucción por los asirios.

El barrio sagrado y el zigurat[editar]

La ciudad santa central está dedicada al dios nacional de Susa Inshushinak. Otros dioses tienen su lugar aquí (Napirisha, Ishme-Karab, Kiririsha). El monumento más imponente es un soberbio zigurat. Está construido en el antiguo emplazamiento de un templo ya dedicado a Inshushinak, que tenía unas dimensiones de 105 x 8 m. Los materiales básicos utilizados para la construcción del zigurat son el adobe para el núcleo y el ladrillo cocido, más resistente, para el exterior. Durante la construcción, el templo se elevó y se remató con cuatro pisos. Para construir la torre, los constructores delimitaron primero el perímetro del edificio con un muro macizo, luego rellenaron el espacio alrededor del núcleo con adobes, antes de construir los pisos superiores siguiendo las escaleras, siempre alrededor de un núcleo principal. Una vez terminado, el zigurat tiene una base cuadrada de 105 metros de lado (como el templo original) y una altura estimada de unos 55 metros (las ruinas aún miden 25 metros hoy en día). Al edificio se sube por cuatro escaleras a cada lado de la torre, que conducen al primer piso, y luego se utilizaban otras escaleras para subir a los demás pisos, haciendo un recorrido circular. Estas escaleras interiores son una característica especial del edificio. Este zigurat estaba dedicado a Inshushinak, pero también a Napirisha, dios del país de Anshan, asegurando así la unión simbólica de las dos entidades que constituían Elam, el país bajo de Susa y el país alto de Anshan.

Referencias[editar]

  1. «Chogha Zanbil: an Unfinished Elamite Site with a Unique Ziggurat» (en inglés). Consultado el 21 de abril de 2019. 
  2. «The Ziggurat of Choga Zanbil» (en inglés). Consultado el 21 de abril de 2019. 

Bibliografía[editar]

  • P. Amiet: Elam. 1966.
  • Barthel Hrouda: Vorderasien. München 1971.
  • Roman Ghirshman: Tchoga Zanbil (Dur-Untash) (= Mémoires de la Délégation Archeologique en Iran. Band 39–42). Paris 1966–1970.
  • Edith Porada: Tchoga Zanbil (Dur-Untash) (= Mémoires de la Délegation Archéologique en Iran. Band 42). Paris 1970.
  • D. T. Potts: The Archaeology of Elam. Cambridge 1999, ISBN 0-521-56496-4, S. 222–230.
  • M. Roaf: Mesopotamien. Bildatlas der Kulturen. München 1998, ISBN 3-86047-796-X, S. 143
  • Koch, Heidemarie (2007). Frauen und Schlangen : die geheimnisvolle Kultur der Elamer in Alt-Iran (en alemán). Mainz am Rhein. p. 129-152. ISBN 9783805337373. 
  • Seyed-Ashraf, Heday (2008). Elam : eine alte Kultur im Iran (en alemán). Norderstedt: Books on Demand. ISBN 978-3-8334-7336-4. 

Bibliografía adicional[editar]

  • Potts, Daniel T. (1999). The Archaeology of Elam: Formation and Transformation of an Ancient Iranian State. Cambridge World Archaeology (en inglés). Cambridge: Cambridge University Press. 
  • Elizabeth Carter. «Chogha Zanbil». Encyclopædia Iranica (en inglés). 

Enlaces externos[editar]