Charnego

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La palabra charnego proviene del catalán xarnego y ésta, a su vez, del gascón charnègo.


Etimología y uso[editar]

La palabra tiene su origen en el castellano lucharniego o nocharniego (nocturno), aplicado a perros de caza nocturna. En gascón, charnego tomó el sentido de mestizo o forastero no adaptado. Se utiliza para los siguientes sentidos:[cita requerida]

  1. Perro galgo.
  2. Hijo de una persona nacida en Cataluña y de una francesa.
  3. Hijo de una persona nacida en Cataluña y de una no nacida en Cataluña.
  4. RAE (Del catalán xarnego, y este de lucharniego). 1. masculino y femenino. despectivo. Cat. Inmigrante de una región española de habla no catalana.[1]

Según el Institut d'Estudis Catalans, el término corresponde a un "inmigrante castellanohablante residente en Cataluña, dicho despectivamente".[2]

En Mallorca se usa la palabra foraster (forastero) para el inmigrante de fuera de la isla o sus hijos.

En la Comunidad Valenciana se usa la palabra xurro (churro) para los que hablan el dialecto castellano del interior de la Comunidad. No obstante, se usa foraster también con el mismo significado que en Mallorca, pero también para los que se afincan en una localidad que no es la suya habitual, y hasta que se integra.

Historia[editar]

Inmigración en Cataluña[editar]

Durante el siglo XVI se produjo en Cataluña una fuerte inmigración francesa, sobre todo occitana y gascona. A estos se les denominaba Gabachos o gavatxos. En la Comunidad Valenciana también se usaba la denominación xarnego para referirse a la mezcla de valenciano con castellano, y así se denominaba a los murcianos, siendo un apelativo más cariñoso que despectivo. En los años 1950 y 1960, con una fuerte inmigración castellanohablante proveniente del resto de regiones españolas, se extendió su uso para referirse de forma despectiva a los nuevos residentes.[2]Francisco Candel describe la situación en Los otros catalanes (1964). Más tarde él mismo se autodefine como Un charnego en el senado (1979). A partir de los años 1980, con la inmigración estabilizada, la recuperación democrática y el esfuerzo político de integración social, el término cae en desuso.[cita requerida]

Reivindicación del término[editar]

En 2006 se ha reavivado artificialmente el uso de esta palabra a partir de una conversación privada, grabada por una cámara de televisión en el madrileño bar del Club Siglo XXI entre Jordi Sevilla (Ministro de Administraciones Públicas del PSOE) y José María Fidalgo (secretario general de CCOO). En esta conversación Sevilla aseguró que José Montilla (en ese momento ministro de Industria del PSC) no tenía opciones a ser candidato a la Presidencia de Generalitat por ser "charnego". Desmintiendo esa afirmación, José Montilla fue el candidato del PSC a las elecciones al Parlamento de Cataluña (2006) y más tarde Presidente de la Generalitat de Catalunya.

La palabra "charnego" siempre ha tenido un carácter despectivo, más relacionado con la lengua que con el origen geográfico, y hoy varias personalidades se declaran charnegas (en el sentido número tres) reivindicando una situación de normalidad social. Uno de los primeros en hacerlo fue Serrat y, tras el incidente antes mencionado, incluso se han declarado Maragall del PSC y Josep-Lluís Carod-Rovira de ERC. Actualmente, el insulto pierde su carga peyorativa cuando se emplea en castellano; sin embargo, algunos personas consideran el término despectivo y xenófobo.[3]​ En España se usa despectivamente para referirse a las personas que viven en Cataluña y proceden de otras regiones (el cual normalmente es su uso común).[4]​ Hace algunos años se llamaba catalán charnego al nacido en Cataluña hijo de padre o madre no nacido en Cataluña.

Referencias[editar]

  1. Charnego en el DRAE
  2. a b «Institut d'Estudis Catalans - xarnego». dlc.iec.cat. Consultado el 15 de mayo de 2017. 
  3. http:/www.meneame.net/c/11604509
  4. http://forum.wordreference.com/showthread.php?t=71202