Cerción

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la mitología griega, Cerción era un hijo de Hefesto[1] (aunque otras versiones dicen que era hijo de Poseidón y de una hija de Anfictión o de Branco y la ninfa Argíope).[2] Aunque natural de Arcadia, se convirtió en rey de Eleusis (en el Ática), además de ser un célebre forajido. Cerción era un hábil luchador que provocaba a todos los caminantes a enfrentarse con él. Prometió que si alguien le vencía le otorgaría el trono de Eleusis, pero mataba cruelmente a los que caían derrotados. Al estar dotado de una fuerza descomunal, doblaba los troncos de los árboles juntando sus extremidades y ataba en ellas los miembros de los vencidos. Cuando soltaba los troncos y los árboles volvían a su posición original despedazaban sus cuerpos.

Un día Teseo se cruzó en su camino y le venció, sometiéndole al mismo suplicio en el que habían muerto tantos infelices, o le mató utilizando el arte de la lucha, que acababa de inventar.[3] [4] Después se apoderó de Eleusis como premio de su victoria y violó a Álope, la hija de Cerción.[5] Según otra versión, Álope tuvo un hijo con Poseidón, que se había enamorado de su enorme belleza, y con él fue madre de Hipotoonte.[6] Según esta historia, cuando el pequeño nació, en secreto, Álope ordenó a su nodriza que lo abandonara en el monte. Allí fue amamantado por una yegua hasta que lo encontraron dos pastores. Ambos discutieron por quedarse con el pequeño, o más bien por apoderarse de la rica túnica que vestía. Para evitar llegar a las manos se dirigieron al palacio de Cerción, para que dispusiera quién se quedaba con el niño. Pero el malvado rey reconoció la túnica, y mandó emparedar a su hija (o encerrarla para quemarla viva) y que volvieran a abandonar al pequeño. De nuevo le alimentó la yegua, pero el pastor que lo encontró esta vez reconoció su ascendencia regia y lo protegió. Cuando Teseo venció a Cerción puso a Hipotoonte en el trono de su abuelo y enterró el cuerpo de Álope en el camino que va desde Eleusis a Mégara, aunque Poseidón transformó el cuerpo de su desafortunada amante en una fuente que recibió su nombre.[7]

Referencias[editar]

  1. Higino, Fábulas 38.
  2. Apolodoro, Epítome 1,3.
  3. Pausanias I,39,3.
  4. Baquílides XVII,26.
  5. Plutarco, Vida de Teseo XXIX.
  6. Pausanias I,5,2.
  7. Higino, Fábulas 187; Pausanias I,39,3.

Enlaces externos[editar]