Centro Habana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Centro Habana es un municipio perteneciente a la provincia de Ciudad de La Habana, en Cuba; se encuentra en la parte norte y central de la provincia y al oeste de la bahía.


Ubicación Geográfica[editar]

Colinda al norte con el Estrecho de la Florida, al sur con el municipio Cerro, al este con el municipio La Habana Vieja y al oeste con el municipio Plaza de la Revolución. Es la ciudad de transición entre la habana vieja y la moderna, la del centro, de allí su nombre. Pertenece al centro tradicional de la ciudad, junto al municipio Habana Vieja. Cuenta con una extensión territorial de de 5 km², representando el 1% del territorio provincial. Ninguna de sus 342 hectáreas de tierra se utilizan para la agricultura. Lo conforman 5 consejos populares: Dragones, Cayo Hueso, Colón, los Sitios y Pueblo Nuevo.

Datos Demográficos[editar]

Su población es de 173 112 habitantes, con un 54% de mujeres, y una densidad poblacional de 46,7 mil habitantes por km². Es el municipio con mayor densidad poblacional por kilómetro cuadrado.

Historia[editar]

Según datos historiográficos los primeros asentamientos de personas en el territorio se realizaron en los primeros años de la colonia, durante la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana. También se cuenta que pequeños grupos de aborígenes estaban asentados en esta región antes de la fundación de la villa a principios del siglo XVI.

Fachada de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en la Calle Reina, Centro Habana.

La expansión extramuros de la Villa de San Cristóbal de la Habana, de fincas rústicas a urbanas se dio a mediados-finales del siglo XVIII, cuando la dominación inglesa demostró, con la liberalización económica, el freno que daba España a la economía de la Isla de Cuba. Esto hizo que los barrios intramuros se extendieran a través de una Calzada por la Puerta de Reina de la muralla de La Habana hasta la Calzada de Belascoaín.

Con el paso de la economía de factoría a la de la plantación, dirigida a la exportación, se construyeron edificaciones más ricas y perdurables, donde las diferencias de estatus se hicieron más evidentes. Los sectores pobres empiezan a asentarse en los barrios de Guadalupe y Jesús María, al sur del recinto amurallado; y a lo largo de los ejes que conectaban la ciudad con su fértil entorno rural: la Calzada de Monte, en dirección al sudoeste, que se bifurcaba en la esquina de Tejas hacia el sur con la Calzada de Jesús del Monte (actualmente 10 de octubre) y hacia el oeste con la Calzada del Cerro, que se vinculaba a través de la Calzada de Puentes Grandes con la Calzada Real de Marianao, para seguir con el camino de Vuelta Abajo que conectaba con la provincia de Pinar del Río, enlazando una serie de pequeños poblados a la distancia de una jornada a caballo, permitiendo un mayor desarrollo y conexión de las plantaciones de tabaco y las factorías que se levantaban en La Habana.

Casona de la Calle Reina, Centro Habana.

Los primeros barrios de extramuros de fines del XVIII alrededor del Campo de Marte (actualmente el Parque de la Fraternidad y el espacio que hoy ocupa el Capitolio Nacional que fueron incorporados a partir de 1976 la La Habana Vieja), se fueron sumando las parcelaciones de Peñalver, San Nicolás, Chávez, La Punta, Monserrate y Dragones, apoyadas por las regulaciones urbanísticas de 1818 que normaban el trazado de calles rectas y reticuladas.

Estos cambios no solo se centraron en la construcción de magníficas edificaciones, sino en un plan de trazado de calles y calzadas, que incluyeron un ambicioso programa de calificación urbana entre 1827 y 1840, donde se destacan el Paseo de Isabel II, (que luego fue el Paseo del Prado y, más tarde, el Paseo de Martí), el Paseo de Tacón (posteriormente Carlos III y actualmente avenida Salvador Allende). El Paseo de Tacón prolongaba la Calzada de la Reina en un gran eje en dirección este-oeste, que permitía mover rápidamente las tropas del Castillo del Príncipe para sofocar una eventual rebelión en la capital, y su trazado recto facilitaba el uso del cañón. Todo esto se enmascaraba tras la creación de un marco representativo para paseos y desfiles. También se introdujo la pavimentación de calles y se construyeron teatros, hoteles, cafés y comercios. De esa manera, el centro se fue desplazando desde el puerto hasta la zona que hoy ocupan el paseo del Prado, el Parque Central y el Parque de la Fraternidad, sobrepasando las murallas que ya eran militarmente obsoletas y comenzarían a demolerse en 1863, al ser un estorbo para la expansión de la ciudad y su incesante tráfico.

Puerta Principal del Barrio Chino de La Habana.

A finales del siglo XIX, la inmigración china se asentó en lo que fue el cuchillo de la Calle Zanja y la Calle de los Dragones donde, a partir de 1874, pusieron en marcha comercios y espacios dedicados a diversos servicios, como tiendas, fondas, lavanderías, etc. El escape a la opresión política y religiosa que vivían en su país de origen o las ansias de prosperar económicamente cuentan entre los móviles de dicho éxodo, proveniente en su mayoría de la provincia de Kwangtung (Guangdong). En consecuencia, y de acuerdo con fuentes oficiales, a finales del siglo XIX poblaban el archipiélago cubano más de 150 000 chinos culíes.

La comunidad china en Cuba llegó a ser una de las más prósperas e importantes de América, y sus miembros se agruparon en asociaciones fraternales, regionales, profesionales, patronímicas o comerciales, algunas de las cuales aún existen. Si bien los naturales y sus descendientes se dispersaron por todo el archipiélago cubano, el Chinatown habanero ha constituido por siglos su principal asentamiento poblacional en esta nación del Caribe.

Con la llegada de la revolución, las confiscaciones y nacionalizaciones realizadas, sin la consecuente indemnización, el barrio fue languideciendo poco a poco, los casi 250 000 chinos que en él vivían se fueron yendo, hasta convertirse en la mera sombra de lo que fue. Aunque la labor del historiador de San Cristóbal de la Habana es positiva para recuperar el barrio y darle algo del esplendor que un día tuvo, faltan sus antiguos habitantes.

En 1976, con la división político administrativa del gobierno de Fidel Castro, los cinco barrios extramuros de La Habana (Colón, Dragones, Cayo Hueso, Pueblo Nuevo y Los Sitios) formaron el nuevo municipio de Centro Habana.

Economía[editar]

La economía de esta región depende fundamentalmente del comercio, los servicios, el turismo, la industria ligera como las confecciones textiles, los materiales higiénico-sanitarios, los reactivo químicos, el tabaco torcido, concentrado de bebidas, licores y refrescos, entre otros.

Dentro del territorio radican las fábricas de tabaco “José Martí”, ”Carlos Baliño”, ”Antonio Briones Montoto” y otras. Además radican la CTC (Central de Trabajadores de Cuba) Nacional, el MINBAS (Ministerio de la Industria Básica), ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba), el TICONS (Tecnologías Industriales para la Construcción), Radio Habana Cuba, Radio Progreso y la empresa Coral Negro.

Salud[editar]

Los dos principales hospitales son el “Hermanos Ameijeiras” inaugurado en 1982, en donde se efectuaron los primeros trasplantes de corazón. El otro es el hospital municipal “Freyre de Andrade” mejor conocido como “Emergencias” nacido en 1920. Además en este municipio radica el Instituto de Higiene y Epidemiología, el Instituto de Nutrición y la Empresa de Productos Biológicos "Carlos J. Finlay" y Zoonosis, así como cinco policlínicos, una clínica estomatológica, un hogar materno, cinco casas de abuelos, una unidad de Higiene y Epidemiología, una clínica del dolor y un Centro Geriátrico. Este municipio cuenta con un hospital infantil Pedriático de Centro Habana, uno de los mejores de Ciudad de La Habana.

Educación[editar]

En lo que se refiere a Educación el territorio cuenta con 24 círculos infantiles, 26 escuelas primarias, 7 escuelas de enseñanza secundaria, 6 escuelas especiales, una escuela de arte y oficios, un politécnico, un centro de idiomas, un centro de enseñanza para adultos y el centro de altos estudios ISDI(Instituto Superior de Diseño Industrial).

Cultura[editar]

En este municipio la cultura se muestra en diversos centros e instituciones enclavados en su territorios como la Escuela de Música “Amadeo Roldán”, el Museo José Lezama Lima, lugar donde vivió el escritor de la novela “Paradiso”, la Casa de la Cultura “Joseíto Fernández” de donde nacen diversos programas para desarrollar las artes en la comunidad y donde se encuentra la biblioteca Municipal "María Villar Buceta, la Sociedad Económica Amigos del País, que es una de las instituciones más antiguas de Cuba y lugar de morada del Instituto de Literatura y Lingüística que cuenta con documentos históricos de gran valor. También existen tres teatros el “América”,el ”Astral” y el ”Teatro Musical” en los cuales se han presentados talentos nacionales e internacionales.

En el territorio de Centro Habana el origen hispano de nuestro pueblo está muy arraigado en las sociedades españolas existentes que conservan sus tradiciones. La cultura china también está muy presente y su mejor exponente es el “Barrio Chino” en el cual se puede degustar de las tradiciones culinarias, artísticas y de artes marciales provenientes esa cultura.

Otros lugares notables de este municipio son el “Callejón de Hamel”, patio que expone la creatividad de los artistas cubanos, y en donde se realizan muchas actividades culturales. Otro lugar es el conocido “Boluevar de San Rafael” por el que han paseado millones de personas en su ir y venir cotidiano.

Las autoridades de Centro Habana tienen el poder de entregar la medalla “Torreón de San Lázaro” a las personalidades que contribuyan a mejorar la calidad de vida de la comunidad. El nombre de su semana de la cultura es “Gónzalo Roig” y la celebran del 13 al 20 de junio.

Municipios Hermandados[editar]