Cestio Galo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cayo Cestio Galo (67 d. C.) era el hijo de un cónsul en la Antigua Roma y él mismo fue cónsul sufecto en el año 42 d. C.

Fue Legado de Siria en el año 63 d. C. o 65 d. C. Marchó a Judea en 66 d. C. en una tentativa de restaurar la calma a comienzos de la primera guerra judeo-romana. Tuvo éxito en la batalla de Beit She'arim en el Valle Jezreel, pero fue incapaz de tomar Jerusalén.

Mientras se retiraba fue derrotado en Beth-Horon y perdió casi una legión entera, aproximadamente 6.000 soldados, a manos de Eleazar ben Simon. Durante su retirada fue perseguido y rodeado en un barranco, y sólo logró llegar a Antioquía a costa de sacrificar la mayor parte de su ejército y una gran cantidad de material de guerra.[1]

Poco después de su regreso Cestio Galo murió (antes de la primavera del 67 d. C.), y fue sucedido en el cargo de gobernador por Cayo Licinio Muciano. El emperador Nerón designó al General Vespasiano, el futuro Emperador, para aplastar la rebelión.

Referencias[editar]

  1. Rome and Jerusalem; The Clash of Ancient Civilizations Martin Goodman p 14.


Predecesor:
Claudio II y Gayo Cecina Largo
Cónsul suffectus del Imperio Romano junto con
Gayo Cecina Largo

julio-octubre de 42
Sucesor:
Cornelio Lupo y Gayo Cecina Largo
Predecesor:
Gneo Domicio Corbulón
Gobernador de la provincia romana de Syria
63-67
Sucesor:
Cayo Licinio Muciano