Chilenitos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bolsa de venta de chilenitos.

Chilenitos es el nombre que recibe en Chile un dulce típico hecho de harina y relleno de manjar, similares a los alfajores. Son denominados «chilenitos»[1] porque son un tipo de alfajor chileno de maicena u otro tipo de harina, más sencillos y más pequeños que los alfajores comunes. Así el término alfajor chileno es utilizado para definir a otro tipo de alfajor tradicional, con una hojarasca (tipo de galleta) más delgada y firme.[2]

Orígenes[editar]

Estos dulces son originarios de la zona Central de Chile, de lugares como Curacaví (Región Metropolitana) y La Ligua (Región de Valparaíso).

Cuenta la historia popular que, para las fiestas, la gente de Curacaví cocinaba dulces caseros para los festejados como un presente. Hoy en día se venden en las carreteras y son para los viajeros una atracción imperdible para disfrutar de estos dulces tan propios de la zona.

Receta[editar]

Se trata de una receta bastante económica, fácil y rápida de realizar. Para seis personas, es necesario:

Masa
  • Harina (dos tazas y media, 900 g)
  • Polvos de hornear (media cucharada, 5 g)
  • Mantequilla (dos cucharadas y media, 25 g)
  • Leche (tres cucharadas, 30 ml)
  • Aguardiente (una cucharada, 10 ml)
  • Yemas de huevo (cinco yemas batidas)
Relleno
  • Manjar (250 g)
  • Leche (dos cucharadas, 20 ml)
Preparación
Para la masa

En un cuenco, mezcle los huevos con la leche, la mantequilla y el aguardiente hasta tener una consistencia uniforme. Luego agregue la harina junto con los polvos de hornear. Mezcle hasta obtener una masa homogénea. Una vez que la masa se encuentre blanda y lista para amasar, utilice un uslero, para lograr una forma fina y fácil de manipular. Corte la masa en forma ovalada, asegurándose de obtener pares. Antes de comenzar a hornear la masa, esta se debe agujerear sutilmente con un tenedor. Hornear durante 15 minutos a 150 ºC.

Para el relleno

Se debe batir el manjar junto con la leche, en una olla, calentar a baño María y seguir batiendo. Cuando la consistencia resulte espesa, deje de batir.

Para que estén listos, se debe verter un poco de relleno sobre una de las tapas del dulce. Luego se tapa y se pone a calentar otra vez para que se seque el relleno. Deje enfriar antes de servir.

Variantes

Se pueden preparar también con cubiertas de azúcar flor, chocolate o merengue, o de diferentes formas y tamaños.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Compañía Molinera San Cristóbal. Recetario fácil de Repostería.
  • Varios autores. Repostería Chilena. Editorial Bibliográfica.

Enlaces externos[editar]