Chlamydotis undulata fuertaventurae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Hubara canaria
Chlamydotis undulata -Lanzarote, Canary Islands, Spain-Crop.jpg
Macho en Lanzarote.
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN)
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Gruiformes
Familia: Otididae
Género: Chlamydotis
Especie: Chlamydotis undulata
Subespecie: C. u. fuertaventurae
Rothschild y Hartert, 1894[1]
Distribución

La hubara canaria (Chlamydotis undulata fuertaventurae) es una subespecie de avutarda hubara endémica de las Canarias orientales. Es un ave sedentaria, escasa y amenazada de extinción y el ave de mayor tamaño de este archipiélago de la Macaronesia española. La hubara es el símbolo animal de Fuerteventura, junto al cardón de Jandía como símbolo vegetal.[2]

Taxonomía[editar]

La hubara canaria es una de las tres subespecies de avutarda hubara. Las pruebas arqueológicas indican que ha estado presente en las islas Canarias desde hace 130.000 - 170.000 años. Sin embargo los datos genéticos apuntan a una separación de C. u. fuertaventurae respecto a la subespecie nominal mucho más reciente, entre 20.000-25.000 años. Lo que indica que tras una colonización inicial de las islas Canarias hace unos 130.000 años, se han realizado colonizaciones posteriores hasta hace unos 19.000-30.000 años, tras los cuales de produjo el aislamiento hasta la actualidad.[3]

Descripción[editar]

La hubara canaria se distingue de las otras dos subespecies por ser de menor tamaño, de colores menos arenosos y tener la espalda más oscura y con más manchas.[4]​ Mide entre 55 y 65 cm de largo,[5]​ por lo que es el ave de mayor tamaño entre las nativas del archipiélago canario.[6]

Distribución y hábitat[editar]

Las hubaras están confinadas en las islas de Fuerteventura, Lanzarote, Lobos y La Graciosa, aunque no hay seguridad si la población de Lobos continúa existiendo. Se sabe que en el pasado la hubara también habitó las islas de Tenerife y Gran Canaria, islas en donde posteriormente se extinguió.[7]

La pluviosidad anual media en su área de distribución es menos de 140 mm mientras que el rango de temperaturas medias oscilan entre los 16°C en enero-febrero y 24°C en agosto-septiembre.[8]​ Habitan en llanuras semiáridas, colinas rocosas y dunas inmóviles, con cubierta vegetal escasa de arbustos y hierba. A veces se alimentan en las tierras de cultivo al amanecer y el atardecer, pero evitan los asentamientos humanos, los maizales, los bosques y los campos de lava.[4]

Comportamiento[editar]

Reproducción[editar]

Macho desplegando sus plumas durante el cortejo.

Fuera de la época de cría las aves suelen ser gregarias y buscan alimento en pequeños grupos.[8]​ En cambio en la época de cría los machos toman territorios para el cortejo y los defienden de los demás machos. Estos territorios suelen tener anchos 500-1000 m. Durante este periodo ambos sexos tienden a estar solos y solo se juntan para el apareamiento. El cortejo tiene lugar de diciembre a marzo. Los machos exhiben el plumaje de su cabeza y pecho pavoneándose en círculo o línea recta. Las hembras ponen entre dos y tres huevos en un nido ligeramente escarbado en el suelo entre febrero y abril. Los machos son polígamos y no ayudan en la cría de los pollos. Los polluelos son nidífugos y siguen a la hembra tras la eclosión. Generalmente solo sobrevive un pollo de cada puesta, y raramente dos.[4]

Alimentación[editar]

Ejemplar en Lanzarote

Estas aves son omnívoras, se alimentan en el suelo consumiendo gran variedad de artrópodos, moluscos, pequeños vertebrados y diverso material vegetal. Los pollos necesitan insectos para crecer correctamente.[4]

Estado de conservación[editar]

El plan de acción publicado en 1995 estimaba una población total de unas 700–750 hubaras canarias, comprendidas entre las 300–350 en Fuerteventura y Lobos, y unas 400 en Lanzarote y La Graciosa.[4]​ Sin embargo un estudio posterior estimaba que el número de individuos en Fuerteventura eran 177.[9]​ Están clasificadas como aves en peligro de extinción en la Lista roja y están protegidas por la legislación, aunque siguen amenazadas por varios factores, como la destrucción de su hábitat por el desarrollo e incremento del turismo, la caza furtiva, las colisiones con los tendidos eléctricos y las pertubaciones causadas por los recolectores de trufas.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Rothschild, W.; & Hartert, E. (1894). On a new Bustard from the Palearctic Region. Novitates zoologicae 1: 689.
  2. Ley 7/1991, de 30 de abril, de símbolos de la naturaleza para las Islas Canarias
  3. Idaghdour, Y.; Broderick, D.; Korrida, A.; & Chbel, F. (2004). Mitochondrial control region diversity of the houbara bustard Chlamydotis undulata complex. Molecular Ecology 13: 43-54.[1]
  4. a b c d e f Heredia, Borja. (Compiler). (1995). Action Plan for the Houbara Bustard in the Canary Islands. BirdLife International. Retrieved on 16 December 2008.
  5. Juana y J.M. Varela (2000). Guía de las aves de España, península, Baleares y Canarias. p. 72. Lynx Edicions SEO/Birdlife. ISBN 8487334261
  6. Iberia Nature: Houbara Bustard
  7. Un nuevo yacimiento de vertebrados fósiles en Tenerife (Islas Canarias)
  8. a b Martin, Aurelio; Lorenzo, Juan Antonio; Hernández, Miguel Angel; Nogales, Manuel; Medina, Félix Manuel; Delgado, Juan Domingo; Naranjo, José Julián; Quilis, Vicente; & Delgado, Guillermo. (1997). Distribution, status and conservation of the Houbara Bustard Chlamydotis undulata fuertaventurae Rothschild & Hartert, 1894, in the Canary Islands, November – December 1994. Ardeola 44(1): 61-69.[2] (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  9. Carrascal, Luis M.; Palomino, David; Seoane, Javier; & Alonso, César L. (2008). Habitat use and population density of the houbara bustard Chlamydotis undulata in Fuerteventura (Canary Islands). African Journal of Ecology 46(3): 291-302.[3]