Ceto (hija de Ponto)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Antiguo jarrón corintio con las figuras de Perseo, Andrómeda y ceto de Etiopía (Κητος Αιθιοπιος), el monstruo marino mandado por Poseidón a destruir el reino de Etiopía. Tenga en cuenta el uso de la letra Epsilon en lugar de Eta en ΚΕΤΟΣ, utilizando en su lugar San en vez de Sigma en ΠΕΡΣΕΥΣ y ΚΕΤΟΣ y la escritura de izquierda a derecha de ΠΕΡΣΕΥΣ y ΑΝΔΡΟΜΕΔΑ.

En la mitología griega, Ceto (Κητώ / Kētō: «pez grande», de ahí «cetáceo»), era un espantoso monstruo acuático femenino, hija de Gea, la Tierra, y de Ponto, el Mar; por lo tanto, al igual que sus hermanos, era una suerte de titán (o titánide) marino. Ceto estaba asociada con los peligros del mar y los monstruos marinos, como ballenas o tiburones. La palabra «ceto» terminó siendo una palabra para referirse a cualquier monstruo marino,[1]​ y sigue usándose así. Su papel en la mitología es la de madre de una progenie de monstruos acuáticos y serpentiformes, en su unión con su hermano, Forcis, con el que tuvo muchas hijas, conocidas colectivamente como las Fórcides (aunque de todas sus hijas las Grayas suelen ser descritas directamente como las Fórcides). En el arte griego era representada como un pez con forma de serpiente. Ceto también dio nombre a la constelación Cetus, la Ballena. En el denominado ciclo de Perseo, el héroe mitológico derrota a Ceto antes de que devore a Andrómeda, hecho muy representado en obras de pintores como Tiziano, Rubens o Delacroix.[2]​ La naturaleza de Ceto es similar a la de otras diosas con las que está asociada, como Caribdis, Escila, Lamia, Equidna y Hécate; diosas engendradoras de monstruos y de naturaleza informe y bestial.

El mito en las fuentes antiguas[editar]

En la Teogonía, Hesíodo la nombra como de «hermosas mejillas», y dice que las hijas de Ceto y Forcis fueron, a saber: las Grayas (Enio y Penfredo), «canosas desde su nacimiento», las tres Gorgonas (Euríale, Esteno, y la afamada Medusa) y la enorme serpiente que custodiaba los frutos dorados del jardín de las Hespérides. Equidna es también citada como su hija o descendiente, pues el poema no cita claramente la filiación de esta.[3]​ Siguiendo la tradición hesiódica, Apolodoro nos dice que «de Forco y Ceto (nacieron) las Fórcides y las Górgonas».[4]​ Otras versiones varían en la genealogía. Así Higino nos cuenta que un tal Gorgón fue padre de las Gorgonas, nombre que sería entonces considerado como un patronímico y no teónimo. [5]​ El dragón de las Hespérides, que poetas posteriores nombran como Ladón, es a veces imaginada como hija de Tifón y Equidna.[6]​ Un escolio sobre Apolonio de Rodas cita a Forcis y Ceto como los padres de las Hespérides, pero esta opinión solo es mantenida por este autor.[7]​ En los poemas homéricos Ceto no aparece descrita. En la Odisea Forcis fue padre de Toosa, a su vez madre de Polifemo por obra de Poseidón,[8]​ pero la madre de Escila era Crataide.[9]Estesícoro se refiere a Escila como hija de Forcis y Lamia (que puede traducirse como "el tiburón" y refiriéndose a Ceto y no a la mitológica reina de Libia).[10]

Crateide[editar]

A Ceto se la identifica con dos aspectos, ambos como madre de Escila en los textos homéricos. Los textos homéricos refieren a Escila como hija de una tal Crataide o Crateide (Κραταιις), que puede denotar «la poderosa» o «de las rocas».[11]Apolodoro, que escribió muchos siglos después de Homero, cuenta que «estaba Escila, hija de Crateide y Trieno o Forco, que tenía rostro y pecho de mujer; de sus costados salían seis cabezas de doce patas de perro»; así identifica a Escila como una de las Fórcides.[12]​ También existe un río llamado Crataide en el territorio de los brutti, cerca del estrecho de Mesina.

Otros personajes homónimos[editar]

Las fuentes también nos hablan de los cetos o cetáceos, monstruos marinos que son difíciles de diferenciar con la hija de Ponto. En el arte griego la diosa era representada con forma antropomórfica, pero es muy común confundirla con los monstruos que atacaron Troya y Etiopía y con la constelación de Cetus, la cual deriva de "Κητος Τροιας", el monstruo enviado por Poseidón a destruir Troya. Este ceto aparece en dos episodios: el encadenamiento de Andrómeda (en el que Perseo es el héroe que se enfrenta a ella)[13]​ y el de Hesíone (cuyo rival fue en este caso Heracles).[14]​ En las fuentes mitológicas también existe una de las oceánides cuyo nombre es Ceto. Era una náyade de la India que en su unión con Helios engendró a Astris o Ástride, que en su unión del dios fluvial Hidaspes fue a su vez madre de Deríades, el principal antagonista de Las dionisíacas de Nono de Panópolis.[15]

Consortes y descendencia[editar]

Ceto (mitología)

Fuentes[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. "κῆτος" en Liddell, Henry y Robert Scott. 1996. A Greek-English Lexicon. Revised by H.S. Jones and R. McKenzie. Ninth edition, with revised supplement. Oxford: Clarendon Press.
  2. VV. AA. (2010). Mitología clásica e iconografía cristiana, pág. 146. R. Areces. ISBN 978-84-8004-942-9. 
  3. Hesíodo: Teogonía 270 -334
  4. Apolodoro: Biblioteca I 2, 6
  5. Higinio: prefacio de las Fábulas 9
  6. Apolodoro II 5, 11: Fabulae 151
  7. Escolio sobre Apolonio de Rodas IV 1399
  8. Odisea I 70
  9. Odisea XII
  10. Estesícoro fr. 220 en escolio sobre Apolonio de Rodas
  11. Homero: Odisea XII 124; Ovidio: Metamorfosis XIII 749; Hesiquio voz «Crataide»; Plinio: Historia natural III 10
  12. Pseudo-Apolodoro: Biblioteca mitológica, Epít. 7.20
  13. Apolodoro: Biblioteca II 4, 3; Higino: Fábulas, 64; Ovidio: Metamorfosis IV 663
  14. Píndaro: Olímpicas, VIII 41, en escolio sobre Eurípides: Orestes 1373. Apolodoro: Biblioteca II 5, 9
  15. Nono: Dionisíacas 17, 269; 26, 350; y 27, 100 ss.

Enlaces externos[editar]