Chanás

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Chaná»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Las distintas etnias indígenas en el Río de la Plata.

Los chanaes, chanás o chanés son un pueblo indígena próximo a los charrúas que habitaba en la República Oriental del Uruguay en la confluencia del río Negro con el río Uruguay, las costas e islas de este último y las islas del Delta del Paraná en Argentina, entre las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires y hasta en la de Corrientes. Hablaban el idioma chaná,[1] [2] de la familia charrúa.

No debe confundírselos con los llamados "chaná-salvajes", uno de los nombres dados por los españoles a los yaros que habitaban en la proximidades de los chanaes.

Parcialidades[editar]

En Corrientes serían de este grupo las parcialidades mepenes y mocoretáes. Entre Santa Fe y Entre Ríos habrían estado los timbúes, caracaraes, corondas, quiloazas y calchines y entre Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, los chanaes, mbeguaes, chaná-timbúes y chaná-mbeguaes (chaná-beguaes).

Historia[editar]

El fuerte Sancti Spiritu que fue el primer asentamiento hispano en la Región del Plata, fue fundado en la desembocadura del río Carcarañá en el Paraná en 1527, por el navegante veneciano al servicio de la Corona española Sebastián Caboto. Fue destruido dos años más tarde por los chaná-timbúes. En la carta fechada el 10 de julio de 1528 de Luis Ramírez, quien participó de la expedición, mencionó a los chanás:[3]

En la comarca de la dicha fortaleza ay otras naciones, las quales son Caracarais y Chanaes, y Beguas y Chamaes Timbus, y Timbus con de diferentes lenguages; todos vinieron ablar y ver al Sñr. Capitan General: es gente mui bien dispuesta; tienen todos oradas las narizes ansi hombres como mugeres por tres partes, y las orejas: los hombres oradan los lavios por la parte vaja: de estos los Cancarais y Timbus siembran abati y calabazas y habas; y todas las otras naciones no siembran, y su mantenimiento es carne y pescado.

Sobre el viaje que Diego García de Moguer realizó en el río Paraná en 1528 escribió en su Relación:[4]

... Ay otra generacion andando el Rio arriba que se llaman los Janaes é otros questán cabellos que se llaman Janaes o Tembures; estos todos comen abate é carne é pescado; é de la otra parte del rio está otra generacion que se llaman los Carcaráes...

En el Diário da Navegação da Armada que foi à terra do Brasil em 1530 escrito por Pero Lopes de Sousa durante la expedición portuguesa de su hermano Martim Afonso de Sousa, menciona al incursionar por el río Paraná un encuentró con chanás el 13 de diciembre de 1531:[5]

E chegámos com o bargantim a terra, e logo vieram mais 3 homês e húa molher, todos cobertos com peles: a molher era mui fermosa; trazia os cabellos compridos e castanhos: tinha hús ferretes que lhe tomavam as olheiras: eles traziam na cabeça hús barretes das pelles das cabeças das onças, com os dentes e com tudo. Por acenos lhe entendemos que estava hum homem com outra geraçam, que chamavam chanás, e que sabia falar muitas linguas; e que o queria ir a chamar, e estava la diante pelo rio arriba; e que elles iriam e viriam em 6 dias.

Los chaná-timbúes integraron la coalición indígena que se opuso a la primera fundación de Buenos Aires en 1536 por Pedro de Mendoza, tomando parte en el combate de Corpus Christi y en el sitio de la ciudad. El cronista de la expedición, Ulrico Schmidl, los llama zechenais diembus en su obra Viaje al Río de la Plata:[6]

Después de esto seguimos un mes todos juntos pasando grandes necesidades en la ciudad de Bonas Ayers hasta que pudieron aprestar los navíos. Por este tiempo los indios con fuerza y gran poder nos atacaron a nosotros y a nuestra ciudad de Bonas Ayers en número hasta de 23.000 hombres; constaban de cuatro naciones llamadas, carendies, barenis, zechuruas, y zechenais diembus.

Domingo Martínez de Irala en su Relación de abril de 1541 los denominó chanas:[7]

... asymesmo corren la costa chanas y guaranys que son enemigos a los quales y a los quyrandis q. arriba digo les podra fazer todo el dagño q. pudiere por amystad o enmystad rrescatando con ellos o no rrescatando porq. asy hazen ellos.

La Historia general y natural de las Indias, islas y tierra firme del mar océano fue publicada por Gonzalo Fernández de Oviedo en partes entre 1535 y 1557 con una relación sobre los chanastinbus:[8]

Estos indios están de la parte de la costa al Norte, y mas adelante en la mesma costa, passando el rio Nero, está otra gente que se diçe chanastinbus, que viven en islas de la costa ya dicha, y que se mantienen de pesqueria y siembran algun poco de mahiz y calabaças de las nuestras de España, pero mayores; é tienen muchas pieles de nutras y buenas, y venados grandes y pequeños (...) Los chanastinbus son de alta estatura mas que los otros, y los guaranies son de estatura de los españoles: todos andan desnudos, salvo los tinbus que se cubren con los pellejos ya dichos.

Poco después de la segunda fundación de Buenos Aires por Juan de Garay en 1580 12 caciques chanás con sus tribus fueron repartidos en encomienda en el repartimiento del 28 de marzo de 1582. Estos caciques, mencionados como de nación Chanas, fueron: Guardiya, Araquí, Canisolo, Caraqua, Yuca, Maguarí, Aguara, Derdian, Maochun, Capiguatin, Cura, y Delajan.[9]

Martín del Barco Centenera en su poema histórico Argentina y conquista del Río de la Plata con otros acaecimientos de los reinos del Perú, Tucumán y el Estado del Brasil (La Argentina) publicado en 1602 hizo referencia a los chanaes respecto de la expedición del adelantado Juan Ortiz de Zárate en 1573:[10]

En este tiempo, ¡Oh cosa lastimera¡
flecharon al dichoso Chavarría.
Aqueste a los Chanaes les cupiera,
al tiempo que la presa se partía.

En la jurisdicción de la ciudad de Santa Fe sobre la desembocadura del arroyo Monje en el río Coronda (en las cercanías del fuerte de Sancti Spiritu) fue fundada en 1615-1616 por Hernandarias la reducción franciscana de San Bartolomé de los Chanás con chanás de una encomienda cercana a Coronda.[11] [12] Cuando fue visitada por el gobernador Diego de Góngora en 1621 estaba sin sacerdote y la población se había dispersado por la viruela. Góngora ordenó reunirla empadronando a 321 chanás y enviándole un misionero.[13] Ese mismo año sufrió un devastador ataque charrúa. Para 1673 un empadronamiento en Santa Fe determinó que subsistían 80 chaná-timbúes, 54 chanás, 20 colastinés y 6 guayquirarós.

En 1624 el gobernador Francisco de Céspedes acordó con unos 500 chanás de la Banda Oriental fundar la reducción de San Antonio de los Chanás (luego llamada San Juan de Céspedes) a 10 leguas de la recién creada reducción charrúa de San Francisco de Olivares ubicada en una isla de la desembocadura del río Negro en el río Uruguay. Hacia 1631 estas reducciones habían desaparecido. Hacia 1662 se fundó la reducción de Santo Domingo Soriano con chanás y charrúas, que fue trasladada en 1718 a su ubicación actual.

Cultura[editar]

Su cultura y su economía (pescadores, cazadores, recolectores) estaba especialmente adaptada al medio ambiente, viviendo gran parte del tiempo en canoas monóxilas o estableciendo paraderos a orillas de los cursos de agua. A la llegada de los europeos en el siglo XVI los chanaes ya habían sufrido un proceso de aculturación por parte de los guaraníes, proceso que se vio favorecido por el incremento demográfico de estos últimos a través de las prácticas de una incipiente agricultura (en especial de mandioca), aunque no se poseen datos ciertos de que los chanás hubieran desarrollado una agricultura, lo concreto de la aculturación se refleja en la aparición de un numeroso léxico guaraní que se refleja aún hoy en gran parte de la toponimia de la región otrora habitada por los chanaes.

Eran expertos pescadores y usaban grandes canoas para este cometido. También cazaban y lo hacían con arcos y flechas con puntas de hueso o piedra. Lograron grandes avances en la cerámica, obteniendo piezas decoradas muy bellas.

Aspecto físico[editar]

A pesar de los influjos culturales amazónidos, el fisiotipo de los chanaes es característico de los pámpidos: altos (oscilaban entre 1,70 m y 1,80 m), tenían cráneos voluminosos, pómulos y mentones salientes. Con la nariz larga y delgada y el porte atlético. El color del cutis era bronceado, poseían ojos oscuros y pelo generalmente lacio y negro. Usaban collares hechos con caracoles y huesos, se perforaban la nariz y solían llevar tatuajes.

Presencia actual[editar]

Se ha considerado que esta etnia fue una de las primeras en desaparecer en el Cono Sur debido al temprano contacto con los europeos, tal contacto facilitó que se produjeran entre ellos epidemias de enfermedades para las cuales carecían de inmunidad.

Sin embargo el último censo nacional argentino en 2001 demostró que en Entre Ríos existen más descendientes de charrúas y chanás de lo que en general se suponía, los cuales están mestizados y completamente aculturados. Un total de 4.376 fueron censados en Argentina,[14] mientras que en 2011 fueron censados más de 2500 en Uruguay.[15]

A mediados de 2005 un habitante de la ciudad entrerriana de Paraná, nacido en Nogoyá dio a conocer que conservaba por transmisión oral familiar la lengua chaná y mencionó más de 250 vocablos y frases, entre ellas todas las palabras charrúas y chanás conocidas.[15] [16] [17] [18]

Referencias[editar]

  1. Lafone Quevedo, Samuel Alexander (1897) Los Indios Chanases y su lengua. La Buenos Aires.
  2. Larrañaga, Dámaso Antonio (1923) "Compendio del idioma de la Nación Chaná"; Escritos de D. Dámaso A. Larrañaga, tomo III: 163-174. Montevideo: Instituto Histórico y Geográfico del Uruguay, Imprenta Nacional.
  3. Historia de la dominación española en el Uruguay, Volumen 1, pág. 532-533. Autor: Francisco Bauzá. Publicado por: A. Barreiro y Ramos, 1895
  4. Colección de documentos inéditos para la historia de Chile, desde el viaje de Magallanes hasta la batalla de Maipo, 1518-1818. Colectados y publicados por J.T. Medina: Expediciones de Jofré de Loaisa, Alcazaba, Mendoza, Camargo, etc, pág. 47. Autor: José Toribio Medina. Publicado por: Impr. Ercilla, 1889
  5. Revista trimensal do Instituto Historico, Geographico e Ethnographico do Brazil, Volumen 24, pág. 55. Colaborador: Instituto Histórico e Geográfico Brasileiro. Editor: J.M.N. Garcia, 1861
  6. Cervantes Virtual. Ulrich Schmídel, Viaje al Río de la Plata; notas bibliográficas y biográficas por el teniente general don Bartolomé Mitre; prólogo, traducciones y anotaciones por Samuel Alejandro Lafone Quevedo
  7. El Historiador. Carta de Domingo de Irala
  8. Historia general y natural de las Indias, islas y tierra-firme del Mar Océano, pág. 191. Autores: Gonzalo Fernandez de Oviedo y Valdes. Editor: Real Acad. de la Historia, 1852
  9. Cervantes Virtual. Fundación de la ciudad de Buenos Aires, con otros documentos de aquella época / por Juan de Garay
  10. Biblioteca virtual Universal. La Argentina. Martín del Barco Centenera
  11. Centro de Estudios Hispanoamericanos
  12. "Dos informes del gobernador Diego de Góngora al Rey en el año de 1622", en CERVERA Manuel María, Historia de la ciudad y provincia de Santa Fe. Contribución a la Historia de la República Argentina (1573-1853).Santa Fe, Universidad Nacional del Litoral, 1979, tomo III, Apéndice XXI, pág. 384/5.
  13. LA FUNDACION DE SANTA FE. Ocupación del territorio y contacto hispano-indígena
  14. UNICEF (2010) "Pueblos Indígenas de Argentina"; Derechos de la niñez y la adolescencia indígena. Consultado el 5 de mayo de 2014.
  15. a b Schvartzman, Américo (2014) "Blas Jaime, el último chaná"; El Miércoles, 11 de octubre de 2006.
  16. Fiorotto, Daniel Tirso (2005) "Un chaná que habla su idioma"; La Nación, 26 de marzo de 2005, Suplemento El Campo: 5.
  17. Foro Social Paraná Medio - Palabras indias para el asombro
  18. Viegas Barros, J. Pedro (2009) "Aspectos de la morfosintaxis del chaná, lengua obsolescente de la provincia de Entre Ríos (Argentina)". Trabajo leído en el Encuentro de Lenguas Indígenas Americanas (ELIA) II / II Simposio Internacional de Lingüística Amerindia (ALFAL). Resistencia: Universidad Nacional del Nordeste, 17-19 de septiembre de 2009.

Enlaces externos[editar]