Chinaco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tropa de chinacos en el México decimonónico

Chinacos fue el nombre dado a los guerrilleros liberales mexicanos durante la guerra de Independencia, la guerra contra los Estados Unidos y la intervención francesa en México. Se distinguieron por su valor y habilidad pese a su falta de disciplina militar.

Caballista de los siglos XVII al XIX llamado inicialmente "Cuerudo" por vestir básicamente prendas de gamuza. Antecesor del traje de charro.

Atuendo típico de la Nueva España y el primer siglo del México independiente.

Origen[editar]

China

Durante las luchas de independencia en las comunidades rurales de fuerte influencia española, algunos guerrilleros insurgentes del sur de la República Mexicana, reconocidos por su valor en el combate, recibían este nombre, que para muchos es un invento, o era porque algunos mexicanos tenían influencia indígena, lo que les provocaba ojos asiáticos.

Después de la Conquista, los caballos estaban prohibidos para los indígenas pertenecientes al pueblo llano, aunque los caciques, nobles, y sus descendientes sí podía tener caballos, y en menor medida para los mestizos, sobre todo a los que habitaban en las ciudades o cerca de las comunidades indígenas. Pero la necesidad de empleados en las haciendas ganaderas hizo que el virrey Luis de Velasco otorgase el primer permiso escrito para la Hacienda de San Javier en el actual estado de Hidalgo y "pudieran montar libremente caballos con silla, freno y espuelas" (condicionados a tener características distintas a las europeas, eliminando el sentido militar de los arreos). Así se fueron creando el estilo hípico nacional y la silla mexicana que es de diseño único, adaptada para las faenas de campo, debido a ello, las monturas mexicanas y todas sus variantes tienen una cabeza en el fuste, cuya única función es amarrar las sogas,reatas o lazos con los que se sujeta al ganado mayor.

Los criollos y mestizos pobres, hacia el final de la época virreinal, y principios del siglo XIX tenían en gran estima sus cabalgaduras y avíos ya que solamente podían montar los caballos propiedad de sus patrones, y trabajando para estos. Así pues, el chinaco era más que un hombre del pueblo para convertirse en un orgulloso jinete. Lo que representaba independencia personal y respeto en su ámbito cultural.

La mujer del chinaco era la china.

Chinaco y chinas poblanas, litografía de Carl Nebel

Características[editar]

Chinacos en la Guerra De Reforma, Litografía de Casimiro Castro

La vestimenta de los chinacos, que usaban vistosos sarapes, era parecida a la del campero andaluz. Con sombrero similar al castoreño, pero de alas más anchas, y calzón de manta largo cubierto por otro pantalón de gamuza, abierto de los lados exteriores los cuales eran abrochados por una botonadura que dio lugar a la que posteriormente han usado los charros, las chaparreras, que en aquel entonces tenían una indumentaria un poco más parecida a la del chinaco, pero más ostentosa. Utilizaba en faenas las reata de ixtle, para lazar el ganado, y en combate la lanza para sus temibles cargas de caballería. Otra característica fue el empleo de un pañuelo anudado sobre la cabeza.

La montura adornada con trabajo de talabartería, cincho, arciones anchas y gran fuste, tipo "Silao", de medio queso o bien queso completo, fue la misma que conocieron y copiaron los nuevos colonizadores anglosajones en los territorios de California, Nuevo México, Arizona y Texas. Tal silla llevaba en la parte posterior, atrás de la "teja" los llamados vaquerillos, que eran dos piezas de piel de cabra para adornarla, o para, cuando llovía, pudiera el jinete cubrirse la espalda.


Los chinacos peleaban tanto del lado de los liberales como de los conservadores durante la Guerra de Reforma.

Sin embargo, la fama de los chinacos se haría mundial durante la Intervención Francesa, época en la que enfrentaron y en varias ocasiones derrotaron al ejército expedicionario francés de Napoleón III, quien había instaurado con la ayuda del partido conservador a Maximiliano de Habsburgo como emperador de México; los chinacos que combatieron en el bando liberal enfrentaron al invasor hasta que este fue derrotado, y el emperador Maximiliano ejecutado en Querétaro en 1867.

El líder insurgente Vicente Guerrero debido a su origen campesino y popular solía también vestir de chinaco.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • "El Libro de la Charrería" de José Valero Silva Ed. Gacela México 1987 (Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, México D.F.)
  • Rivera, José María (1997 [1855] "La china". Frías y Soto, Hilarión. Los mexicanos pintados por sí mismos. Selección de Rosa Beltrán. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, México