Cerro de La Popa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cerro y Convento de la Popa»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Cerro de La Popa
Cartagena de Indias desde el cerro La Popa.jpg
Cartagena de Indias desde el cerro La Popa.
Tipo Montaña
Ubicación Bandera de Colombia Cartagena, Colombia.
Altitud 150 msnm.
[editar datos en Wikidata]

Los españoles que lo descubrieron en 1510 nunca se imaginaron ver una enorme galera que sobresalía del mar, por lo que lo llamaron Cerro de la Galera, y a la cima, "La Popa de la Galera". Posteriormente, los antiguos cartageneros también lo llamaron Cerro de la Cruz por la cruz que lo corona.[1] Sobre su cima se encuentra una hermosa iglesia y convento colonial de la Orden de Agustinos Recoletos construidos entre 1609 y 1611. El claustro del convento de la Popa es uno de los más bellos de la ciudad colonial de Cartagena y de toda Colombia.

Parece ser que en los años de la Colonia existía en su cima un adoratorio Clandestino donde los indios y esclavos africanos adoraban a una deidad llamada "Buziriaco" o "Cabro Urí" que tenía apariencia de un macho cabrío. La leyenda cuenta que entonces fray Alonso de la Cruz Paredes, religioso de la Orden de Agustinos Recoletos, quién se encontraba apartado en el desierto de Ráquira (Boyacá), recibió en un sueño la orden de la virgen María de erigirle un monasterio en el lugar más elevado de una ciudad costanera. Fue así como el monje viajó hasta Cartagena y sobre el cerro de la Popa llevó a cabo la misión ordenada. A su llegada a la ciudad arrebató el cabro Busiraco y lo arrojó cuesta abajo. Desde entonces el sitio se conoce como el Salto del Cabrón y su culto fue reemplazado por el de la imagen venerada de la Virgen de la Candelaria, una pintura de origen colonial que representa a la virgen de raza negra y que hoy es patrona de la ciudad de Cartagena de Indias.

Se cree que la construcción del templo y convento de la Popa demoró mucho más de lo previsto por los continuos saboteos de Busiraco en forma de truenos, rayos, lluvias y vendavales. En época Colonial y hasta la abolición de la Esclavitud los negros africanos establecidos en la ciudad y sus alrededores tenían permiso de celebrar las fiestas de la Virgen de la Candelaria donde hacía demostraciones de sus celebraciones y donde surgió el ritmo musical de la cumbia.

El convento de la Popa dejó de ser habitado por los agustinos recoletos desde 1822 hasta 1963 a causa de la desamortización ordenada por las autoridades civiles. Pasado ese tiempo, los frailes pudieron recuperar su convento que siempre ha sido el Santuario de la Virgen de la Candelaria, Patrona de Cartagena, y su imagen, que se encuentra en el retablo dorado de la capilla, es muy venerada por el Pueblo de católico de la ciudad y alrededores. El Papa Juan Pablo II coronó canónicamente la Virgen el domingo 6 de julio de 1986 en su visita Apostólica a Cartagena

Véase también[editar]

. Aspectos históricos de la actual Capilla de Santa Lucia y Distrito de la Policía . Por Tiberio Murcia Godoy* . Al nororiente de la ciudad, en la antigua vía entre Honda a La Dorada, y extramuros de la Villa de Honda en la colonia, encontramos al terminar la cuesta de La Popa la Capilla de Santa Lucia y el Distrito de Policía, su génesis histórica data del siglo XVII. Narra Roberto Velandia, (1), “que los esposos Sargento Mayor don Gabriel de la Peña y doña Clara Patiño de Vargas, cedieron un lote de tierra” para la construcción del “convento de la Popa u Hospicio de Nuestra Señora de la Popa” en el año de 1667. Además de todos los ornamentos y enseres necesarios, crucifijos grande y devoto, para la celebración del santo sacrificio. “Consta que nuestro P. Provincial Fr. José escribió, con fecha 1 de agosto de 1667, a N. P. Vicario general, que era esta sazón Fr. Roque de Santa Mónica, participándole que había dado principio al supradicho hospicio, y como había puesto ya en Honda tres padres y dos legos para que llevasen adelante la obra comenzada”. (2). “Sus ingresos fueron muy pobres, pero grandes sus servicios a los desamparados. Generalmente lo atendían tres a cuatro frailes y un lego. Fue destruido por el terremoto de junio 16 de 1805 y uno de ellos pereció bajo los escombros”. (3). Aunque en el año de 1808 quisieron reedificar el convento-hospicio este no se logró. El lugar quedo en abandono durante casi todo el siglo XIX, y nació la leyenda del Fraile sin cabeza, que según las consejas populares, se les aparecía a quienes trataban de sacar los tesoros del convento. Mediante Ley 174 del 26 de noviembre de 1936 y bajo la firma del Dr. Eduardo Santos como presidente de la República, “se autoriza al ejecutivo para ceder al Municipio de Honda una propiedades”. El Artículo Primero reza; “Autorizase al Órgano Ejecutivo para ceder a la ciudad de Honda con el fin de que sean utilizados por ella; el uno para establecer un asilo de ancianos u otra fundación destinada a la asistencia social, y el otro para cuartel de la Policía Municipal, los edificios que la Nación posee en dicho Municipio denominados “Cuarteles de Popa” y de “La Ceiba”. (4). Ya como propiedad del Municipio de Honda el alcalde tenía autoridad sobre los terrenos para instalar allí o un asilo o el cuartel de la Policía Municipal. Amelia Suarez Rojas, (5), quien habita frente de la edificación en mención desde su nacimiento afirmo, “Allí funciono un asilo de ancianos, y de la década del 50 al 60 del siglo XX, estuvo el Batallón Rooke, instalando el casino de oficiales en el lugar que se encuentra abandonado. Luego en 1960 estuvo la Policía Nacional, me acuerdo que el primer comandante que tuvo fue Oswaldo Caraballo, y por allá en la década del 70 del siglo XX se instaló el Batallón Patriotas, y retorno la Policía nacional en el año de 1990, hasta el día de hoy que utiliza casi el 80% de las instalaciones, quedando una construcción colonial, que algunos llaman casas fiscales del Batallón Patriotas”. Estos son algunos de los aspectos de lo que en otrora fuese convento, luego asilo de ancianos, pasando por sede de batallones, y hoy Distrito de Policía, casas fiscales y Capilla de Santa Lucia, Capilla que funciona desde el comienzo del siglo XX. .

  • Presidente Centro de Historia de Honda

Honda enero 15 de 2014. . Bibliografía (1) La Villa de San Bartolomé de Honda. Roberto Velandia Rodríguez. Tomo I. Capitulo XX. Agustino Descalzos Convento de la Popa. Editorial Kelly. Bogotá. 1989. Pág. 236 (2) Historia de la Provincia de la Candelaria. Fr. Pedro Fabo. Madrid. 1914. Tomo II. Pág. 107. (Tomado de Roberto Velandia) (3) La Villa de San Bartolomé de Honda. Roberto Velandia Rodríguez. Tomo I. Capitulo XX. Agustino Descalzos Convento de la Popa. Editorial Kelly. Bogotá. 1989. Pág. 237 (4) Legislación del Tolima 1815-1985. Alfonso Uribe Badillo. Colección Pensadores Políticos Colombianos. Cámara de Representantes. Bogotá. 1985. Págs. 408 y 409

(5) Conversación con Doña Amelia Suarez Rojas, enero 14 de 2014.

Referencias[editar]

  1. Revollo, Pedro María (1998). «El Santuario de la Virgen de La Popa en Cartagena. Cerro de La Popa.». Mis memorias (2 edición). Editorial Mejoras. pp. xi-xii. ISBN No tiene |isbn= incorrecto (ayuda).