Ceremonial en Homenaje a los Caídos por España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Ceremonial en Homenaje a los Caídos por España es un acto castrense celebrado para homenajear y enaltecer la memoria de los militares de la Guardia Civil y las Fuerzas Armadas que han fallecido en acto de servicio a la patria.

Contenido del homenaje[editar]

Durante el acto, además de entonarse el himno a los caídos, se recita el siguiente texto:

Lo demandó el honor y obedecieron,
lo requirió el deber y lo acataron;
con su sangre la empresa rubricaron
con su esfuerzo la Patria engrandecieron.
Fueron grandes y fuertes, porque fueron
fieles al juramento que empeñaron.
Por eso como valientes lucharon,
y como héroes murieron.
Por la Patria morir fue su destino,
querer a España su pasión eterna,
servir en los Ejércitos su vocación y sino.
No quisieron servir a otra Bandera,
no quisieron andar otro camino,
no supieron vivir de otra manera.

Más tarde el sacerdote, usualmente capellán u obispo castrense procede a una lectura de significación religiosa (esta puede variar, pero viene a referir el mismo mensaje):[1]

¡Oh Dios!, Padre nuestro y amigo de los hombres,
que premias con generosidad los actos nobles de tus criaturas:
A cuantos hicieron oblación de sus vidas en el servicio de España,
concédeles tu amistad y el premio de la vida eterna.
Y a nosotros, los que caminamos aún aquí en la Tierra,
españoles de diversas creencias religiosas y concepciones de la vida,
ayúdanos a estar unidos en la construcción de la paz y de la justicia.

A continuación se orará la canción "la muerte no es el final" durante la cual se rendirán honores de guiones y banderines a los caídos por España, junto (generalmente) con una sección de honores que disparará una descarga de fusilería. También se suele llevar una corona de laureles con la bandera española como ofrenda.

Referencias[editar]

  1. «Copia archivada». Archivado desde el original el 15 de abril de 2010. Consultado el 15 de octubre de 2010.