Chasqui

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Chasqui tocando el pututu.

Chasqui (quechua: chaski (postillón)[1]​ o también chaski (correo, persona de relevo)[2] era un corredor joven que llevaba un mensaje o recado en el sistema de correos del Tahuantinsuyo, desplazándose a la carrera de una posta a la inmediata siguiente.

Era el mensajero personal del inca, que utilizaba un sistema de postas para entregar mensajes[3]​ u objetos. Fundamentalmente transportaban la información en los Quipu que había sido elaborada por los Quipucamayoc.[4]​. En pocas palabras, los chasquis eran como los carteros de la realeza inca.

Los chasquis eran viejos diestros y preparados físicamente desde temprana edad, y recorrían a través de un sistema de postas (tambos), los extensos caminos construidos por el estado inca, pues de ellos pudiera depender una orden de suspensión de una acción bélica a tiempo o llegaran los refuerzos a una batalla. Eran hijos de curacas, gente de confianza.

Llevaba siempre un pututu, trompeta de caracol, para anunciar su llegada peruana y alertar a su relevo; por armas portaba una porra y una huaraca, un quipu, donde traía la información, un atado a la espalda, donde conducía objetos y encomiendas, una vara, y en la cabeza, un penacho de plumas blancas a modo de identificador visual.[5]​ "Dicen que un caracol de Colombia llegaba vivo al inca, en el Cuzco."[6]

Además, el chasqui se convirtió en el receptor del saber ancestral, recibido de parte de los hamawt'a (sabios ancianos), para ser entregado a un nuevo relevo, y así transmitir los conocimientos en forma hermética, a fin de preservar los principios esenciales de la cultura andina ante el avasallamiento de la civilización occidental.

Los españoles que invadieron el ya fraccionado territorio de los incas, desde 1532, quedaron tan impresionados con la eficiencia del sistema de chasquis que los corredores se mantuvieron en el Virreinato del Perú. Pedro Cieza de León, cronista español, habría escrito:[7]

Los incas inventaron un sistema de postas que era lo mejor se pudiera pensar o imaginar… las noticias no podría haber sido transmitidas a través de una mayor velocidad que con los caballos más veloces.

También servían de espías al imperio a la nobleza para tener estrategias bélicas de batalla contra los otros pueblos y culturas de la América latina en los tiempos precolombinos.

Era tal la importancia que se le daba al servicio de correos que quienes iban a ser destinados para ser chasquis eran entrenados desde niños para que pudieran realizar su oficio a la perfección. Debían conocer perfectamente cada uno de los caminos y sus atajos y eran diestros nadadores; También eran capaces de realizar sus labores durante las noches si esto fuese necesario .[8]

Operación[editar]

Los Chasquis fueron enviados a lo largo de miles de kilómetros, aprovechando el vasto sistema de carreteras incaico construido y puentes de cuerda en los Andes de Perú y Ecuador. En la costa de lo que ahora es Perú su ruta corrió de Nazca a Tumbes. [9]​ Las rutas chasqui también se extendieron a más confines del imperio en partes de lo que ahora son Colombia, Bolivia, Argentina y Chile.

Los tambos, o estaciones de retransmisión, se utilizaron para que el chasquis se detuviera y transfirieran mensajes al siguiente chasqui. [10]​ Había diferentes tamaños y niveles de tambos y a cada uno se le asignó un uso diferente. [11]​ El uso del tambo dependía de la ruta en la que se encontraba y a quién se le permitía usarlo, pero la mayoría de ellos eran sólo para pasar los mensajes a lo largo porque había otras estructuras que el chasquis utilizaba para el descanso y el refugio llamado chasquihuasis. [12]Chasquis comenzaba en un tambo y corría hacia el siguiente tambo donde un chasqui descansado estaba esperando para llevar el mensaje al siguiente tambo.

Envío[editar]

Cada chasqui llevaba dos objetos, un quipu y un pututu. [13]​ Un quipu se utilizó para almacenar y transportar información a través de un sistema de cuerdas anudadas que representaban diferentes cosas basadas en el tipo, color, número de cuerdas, etc. [14]​ El chasqui fue capaz de leer, traducir y transferir la información sobre el quipus. [15]​ El quipu no podía ser leído a menos que el chasqui estuviera allí con el mensaje oral y la traducción porque parte de la información fue contada oralmente que iba junto con el quipu. [16]​ El pututu era una caracola utilizada como trompeta, [17]​ utilizado para indicar a otros chasquis que un corredor estaba cerca, para que pudieran prepararse para correr.

En la Actualidad[editar]

Hay varios caminos y tambos conservados que fueron utilizados por el chasquis que todavía se conservan hoy en día. Hay senderos que permiten recorrer estos caminos y experimentar la distancia y el terreno que recorrió el chasquis. [18]​ La mayoría de los caminos son lugares que fueron utilizados por los incas, pero hay otras secciones que se supone que son caminos incas que no han sido confirmados o negados. [19]​ La mayoría de los caminos contienen puentes de cuerda inca,que fueron hábilmente construidos por personas incas mediante el uso de hebras de vegetación que fueron tejidas juntas y reforzadas por madera y piedras. [20]​ Fueron frecuentemente utilizados por corredores chasqui entregando mensajes en todo el Imperio Inca. Muchos de estos puentes siguen intactos hoy en día y se pueden cruzar sin temor a que se rompan debido a lo duraderos que son. [21]​ También hay muchas carreras corriendo en estos caminos.

Referencias[editar]

  1. Diccionario Quechua Castellano de la cademia Mayor del Cusco (1995)
  2. Diccionario Quechua castellano de Francisco Carranza Romero
  3. Von Hagen, Victor W. Highway of the Sun: 80.
  4. «Imperio Inca, numeración e instrumentos». 
  5. Guamán Poma de ayala. Op. cit. pág. 82
  6. Guamán Poma de Ayala. Obra citada
  7. Los Chasquis http://historiaperuana.com/periodo-autocotono/chasquis/
  8. Daniel Alejandro López. «Comunicaciones en las Culturas Prehispánicas». Archivado desde el original el 1 de marzo de 2017. Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  9. Hyslop, John (1984). El sistema de carreteras Inka. Académico.
  10. Hyslop, John (1984). El sistema de carreteras Inka. Académico.
  11. Rostworowski de Diez Canseco, María (1999). Historia del Reino Inca. Cambridge University Press.
  12. Hyslop, John (1984). El sistema de carreteras Inka. Académico.
  13. Quilter, Jeffrey (2002). Hilos narrativos. Prensa de la Universidad de Texas.
  14. D'Altroy, Terrence (2002). Los incas. Blackwell Publishing. ISBN 1405116765.
  15. Quilter, Jeffrey (2002). Hilos narrativos. Prensa de la Universidad de Texas.
  16. Hyslop, John (1984). El sistema de carreteras Inka. Académico.
  17. Hyslop, John (1984). El sistema de carreteras Inka. Académico,
  18. "Lo que es viajar por el camino inca hoy". Smithsonian. Consultado el 2015-12-02.
  19. D'Altroy, Terrence (2002). Los incas. Blackwell Publishing. ISBN 1405116765.
  20. Quilter, Jeffrey (2002). Hilos narrativos. Prensa de la Universidad de Texas.
  21. D'Altroy, Terrence (2002). Los incas. Blackwell Publishing. ISBN 1405116765.

Véase también[editar]